Tags Posts tagged with "Argentina"

Argentina

Siemens ha recibido pedidos para suministrar un total de cuatro centrales eléctricas industriales llave en mano. Seis turbinas de gas SGT-A65 TR (Industrial Trent 60) conformarán el núcleo de las plantas de Luján y Matheu, localidades próximas a la capital Buenos Aires. Además, Siemens suministrará seis turbinas de gas industriales del tipo SGT-800 para las centrales eléctricas de Las Palmas y San Pedro, en las ciudades de San Pedro y Zárate. Los clientes de Siemens son las dos sociedades canadienses participadas Stoneway Capital y Araucaria Capital dirigidas por Roger Nores, que operarán las plantas como productores independientes de energía con el soporte de Siemens. El volumen del pedido es para Siemens de aproximadamente 570 M$. Siemens también se ha comprometido a un préstamo de 115 M$ para apoyar la construcción de las centrales eléctricas.

Estos pedidos suponen un gran éxito para nuestro negocio en Argentina“, comenta José Aparicio, vicepresidente de ventas para la región Latinoamérica en la División Power and Gas de Siemens. “Es la primera vez que vendemos una central eléctrica industrial llave en mano equipada con turbinas de gas aeroderivadas, así como un contrato de servicios a largo plazo. Las nuevas centrales eléctricas contribuirán a paliar la escasez energética en Argentina y aumentarán la seguridad del suministro“.

 

Además, Siemens ha firmado acuerdos de servicio de larga duración para las cuatro centrales eléctricas. Estos acuerdos incluyen la operación y el mantenimiento para cada una durante un periodo de diez años, facilitando el personal necesario para estas actividades. El acuerdo incluye también la supervisión remota, un servicio de asistencia disponible las 24 horas del día, repuestos y garantías de fiabilidad funcional. Estos servicios son parte central de la oferta de servicios digitales de Siemens, que combina análisis avanzados de datos con la dilatada experiencia de la empresa, lo que permite a los clientes aprovechar al máximo todo el potencial de su inversión en infraestructuras de energía mediante la mejora de la fiabilidad y la rentabilidad.

La planta de Luján estará equipada con dos turbinas de gas SGT-A65 TR y con generadores del tipo SGen5-100A y dispondrá de una potencia eléctrica de 127 MW. Las cuatro turbinas SGT-A65 TR consignadas a la central eléctrica de Matheu generarán una potencia total de 254 MW. Para la planta de 202 MW de Las Palmas, Siemens suministrará cuatro turbinas de gas SGT-800. Las otras dos turbinas de gas del tipo SGT-800 destinadas a la central eléctrica de San Pedro proporcionarán una potencia eléctrica de 104 MW.

La puesta en marcha de las cuatro centrales eléctricas industriales está prevista para finales de 2017. Todas las plantas podrán ampliarse posteriormente como centrales de ciclo combinado con turbinas de gas y de vapor. Las turbinas SGT-A65 TR se están fabricando en los centros de producción de Mount Vernon (EE.UU.) y Montreal (Canadá). Los generadores los proporcionará la fábrica de Siemens en Erfurt (Alemania) y las turbinas de gas SGT-800 se fabricarán en Finspang (Suecia).

Usina Eólica de Vale dos Ventos (Brasil). Foto cortesía de GWEC / Vale dos Ventos wind farm (Brazil). Photo courtesy of GWEC

Un reciente estudio de la consultora MAKE sobre la eólica en Latinoamérica, pronostica un cambio en el mercado brasileño durante un período de turbulencia política y económica, que coincide con una actividad sin precedentes de subastas en México, Argentina y Chile. En general, MAKE espera que para 2026 se pongan en marcha en la región más de 47 GW de nueva potencia eólica.

El mayor mercado de la región, Brasil, conectó más de 2,5 GW de potencia eólica en 2016, marcando el tercer año consecutivo que el mercado puso en marcha una potencia similar. Sin embargo, el mercado parece estarse enfrentando un precipicio inminente en 2019, debido a un prolongado período de contracción económica por la actual crisis política. En 2016, por primera vez desde que la tecnología comenzó a competir en 2009, los promotores no firmaron ningún nuevo acuerdo de compra de energía eólica en una subasta.

