Tags Posts tagged with "biomasa"

biomasa

La estabilidad de los precios de la biomasa, en claro contraste con el progresivo incremento del coste del gasóleo de calefacción, que se ha elevado un 35% en los dos últimos años, ha propiciado un significativo aumento del ahorro que supone el uso de la biomasa como combustible de calefacción, que en estos momentos puede ser de hasta un 66% frente a los costes del gasóleo.

Según el presidente de la Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa (Avebiom), Javier Díaz, “no estamos hablando de posibilidades teóricas, sino de un ahorro real e inmediato para las familias e instituciones que ya utilizan la biomasa para calentar sus hogares o edificios de uso colectivo; y estamos hablando de una expectativa cierta para aquellos que prevén sustituir el gasóleo por la biomasa a corto plazo, porque las últimas subidas del precio del petróleo ya no se puede considerar como simples repuntes coyunturales”.

De acuerdo con los cálculos que ha realizado Avebiom, el coste de 2,35 kilogramos de astilla de madera suministrada a domicilio, equivalente energético a un litro de gasóleo de calefacción, supone un ahorro del 66%; es decir, 0,486 euros por litro de gasóleo). El precio del gasóleo se ha elevado desde los 0,547 euros por litro de mayo de 2016 a los 0,741 euros registrados el 15 de mayo pasado.

En el caso de que se utilice hueso de aceituna, el precio de 2,19 kilogramos (que es el equivalente energético a un litro de gasóleo), el ahorro es de 0,362 euros por litro de gasóleo (el 49%). Y si la biomasa utilizada es el pellet, el coste equivalente (1,96 kilogramos) representa un ahorro del 38% (0,280 euros por litro de gasóleo).

Los últimos datos del Índice de Precios de Avebiom, referidos al último trimestre de 2017, reflejan la estabilidad del precio del pellet, el hueso de aceituna y la astilla de madera en sus diferentes formatos de venta al consumidor final (en sacos o a granel, servido a domicilio por camiones cisterna). En el caso del pellet, que es el combustible más demandado actualmente, la evolución del precio del saco de 15 kilogramos se ha reducido un 3,37% de media en los tres últimos años.

La investigadora de Cetaqua Núria Basset presentó en REGATEC 2018 el proyecto CoSin (Combustibles Sintéticos), una apuesta por la economía circular y las energías renovables en dos plantas demostrativas instaladas en la EDAR de Sabadell para la producción de biometano y gas natural sintético.

Este proyecto innovador liderado por Gas Natural Fenosa está englobado dentro del concepto de Power-to-Gas, consistente en aprovechar la energía eléctrica excedentaria que proviene de fuentes renovables reconvirtiéndola en gas metano. En el caso de Sabadell, se investiga la producción de biometano a partir de hidrógeno procedente del agua y de CO2 (biogás) generado por digestión de los lodos de depuración, y se compara con una ruta alternativa: el enriquecimiento de biogás mediante tecnologías de membrana desarrolladas por Prodeval. Esta solución alternativa permitiría utilizar la infraestructura de gas existente para su transporte y almacenamiento. Cetaqua participa en la parte de upgrading o enriquecimiento del biogás en esta iniciativa liderada por Gas Natural Fenosa, en colaboración con el Instituto de Investigación de Energía en Cataluña (IREC), la Universidad Politécnica de Catalunya (UPC), y las empresas LABAQUA, FAE y AMES, entre otros colaboradores.

Más sobre CoSin

Cofinanciado por Fondos Europeos de Desarrollo Regional de la Unión Europea en el marco del Programa Operativo FEDER de Cataluña 2014-2020 y por ACCIÓ, mediante la Comunitat d’Energia RIS3CAT de Cataluña.

