REmap 2030: el potencial renovable de México

La Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA, por sus siglas en inglés) ha desarrollado una hoja de ruta mundial de la energía renovable llamada REmap 2030, que muestra cómo se puede duplicar en 2030 la proporción de energías renovables en el mix energético mundial, tanto de forma realista como rentable. REmap 2030 México, el primer informe sobre un país concreto que se publica en la serie REmap 2030, es una obra conjunta de IRENA y la Secretaría de Energía (SENER). Este documento evalúa una cartera de opciones tecnológicas para acelerar el despliegue de las energías renovables a través de todo el sistema energético mexicano, que podrían elevar la cuota renovable en 2030 al 21%. Esto implica triplicar el uso total de energía renovable en el mismo período.

México utiliza una quinta parte de la energía que se consume en Latinoamérica, y la demanda está creciendo rápidamente. Un crecimiento como el actual se traducirá en un aumento de la capacidad instalada de generación eléctrica de 64 GW en 2013 a 118 GW en 2030. México es el décimo mayor productor del mundo de petróleo y gas natural. Sin embargo, las importaciones de gas natural y carbón están creciendo, y su dependencia del gas natural para la generación de energía se ha convertido en una preocupación importan¬te. Para hacer frente a estos y otros desafíos, México promulgó una serie de reformas energéticas en diciembre de 2013.

FuturENERGY
Con el fin de cumplir con sus compromisos internacionales de reducción de gases de efecto invernadero, México también ha establecido un objetivo de generación de energía limpia para el año 2050, que consiste en alcanzar una participación de energías de bajas o cero emisiones de hasta un 40% en la generación de energía para el año 2035, y del 50% para 2050. Esto incluye las energías renovables, así como los combustibles nucleares y fósiles con captura y almacenamiento de carbono. Leer más…

Artículo publicado en: FuturENERGY Julio-Agosto 2015