 

El mercado eólico brasileño espera un mercado anual de nuevas instalaciones en 2019 de menos de la mitad del tamaño que experimentó entre 2014 y 2016. El mercado ahora se enfrenta a un futuro incierto después de la cancelación de última hora de una muy esperada subasta de energía de reserva en diciembre de 2016 La duración de la aparente caída del mercado dependerá de la recuperación de la demanda de electricidad y de la voluntad del gobierno de apoyar la tecnología en futuras subastas.

Mientras tanto, en México la implementación de subastas de energía a largo plazo abrió una nueva avenida para los acuerdos de compra de energía para los promotores eólicos en 2016. Las dos primeras subastas otorgaron acuerdos de compra de energía por más de 1,4 GW de potencia eólica a precios tan bajos como 32 $/MWh.

Chile y Argentina también celebraron subastas históricas en 2016 que otorgaron acuerdos de compra de energía por casi 3,5 GW de potencia eólica. Argentina organizó las dos primeras rondas de su programa renovable RenovAr en 2016 para apoyar el cumplimiento de su agresiva meta de 20% de renovables. Chile llevó a cabo una subasta masiva y multitecnología en 2016 para cubrir la demanda a largo plazo a partir de 2021. Los precios agresivos de las pujas en Chile y un probable cuello de botella en Argentina podrían provocar desgaste en estos mercados.

Los nuevos desarrollos políticos en el resto de la región afectan el potencial de mercado de otros países de Latinoamérica. Tanto Colombia como Perú están considerando cambios en las reglas del mercado que podrían permitir que la energía eólica compita de manera efectiva.

GRI Renewable Industries (GRI), división industrial eólica de Corporación Acek, ha suscrito un acuerdo de Joint Venture con Metalurgia Calviño para iniciar la fabricación de torres eólicas en Argentina en el segundo semestre de 2017. Esta nueva fábrica GRI se ubicará en las naves industriales existentes dentro del Centro Industrial que Metalurgia Calviño posee en Florencio Varela, provincia de Buenos Aires, Argentina, permitiendo suministrar al mercado argentino inicialmente 300 torres eólicas al año y creando 350 puestos de trabajo altamente capacitados.

GRI y Metalurgia Calviño se encuentran ultimando cuestiones relacionadas con aspectos técnicos, financieros y legales, a fin de poder dar inicio de manera inmediata a la actividad industrial.

 

Según Javier Imaz, CEO de GRI: “La alianza entre GRI y Metalurgia Calviño garantizará, de cara a sus clientes locales, el suministro de torres eólicas fabricadas en Argentina, con los más altos estándares internacionales de calidad de fabricación y entrega a tiempo”.

Por su parte, Gastón Guarino Presidente de Metalurgia Calviño añadió que: “Esta alianza va a poder ofrecer al mercado Argentino de manera inmediata, una solución probada internacionalmente en distintos países. Además, va a lograr una sinergia entre una de las empresas líderes a nivel mundial como es GRI, con una de las empresas pioneras en esta industria a nivel local”.

Para 2025 Argentina tiene previsto instalar como mínimo 5.000 MW de energía eólica, al objeto de cumplir la Ley 27.191, que establece que para ese año el 20% de la matriz deberá estar compuesto por tecnologías limpias. Esta cifra resulta de los planes del Ministerio de Energía y Minería, pero cabe destacar que el desarrollo de la actividad podrá ser aún mayor una vez que esté en marcha la normativa que regula la comercialización de energía renovable entre privados.

Con estas perspectivas, jugadores internacionales de peso en el negocio están analizando concentrar la producción en el país, pensando en mejorar la competitividad de sus productos.

Vestas ha recibido dos pedidos por parte de Genneia, de 220 MW para la construcción de las fases I y II del parque eólico de Puerto Madryn. Genneia, la mayor distribuidora de energía eólica en Argentina en términos de potencia instalada, ha realizado un pedido de 62 unidades del modelo de aerogenerador V126-3.45 (con posibilidad de llegar a 3.6 MW), que se instalarán cerca de la ciudad de Puerto Madryn, en Chubut, una de las zonas con más viento de Argentina.

