Tags Posts tagged with "batería"

batería

Es la batería de ión-litio más grande utilizada en una aplicación industrial en Australia hasta la fecha

Kokam, proveedor mundial de baterías innovadoras, ha anunciado el despliegue satisfactorio de un sistema de almacenamiento de electricidad de 30 MW/11,4 MWh para la empresa Alinta Energy, una de las principales eléctricas australianas. Es la mayor batería de ión de litio jamás utilizada para aplicaciones industriales en Australia. El sistema de almacenamiento utiliza la batería de alta potencia de litio, níquel, manganeso, óxido de cobalto (NMC) de Kokam, para mejorar el rendimiento de una red de alta tensión aislada que suministra electricidad a los principales productores de mineral de hierro de la región de Pilbara en Australia Occidental.

Un sistema híbrido de gas natural/baterías que mejora la fiabilidad, eficiencia y sostenibilidad de una microrred aislada

Este sistema de almacenamiento containerizado por Kokam, en funcionamiento desde abril de 2018, consta de cinco contenedores de 2,2 MWh hechos con baterías de muy alta potencia de ión de litio NMC (UHP NMC). El sistema de almacenamiento, junto con la turbina de gas de ciclo abierto de 178 MW existente en la central eléctrica Newman de Altina, funciona como un sistema híbrido gas natural/batería de generación y almacenamiento de electricidad. Este sistema híbrido, junto con un sistema de transporte de electricidad de alta tensión de 220 kV y subestaciones de alta tensión, forman una microrred aislada que abastece las minas de mineral de hierro.

Además de suministrar el sistema de almacenamiento de electricidad para el proyecto a Alinta Energy, Kokam, en asociación con el contratista EPC UGL Paty Ltd, también se encargó de la integración del sistema completo en este proyecto de almacenamiento de energía. Kokam contrató a ABB Australia para suministrar el generador virtual ABB PowerStore™ que gestiona la microrred. La integración del sistema de almacenamiento en la microrred mejorará la capacidad de Alinta Energy de suministrar electricidad de manera fiable a los productores de mineral de hierro de la región,

El sistema híbrido de de gas natural/ almacenamiento de energía y la microrred aislada de Alinta Energy demuestran cómo tecnologías innovadoras, combinadas con un diseño inteligente, pueden mejorar la fiabilidad de la energía para clientes industriales, al mismo tiempo que aportan beneficios en eficiencia y sostenibilidad“, declara Ike Hong, Vicepresidente de la División de Soluciones de Energía de Kokam. “El proyecto de Almacenamiento de Baterías Alinta Energy Newman es un ejemplo de cómo las nuevas tecnologías de almacenamiento de energía permiten a clientes industriales y de servicios públicos construir sistemas híbridos de gas natural/baterías que mejoran la fiabilidad energética, reducen las emisiones de gases de efecto invernadero e impulsan sus resultados financieros“.

Crecen las oportunidades en los mercados de servicios públicos e industriales para la tecnología de baterías UHP NMC

El proyecto de Alinta Energy es un claro ejemplo del creciente número de oportunidades en mercados de servicios públicos e industriales para la tecnología de baterías UHP NMC de Kokam. Diseñada para aplicaciones de almacenamiento de energía de alta potencia, la tecnología de baterías UHP NMC puede ser utilizada por empresas de servicios y otras empresas de suministro de electricidad para reservas rodantes, regulación de frecuencia, control de la tasa de rampa de grandes sistemas de energía solar o eólica, suministro energético ininterrumpido (UPS), estabilización de tensión y otras aplicaciones que requieren grandes cantidades de energía en un intervalo de tiempo de no más de unos pocos segundos.

Además, la capacidad de la tecnología para recibir y entregar rápidamente grandes cantidades de energía la hace especialmente adecuada para combinar con gas natural, diésel y otros sistemas de energía utilizados para generar energía para aplicaciones industriales, donde incluso un breve corte de energía podría interrumpir la minería, la perforación offshore u otras operaciones industriales, pudiendo generar pérdidas de cientos de miles o incluso millones de dólares.

