Philips presenta las últimas tendencias en iluminación para el hogar conectado

Philips, líder mundial en alumbrado LED, presenta hoy novedades de iluminación conectada para el hogar que se suman a la amplia gama de Philips Hue. La llegada Philips Hue Go ofrece la ventaja de llevar la luz dónde se quiera, gracias a la batería que incorpora, manteniendo todas las posibilidades de conexión de Hue. Por otra parte, Philips Hue Phoenix ofrece lámparas de diseño que permiten adaptar el tono de la luz blanca, desde los tonos más cálidos a los más fríos.

La sociedad actual está inmersa en un proceso de digitalización imparable. Hoy en día resulta casi impensable pensar en una persona sin un dispositivo inteligente como móviles inteligentes. Además, el mercado español es especialmente sensible a este tipo de innovaciones, con un número de terminales inteligentes entre la población muy superior a la media de Europa. La iluminación no podía quedarse ajena a esta tendencia.

FuturENERGY
El “Internet de las cosas” llega también al ámbito del hogar. El sistema de iluminación conectada Philips Hue permite controlar desde un dispositivo móvil y sin instalaciones ni recableados, hasta 50 puntos de luz de manera independiente, permitiendo crear infinidad de escenas de iluminación tanto en la escala de luz blanca como con sus 16 millones de colores. Al mismo tiempo, el sistema permite interactuar con diversas aplicaciones (en la actualidad hay más de 200 aplicaciones independientes desarrolladas) que conectan la iluminación con la música, las alertas IFTTT, tus redes sociales u otros elementos del hogar, como el televisor.

“El valor que otorgamos a la iluminación hoy en día va mucho más allá de su funcionalidad de aportar luz cuando anochece. Las tecnologías actuales nos permiten dotar a la luz de un papel decorativo dentro del hogar, gracias al uso de color, permitiéndonos crear ambientaciones diferentes para cada estancia o situación” comenta Enrique Barrera, arquitecto, diseñador e interiorista, co-fundador de In design we trust y haiku.
La luz también influye en nuestros estados de ánimo, es por ello que el uso de la luz blanca en diferentes tonalidades nos permite preparar un espacio para concentrarnos y trabajar (con luz blanca fría) o relajarnos y leer un libro (con luz blanca cálida).

“La facilidad de instalación y la “cesión del poder” al usuario, que puede descubrir, interactuar y crear nuevos usos según sus necesidades son factores claves a la hora de lanzar nuevas soluciones para el hogar. Las posibilidades de la iluminación son infinitas, pero es el usuario quién debe explorar y amoldar la luz a sus preferencias” afirma Sonia Salán, responsable de alumbrado conectado para el hogar de Philips Iberia.