La relación de Genneia y Vestas se remonta a 2010 con la firma del proyecto Rawson I y II, con una potencia conjunta de 78 MW, el parque eólico más grande de Argentina hasta el momento. En 2016 ambas compañías firmaron la ampliación de Rawson para una tercera fase, con una potencia de 24 MW, que se encuentra actualmente en construcción.

 

Además del suministro y la instalación de los aerogeneradores, el pedido incluye un contrato de mantenimiento de los mismos a través de un contrato AOM5000 (Active Output Management) de 10 años, con el fin de garantizar un alto rendimiento a costes muy competitivos para Genneia. La puesta en marcha de la primera fase está planificada para el tercer trimestre de 2018, mientras que la segunda fase se espera que esté en funcionamiento para el tercer trimestre de 2019.

Tan solo un día después de la firma del pedido con Gennia, Vestas recibía un pedido firme e incondicional de la única fundición de aluminio de Argentina, Aluar Aluminio Argentino S.A.I.C., para suministrar 14 aerogeneradores V126-3.45, en modo 3.6 MW Power Optimized para el parque eólico El Llano de 50 MW en Chubut. Situado cerca de las instalaciones de Aluar, el parque eólico proporcionará electricidad para la fundición de aluminio de Aluar.

El pedido comprende el suministro e instalación de los aerogeneradores, así como un contrato de servicio de gestión AOM5000 de 15 años, que garantiza el funcionamiento óptimo del parque eólico en todo momento. La entrega de los aerogeneradores está prevista para el cuarto trimestre de 2017, mientras que la puesta en marcha se espera para el tercer trimestre de 2018.

Utilizando la energía eólica para su proceso de producción de aluminio, intensivo en energía, Aluar sigue la tendencia mundial de las empresas que obtienen energía renovable para realizar sus operaciones con una energía eficiente y sostenible. El parque eólico El Llano también ayudará a Aluar a cumplir con los requisitos estipulados en la Ley Argentina de Energía Renovable 27.191 que requiere que los grandes consumidores de electricidad obtengan una parte de la electricidad de de fuentes renovables.

Durante los últimos seis meses, Vestas ha firmado alrededor de 500 MW de pedidos firmes e incondicionales en Argentina, estos pedidos subrayan el papel fundamental que está desempeñando Vestas en la transición energética del país hacia un mix energético sostenible.

JinkoSolar ha firmado un acuerdo de compra de energía (PPA) con la empresa mayorista de electricidad de Argentina CAMMESA, para su proyecto solar fotovoltaico de 80 MWac de Iglesia-Guañizuil, ubicado en la provincia de San Juan. Este proyecto fue adjudicado a JinkoSolar a finales de 2016 bajo la licitación pública de energía renovable RenovAr 1.5. De acuerdo con los términos de los PPAs, JinkoSolar comenzará a generar energía solar a fines de 2018. Toda la electricidad generada será vendida a CAMMESA bajo los PPAs por un período de 20 años.

El 25 de noviembre el gobierno argentino adjudicó 1.281,5 MW de potencia renovable en la ronda 1.5 de su programa de renovables, RenovAR. Un total de 30 proyectos fueron seleccionados en el marco de esta licitación adicional, incluyendo 10 proyectos eólicos, que representan 765,4 MW de potencia y 20 proyectos de energía solar fotovoltaica, totalizando 516,2 MW. La potencia total adjudicada es más del doble de los 600 MW que había previsto el gobierno. El precio medio alcanzado fue de 54 $/MWh, mientras que el precio más bajo fue de 46 $/MWh para el proyecto eólico Pampa.

 

El proyecto tendrá un impacto muy importante en la región y definitivamente incrementará aún más el desarrollo de la energía solar en la región, siendo uno de los mayores proyectos de energía solar fotovoltaica adjudicados en un país como Argentina con un gran potencial solar y enormes necesidades energéticas.

