Saft suministrará un innovador sistema de almacenamiento energético adaptado al frío extremo en Alaska

Saft ha suministrado a Kotzebue Electric Association, S.A., cooperativa eléctrica situada en Kotzebue (Alaska) su sistema de baterías li-ión para almacenamiento energético con el contenedor Intensium Max +20, una novedosa tecnología “Cold Temperature Package”. Este sistema permitirá que la instalación híbrida de energía eólica y diésel alcance su máximo potencial, proporcionando energía más limpia, más fiable y a menor coste a Kotzebue, una ciudad que se encuentra al norte del Círculo Polar, en el barrio de NorthWest Artic (un área del tamaño de Illinois). Kotzebue no está conectada a la red eléctrica o ni de carreteras y tradicionalmente obtenía la energía de generadores alimentados por gasóleo. La temperatura media anual en la zona es de -5 ºC, lo que implica que sus residentes se enfrenten a uno de los costes energéticos más altos del país.

El sistema BESS de Saft ofrece la última tecnología en almacenamiento energético diseñado para entornos de frío extremo. Es la primera instalación de contenedores de este tipo en América del Norte que utiliza la plataforma Intensium® Max+ 20M. Además del contenedor de la batería Intensium® Max+ 20M, que proporciona 950 kWh y tiene capacidad de funcionar en entornos de hasta -50º, el sistema BESS suministrado también incluye un dispositivo EssPro™ Power de 1,2 MW y un transformador para conectarse a la red, suministrado por ABB. Los beneficios del sistema BESS para la microrred de KEA serán evitar las fluctuaciones producidas por la energía eólica y el desplazamiento temporal, y proporcionar una reducción en el consumo de gasóleo.

FuturENERGY
Éste es el segundo proyecto que desarrolla Saft en la región ártica. Alaska y otras zonas de frío extremo, donde los costes de transporte de combustible y electricidad son elevados, representan un mercado en crecimiento para los sistemas de almacenamiento energético en baterías especialmente diseñados para microrredes y sistemas híbridos de energía.

A la vez que satisface las necesidades energéticas de 980 miembros en la región de Kotzebue, generando más de 21 millones de kWh/año, KEA está comprometida a mejorar la fiabilidad y la eficiencia energética y los costos operativos. Varias aldeas remotas en la región están estudiándose ya para tener instalaciones BESS de Saft similares a la de Kotzebue.