Esta iniciativa para la investigación industrial y el desarrollo de tecnologías asociadas a la síntesis de nuevos combustibles consta de dos líneas de investigación:

a) la generación de biometano a partir de enriquecimiento del biogás y metanación del CO2 residual

b) el desarrollo de electrolizadores de alta temperatura y co-electrolizadores

La Asociación Española de Valorización Energética de Biomasa -AVEBIOM- lanza oficialmente la convocatoria de Expobiomasa (24-26. Septiembre. 2019) con la apertura del período de contratación. Tras once ediciones consecutivas de éxito, AVEBIOM convoca la 12ª edición de la Feria Especializada en Tecnología de la Biomasa en Valladolid, con la ilusión de seguir impulsando el mayor encuentro profesional especializado en el uso energético de la biomasa de referencia para España y Portugal, y puente comercial entre Europa e Iberoamérica. Expobiomasa, que continúa con carácter bienal, refuerza así su destacada posición en el ranking como una de las cinco mejores ferias del sector a nivel mundial y se alternará en el calendario de eventos internacionales con la celebración de importantes ferias, como Progetto Fuoco en Verona.

¿Qué atrae a los profesionales de Expobiomasa?

Expobiomasa es un encuentro profesional: el 78% de los visitantes ya trabajan en proyectos de biomasa. El evento se ha convertido en el punto de encuentro de los distintos profesionales que componen toda su cadena de valor, aunque son dos los grupos de profesionales que acuden a Expobiomasa a sentarse con proveedores y encontrar soluciones tecnológicas.

  • Por un lado, interesados en soluciones de climatización y calefacción con biomasa: instaladores, distribuidores comerciales, decoradores, constructores, ingenieros, responsables municipales, grupos de distribución, grandes consumidores de energía,…
  • Y por otro lado, interesados en la producción de biocombustibles: profesionales del sector agroforestal y su industria dedicados al suministro de astilla, leña, hueso de aceituna, pellet y otros subproductos, ingenierías, profesionales del sector del reciclado, inversores, empresas de distribución y logística de biomasa,…

Para la mayoría, tanto de visitantes como de expositores, Expobiomasa es la mejor feria profesional a la que acuden, razón principal por la que el 90% de los profesionales asegura que asistirá a la próxima edición. El 89% de los profesionales que asistieron en la última edición, asegura que asistió para encontrar “novedades, ofertas y oportunidades de negocio”, y el 90% no duda en calificar de “satisfactoria su visita”.

Un sector en crecimiento

Expobiomasa es reflejo de un sector en constante evolución año tras año. La feria evoluciona en paralelo a la revitalización del sector,  que está viendo nuevos proyectos de generación eléctrica y biogás, y sobretodo un aumento en la demanda de la instalación de equipos de biomasa térmica.

Es destacable que a la pasada de Expobiomasa asistieran trescientos profesionales procedentes del continente americano, destacando la participación de visitantes procedentes de México, Chile y Argentina, países que impulsan de forma muy activa el uso de biomasa como fuente de energía y en los que está aumentando con gran rapidez la importación de tecnología.

Entre los europeos, Portugal, por cercanía e importancia del sector, sigue siendo el país más representado tras España, tanto en firmas expositoras como en visitantes, la última edición contamos con más de mil visitantes del país luso. Otros países destacados son Italia y Francia.

La “postferia” también es un atractivo para los profesionales que visitan Valladolid, por ejemplo, la iniciativa SABOR A BIOMASA, con menús especiales, rutas de pinchos, catas y degustaciones permite encuentros distendidos e informales que facilitan más oportunidades de negocio.

Pensando en exponer

Expobiomasa será la feria especializada en el sector más importante en Europa en 2019. Así opinan las asociaciones europeas de biomasa y las firmas expositoras, que al ser encuestadas indican en un 94% que Expobiomasa es igual o mejor que otras ferias profesionales del sector energético.

La feria es uno de los pocos eventos capaces de ofrecer cifras sobre el retorno económico de la inversión en participación. Según las encuestas de la organización, se estima que la última edición de Expobiomasa facilitó un incremento de las ventas al conjunto de expositores cercano a los  17,2 millones de euros, un 25% más que en 2015.

