Número ACTUAL

Número ACTUAL

¡Versión Digital Disponible!

Portada-Fenergy-Abril17-320px

SUMARIO

EN PORTADA VESTAS. Las subastas son muy binarias; o se gana o se pierde

EN CONTRAPORTADA RENAULT. Una completa gama de vehículos eléctricos para usos variados. Firme apuesta por la movilidad sostenible

ESPECIAL MIREC WEEK
Temas clave para la financiación de energías limpias en México
El mercado renovable y las subastas en Latinoamérica. El caso de México
Grupo Nordex triunfa en Argentina, México y Chile
Ingeteam amplía sus servicios y consolida su liderazgo en México

EÓLICA
2016: otro buen año para la eólica
Nuevos diseños optimizados de productos para rodamientos del rotor en aerogeneradores
Monitorización, análisis y mejora del rendimiento de parques eólicos
Solución eficiente para el bloqueo de rotores eólicos
Profesionalizar la adquisición en el mercado de servicios eólicos

MOVILIDAD ELÉCTRICA
Vehículos eléctricos, un futuro que ya es presente
España necesita 300.000 vehículos eléctricos y 11.000 electrolineras en 2020 para descarbonizar el transporte
Plataformas de gestión, pago y monitorización de redes de recarga
Recargar vehículos eléctricos desde un teléfono móvil sin contratos ni altas previas
Movilidad, vehículos eléctricos, suministro de electricidad y sus infraestructuras de recarga
Autobuses de recarga inalámbrica pasan el hito de 550.000 km

ALMACENAMIENTO DE ENERGÍA
El futuro será de quien lidere las tecnologías de almacenamiento
Almacenamiento de energía, un papel crucial en las micro-redes y en la transición hacia la energía limpia

REDES INTELIGENTES
Cómo contribuyen las micro-redes a la transición energética
El rol del grupo electrógeno en el nuevo escenario de las micro-redes

Abril 2017

En Portada

VESTAS. las subastas son muy binarias; o se gana o se pierde

México ha dado un giro histórico en su política energética desde que a finales de 2014 se pusiera en marcha una ambiciosa reforma, que cambiaría para siempre el sector. Dicha reforma ha significado un antes y un después para muchas empresas del sector energético, sobre todo para las renovables, que han visto cómo se abría ante ellas un camino lleno de oportunidades. En su afán por reducir su dependencia en los hidrocarburos, modernizar su economía y ser un ejemplo para otros en la región, México ha sido uno de los primeros países de Latinoamérica en hacer una fuerte apuesta por el desarrollo de las renovables. Y como no, Vestas, el líder mundial en energía eólica, no podía permanecer ajena a este proceso.

 

La compañía, que comenzó a operar en México hace más de veinte años con la instalación del primer aerogenerador del país en 1994, ha adoptado un papel muy activo a la hora de promocionar el desarrollo de las renovables. De hecho, ha sido el primer fabricante en explorar nuevos territorios donde llevar la energía eólica. Tal es el caso de Tamaulipas, un estado con escaso suministro eléctrico, donde la eólica mestá jugando un papel fundamental para el desarrollo social y económico de la zona, donde Vestas ha instalado ya más de 200 MW.

En México, las subastas de electricidad han jugado un papel fundamental en este nuevo contexto, donde prima el desarrollo de formas de generación de energía limpia y sostenible. El sistema de subastas ha demostrado ser el más eficiente para asignar capacidad eléctrica a precios muy competitivos, incluso de récord. Tal es el caso de Enel Green Power, que se adjudicó proyectos en México a 35 $/MWh para el conjunto de la energía en la primera subasta. Los países que se han sumado recientemente al carro de las energías renovables han aprendido la lección por parte de los mercados más maduros como son Italia, Alemania, España o Brasil, que han adoptado las subastas como herramienta para impulsar el desarrollo de las renovables después de poner en marcha otros sistemas de incentivos como el feed-in-tariff. Es decir, la evolución del mercado eólico ha demostrado que a medida que se invierte más en energía eólica, también aumenta su competitividad. Cuantos más MW eólicos se instalan, más baja el coste por MW instalado, y a su vez, se consigue que los precios de la energía bajen también para los ciudadanos y empresas que utilizan esa electricidad generada a través de fuentes limpias.

En el caso de México, que aspira a generar el 35% de su electricidad a partir de energías limpias para el año 2024, las subastas están demostrando, sin duda, ser un buen instrumento para promover el desarrollo de proyectos eólicos. De hecho, la energía renovable que se adjudicó en la segunda subasta equivale aproximadamente al 3% de la generación eléctrica anual del país.

Tras la primera subasta de energías renovables, que tuvo lugar hace poco más de un año, se incorporaron mejoras en las reglas del juego que permitieron asignar proyectos eólicos con una capacidad total de 1.040 MW, frente a los 394 MW que se asignaron en la primera subasta.

www.vestas.com