La tecnología de baterías NMC de muy alta potencia de Kokam proporciona la alta potencia necesaria para aplicaciones industriales y de servicios públicos de manera fiable y rentable gracias a sus prestaciones:

Alta tasa de descarga: la tecnología UHP NMC tiene una tasa de descarga máxima de 10C, comparada con el 3C de sus competidores. Esto permite a las baterías UHP NMC suministrar más potencia cuándo se requiera.
Densidad de energía superior: esta densidad superior permite hasta 3,77 MWh de almacenamiento de electricidad en un contenedor de 40 pies, en comparación con los 3 MWh de almacenamiento con baterías estándares NMC. Así se almacena más energía en un espacio menor.
Ciclo de vida más largo: las baterías NMC de potencia muy alta pueden durar hasta 10.000 ciclos, en comparación con los 3.000–5.000 ciclos de las tecnologías estándares NMC, aumentando la vida esperada del sistema de almacenamiento de energía.
Disipación mejorada del calor: con una tasa de disipación de calor 1,6 veces mejor que las tecnologías estándares NMC, las baterías NMC de alta potencia se pueden usar con una tasa superior para periodos mayores de tiempo, sin degradación de la vida de la batería o del rendimiento.

0

La nueva batería de tecnología de níquel Uptimax de Saft ofrece a los operadores un reemplazo directo de baterías de plomo-ácido en instalaciones industriales en espera. Es ideal para aplicaciones de misión crítica donde la energía de respaldo confiable es esencial, como la exploración y producción de petróleo y gas, así como para servicios públicos y plantas de fabricación. Con la nueva batería Uptimax, Saft apunta al mercado de baterías de reserva industrial valuado en aproximadamente 3.000 millones de euros anuales.

Las baterías de tecnología de níquel tienen ventajas significativas sobre la tecnología de plomo en términos de fiabilidad, vida útil, coste total de propiedad (TCO) y un rendimiento predecible sin riesgo de ‘muerte súbita’.

Mikael Greis, gerente de producto de Saft, dijo: “El nueva Uptimax es perfecta para los operadores que desean reemplazar baterías de plomo-ácido a tecnología de níquel, ya que elimina la necesidad de modificar sus sistemas de carga existentes. También es ideal para aplicaciones de respaldo muy exigentes, especialmente en Medio Oriente, debido a su capacidad para tolerar temperaturas extremas “.

La nueva batería Uptimax es un reemplazo directo para las baterías de plomo-ácido porque es compatible con todos los sistemas de carga de corriente continua comúnmente utilizados y funciona en una ventana de voltaje estrecha, sin necesidad de una carga de refuerzo. Esto reduce el coste de los sistemas de carga, ya que hay menos necesidad de componentes tales como diodos de caída o convertidores de CC/CC.

También tiene una capacidad de carga rápida que puede alcanzar un 95% de estado de carga en ocho horas para un rápido regreso al servicio después de un corte de energía.

Los beneficios adicionales de la nueva batería Uptimax incluyen un funcionamiento sin mantenimiento sin necesidad de agregar agua durante toda la vida útil y el cumplimiento de todas las normas de seguridad relevantes. También es ideal para aplicaciones en Oriente Medio, ya que ofrece una larga vida útil de más de 20 años a + 25°C y puede tolerar temperaturas extremas (-40°C a + 70°C) durante períodos cortos.

La nueva batería Uptimax está diseñada para formar el corazón de la fuente de alimentación ininterrumpida y los sistemas de energía de respaldo que operan en caso de pérdida del suministro de energía principal para facilitar el cierre seguro de los procesos, proteger los datos de la computadora y proporcionar un puente a la energía de reserva. Las aplicaciones típicas incluirán aparamenta de subestación, sistemas de control de proceso, alumbrado de emergencia, alarmas de incendio y sistemas de seguridad.

Saft fabrica las nuevas baterías Uptimax en Oskarshamn, Suecia.