La historia detrás de la oferta de energía solar de JinkoSolar en Argentina

Asier Aya, Director General de las Américas de la División Internacional de JinkoSolar, firmó el PPA con el Subsecretario de Energía de Argentina y CAMMESA y explica a FuturENERGY los hechos claves de este contrato.

JinkoSolar ha participado en el último año en varias licitaciones internacionales, con éxito en México con 3 proyectos por un total de 250 MWp y en Abu Dhabi con el mayor proyecto a nivel mundial. Ganar un proyecto en Argentina es una gran incorporación a su cartera de proyectos premiados en una región con mucho potencial. “Ahora vamos a seguir trabajando en la financiación del proyecto y tenemos previsto comezar las obras antes de que finalice el año,” añade Asier Aya.

RenovAr 1 y 1.5 fue la primera licitación renovable con actores y financiación internacionales internacional disponibles. No todas las compañías internacionales de energía renovable llegaron a tiempo para pujar, pero JinkoSolar lo hizo y con éxito. Fue un gran esfuerzo que terminó con una buena recompensa. Argentina está apostando realmente por las energías renovables y el gobierno planea organizar pronto la segunda ronda, RenovAr 2. “Seguiremos atentos a la situación macro en Argentina y a la financiación disponible,” añade Aya

JinkoSolar financia sus proyectos energéticos, aunque la forma varía entre los mercados. En México y Abu Dhabi hay bancos comerciales que proveen financiación de proyectos, pero “En Argentina, la verdadera regla del juego es la financiación. Hay bancos locales, pero dan menos contenidos y no conceden project finance puros, por lo que el promotor debe asumir el riesgo de refinanciación para ser competitivo y asumir algunas garantías corporativas adicionales. Algunos bancos internacionales de desarrollo (multilaterales) están proporcionando financiación de deuda en Argentina,” comenta Asier Aya.

La principal variable que Argentina necesita resolver para lograr sus ambiciosos objetivos en materia de energías renovables, si quiere que lleguen inversores internacionales y fiables, es poder atraer más financiación internacional“, añade.

El nuevo gobierno de Argentina ha hecho un gran esfuerzo para organizar en un tiempo récord la licitación y en un momento en que los países vecinos como Chile y Brasil son más maduros. “Argentina tiene mucho potencial, pero necesita seguir mejorando a nivel macro, principalmente para atraer más inversión extranjera. El país aún no es de grado de inversión, pero está escalando punto a punto para llegar a serlo“.

Al hablar del potencial de la energía solar en los mercados emergentes, Asier Aya nos dice: “Una gran cantidad de mercados emergentes como Latinoamérica tienen un gran recurso solar y su demanda de energía sigue creciendo. En esta situación, los gobiernos, en colaboración con el sector privado y las instituciones financieras, necesitan establecer un marco regulador fiable para desarrollar su mercado solar en rápida evolución, por lo que el potencial es enorme ahora y aún será mayor en algunos años cuando lleguen soluciones de almacenamiento eficientes en coste.

Invertir en el extranjero ofrece muchos beneficios potenciales, pero también supone riesgos, para JinkoSolar superar estos riesgos es una tarea central, que la empresa aborda con un equipo internacional muy experimentado en diversas regiones para manejar y mitigar estos riesgos. JinkoSolar gasta una gran cantidad de tiempo analizando oportunidades y los riesgos que vienen con esas oportunidades. “Estamos enfocados en mercados donde los proyectos tienen una moneda estable, un marco legal fiable y donde las instituciones financieras están dispuestas a venir con nosotros“, concluye Aya.

Argentina está en vías de convertirse en el mercado de energía renovable más atractivo de Latinoamérica, a medida que el país pone sus miras en el 20% de energías renovables para 2025, según un reciente informe de BNamericas. El informe, Get in while you can: The time for Argentine renewables is now, detalla cómo otros mercados en la región son actualmente menos viables para los inversores.

El informe señala que una combinación de reformas favorables al mercado llevadas a cabo por el actual gobierno del poaís y la caída de los precios de las energías renovables están contribuyendo al atractivo de Argentina para los inversores en energía limpia.

