Proyecto Train2Car: sistema de recarga de coches eléctricos que aprovecha la energía de frenado de los trenes de Metro

Metro de Madrid ha puesto en funcionamiento en pruebas su primera “metrolinera“, una instalación que permite la recarga de coches eléctricos en superficie con la energía recuperada del frenado de los trenes.
El proyecto Train 2 Car del metropolitano madrileño, ha contado con la financiación del programa Impacto 2011 del Ministerio de Economía y Competitividad y se ha realizado en colaboración con la Universidad Pontificia de Comillas, Sistemas de Computación y Automática General (Sica), el Centro de Investigaciones Energéticas Medioambientales y Tecnológicas (Ciemat), y las empresas Siemens y Citroën.
Precisamente, junto al concesionario de Citroën en Madrid situado frente a la estación del Metro de Sainz de Baranda, es donde esta situada esta primera metrolinera.
La instalación que estará en período de pruebas, disponible en horario de 8,00 a 21,00 horas de lunes a viernes, hasta el próximo mes de junio, fecha hasta la que su servicio será gratuito, permite la recarga de las baterías de un automóvil con corriente continua en unos veinte minutos, desde unos acumuladores que almacenan la energía procedente del freno regenerativo. Si las pruebas son satisfactorias, Metro de Madrid instalará metrolineras en otros puntos de su red.
Mediante la consecución de este proyecto se pretende desarrollar un innovador sistema de gestión inteligente de la red continua de los trenes y de los sistemas y dispositivos asociados de Metro de Madrid (subestaciones de tracción, acumuladores fijos, posibles inversores), introduciendo en la red puntos de alimentación a coches eléctricos, de manera que se maximice el aprovechamiento de la energía regenerada por los trenes en los frenados y la eficiencia global del sistema.
Los objetivos del proyecto Train2Car son:

  • Desarrollar modelos y simuladores parametrizables que permitan analizar el sistema en su conjunto (tanto de la red eléctrica como del tráfico), e investigar las estrategias de control de energía regenerada para optimizar su uso. Los modelos y simuladores deben considerar las características de la red de tracción, el funcionamiento y los rendimientos de los distintos dispositivos (acumuladores, elementos de transformación de tensión, etc.), las características de tracción y freno de los trenes y sus sistemas auxiliares, escenarios de tráfico (horas punta y valle), y requisitos de carga de los coches eléctricos (parque de coches, puntos de conexión, ciclos de carga, potencia, modelo de negocio, etc.).
  • Simular y diseñar un sistema de control de energía regenerada que implemente las estrategias de gestión inteligente de la red, y que permita alimentar el parque de coches eléctricos para cada escenario de operación. Este diseño incluye la selección y el dimensionamiento de los distintos dispositivos que lo forman (acumuladores, transformadores de tensión, etc.), sus conexiones y el diseño del controlador de energía que debe gestionar, en última instancia, los flujos de energía entre catenaria y los coches.
  • Desarrollar un prototipo del sistema de gestión inteligente de energía en Metro de Madrid que permita ensayar y validar las estrategias desarrolladas.