MAN Truck & Bus trabaja desde hace unos diez años en conceptos innovadores relacionados con el suministro y la eliminación de emisiones en zonas urbanas. Las ciudades se enfrentan cada vez más al reto de conciliar un entorno saludable y la necesidad de disfrutar de calidad de vida por parte de sus habitantes con el transporte de mercancías y los servicios de reparto en el centro de la ciudad. Este problema obliga a desarrollar ideas para reducir el tráfico en momentos específicos y reubicarlo fuera de la ciudad, nuevos enfoques para el uso del suelo, así como nuevos conceptos de movilidad y motorización. A tenor de esta situación, MAN Truck & Bus ha presentado en los últimos años diversas ideas y estudios procedentes de los sectores de camiones y autobuses. Consecuencia lógica de estas ideas es la eTGE, el primer vehículo MAN de serie completamente eléctrico.

Alrededor del 70%de los vehículos comerciales ligeros utilizados en zonas urbanas recorren por término medio menos de 100 kilómetros al día. La velocidad media alcanzada es baja. En este contexto, con una autonomía teórica del vehículo de hasta 160 kilómetros se cubren aproximadamente tres cuartas partes de todo el transporte urbano. Como ocurre con los teléfonos móviles, tarde o temprano será completamente normal enchufar un vehículo eléctrico (normalmente por la noche) para que al día siguiente esté cargado.

Los tiempos de carga varían. Una estación de recarga de 40 kW puede cargar el 80% de la batería en 45 minutos. En un wallbox o punto de recarga en la pared con corriente trifásica, la MAN eTGE puede alcanzar su plena capacidad en apenas cinco horas y media. Para una carga completa con una corriente alterna de 220 V se requieren aproximadamente nueve horas. Con un mantenimiento adecuado, una batería de 36 kWh solo pierde el 15% de su capacidad después de diez años y alrededor de 2.000 ciclos de carga. Es posible sustituir de forma independiente cada uno de los módulos compuestos por seis o doce celdas. Los módulos se encuentran debajo del piso de carga ligeramente más alto, tal y como se usa en las versiones de carrocería con tracción trasera y motores diésel.

Para la TGE con tracción delantera eléctrica se optó por un motor síncrono de campo magnético permanente con una potencia máxima disponible de 100 kW. Dispone de un par de 290 Nm, que también se puede utilizar en toda la gama de velocidades, lo que garantiza un manejo muy ágil. En combinación con la velocidad máxima de 90 km/h, el resultado es un consumo de unos 20 kWh cada 100 kilómetros.

Además del volumen de carga, los sistemas de asistencia tampoco se han visto afectados por la tecnología electrónica. La eTGE viene de fábrica con una amplia gama de equipamiento básico que incluye sistema de navegación, parabrisas térmico y otros sistemas de asistencia para hacer la conducción más fácil y segura. Por supuesto, el asistente de frenado de emergencia EBA (Emergency Brake Assist) está instalado de serie en todas las TGE.

En la fase inicial de lanzamiento, la MAN eTGE puede pedirse con distancia entre ejes estándar y techo alto. La oferta está dirigida principalmente a clientes de flotas que buscan un concepto de servicio a medida. Las primeras furgonetas eléctricas de MAN se utilizarán por primera vez en las áreas metropolitanas de Alemania, Austria, Bélgica, Francia, Noruega y los Países Bajos.

La batería es el elemento central de un vehículo eléctrico. En los autobuses eléctricos, las baterías deben satisfacer requisitos importantes como el elevado kilometraje de los vehículos, los ciclos de carga diarios o las elevadas demandas de potencia. En consecuencia, la capacidad de las baterías se va reduciendo a lo largo de la vida útil del vehículo y, en un momento dado, no alcanzan el nivel requerido. MAN prevé que las baterías utilizadas en sus autobuses eléctricos duren en torno a los seis años. Por ello, teniendo en cuenta que el promedio de vida útil de un autobús urbano es de 12 años, las baterías tienen que sustituirse, a pesar de que aún disponen de cierta capacidad.

¿Qué se puede hacer con estas baterías? Desecharlas directamente no resulta ni ecológico ni económico. Por ello, VHH y MAN Truck & Bus quieren probar conjuntamente la reutilización de estas baterías en una instalación de almacenamiento permanente, tal y como expresaron durante la firma del memorando del acuerdo celebrada el 16 de marzo de 2018 en Múnich.