 

Argentina ha declarado 2017 como el Año de la Energía Renovable y busca aumentar la conciencia sobre las ventajas de la energía renovable y la importancia de la sostenibilidad.

El país se ha comprometido a incrementar la participación de las energías renovables en su mix energético hasta el 20% para 2025, con otro objetivo fijado en un 8% para finales de 2017. Para alcanzar estos objetivos, se espera que tengan lugar una serie de subastas de energías renovables en los próximos años. Se espera que el gobierno subastará 10 GW de potencia renovable para 2025.

En octubre de 2016, el gobierno emitió 1,1 GW de proyectos de energía renovable a través de una subasta competitiva – incluyendo 400 MW de energía solar. La subasta, que también incluyó energía eólica, bioenergía y pequeños proyectos de energía hidroeléctrica, atrajo licitaciones por 6.366 MW de potencia. Un mes más tarde se asignaron 516 MW adicionales de potencia solar fotovoltaica en otra subasta.

Latinoamérica en su conjunto ha visto una inversión significativa en energía renovable en los últimos años, especialmente en energía hidroeléctrica, pero la marea se está convirtiendo ahora en favor de otras fuentes renovables como eólica y solar – según el informe “Renewable Energy Market Analysis: Latin America” publicado por IRENA recientemente.

El pasado 3 de mayo se firmaban en las dependencias del Ministerio de Energía y Minería argentino, los tres primeros acuerdos de compra de energía correspondientes a proyectos licitados en la ronda 1.5 del Programa RenovAr. En concreto los acuerdos firmados corresponden a un total de 172 MW, repartidos en dos proyectos de eólica y uno de solar fotovoltaica: parque eólico del Bicentenario, parque eólico La Banderita y parque solar Nonogasta.

La firma de los acuerdos de compra de energía marca un importante hito en el desarrollo de los proyectos, pues comienza a contabilizar el tiempo que los promotores tienen para desarrollar y poner en marcha el proyectos, y supone que el proyecto cuenta con la financiación necesaria. Cabe en recordar en este sentido, que en marzo el Banco Mundial aprobó una garantía de 480 M$ a 20 años paralos proyectos de las Rondas 1 y 1.5 del Programa RenovAr. En concreto de los 59 proyectos adjudicados entre ambas rondas (2.423,5 MW a un precio promedio de 57,44 $/MWh), 27 solicitaron la garantía del Banco Mundial, 12 proyectos eólicos (721 MW), 10 de energía solar fotovoltaica (306 MW), 4 de pequeños aprovechamientos hidroeléctricos (4 MW) y 1 de biogás (1 MW).

 

En este caso se encuentra el parque eólico La Banderita, que ha tomado una garantía por valor de algo más de 18 M$, y cuyo plazo de construcción (algo más de 22 meses) no comenzará a contar hasta que no se celebre un acuerdo de garantía entre la citada entidad financiera y el gobierno argentino. El parque eólico La Banderita, en la región de Comahue, provincia de La Pampa, tendrá un potencia de 37 MW y consiguió un precio de 50 $/MWh en la licitación. Está promovido por la compañía Vientos del Sur.

Por su parte, el parque eólico Bicentenerario, una iniciativa de la petrolera Petroquímica Comodoro Rivadavia (PCR), tendrá una potencia de 100 MW, y en virtud del resultado de la subasta recibirá unos ingresos de 49,5 $/MWh durante 20 años. Este parque, que se instalará en la región de la Patagonia, provincia de Santa Cruz, se construirá sin garantías del Banco Mundial, supondrá, de acuerdo con la empresa promotora una inversión de 150 M$, y contará con un total de 28 aerogeneradores de 3,6 MW. Además, PCR ha declarado al ejecutivo argentino un componente nacional del 15%.

Finalmente, el parque solar Nonogasta de 35 MW, propiedad del holding Fides Group S.A., tampoco tomó garantías del Banco Mundial, y su plazo de construcción es de unos 18 meses. El precio por MWh que el estado argentino pagará a este parque solar, a construirse en la provincia de La Rioja, es de 56,43 durante 20 años. Un 10% de esta planta solar se montará con componente nacional.

