Saft lanza la nueva batería Uptimax como reemplazo directo al plomo en aplicaciones industriales de reserva

0

La nueva batería de tecnología de níquel Uptimax de Saft ofrece a los operadores un reemplazo directo de baterías de plomo-ácido en instalaciones industriales en espera. Es ideal para aplicaciones de misión crítica donde la energía de respaldo confiable es esencial, como la exploración y producción de petróleo y gas, así como para servicios públicos y plantas de fabricación. Con la nueva batería Uptimax, Saft apunta al mercado de baterías de reserva industrial valuado en aproximadamente 3.000 millones de euros anuales.

Las baterías de tecnología de níquel tienen ventajas significativas sobre la tecnología de plomo en términos de fiabilidad, vida útil, coste total de propiedad (TCO) y un rendimiento predecible sin riesgo de ‘muerte súbita’.

Mikael Greis, gerente de producto de Saft, dijo: “El nueva Uptimax es perfecta para los operadores que desean reemplazar baterías de plomo-ácido a tecnología de níquel, ya que elimina la necesidad de modificar sus sistemas de carga existentes. También es ideal para aplicaciones de respaldo muy exigentes, especialmente en Medio Oriente, debido a su capacidad para tolerar temperaturas extremas “.

La nueva batería Uptimax es un reemplazo directo para las baterías de plomo-ácido porque es compatible con todos los sistemas de carga de corriente continua comúnmente utilizados y funciona en una ventana de voltaje estrecha, sin necesidad de una carga de refuerzo. Esto reduce el coste de los sistemas de carga, ya que hay menos necesidad de componentes tales como diodos de caída o convertidores de CC/CC.

También tiene una capacidad de carga rápida que puede alcanzar un 95% de estado de carga en ocho horas para un rápido regreso al servicio después de un corte de energía.

Los beneficios adicionales de la nueva batería Uptimax incluyen un funcionamiento sin mantenimiento sin necesidad de agregar agua durante toda la vida útil y el cumplimiento de todas las normas de seguridad relevantes. También es ideal para aplicaciones en Oriente Medio, ya que ofrece una larga vida útil de más de 20 años a + 25°C y puede tolerar temperaturas extremas (-40°C a + 70°C) durante períodos cortos.

La nueva batería Uptimax está diseñada para formar el corazón de la fuente de alimentación ininterrumpida y los sistemas de energía de respaldo que operan en caso de pérdida del suministro de energía principal para facilitar el cierre seguro de los procesos, proteger los datos de la computadora y proporcionar un puente a la energía de reserva. Las aplicaciones típicas incluirán aparamenta de subestación, sistemas de control de proceso, alumbrado de emergencia, alarmas de incendio y sistemas de seguridad.

Saft fabrica las nuevas baterías Uptimax en Oskarshamn, Suecia.