El denominado acumulador de energía Second Life está diseñado para evitar picos de consumo energético durante la carga de los autobuses (control de los picos o peak shaving). A tal fin, el acumulador se carga en los periodos valle y los autobuses pueden usar esta carga en los periodos punta. Esto ahorra costes y estabiliza el uso de la red eléctrica, que es el objetivo de las partes implicadas. Se espera obtener más información sobre el comportamiento de las baterías, los ciclos de vida de las futuras baterías, la tecnología de las baterías y las opciones para estabilizar la red eléctrica mediante el uso del transporte eléctrico. El prototipo de instalación de almacenamiento permanente comenzará a funcionar en Hamburgo-Bergedorf a lo largo de este año. Esto implica trabajar con las baterías usadas en los vehículos de ensayo con celdas como las que también se emplearán en los autobuses eléctricos de MAN.

«Este proyecto hace hincapié en el deseo de brindar a nuestros clientes una gama completa de soluciones eléctricas para su flota», recalcó Florian Hondele, jefe de proyectos de MAN Transport Solutions. Desde el año pasado, el equipo de asesores de MAN Transport Solutions presta apoyo a las empresas de transporte y a los transportistas en todas las cuestiones relacionadas con la transición a propulsiones alternativas y, en concreto, a los vehículos eléctricos.

El ensayo conjunto del acumulador de energía Second Life forma parte de la asociación para la innovación entre MAN Truck & Bus y VHH. «El cambio hacia el transporte eléctrico va más allá de la simple compra de autobuses eléctricos. El ensayo con el acumulador de energía Second Life encaja a la perfección con nuestra estrategia global», subraya Toralf Müller, director general de VHH.

La investigación se desarrolla en el marco de la asociación de transporte entre la Ciudad Libre y Hanseática de Hamburgo y el Grupo Volkswagen, al que pertenece MAN. Los socios están trabajando conjuntamente en el desarrollo de soluciones innovadoras para que el transporte urbano sea más ecológico, seguro, fiable y eficiente. Uno de los principales focos de atención consiste en promover el uso de vehículos eléctricos que emitan menos sustancias contaminantes y sean más silenciosos en la ciudad. Fruto de la asociación con Hamburgo, ya circulan cerca de 150 vehículos eléctricos de Volkswagen por las calles de esta ciudad y, a finales de 2018, los autobuses eléctricos de MAN comenzarán a transportar a los habitantes de Hamburgo por toda la metrópoli.

«Estamos a punto de dar un paso decisivo en el desarrollo de baterías para vehículos. Además, queremos jugar un papel clave como fabricante de vehículos», destacó Felix Kybart, jefe de Propulsiones Alternativas de MAN Truck & Bus, con motivo de la firma del acuerdo. Y esto no concluye con la entrega de los vehículos, sino que abarca también la reutilización y el reciclado de las baterías.

Vekehrsbetriebe Hamburg-Holstein GmbH (VHH) transporta al año a más de 100 millones de pasajeros. Esta empresa, con sede en Hamburgo, cuenta con cerca de 1.600 empleados procedentes de 60 países, así como una flota compuesta por 527 autobuses. El cambio hacia el transporte eléctrico supone para VHH una inversión de futuro. Desde 2014 circulan de forma regular dos autobuses eléctricos. Además, se han solicitado más eBuses. También se está construyendo un taller para autobuses urbanos que abrirá sus puertas en el verano de 2018.

Saft está construyendo una alianza con otros socios europeos para lanzar un ambicioso programa de investigación, desarrollo e industrialización para nuevas generaciones de baterías que se centren en la tecnología avanzada de Li-ion de alta densidad y de estado sólido. El programa aborda todos los segmentos del mercado, como la movilidad eléctrica (vehículos eléctricos, autobuses eléctricos, ferrocarril, marina, aviación), almacenamiento de energía y las industrias especializadas. Estas baterías de nueva generación proporcionarán ventajas en el rendimiento, coste y seguridad, en comparación con los productos actuales de Li-ion.

Las baterías, que estarán perfectamente integradas en sus entornos de sistema, con funciones e interfaces digitalizadas, se planean para ser diseñadas junto con proveedores líderes del sector. Cumplirán con los estándares más estrictos para el desarrollo sostenible.