GES  cuenta ya con una sociedad en Argentina con el fin de acelerar su entrada en este mercado en plena expansión. El establecimiento de una sociedad en el país, le permitirá acometer actividad de manera inmediata. El equipo comercial de GES, con Marta Alonso a la cabeza,  trabaja desde hace algún tiempo en la consolidación del mercado argentino.

Marta Alonso, Directora de Ventas para Sudamérica, comenta: “Argentina tiene un enorme potencial tanto para la energía eólica como para la fotovoltaica. Con un objetivo que contempla obtener el 20% de la energía de consumo del país en 2025, se perfila como el nuevo mercado estrella del Cono Sur para los próximos años. Una coyuntura financiera más estable y el auspicio de las autoridades argentinas para el desarrollo de las renovables, hace que la eterna promesa argentina pueda vislumbrarse como una realidad a corto plazo. El país tiene un gran potencial por sus enormes recursos naturales y ha desarrollado además, un sistema interconectado en los últimos años que permite apostar por fuentes de energía alternativas.”

 

GES cuenta con una posición sólida basada en la experiencia en Latinoamérica, con cifras de negocio inigualables en Chile, dónde ha sido pionero en la construcción de proyectos renovables, tanto eólicos como solares. Además, GES aporta una enorme experiencia en la apertura de nuevos mercados a lo largo de sus ya más de veinte años sirviendo a las energías renovables.

Argentina calcula que instalará entre 1 GW y 1,5 GW anualmente durante los próximos años hasta llegar al uso de un 20% de energías renovables en 2025. Una importante cartera de negocio en la que GES trabaja con el objetivo de repetir el éxito cosechado en el Chile.

De acuerdo con el Latin America PV Playbook de GTM Research, México tiene actualmente la mayor cartera de proyectos fotovoltaicos contratados de toda Latinoamérica. Se espera que Latinoamérica aumente significativamente su participación en la demanda de energía fotovoltaica, y que la región en su conjunto asuma más del 6% de la demanda mundial de energía fotovoltaica en 2017, sobre la base de un fuerte crecimiento en varios mercados importantes como México y Chile. Varios mercados clave en crecimiento incluyen a Argentina y Colombia, con el gigante regional, Brasil, capaz de recuperar fuerza una vez más gracias a la recuperación económica.

La energía solar a gran escala lidera a todos los otros segmentos de la fotovoltaica en toda la región, donde la energía solar está superando los precios de otras tecnologías en las subastas y capturando gran parte de la cuota de mercado de las energías renovables no convencionales. En la segunda mitad de 2016, los precios de la energía solar alcanzaron un nivel bajo, no sólo en Latinoamérica, sino también a nivel mundial con los 29 $/MWh de para subasta de suministro nacional de agosto en Chile. La generación distribuida está en alza en algunos mercados como México y Brasil, donde están en vigor esquemas como la medición neta y otros incentivos.

 

La inversión en el sector se impulsa mediante la introducción de reformas tributarias, asociaciones con bancos de desarrollo y fondos para proyectos específicos de renovables. Sin embargo, debido a los bajos precios de la fotovoltaica, la financiación de proyectos de baja tasa de retorno es uno de los esfuerzos más desafiantes para los promotores. Sin embargo, la recuperación económica y el correspondiente crecimiento de la demanda de energía ayudará a sostener la inversión regional en energías renovables en 2017.

Entre algunas causas de preocupación en varios mercados se incluyen desde la depreciación de la moneda (México y Brasil) a cambios políticos siempre presentes. El consumo de electricidad per cápita de Latinoamérica sigue siendo relativamente bajo en comparación con los países de la OCDE. El FMI revisó las proyecciones de crecimiento para Latinoamérica y el Caribe a 1,2% en 2017, con crecimientos más débiles de lo esperado del PIB en los principales mercados como Brasil, Chile, México y Argentina.