Facilidades de participación

AVEBIOM ha establecido tres períodos de contratación con interesantes descuentos para las firmas que realicen la inscripción con mayor antelación:

  • Primer plazo abierto hasta el 31 de octubre de 2018. Descuentos del 40% sobre el suelo contratado, que llega al 60% para asociados de AVEBIOM.
  • Segundo plazo de inscripción con descuento del 15% sobre el suelo contratado, para contrataciones hasta al 31 de marzo de 2019. Éste será del 25% para los asociados.
  • Último plazo de inscripción hasta el 31 de mayo de 2019, en el que únicamente se aplicará un 10% de descuento a los asociados.

Fuente: AVEBIOM

Ingeteam ha sido contratada por Ence para la operación y el mantenimiento de su planta de biomasa Enemansa de Ciudad Real, pionera en la utilización de orujillo, procedente del residuo de la oliva, para la generación de electricidad a gran escala. A través de esta actividad, la planta contribuye a la eliminación controlada y limpia del excedente de este producto autóctono propio de una zona olivera, lo que supone su revalorización y la creación de riqueza en el medio rural.

Ingeteam prevé la contratación de una treintena de personas para operar y mantener la planta, ubicada en el municipio de Villarta de San Juan.

Con una potencia instalada de 16 MW, la de Ciudad Real es la tercera planta de biomasa que Ingeteam opera y mantiene para Ence. También es adjudicataria de las plantas que la compañía tiene en La Loma, Jaén, y en Mérida; de 16 MW y 20 MW, respectivamente. Estos tres contratos sitúan la cifra global de potencia mantenida de Ingeteam en más de 12 GW.

Planta de biomasa de Mérida, ya en operación, construida como llave en mano por SENER para ENCE

El grupo de ingeniería y tecnología SENER ha firmado con ENCE Energía y Celulosa un contrato, en modalidad llave en mano o EPC, para el suministro de una tercera planta de generación eléctrica con biomasa de baja emisión, en esta ocasión ubicada en Puertollano (Ciudad Real, España). Este contrato se suma a otros dos anteriores, también para la construcción llave en mano, de centrales de biomasa en Mérida y Huelva. En todos los casos, el contrato abarca el diseño, suministro, construcción y puesta en marcha de la planta, así como la operación y el mantenimiento durante los dos primeros años de operación.

Este nuevo contrato avala la confianza del grupo ENCE en la tecnología de SENER, tras desarrollar con éxito el proyecto de Mérida, que entró en operación en 2014 y hoy en día funciona a pleno rendimiento. Igualmente, la central de Huelva se encuentra en fase de construcción, con una previsión de que entre en funcionamiento en el tercer trimestre del 2019.

En todos los casos, las centrales aplican la tecnología de SENER, un ciclo termodinámico de alta eficiencia, regenerativo y con recalentamiento, que incluye una caldera con recalentador y una turbina con dos cuerpos – de alta y de baja presión-, así como varias extracciones. Por su parte, la refrigeración se realiza mediante torres de refrigeración. Todo lo anterior contribuye a que la planta supere el 35 % de rendimiento bruto. Por su diseño innovador, que aúna alta eficiencia y bajas emisiones, las tres centrales de ENCE diseñadas por SENER serán una referencia entre las plantas de generación eléctrica con biomasa.

Características de la planta de biomasa de Puertollano

La nueva instalación será una central de generación eléctrica a partir de biomasa residual forestal, agrícola y agroindustrial, que entrará en operación en 2020 y será, igual que las dos anteriores, una de las mayores plantas de energía renovable con biomasa residual de baja emisión y alta eficiencia de España.

También sigue el modelo de las plantas anteriores en cuanto a la amplia variedad de tipos de biomasa con los que podrá funcionar, gracias al avanzado sistema de manejo del combustible que SENER incorporará en su diseño, tanto para su recepción como para su preparación y almacenamiento, que ya ha sido aplicado en las centrales anteriores con muy buenos resultados.

Contará asimismo con los mejores sistemas de combustión y de tratamiento de gases, que garantizarán el cumplimiento de los exigentes límites de la nueva normativa europea BREF (Best Available Techniques Reference), que establece la referencia de las mejores prácticas de la industria en Europa para Grandes Plantas de Combustión.