Si el desarrollo tiene éxito, el siguiente paso será trabajar junto con socios industriales en nuevos procesos de fabricación y en la industrialización de celdas y sistemas. Esto conducirá a un bloque estándar de fabricación fácilmente escalable de 1 GWh.

Para construir un liderazgo europeo en este ámbito, con tecnologías disruptivas, productos innovadores y procesos industriales de vanguardia, la Alianza necesitará un fuerte apoyo regulativo y una financiación adecuada por parte de las autoridades europeas y nacionales.

Algunas de las empresas europeas, bien reconocidos en sus campos de especialización, ya se han comprometido a trabajar con Saft en el área de materiales, equipos y digitalización de procesos industriales. Tales como:

• Solvay, con la sede central en Bélgica, es una multinacional de materiales y químicos que aporta su sólida experiencia en soluciones de polímeros y electrolitos;
• Manz, con la sede central en Alemania, es el especialista europeo en equipos para el montaje de celdas y módulos de baterías;
• Siemens, con la sede central en Alemania, es una potencia tecnológica mundial que equipa las instalaciones de fabricación de la Industria 4.0 con soluciones de software y automatización
• Y otras empresas europeas líderes que trabajan en los campos de la integración de sistemas activos y materiales.

Si bien esta alianza no es exclusiva de otros acuerdos o asociaciones, las compañías trabajarán juntas durante los próximos siete años para alcanzar la ambición común. A lo largo de las diferentes fases del proyecto, el grupo principal de la Alianza se asociará con instituciones académicas europeas, centros de investigación, PYME, clientes y otras entidades para aprovechar la gran experiencia acumulada en toda Europa.

Los habitantes de Davos y los visitantes del Foro Económico Mundial podrán descubrir por sí mismos el vanguardista autobús TOSA. Este galardonado autobús TOSA, desarrollado por ABB en Suiza, ya se utiliza en Ginebra y pronto se usará en la ciudad francesa de Nantes. Puede cargar su batería en tan solo 20 segundos, mientras los pasajeros suben y bajan del autobús. En Davos, operará en la concurrida Línea 1, que cubre el trayecto entre el centro turístico y el hospital. Será la primera vez que se utilice la tecnología TOSA en una región alpina. La idea es someter al sistema a condiciones invernales extremas; ABB y sus socios de proyecto esperan obtener importantes aportaciones de este proyecto piloto.

Asimismo, se han suministrado ocho estaciones de carga rápida ABB con conexiones CA y CC para vehículos eléctricos. Se ha instalado la infraestructura de carga rápida en zonas de mucho tráfico por todo el gran Davos.

La tecnología TOSA recibió el prestigioso premio suizo de energía, el Watt d’Or de 2018, en Berna el 11 de enero de 2018.

Endesa ha adjudicado a la empresa Electro Power Systems (EPS) la construcción de una batería de ión de litio de 20 MW de potencia y 11,7 MWh de capacidad. Comienza así el proceso de construcción de la que será la mayor batería instalada de España, que permitirá a la Central de Carboneras (Almería) adaptarse a las necesidades del sistema eléctrico sin alterar su ritmo de generación. Está previsto que el proyecto esté listo en junio de 2018.

Endesa invertirá más de 11,5 millones de euros en el proyecto, el cual incluye el suministro e instalación del banco de baterías, inversores y transformadores elevadores de tensión, y dos transformadores auxiliares para la conexión con la central adjudicados a la empresa ABB.

 

La central de Carboneras está diseñada para operar en base, es decir, para generar electricidad constantemente, algo que ha llevado a cabo desde la puesta en marcha del primer grupo en 1985. El diseño original de la central está adaptado al sistema eléctrico de los últimos 30 años y tiene que adaptarse al sistema actual, con una notable penetración de energías renovables intermitentes (principalmente eólica) que le obligan a modular su producción y aplicar funciones de respaldo para cubrir la demanda en todo momento.

La instalación de un gran sistema de almacenamiento de energía que se conectará a la red auxiliar de la central, dotará a la planta de flexibilidad y mejorará su respuesta ante fluctuaciones de carga en el sistema de electricidad actual derivadas de la intermitencia producida por el aumento de la penetración de las renovables. Además, también se espera que la batería reduzca los costes de mantenimiento de los principales componentes de la central y alargue su vida útil.

