REN21 lanza el “Informe sobre el futuro renovable a nivel global: grandes debates hacia una energía 100% renovable”

Que el futuro es inexorablemente renovable es ya un hecho innegable, la cuestión ahora, por tanto, es determinar cómo articular la transición hacia el necesario cambio de modelo energético. Esto es lo que se desprende del último informe publicado por REN21, destacada red internacional de políticas de energía renovable de la que la Fundación Renovables forma parte desde el pasado mes de marzo, y que aglutina a gobiernos, universidades, ONGs y organizaciones como IRENA, la AIE o el Banco Mundial. El estudio, que se presenta coincidiendo con el “Foro de Energía Sostenible para todos” que se celebra esta semana en Nueva York, analiza la viabilidad y los desafíos de lograr un futuro 100% renovable y recoge las opiniones de 114 reconocidos expertos de diferentes ámbitos relacionados con la energía.

Las principales conclusiones reflejadas en el informe son:

FuturENERGY
• Una transición global hacia un futuro 100% renovable es factible y realista para la gran mayoría de los expertos entrevistados.
• Existe, del mismo modo, un consenso abrumador sobre el hecho de que la energía renovable será dominante en el futuro. Una muestra de ello, señalan los expertos, la encontramos en las grandes corporaciones internacionales que se decantan, cada vez más, por productos de energía renovable, ya sea a través de la contratación de energía con garantías de origen renovable o mediante inversiones directas para generar su propia electricidad verde.
• La mayoría de los entrevistados considera que el coste de las renovables continuará su tendencia actual de caída, superando en competitividad, y en todos los ámbitos y tecnologías, a los combustibles fósiles dentro de 10 años. De hecho, en la mayoría de los países de la OCDE, los costes de la energía eólica y la solar fotovoltaica ya son competitivos frente a los de la generación de energía convencional.
• Numerosas empresas, regiones, islas y ciudades ya se han comprometido con el objetivo de alcanzar el 100% de energía renovable y la tendencia sigue en aumento.
• Países tan diversos como Dinamarca o China están demostrando también que el crecimiento del PIB puede disociarse del aumento del consumo de energía.

Además de estas conclusiones, el informe identifica, así mismo, una serie de desafíos y retos que debemos abordar con la urgencia que requiere la transición energética:

• En aquellas regiones donde la industria de las energías convencionales ejerce mayor presión, como África, Estados Unidos y Japón, los expertos se mostraron más escépticos acerca de alcanzar el 100% de suministro de energía renovable en sus propios países o regiones para 2050.
• El reto de la movilidad sostenible requiere una transformación mucho más profunda. La sustitución de motores de combustión por vehículos eléctricos no será suficiente. Se necesitará un cambio modal, que pasa por la electrificación del transporte y políticas de movilidad sostenible ambiciosas.
• El desarrollo de las renovables en la mayoría de países se ve dificultado por la falta de certeza de políticas a largo plazo y la ausencia de un clima estable que favorezca la inversión en eficiencia energética y energías renovables.

Arthouros Zervos, presidente de REN21, ha manifestado que “cuando REN21 fue fundada en 2004, el futuro de las energías renovables parecía muy diferente al que se nos presenta hoy. En aquel entonces, nadie podría haber imaginado que en 2016 las energías renovables representarían el 86% de todas las nuevas instalaciones eléctricas de la Unión Europea; que China se convertiría en la gran potencia energética renovable a nivel mundial y que más de la mitad de la inversión mundial en energías renovables tendría lugar en las economías emergentes y en los países en desarrollo. Las llamadas que hacíamos entonces a transitar hacia el 100% renovable no se tomaban en serio y, sin embargo hoy los principales expertos en energía del mundo están involucrados en discusiones racionales sobre su factibilidad y marcándose plazos”.

Por su parte, Christine Lins, Secretaria Ejecutiva de REN21, ha añadido que “este informe presenta una amplia gama de opiniones de expertos y está destinado a estimular la discusión y el debate sobre las oportunidades y desafíos de alcanzar un futuro 100% renovable a mediados de siglo. Pero el simple deseo no nos hará alcanzar el objetivo; sólo mediante la plena comprensión de los retos y la participación en un debate informado sobre cómo superarlos, los gobiernos podrán adoptar las políticas correctas y los incentivos financieros para acelerar el ritmo de despliegue“.

Desde la Fundación Renovables seguiremos reclamando a todos los actores implicados, tanto a nivel nacional como internacional, avanzar en la transición energética hacia un futuro 100% renovable y generando los espacios de debate y reflexión para que sea una realidad cuanto antes.