La inversión en energía limpia en el primer trimestre de 2018 fue de 61.100 M$, un 10% menor que el año anterior, sin embargo hubo puntos fuertes. Los países en desarrollo destacaron en inversión de energía limpia en los primeros tres meses de 2018, con China una vez más representando más del 40% del total mundial, y proyectos llamativos que cerraron la financiación en Marruecos, Vietnam, Indonesia y México.

Las últimas cifras trimestrales de Bloomberg New Energy Finance (BNEF) muestran una inversión global de energía limpia de 61.100 M$ en el primer trimestre de 2018, un 10% menos que en el mismo periodo del año anterior.

En el trimestre finalizado en marzo, la inversión solar cayó un 19% hasta 37.400 M$, afectada tanto por una actividad más débil en algunos mercados, como por los precios unitarios más bajos para los sistemas fotovoltaicos. BNEF estima que los costes de capital de referencia a nivel mundial en dólares por MW para la energía solar fotovoltaica a gran escala han caído un 7% en el último año.

BNEF espera que el mundo instale aún más energía solar este año que el récord del año pasado de 98 GW. Dos de los principales impulsores son el boom en curso en China tanto para los sistemas fotovoltaicos locales a pequeña escala como a gran escala, y la financiación de parques solares muy grandes en otros países en desarrollo, a medida que la competitividad de los costes continúa mejorando.

El mayor proyecto solar que alcanzó el cierre financiero en los primeros meses de 2018 fue el complejo Noor Midelt de 800 MW en Marruecos, compuesto por una combinación de paneles fotovoltaicos y sistemas solares térmicos con almacenamiento. Los bancos de desarrollo, incluidos KfW de Alemania y el Banco Europeo de Inversiones, acordaron financiar el complejo, que probablemente costará alrededor de 2.400 M$.

Las instalaciones fotovoltaicas convencionales más grandes financiadas en el primer trimestre fueron la cartera de NLC Tangedco de 709 MW en India, con un coste estimado de 660 M$, y el proyecto de 404 MW de Acciona y Tuto Puerto Libertad en México, de 493 M$.

La inversión eólica mostró un aumento del 10% en el primer trimestre llegando a 18.9800 M$, mientras que la biomasa y la valorización energética de residuos disminuyeron un 29% hasta 679 M$, la geotérmica aumentó un 39% hasta 1.000 M$ y los pequeños proyectos hidroeléctricos de menos de 50 MW atrajeron 538 M$, con un descenso del 32%. Las compañías que se especializan en tecnologías energéticas inteligentes, como los contadores inteligentes, el almacenamiento de energía y los vehículos eléctricos, atrajeron 2.000 M$, un 8% menos. Los biocombustibles tuvieron una recuperación, con una inversión de hasta un 519% superior respecto al año anterior, con 748 M$, gracias a la financiación de dos plantas de etanol en EE.UU.

En cuanto a la división geográfica, China volvió a dominar, invirtiendo 26.000 M$ en energía limpia en el primer trimestre, aunque esto fue un 27% inferior al agitado primer trimestre del año pasado. EE.UU. registró una inversión de 10.700 M$, lo que representa un aumento del 16%, mientras que Europa sufrió un descenso del 17%, con 6.000 M$, lo que refleja la ausencia de contratos de eólica marina en Alemania o Reino Unido. India vio aumentar la inversión un 9% respecto al año anterior, con 3.600 M$, mientras que los desembolsos en Japón cayeron un 54% hasta 1.400 M$.

Los hitos por países incluyen a Vietnam, donde la financiación de proyectos eólicos ayudó a que su inversión en el primer trimestre llegase a 1.100 M$, un récord trimestral, y México, donde la actividad continua en solar y eólica elevó su total a 1.300 M$, un 3% más respecto al año anterior. El cierre financiero de un proyecto geotérmico de 91 MW en Indonesia ayudó a que ese país alcanzara los  757 M$ en el primer trimestre de 2018.

Las cifras globales del primer trimestre son las más bajas que las de cualquier trimestre desde el tercer trimestre de 2016, pero, según BNEF, es demasiado pronto para predecir una caída en la inversión anual este año. Por ejemplo, BNEF espera ver la financiación de una serie de proyectos eólicos marinos con un coste elevado en aguas del Reino Unido, Bélgica, Holanda y Dinamarca durante los próximos meses.