Asimismo, la central de Carboneras se encuentra en proceso de adaptación de sus sistemas a la normativa medioambiental europea, la cual obliga a reducir las emisiones de NOx y SO2. Se espera que Endesa invierta unos 240 millones de euro en este proceso.

El proyecto forma parte del conjunto de iniciativas que está desarrollando el Grupo Enel, matriz de Endesa, para posicionarse en esta nueva tecnología, la cual cuenta con grandes perspectivas de crecimiento dentro del segmento de los servicios públicos gracias a sus características técnicas y su rápida velocidad de respuesta, así como a la reducción de costes que se está produciendo en esta tecnología.

El pasado mes de mayo, Enel adquirió el sistema de almacenamiento de energía de baterías (BESS, por su sigla en inglés) de Tynemouth (Newcastle, Reino Unido), una batería de iones de litio con una capacidad de 25 MW (12,5 MWh) que estará terminada a principios de 2018.

Albufera Energy Storage, coordina el proyecto europeo SALBAGE para crear una nueva batería de aluminio-azufre con una alta densidad de energía y bajo coste frente a la tecnología Li-ión. SALBAGE se enmarca dentro de la convocatoria FET-OPEN de la Comisión Europea que está especialmente dedicada a proyectos con un alto grado de innovación para la sociedad del futuro.

El proyecto defendido por Albufera Energy Storage ha sido seleccionado por expertos independientes junto a otras 27 iniciativas innovadoras, de entre las 374 propuestas presentadas a la convocatoria para obtener financiación. La FET-OPEN selecciona proyectos de investigación de alto nivel que exploren nuevas ideas para tecnologías futuras y emergentes y la propuesta del proyecto SALBAGE para desarrollar una batería de Aluminio-Azufre ha sido seleccionada dentro del 3% de las más disruptivas.

 

El proyecto SALBAGE tendrá una duración de 3 años y comenzará en noviembre de este año. Bajo la coordinación de Albufera Energy Storage, en el proyecto trabajarán también universidades europeas con probada experiencia en materiales avanzados como las inglesas de Leicester y Southampton y la austríaca TU Graz. También participa en el proyecto el Instituto de Polímeros del CSIC aportando su know-how en este tipo de componentes.

La batería de Aluminio-Azufre se desarrolla mediante un sistema con electrolito gelificado de altas prestaciones que permite que el diseño de las pilas pueda realizarse en materiales flexibles y totalmente adaptables a diversos equipos. Su diseño flexible presenta grandes ventajas para varias aplicaciones muy demandadas, por ejemplo dentro de los sectores aeroespacial, de equipos electrónicos portátiles y de automoción.

Apuesta por el aluminio

La concesión de este proyecto por parte de la Comisión Europea, supone la confirmación de la solidez alcanzada por Albufera Energy Storage en la investigación de baterías basadas en el Aluminio. Desde su fundación Albufera decidió apostar por este metal como base de sus investigaciones en nuevas baterías por su bajo coste, su densidad energética y reciclabilidad. Además se trata de un metal muy ligero y abundante en la corteza terrestre, por lo que se considera al Aluminio uno de los materiales más prometedores para las aplicaciones relacionadas con baterías en el futuro.

Albufera Energy Storage se está posicionando en la firma de acuerdos con grandes empresas que trabajan con Aluminio para distintas aplicaciones y ya ha mantenido contactos con la Asociación Europea del Aluminio (EAA – European Aluminium Association) y la embajada de Canadá, país especialmente estratégico por su tradición minera y productiva de este metal y por su situación privilegiada en los mercados americanos.

El 23 de marzo, exactamente a las 11:19 de la mañana, la producción combinada de los numerosos paneles solares y parques eólicos de California suministró brevemente el 49,2% de la demanda de energía del estado por primera vez. El récord fue un buen presagio para el estado más poblado de EE.UU., que se está esforzando para que la mitad de su consumo de electricidad provenga de fuentes renovables en 2030.

Pero este objetivo loable viene con algunos obstáculos. Los clientes quieren electricidad permanentemente, pero el viento se puede debilitar, incluso en California, el sol puede esconderse detrás de una nube. “No siempre es posible satisfacer la demanda total con renovables,” dice Selma Kivran, Gerente General de Aeroderivados de GE Power Services. “Se necesita algo más para llenar el hueco.”

