RWE paraliza el desarrollo en el proyecto de eólica marina Atlantic Array, debido a que presenta retos tecnológicos inasumibles económicamente en este momento.

0
  • Entre estos retos se encuentran unas aguas demasiado profundas y malas condiciones en el fondo de la zona del Canal de Bristol.
  • Los costes para superar estas dificultades son demasiado elevados.
  • RWE está centrada en avanzar proyectos más viables, técnica y económicamente.
  • Los estudios realizados en la zona han revelado que las condiciones son demasiado adversas como para continuar con el proyecto, siendo más interesante centrarse en otras oportunidades que ofrece el Reino Unido.
    Teniendo en cuenta el ritmo de desarrollo de la industria eólica offshore, parece prudente esperar al menos una década para que este proyecto sea posible por la mejora tecnológica y la reducción de costes.


    Esta paralización del proyecto supone la pérdida de los derechos sobre el fondo marítimo que tenía RWE Innogy.
    El Director de Eólica Offshore de RWE, Paul Cowling, ha declarado que: “no ha sido una decisión fácil, […] no es el momento de continuar con este proyecto. Continuaremos con otros proyectos más sencillos dentro de nuestra cartera de más de 5,2 GW. La eólica offshore sigue siendo un objetivo estratégico, […] esperamos finalizar la granja eólica Gwynt-Y-Mor el próximo año, que será la segunda mayor del mundo”.
    El Estado de la Corona, hace un balance positivo, ya que ha servido para que las partes interesadas (suministradores, inversores,…) conozcan mejor en qué puntos concentrarse.