Quince millones en ayudas al fomento del autoconsumo eléctrico

El consejero de Empleo, Empresa y Comercio, Javier Carnero ha presentado al Consejo de Gobierno un informe sobre los incentivos al autoconsumo eléctrico incluidos en el Programa para el Desarrollo Energético Sostenible 2017-2020, que cuentan con un presupuesto total de 15 millones de euros. Desde que se abrió la convocatoria en mayo del año pasado, la Junta ha aprobado 502 ayudas por un importe de 11,08 millones.

En tramitación se encuentran otras 179 solicitudes recibidas, lo que suma un total de 681. De ellas, 328 son de particulares, 198 de empresas y 142 de entidades locales. El 88% del total se vincula a instalaciones en edificios y el resto a procesos industriales. Estos incentivos se enmarcan en el objetivo de la Estrategia Energética de Andalucía 2020 de situar el autoconsumo como responsable del 5% de toda la electricidad que se genere con fuentes renovables en la comunidad.

Javier Carnero ha destacado la importancia de las ayudas en marcha ante las incertidumbres generadas por la normativa estatal del denominado peaje de respaldo, conocido como ‘impuesto al sol’, que establece el pago de tasas cuando la energía generada no es suficiente para el abastecimiento y se recurre también al suministro que proporciona la red general. El desconocimiento de que estos peajes solo afectan a instalaciones cuya potencia es superior o igual a 10 Kw ha tenido un efecto disuasorio para los consumidores domésticos, que en su mayoría no superan estos niveles.

Los incentivos, gestionados por la Agencia Andaluza de la Energía (AAE), se incluyen en tres líneas diferentes del Programa para el Desarrollo Energético: para la mejora de edificios (Construcción Sostenible), para el cambio de modelo en las pequeñas y medianas empresas(Pyme Sostenible), e iniciativa de eficiencia y ahorro en las ciudades (Redes Inteligentes). La horquilla de cobertura va desde el 30% de la inversión, en las instalaciones de autoconsumo de forma general, hasta un tope del 90% dependiendo de otros factores. De este modo, la intensidad de la ayuda, que para el consumidor doméstico puede llegar hasta el 45%, se eleva si el autoabastecimiento alcanza el 70% de la energía generada o si se lleva a cabo en viviendas sociales, se incorporan tecnologías avanzadas o se trata de proyectos promovidos por entidades locales.

Junto con estas medidas de apoyo, la Junta también ha promovido la Mesa para el Autoconsumo en Andalucía, constituida a finales de 2017, coordinada por la AAE e integrada por la Dirección General de Industria, Energía y Minas; CLANER (Clúster Andaluz de las Energías Renovables); UNEF (Unión Española Fotovoltaica); ACOGEN (Asociación Española de Cogeneración); FADIA (Federación de Asociaciones de Instaladores de Andalucía), ENDESA; Asociación de Pequeñas Distribuidoras-productoras de Energía Eléctrica, CIDE,  y la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP). En este foro se han creado tres grupos de trabajo: uno destinado a analizar la mejora y agilización de trámites, otro a diseñar acciones formativas para empresas e instaladores y un tercero a promover medidas de difusión e información.

El Programa de Incentivos al Desarrollo Energético Sostenible, en el que se incluyen las ayudas, cuenta con un presupuesto de 243 millones de euros y es una de las piezas fundamentales de la Estrategia Energética de Andalucía aprobada por la Junta en 2015. Entre otros objetivos, plantea aportar con fuentes renovables el 25% del consumo final bruto (actualmente alrededor del 20%); reducir en un 25% el consumo tendencial de energía primaria; descarbonizar el consumo en un 30% respecto a 2007; autoconsumir el 5% de la energía eléctrica generada con fuentes renovables (actualmente 0,4%), y mejorar en un 15% la calidad del suministro.

El conjunto de incentivos previstos hasta 2020 para estos fines permitirá consolidar el tejido empresarial e industrial vinculado al sector energético, en su mayor parte pequeñas y medianas empresas, y fortalecerá las políticas de construcción sostenible, rehabilitación de edificios, gestión energética en empresas, autoconsumo y gestión de la demanda por parte de los consumidores. Andalucía contabiliza actualmente casi 6.000 empresas vinculadas a la energía, de las que más de 1.700 desarrollan su actividad en el ámbito de las renovables. El empleo asociado supera los 125.000 puestos de trabajo.