Schaeffler inicia el camino hacia la movilidad

De proveedor de automoción a proveedor de movilidad: Las soluciones para la movilidad del mañana se convirtieron en las protagonistas en el stand de Schaeffler en la prestigiosa feria de electrónica de consumo CES que se celebra cada año en Las Vegas, EEUU

En el stand de Schaeffler, toda la atención fue para el Schaeffler Bio Hybrid, la solución de movilidad para áreas urbanas. Este mini vehículo cubierto ofrece algo más que protección ante el mal tiempo: sus cuatro ruedas proporcionan una elevada estabilidad, gracias a unas reducidas dimensiones de 2 metros de largo por 85 centímetros de ancho, ocupa un espacio mínimo. Este vehículo de cero emisiones se desplaza gracias a un propulsor eléctrico diseñado por Schaeffler.

Schaeffler también está anticipando el cambio que está teniendo lugar en el sector de componentes, presentando sus contribuciones en el campo de la digitalización. El rodamiento, un producto tradicional de la compañía, se está transformando para permanecer conectado a la tecnología de los automóviles del futuro. Avances como los recubrimientos inteligentes, incorporados a los rodamientos a nivel microscópico, permitirán medir par motor, velocidad, fuerzas y temperaturas, proporcionando datos de valor incalculable.

 

Los actuadores electromecánicos, como los presentes en el sistema activo de balanceo que Schaeffler acaba de llevar a la producción, serán capaces de proporcionar datos al Internet de las Cosas en el futuro. El sistema activo de balanceo compensa los movimientos en el chasis del vehículo causados en curvas o superficies irregulares. Combinado con los rodamientos inteligentes, un sistema de navegación de alta precisión y un módulo de comunicaciones, podrá, en el futuro, obtener una imagen en tiempo real de las condiciones de la carretera, proporcionando valiosa información al resto de vehículos o a los responsables de mantenimiento, reduciendo el riesgo de accidentes debidos a incidencias en el firme.

Las transmisiones para las futuras generaciones de vehículos eléctricos son otro punto de interés para Schaeffler en su presencia en el CES, con aplicaciones para taxis autónomos, que pueden recorrer la ciudad sin necesidad de conductor. En estos vehículos, todos los componentes de la unidad de propulsión se encuentran alojados en la rueda, a excepción de la batería. Con esta revolucionaria arquitectura es posible desarrollar automóviles con óptima relación entre espacio ocupado y habitabilidad, al tiempo que ofrecen una maniobrabilidad excelente. “Los espacios urbanos del futuro requerirán vehículos pequeños con la máxima maniobrabilidad”, comenta el Prog. Gutzmer. “Conceptos de propulsión innovadores como el motor alojado en el cubo de rueda hacen posible nuevos tipos de movilidad, y son componentes de elevada relevancia en un entorno digitalizado.” El nivel de electrificación de vehículos convencionales ya está aumentando.