Argentina y Colombia listas para recortar la participación de los “Tres Grandes” en la demanda solar en Latinoamérica

La subasta de Argentina despeja el camino para contratar casi 1 GW de fotovoltaica mediante el programa RenovAR, un vehículo que establece metas y maneras para que prospere la energía limpia en el país hasta 2025, para el que el país tiene un objetivo del 20% de generación renovable. RenovAR Ronda 2 se dará a conocer tan pronto como en marzo, para iniciar el proceso de más proyectos que se añadirán más allá de 2018.

Colombia está siguiendo un poco los pasos de varios de sus vecinos latinoamericanos. Debido a que Colombia sólo funciona con empresas privadas de servicios públicos, muchos proyectos fotovoltaicos son sólo para autoconsumo sin incentivos adecuados, como la medición neta. En la última hoja de ruta para la expansión de la energía, sólo se apuntaron 150 MW de energía solar en 2035, pero ese número debería ser superado ya en 2018.

México pasará 2017 iniciando la inmensa cartera de 4,2 GW emitida en 2016. Se está firmando, localizando y buscando financiación de proyectos, pero la continua devaluación del peso está perjudicando la confianza en si los retornos de los proyectos serán altos.

Chile sigue siendo el líder en potencia fotovoltaica instalada acumulada en Latinoamérica. Chile experimentará un retroceso en 2017. Los proyectos esperan para conectarse a una red ya congestionada, pero Chile añade a la red más proyectos de más de 50 MW.

Brasil puede ser la mayor economía de Latinoamérica, pero una recesión y un exceso de suministro de electricidad nublan el futuro desarrollo del mercado fotovoltaico, pasando por proyectos ya contratados.

2016, año de sorpresas de subastas a escala comercial

En 2016 las subastas de México y Argentina sorprendieron y superaron las expectativas, señalando la primera etapa para una construcción prometedora.

En el caso de México, existía la duda de si la transición energética propuesta se proyectaba para beneficio de la energía solar, especialmente para la escala de servicios públicos. Antes de la primera subasta de energía en marzo, había muchas opiniones divergentes sobre si la energía fotovoltaica sería capaz de competir con otras fuentes de energía como la eólica y el gas natural. Estas reservas demostraron ser exageradas ya que la fotovoltaica se erigió como la ganadora absoluta en ambas subastas de servicios públicos que totalizan 4,2 GW de potencia a precios tan bajos como 33 $/MWh.

Argentina fue un absoluto elemento comodín en la dinámica global de la fotovoltaica en la región. El presidente Macri mostró señales de revivir un sector envejecido y poco competitivo cuando fue elegido a finales de 2015, pero la rapidez de los cambios en el sector fue inesperada. En total, a través de 2 rondas de subastas, Argentina sumó cerca de 1 GW de fotovoltaica a escala de servicios público9s. Fue, sin embargo, la introducción de la financiación y las metas de energía renovable en 2016 lo que colocó a la solar para el éxito a largo plazo.

La mayor economía de la región, Brasil, fue víctima de varios factores macroeconómicos, desde la inestabilidad política hasta la sequía. Estos factores disminuyeron la demanda total de electricidad respecto al año anterior en un 0,7%, y fue el principal impulsor de la cancelación para ambas subastas  previstas para 2016, en las que la energía solar debía ser parte. Casi 700 MW de proyectos licitados desde 2014 permanecerán vigentes después de que se desechase la idea de una potencial cancelación.

Tendencias regionales en 2017

Brasil fue incapaz de tomar un descanso en casi todas las facetas del mercado en 2016. Se espera que 2017 sea un año de repunte para la fotovoltaica ya que la economía crece de forma incremental. También se espera que ANEEL tenga en cuenta la capacidad hidroeléctrica al planificar futuras subastas de suministros. Se espera que los segmentos comercial e industrial agreguen unos 50-80 MW.

La última subasta de suministro de la CNE en Chile, en realidad resultó ser un éxito de la fotovoltaica. Los promotores trabajaron astutamente alrededor de la estructura de licitación en bloque para asegurar la generación durante 24 horas usando otras tecnologías para una parte del proyecto solar. Se espera que la interconexión SIC-SING avance entre principios y mediados de 2018.