 

Sin baterías a escala de red para cubrir los huecos de suministro (las baterías siguen siendo caras y de uso limitado), las turbinas de gas natural pueden acelerar rápidamente y cubrir los huecos cuando las energías renovables caen. Pero incluso los máquinas más rápidas tardan varios minutos en alcanzar la potencia máxima, obligando a los operadores a hacerlas funcionar a carga mínima para mantenerlas listas, quemando gas y desgastando más las máquinas. “Esta es una combustión ineficiente que necesita combustible adicional, cuesta dinero y genera emisiones de efecto invernadero innecesarias,” dice Kivran. “No es lo ideal, ni la única solución posible.

Es por eso que Kivran y sus colegas de GE Energy Connections decidieron coger turbinas y baterías y empaquetarlas juntas en un paquete único y eficiente con un sofisticado software de gestión de la energía. Con este sistema híbrido, la turbina puede apagarse, y la batería responderá instantáneamente. Southern California Edison (SCE) está desplegando la solución – la primera de su tipo en el mundo – en dos sitios cerca de Los Ángeles. “La batería es rápida y limpia y la turbina puede dar la potencia que se necesite. Es una energía fiable porque siempre está ahí, y también se consiguen beneficios ambientales,” dice Mirko Molinari, Gerente General de Grid Solutions de GE Energy Connections.

El híbrido está compuesto por la turbina de gas LM6000 de GE, que puede alcanzar los 50 MW en sólo 5 minutos, y una batería de 10 MW de celdas de iones de litio que dura hasta 30 minutos. Cuando la energía de salida de un parque eólico cae, la batería puede funcionar inmediatamente y darle a la turbina el tiempo para arrancar sin generar una interrupción en la red.

Los ingenieros de GE desarrollaron un software que permite a la empresa administrar de la manera más óptima la rapidez con la que se descarga la batería y la rapidez con que la turbina necesita ponerse en marcha. “Cualquiera puede poner una batería junto a una turbina”, dice Molinari. “La magia está en integrar los controles.

Además de luchar contra la inestabilidad de la producción de energía renovable, la solución podría ser útil para combatir la temida curva de demanda California, apodada curva pato, que describe la fuerte diferencia entre la oferta de energía y la demanda después de que el sol y los abundantes paneles solares dejan de producir electricidad. “Esta solución es escalable,” dice Kivran. “Dado que su diseño es modular, no hay razón por la que no pudiéramos ir a 100 MW o más.”

Saft ha conseguido un contrato con la empresa brasileña de energía eléctrica CEB (Companhia Energetica de Brasilia) para diseñar sistemas de batería de backup de níquel sin mantenimiento en las 34 subestaciones de distribución que sirven a Brasilia, la capital del país. Las baterías Saft Uptimax reemplazarán las baterías de plomo existentes en las subestaciones CEB con el fin de aumentar la confianza y disponibilidad del sistema, mientras se reducen el mantenimiento de la batería y los costes de reemplazo.

Las baterías de respaldo de la subestación juegan un papel crítico para CEB, asegurando una alimentación continua de 125 V para soportar las cargas auxiliares tales como cuadernas, automatización y circuitos de protección hasta 10 horas, en el caso de que hubiese una interrupción en la fuente de alimentación principal. Anteriormente, las subestaciones estaban equipadas con baterías de plomo-ácido. Por otro lado, esta es una aplicación particularmente exigente por sus temperaturas ambientales, que alcanzan los 35°C y que contribuyen al riesgo de fallos impredecibles de la batería.

 

Precisamente, para garantizar la total fiabilidad de sus sistemas de emergencia, la CEB ha puesto en marcha el programa de un año para sustituir las baterías de las 34 subestaciones de distribución con las baterías Saft Uptimax. Estas baterías cuentan con el último desarrollo de Saft en tecnología de placas de bolsillo de níquel, que ofrecen un mayor rendimiento y funcionamiento sin necesidad de mantenimiento, con una larga vida útil y un comportamiento completamente predecible incluso a temperaturas elevadas.

COMEVAL