Seguidor solar SF7 de Soltec: una instalación más eficiente

El seguidor a un eje de Soltec aumenta la producción hasta un 5 por ciento respecto a sus competidores

Algunos de los principales problemas que se encuentran los desarrolladores energéticos son lograr una mayor rentabilidad de sus proyectos y formar una relación estable con proveedores de confianza. Soltec, fabricante de seguidores solares número uno en Europa, lo sabe y por ello ha desarrollado el SF7, un seguidor fotovoltaico que ha roto barreras en cuanto a rentabilidad. De hecho, cualquiera que haya estado al tanto de la trayectoria de Soltec, habrá visto que la rentabilidad es uno de los principales criterios de innovación de la empresa.

Con 14 años de experiencia en el desarrollo de la energía fotovoltaica y 35 patentes en todo el mundo, Soltec diseñó su primer seguidor solar en el año 2007 y desde entonces ha seguido invirtiendo en innovación tecnológica. SF7 fue lanzado este verano y sigue la estela de su hermano mayor, SF Utility, con un mayor rendimiento por hectárea, y aún menores costes de material y trabajo de instalación al reducir las piezas.

Entrando en detalles técnicos, el seguidor SF7 es el único que tolera la instalación en pendientes pronunciadas de hasta el 17 por ciento en el eje norte-sur. En comparación, su principal competidor lo hace como máximo al 10 por ciento. Los soportes de montaje del SF7 ofrecen la gama más amplia de tolerancias de ensamblaje, perfecta para la hora de construir una planta solar en terreno irregular. Además, dado que el coste final se reduce, los seguidores SF7 también son óptimos en terrenos sin dificultad.

El rendimiento de SF7 también aumenta al eliminar todos los espacios vacíos cubriendo completamente la parte superior del seguidor con módulos fotovoltaicos. De esta manera, desaparecen las separaciones de paneles solares sobre las hincas, aumentando el rendimiento hasta un 5% más MW por hectárea.

Es inevitable la comparación con nuestro principal competidor. Tenemos 46% menos hincas por MW, 15% menos piezas y 58% menos conexiones de tornillería. Todo eso suma a la hora de hacer una instalación más rápida. El ahorro de tiempo también se consigue a la hora de ejecutar el suministro que cuenta con Solhub, el sistema de logística global de stock en fábrica. Las entregas en campo están unificadas en paquetes de seguidores listos para ser distribuidos en campo con una menor necesidad de maniobra, sin empresas intermediarias entre las fábricas de Soltec y la planta del cliente,” declara José María Lozano, Director Global de Ingeniería en Soltec.

La consecuencia directa de un seguidor solar con un menor número de hincas es que se ahorra en energía en el momento de la instalación. También se traduce en menor tiempo para los hincados, menores emisiones de dióxido de carbono, y menores movimientos de tierra.

SF7 cuenta con innovaciones únicas como es el DC Harness unido al StringRunner, soluciones ingeniosas para el conexionado de cables que permiten simplificar la instalación fotovoltaica, reduciendo tanto materiales como tiempo de instalación; o la inclusión del sistema NFC para lectura de datos y facilitar las tareas de mantenimiento a través de cualquier dispositivo móvil.

SF7 es el resultado de años de conocimiento y experiencia en el sector fotovoltaico, que nos ha permitido, por un lado, conocer las necesidades de los clientes, y por otro, aplicar tecnologías punteras al seguimiento solar”, asegura Raúl Morales, CEO de Soltec. “Conseguir desarrollar un producto de vanguardia es fundamental en un mercado como el de la energía solar y para ello el I+D se convierte en una pieza esencial de cualquier empresa que quiera hacerse un hueco el mercado de las energías renovables”.

Así se explica el hecho de que la compañía haya pasado de facturar unos 6 M$ en 2012 a más de 200 M$ en 2017, transformando una empresa local en uno de los primeros suministradores mundiales de equipamiento solar.

A lo largo del año pasado, Soltec ha firmado contratos para suministrar su equipamiento fotovoltaico a plantas solares distribuidas en tres continentes. Esto le ha llevado a obtener un crecimiento superior al 200% en 2017.

Creemos firmemente que el mercado fotovoltaico tiene un carácter mundial. Por ello, en la actualidad estamos cerrando contrato para proyectos en Australia, Israel y algunos países de África, además de haber abierto sedes en Argentina e India”, afirma Morales. “La internacionalización nos ha convertido en una empresa más eficiente y nos ha permitido crear equipos especializados en todo el mundo que trabajan con el objetivo de convertir cada uno de nuestros proyectos en un éxito”, añade.

De esta forma, Soltec ha posicionado como la empresa líder en suministro en Brasil, Chile y Perú, continúa ganando cuota de mercado en México y EE.UU. y sigue ampliando mercado en el resto de mercados del mundo, con nuevos proyectos y filiales en África, Asia, Europa y Oceanía.

Con una capacidad de producción de 2,5 GW anuales que permite suministrar más de 200 MW al mes y más de 750 trabajadores en todo el mundo, Soltec se convierte en un buen aliado para afrontar grandes proyectos de energía solar. Les avalan sus más de 3 GW en proyectos en todo el mundo y su crecimiento del 3.800 por ciento en los últimos cinco años, siendo la empresa de energía renovable con mayor crecimiento de Europa.

Soltec se ha convertido así en un ejemplo de buen hacer empresarial y un referente en energía solar.