Las recientes subastas en México marcaron el vencimiento de los permisos del antiguo esquema. Los proyectos subastados están ahora en fase de financiación, lo que no será un obstáculo fácil de superar dados los bajos índices de rendimiento calculados en algunos proyectos. Los instaladores han rentabilizado los clientes con tarifas DAC, pero las tasas de las clases industriales también están aumentando. Se prevé que la mayoría de las instalaciones de generación distribuida de 2017 tengan lugar en esta clase.

La descongelación de las relaciones internacionales ha dado un empuja al interés por desarrollar energías renovables en Cuba. La finalización de una planta de 50 MW a escala comercial y una subasta de 100 MW conducirán a un mayor interés en el país debido a sus necesidades de demanda. Colombia puede ser considerada como la nueva Argentina, con un gobierno más estable y con necesidad de fuentes de energía más limpias y baratas. Sin embargo, Colombia enfrenta limitaciones de políticas y de incentivos.

El pasado 2 de octubre se realizó la apertura de los sobres que contenían las ofertas económicas que se presentaron a la subasta de 1.000 MW de potencia renovable convocada por el gobierno argentino en el marco del Programa RenovAr, y como se esperaba, tanto en solar como eólica las empresas han propuesto generar electricidad a valores varias veces inferiores, se habla de unas cuatro veces, a los que se firmaban anteriormente. De hecho la administración argentina valora que podría ahorrarse unos 2.500 M$ con la subasta.

De los 123 participantes iniciales, finalmente calificaron 105, quedando fuera 18 propuestas (1.134 MW, de ellos casi 550 MW de eólica, unos 505 MW de solar y unos 30 MW de biomasa, entre otras tecnologías) por no cumplir con los requisitos técnicos de índole eléctrica o ambiental. Estas 105 propuestas calificadas, representan un 87% de los proyectos presentados, totalizando en torno a 5.000 MW, y será el próximo 7 de octubre cuando se conozcan los ganadores

 

El precio de corte, que establece el límite que está dispuesta a pagar la Compañía Administradora del Mercado Eléctrico (CAMMESA) por decisión del Ministerio de Energía fue en el caso de la eólica de 82 $/MWh, para solar 90 $/MWh, 110 $/MWh para biomasa y 160 $/MWh para biogás. Estos últimos precios dejaron prácticamente fuera de juego al sector de la bionergía, que apenas si tuvo presencia en la subasta, dado que los precios dejaron fuera de competencia a la mayoría de los proyectos. Tanto es así, que el propio Subsecretario de Energías Renovables, Sebastián Kind, ha asegurado la necesidad de algún mecanismo para incentivar las inversiones en este sector.

Otra de las cosas que sorprende de esta subasta, frente a lo acontecido en las subastas de otros países de Latinoamérica, como Chile y México, es que la tecnología que ha alcanzado un precio más bajo es la eólica 96,5 $/MWh de media, frente a los 76,2 $/MWh de precio promedio de la fotovoltaica. Los precios promedio de biomasa, biogás e hidráulica fueron todos superiores al precio máximo fijado por CAMMESA.

Según ha trascendido la oferta más arriesgada fue la de Envision, 49 $/MWh con su proyecto eólico Vientos del Secano; en lo que respecta a energía solar la oferta más baja corresponde a la española Fieldfare, con 58,98 $/MWh para su proyecto solar de 100 MW, La Puna, en Salta.

Tras la publicación de los proyectos ganadores, se procederá a la firma de los contratos de suministro PPA a finales de este año. La normativa establece el 31 de diciembre de 2018 como plazo máximo para la entrada en operación comercial de los proyectos, si bien, hay propuestas que prevén inyectar energía en un plazo de entre 12 y 24 meses; y la red eléctrica argentina ya está preparada para ello, pues de acuerdo con CAMMESA actualmente ya hay disponibles 3.000 MW en las líneas de alta tensión para instalar parques eólicos y solares.

SEDICAL
COMEVAL