PlasticsEurope lanza el proyecto Everest para el fomento de la rehabilitación de viviendas

PlasticsEurope, asociación que representa a los fabricantes europeos de materias primas plásticas, ha puesto en marcha el proyecto EVEREST a través del cual pretende fomentar la rehabilitación del sector residencial en España.
El objetivo principal de este ambicioso proyecto es identificar las principales barreras que dificultan actualmente la rehabilitación de viviendas y diseñar las estrategias para derribarlas. De esta manera se pretende contribuir a la dinamización de un sector especialmente castigado por la crisis en nuestro país y cuya actividad ha caído casi un 50% desde 2007.
Este proyecto se ejecutará en formato piloto en la Comunidad de Madrid durante los dos próximos años. A la luz de los resultados se estudiará su implementación en otras Comunidades Autónomas a partir de 2016.
Como primer paso, PlasticsEurope está llevando a cabo un estudio socio-económico del área metropolitana de Madrid. Con los resultados de este estudio y considerando las barreras que se hayan determinado, se definirá el área de actuación “piloto” de EVEREST. El segundo paso será diseñar las estrategias para fomentar la rehabilitación a través de la elaboración de unas guías prácticas para consumidores y ejecutores de obras. En la etapa de la implementación, PlasticsEurope creará y liderará un consorcio multidisciplinar implicando a la cadena de valor de la construcción que actuará como centro de proveedores para potenciales obras de rehabilitación.
Gracias a este proyecto, la asociación pretende sumarse a las diferentes iniciativas que existen para impulsar el sector de la rehabilitación de viviendas y fomentar que sean más accesibles, saludables, seguras y eficientes energéticamente.
En declaraciones de Manuel Fernández, Director General de PlasticsEurope en la región Ibérica, “la renovación energética de edificios estimula la economía y limita la dependencia energética de nuestro país. En concreto, los productos plásticos utilizados en la renovación del sector residencial ofrecen, a lo largo de toda su vida útil, importantes ahorros energéticos. Además, los materiales plásticos disminuyen las emisiones de CO2 ayudando a la protección del clima. Desde el punto de vista del usuario final, esos mismos ahorros se traducen en ahorros económicos en las facturas de las familias, además del aumento en confort, accesibilidad y seguridad que proporcionan dichos productos”.