Por qué invertir en renovables en lugar de en bitcoins

Una investigación de Kaiserwetter señala cómo las energías renovables se presentan como una inversión con mayor futuro a medio plazo que las divisas digitales. Grandes inversores y gigantes financieros ya se han manifestado en repetidas ocasiones en contra de criptomonedas como el bitcoin, mientras las energías renovables siguen sumando adeptos en todo el mundo, baste señalar que la inversión anual mundial de renovables, con China a la cabeza, ronda los 300.000 M$, y que en EE.UU. 1 de cada 5 dólares invertidos se dedica a inversiones sostenibles. El estudio ha encontrado además, que las criptomonedas conllevan un considerable gasto energético, 36 TWh/año, equivalente al consumo energético de un país intermedio como Colombia o Bulgaria.

Desde que en 2009 se lanzara la primera criptomoneda, el bitcoin, el número de divisas digitales se ha multiplicado, dando paso a una montaña rusa de subidas y bajadas de cotización. Sólo el bitcoin ascendió entre noviembre y diciembre hasta los 20.000 dólares desde los 6.000, entorno al que volvió en sus mínimos del 6 de febrero, para situarse de nuevo en los últimos días por encima de los 10.000 dólares. Según un análisis de la compañía alemana Kaiserwetter, especialista en gestión de activos, que integra los aspectos técnico y financiero de las energías renovables mediante el uso de la tecnología digital más avanzada y el Internet de las Cosas, las energías renovables se presentan como una inversión con mayor futuro a medio plazo que las divisas digitales.

Las divisas digitales ya enfrentan una fuerte reacción por parte de la regulación de los gobiernos, debido a que no son dinero patrocinado por ellos; no poseen un valor intrínseco como el oro (los algoritmos pueden ser cambiados, la geología no) y, también, por su impacto ambiental. Posiblemente por ello, grandes inversores entre los que se incluye Warren Buffett han recomendado alejarse de esta inversión: “Puedo decir casi con total certeza que tendrán un mal final”, ha declarado, pronunciándose al mismo tiempo por favorecer las energías renovables. Buffett anunció en la última junta anual de Berkshire Hathaway que si alguien entrase por la puerta con un proyecto solar de 1.000 o 3.000 M$, estaba listo para invertir en él. Buffett se halla inmerso en la inversión en el mayor proyecto solar del mundo, Antelope Valley Solar Project, con una potencia de 579 MW. Leer más…

Artículo publicado en: FuturENERGY Marzo 2018