Dividiendo la inversión por tipo, el primer trimestre vio una caída del 16% en la financiación de activos de proyectos de energía renovable a escala mundial hasta 44.300 M$, pero hubo un aumento del 16%, 14.300 M$, en la financiación de pequeños sistemas solares de menos de1 MW.

La inversión de los mercados públicos en compañías especialistas en energía limpia se desplomó un 75%, hasta 509 M$, la más baja en cualquier trimestre durante dos años. El capital de riesgo y la inversión de capital privado fueron mucho más impresionantes, ascendiendo un 65% hasta 2.400 M$, su nivel más alto desde el tercer trimestre de 2016.

Las operaciones de capital de riesgo y la inversión de capital privado en el último trimestre fueron lideradas por rondas de 475 M$ y 348 M$  para las compañías de automoción chinas Beijing CHJ Information Technology y Guangzhou Xiaopeng Motors, y una ronda de capital de expansión de capital privado de 224 M$ para Enerkem, el promotor canadiense de tecnología de biocombustibles.

Un total de 42 empresas de la Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa, AVEBIOM, han invertido 89,47 millones de euros en 140 instalaciones de biomasa, que han generado 1.022 puestos de trabajo con el objetivo de reducir las emisiones de CO2.

Estas actuaciones se enmarcan en los proyectos Clima del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Rural (Mapama) correspondientes a las cinco convocatorias del periodo 2013-2017. “El objetivo es avanzar en la senda de la transformación del sistema productivo español hacia un modelo bajo en carbono”, ha explicado el presidente de AVEBIOM, Javier Díaz.

Las 140 instalaciones, inscritas en Canal Clima I y II entre 2013 y 2017, han desplazado 2,78 millones de MWh de combustibles fósiles y se han evitado 238.678 toneladas equivalentes de petróleo. El combustible fósil más desplazado ha sido el gas natural.

Convocatoria 2017

En la convocatoria correspondiente a 2017, el Mapama ha seleccionado 62 nuevos proyectos Clima, que ahorrarán la emisión de tres millones de toneladas de CO2. Del total, se han inscrito 70 instalaciones pertenecientes a 16 empresas asociadas a AVEBIOM. La ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, presidirá el cierre de esta convocatoria, que tendrá lugar el próximo lunes, 9 de abril.

“Las instalaciones adheridas a Canal Clima II de AVEBIOM en la convocatoria de 2017 tienen un potencial de reducción de emisiones de CO2 equivalente al 3,1% del objetivo global de reducción de emisiones que tiene asignado España, en el sector de las emisiones difusas”, ha precisado Javier Díaz.

Hasta 15 millones

Los proyectos Clima del FES-CO2, dependientes del Mapama, son iniciativas de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) mediante la adquisición de créditos de carbono vinculados a proyectos de esta naturaleza.

La Asociación tiene un derecho de compra firmado con el Fondo de Carbono para una Economía Sostenible FES-CO2 de 1,7 millones de toneladas de CO2 reducidas y verificadas, para proyectos de biomasa y biogás, durante el periodo comprendido entre 2015 y 2022, con un techo de financiación por parte del Ministerio de hasta 15 millones de euros.

Canal Clima

Por su parte, AVEBIOM puso en marcha el programa de impulso de la bioenergía Canal Clima en el año 2013 para presentar de forma agrupada las instalaciones de biomasa y biogás de las empresas asociadas a la convocatoria de proyectos Clima del Ministerio.

Canal Clima permite a los socios adheridos simplificar su acceso a estos proyectos y maximizar las posibilidades de ser seleccionados, al integrar a un número importante de promotores en un mismo programa. AVEBIOM asume las labores de coordinación, seguimiento y verificación, en colaboración con Tecnalia y el Cubo Verde.

