Siemens recibe un pedido para la entrega de dos centrales eléctricas industriales llave en mano en Israel

0
La turbina de gas SGT-800 de Siemens en el edificio de fabricación del taller de turbina de gas en Finspong, Suecia / The Siemens SGT-800 gas turbine in the manufacturing building of the gas turbine workshop in Finspong, Sweden

Siemens ha recibido por primera vez un pedido de Israel para la construcción llave en mano de dos plantas de ciclo combinado industriales. Las dos centrales de gas natural, Alon Tavor y Ramat Gabriel, se construirán en el norte de Israel. Alon Tavor suministrará electricidad y vapor de proceso a una fábrica de productos lácteos, mientras que Ramat Gabriel lo hará a una fábrica de fibra. La empresa suministradora de energía israelí, RD Energy, es el cliente de ambas plantas. La puesta en marcha de las plantas está programada para mediados de 2018.

Siemens llevará a cabo la construcción llave en mano de ambas plantas y suministrará para cada proyecto una turbina de gas industrial SGT-800, una turbina de vapor industrial SST-300 y el sistema de control SPPA-T3000. Cada una de las plantas industriales tendrá una capacidad eléctrica de 70 megavatios y contará con extracción de vapor. La electricidad generada se inyectará a la red eléctrica israelí. Las turbinas se fabricarán en Finspong (Suecia) y en Brno (República Checa).

FuturENERGY
El mercado de centrales eléctricas israelí ofrece un enorme potencial, y Siemens tiene una fuerte presencia en el país“, afirma Shmuel Fledel, Consejero Delegado de Siemens Israel y Responsable de la división Power and Gas de este país. “Vamos a suministrar nuestras primeras plantas de ciclo combinado completas a un productor independiente de electricidad israelí. Esta es una buena oportunidad para establecernos en el país como un proveedor de soluciones y servicios para plantas de energía llave en mano. El pedido también es una importante contribución al objetivo de crecimiento de Siemens en el sector de las centrales eléctricas industriales“. Aproximadamente un 40 por ciento de la capacidad de generación de energía de Israel ya está basada en tecnología de Siemens.