Reciclaje de paneles solares fotovoltaicos: una considerable oportunidad de negocio sin explotar

El auge mundial de la energía solar fotovoltaica actualmente en curso representará una oportunidad de negocio sin explotar a medida que los paneles solares fuera de servicios entren en el flujo de residuos en los próximos años, según un informe publicado por el Programa de Sistemas Fotovoltaicos (IEA-PVPS) de la Agencia Internacional de Energía Renovable (IRENA).

El informe End-of-Life Management: Solar Photovoltaic Panels, es la primera proyección de los volúmenes de residuos de paneles fotovoltaicos en 2050 y pone de relieve que el reciclaje o la reutilización de los paneles solares fotovoltaicos al final de sus más o menos 30 años de vida útil puede desbloquear un gran stock de materias primas y otros componentes valiosos. Se estima que los residuos de los paneles fotovoltaicos, compuestos principalmente de vidrio, podrían ascender a 78 Mt a nivel mundial en 2050. Si se inyectan totalmente de nuevo en la economía, el valor del material recuperado podría superar los 15.000 M$ en 2050. Este flujo potencial de materiales podría producir 2.000 millones de nuevos paneles o ser vendido en los mercados mundiales de productos básicos, aumentando la seguridad de suministro futuro de la industria fotovoltaica o de otras materias primas para otros productos.

FuturENERGY
La potencia fotovoltaica instalada a nivel mundial alcanzó 222 GW a finales de 2015 y se espera que aumente aún más a 4.500 GW para el año 2050. Con este tremendo crecimiento de la capacidad instalada vendrá un aumento en los residuos asociados a este sector“, ha declarado el Director General de IRENA, Adnan Z. Amin. “Esto trae consigo nuevas oportunidades de negocio para” cerrar el círculo para los paneles solares fotovoltaicos al final de su vida útil. Para aprovechar estas oportunidades, sin embargo, los preparativos para el aumento de los materiales al final de su vida deben comenzar ahora“.

Con las políticas correctas y los marcos de acción en vigor, las nuevas industrias que reciclan y cambian la finalidad de paneles solares fotovoltaicos viejos impulsarán una considerable creación de valor económico y serán un elemento importante en la transición del mundo hacia un futuro energético sostenible“, agrega el Sr. Amin.

El informe sugiere que el tratamiento de los cada vez más residuos de la energía solar fotovoltaica, y la estimulación de la creación de una industria para gestionarlos, requeriría: la adopción de una regulación específicaz eficaz de los residuos fotovoltaicos; la expansión de la infraestructura de gestión de residuos existentes para incluir el tratamiento al final de la vida útil de los paneles fotovoltaicos, y; la promoción de la innovación continua en la gestión de los residuos de paneles.

La experiencia con los residuos electrónicos nos dice que el desarrollo de los sistemas tecnológicos y normativos para la gestión eficiente, eficaz y asequible al final de su vida requiere largos plazos de entrega, declara Stefan Nowak, presidente del IEA-PVPS.”Este informe puede ser utilizado por las instituciones del sector público y privado para anclar las inversiones necesarias en tecnología y las políticas de investigación y desarrollo y el apoyo a los análisis para desbloquear el gran valor de la recuperación de los paneles al final de su vida.”

La gestión del ciclo de vida responsable es un imperativo para todas las tecnologías fotovoltaicas – los beneficios socio-económicos y ambientales que potencialmente pueden ser desbloqueados en el futuro a través de procesos y políticas para este tipo de residuos al final de su vida, deben ser vistos como una oportunidad para iniciar hoy la ampliación de la cadena de valor fotovoltaica“, agregó el Sr. Nowak de IEA-PVPS.

En la mayoría de los países, los paneles fotovoltaicos caen bajo la clasificación de residuos generales, pero la UE fue la primera en adoptar una normativa específica sobre residuos fotovoltaicos, que incluyen la recogida específica de productos fotovoltaicos, la recuperación y objetivos de reciclado. La directiva de la UE obliga a que todos los productores de paneles que suministren paneles fotovoltaicos para el mercado de la UE (donde quiera que tengan su sede) financien los costes de recogida y reciclado de paneles fotovoltaicos al final de su vida puestos en el mercado europeo.