 

Instalación de procesamiento, almacenamiento de biomasa y planta de generación de energía eléctrica a partir de biomasa de 50 MW en Huelva (España). Foto cortesía de ENCE | Processing facilities, biomass storage and 50 MW biomass power plant in Huelva (Spain). Photo courtesy of ENCE

Según un nuevo informe de ecoprog, a principios de 2017 había en operación en todo el mundo 3.510 plantas de biomasa, que generaban electricidad y calor a partir de biomasa sólida, con una potencia instalada total de 52,8 GW. A fines de 2017, ecoprog estima que había alrededor de 3.700 centrales operativas, con una potencia de aproximadamente 56,2 GW. En solo un año, se pusieron en servicio casi 200 plantas de biomasa con una potencia de casi 3 GW. Las significativas tasas de crecimiento en Asia están compensando el desarrollo menos dinámico en los mercados clave europeos. Al mismo tiempo, en 2017 continuó la consolidación y la globalización entre los proveedores de tecnología.

El mercado de las centrales eléctricas de biomasa, el número de plantas y sus respectivas potencias, es resultado de los esquemas de subsidios y la disponibilidad de condiciones económicas positivas en lugares favorables, por ejemplo, en la industria azucarera o papelera. Los activos de regiones con altos subsidios políticos en forma de tarifas de inyección a red, son plantas relativamente jóvenes, que se caracterizan por ser de pequeña escala. Este es el caso en la mayoría de países europeos, donde actualmente, muchos sistemas subvencionan principalmente plantas de pequeña escala, debido a la sostenibilidad ecológica. Por tanto, las plantas europeas son, en promedio, más pequeñas que en otras regiones, como Norteamérica. Por el contrario, la disponibilidad de combustible es el factor determinante en América del Norte y del Sur, así como en muchos mercados asiáticos, ya que los niveles de subsidio suelen ser más bajos que en Europa.

Norteamérica y Europa utilizan principalmente madera para generar energía, mientras que los países de América del Sur incineran principalmente bagazo, un residuo de la industria de la caña de azúcar. Los residuos agrícolas como paja, cáscara de arroz y racimos vacíos de la industria del aceite de palma, representan los principales combustibles en Asia. Leer más…

Artículo publicado en: FuturENERGY Marzo 2018

La fluctuación de los precios de los combustibles fósiles, la necesidad de hacer frente al cambio climático y la creciente demanda energética, plantean grandes retos al modelo energético actual. Para hacerles frente, alcanzando a la vez altos niveles de eficiencia, están apareciendo nuevos modelos energéticos híbridos basados en energías renovables, que buscan aprovechar mejor los recursos y permitir el suministro energético durante un mayor periodo de tiempo. Este es el caso de las plantas híbridas termosolar-biomasa para producir electricidad mediante tecnología ORC (Ciclo Orgnánico de Rankine). Innergy, presente en toda la cadena de valor de un proyecto energético con biomasa, desde servicios de desarrollo, producción y comercialización de equipos de generación de calor y automatización, hasta O&M. cuenta con una amplia experiencia en biomasa de todo tipo, calderas industriales de biomasa y tecnología tanto ORC como vapor, lo que le permite apostar por la biomasa para este tipo de soluciones energéticas.

¿Por qué es interesante este tipo de solución energética híbrida? Porque las plantas termosolares necesitan que la luz solar incida directamente sobre sus espejos para producir electricidad. En días nublados estas plantas permanecen paradas, por lo que no generan energía, requiriendo de energía de otras fuentes. Por otro lado, tenemos los equipos de generación de energía a partir de biomasa, una fuente sostenible que no está sujeta a factores climatológicos, si bien, pese a encontrarse en grandes cantidades, es importante realizar un aprovechamiento controlado y sostenible.

Con la combinación de ambos tipos se emplea la energía solar los días despejados y se cubren los días de nubosidad con la energía proveniente de la biomasa, pudiendo funcionar la planta los 365 días al año, siendo energéticamente independiente de oligopolios y grandes corporaciones y pudiendo ofrecer estabilidad en los precios. Leer más…

Artículo publicado en: FuturENERGY Marzo 2018

Las tecnologías biomásicas en España son uno de los principales medios con los que contamos para conjugar los objetivos renovables para 2020 y 2030 con la necesaria gestionabilidad del sistema. Los 90 MW de biomasa que ya estarán en construcción el próximo mes, podrían complementarse con proyectos adicionales, ya que España cuenta con un potencial de, al menos, 8.000 megavatios que podrían aportar electricidad renovable totalmente gestionable si se realizasen subastas específicas.

Planta de biomasa de Acciona en Miajadas. Foto cortesía de APPA.

Las características de la biomasa, que aúna las propiedades de las energías renovables con la capacidad de regulación de una central térmica, son fundamentales para poder incrementar el porcentaje de renovables en nuestro mix eléctrico. A pesar de estas bondades, desde que se adjudicaron 200 MW en la subasta de enero de 2016, no se han vuelto a realizar subastas específicas de esta tecnología.

 

En construcción los primeros proyectos de la subasta

En el lado positivo, hay que contemplar que ya ha comenzado la implantación de los proyectos que fueron adjudicados en 2016. En el próximo mes ya estarán en construcción 90 MW, que supone un 45% del total subastado. La otra cara de la moneda es que estos nuevos proyectos, al igual que los más de 1.038 MW ya instalados, tienen limitada su contribución debido a que están limitados por ley.

Un límite horario que limita el desarrollo

En la actualidad, la retribución regulada a la generación eléctrica con biomasa sólida, biogás y la Fracción Orgánica de Residuos Sólidos Urbanos (FORSU) está limitada a 6.500 horas de funcionamiento al año, cuando se trata de unas tecnologías que pueden funcionar 24 horas al día y 365 días al año pudiendo superar las 8.000 horas anuales, aportando estabilidad, firmeza y gestionabilidad sin comprometer los objetivos de renovables y de reducción de emisiones. Considerando 8.000 horas de uso anual de las instalaciones, estaríamos ante un incremento del 23% respecto a la actual limitación. “Ante un escenario de cierre de centrales térmicas, entendemos que el Ministerio de Energía debería reconsiderar la limitación de horas de generación eléctrica con derecho a percibir retribución a la operación, pues nuestras instalaciones tienen capacidad para aportar gestionabilidad y estabilidad en el sistema, además de poder producir en punta al igual que lo hacen las térmicas”, ha declarado Jordi Aguiló, presidente de APPA Biomasa.

Sin el actual límite regulatorio, la producción eléctrica de las tecnologías biomásicas podría aumentar cerca de un 23% de un año para otro, contribuyendo a mejorar nuestro porcentaje de renovables con instalaciones que ya están construidas y están infrautilizadas. “Debemos exigir coherencia al Ministerio, si queremos un mix renovable y gestionable, la biomasa debe tener un mayor protagonismo. No podemos decir que las renovables no son gestionables porque se ignora deliberadamente a tecnologías renovables que pueden aportar firmeza y generar en punta. En este sentido, la biomasa aporta las mismas ventajas que las centrales tradicionales pero usando un recurso autóctono y renovable”, ha defendido Aguiló.

Un potencial por aprovechar

El grado de autoabastecimiento nacional por fuentes biomásicas es de tan solo 28 días, muy alejado de los 132 días de Suecia, lo que nos sitúa en la posición 23 (de 31) del ránking europeo. Este puesto no se puede entender si se contempla el magnífico potencial de España y se piensa en la multitud de recurso disponible. España cuenta con importantes recursos agrícolas y forestales, ganaderos (principal cabaña porcina de Europa) y de residuos renovables (residuos presentes en todos los municipios y ciudades de España).

Este importante recurso, actualmente desaprovechado, podría complementar a tecnologías menos gestionables como la solar y eólica, garantizando la transición energética en España sin recurrir a tecnologías fósiles que comprometen nuestros objetivos de descarbonización y de renovables. “La biomasa no hay que importarla, contamos con ella en nuestros campos y en nuestros montes, como subproducto de nuestras agroindustrias y está presente en nuestros vertederos. Su aprovechamiento genera empleo y ofrece oportunidades de desarrollo a las regiones. No podemos consentir que el déficit energético sea equivalente al 85% de nuestro déficit comercial total cuando no aprovechamos estos enormes recursos. Apostar por la biomasa es apostar por España”, ha concluido el presidente de APPA Biomasa.

 

COMEVAL