Tags Posts tagged with "biomasa"

biomasa

El grupo Neoelectra ha adquirido la planta de cogeneración de energía eléctrica y vapor en base a biomasa que la multinacional chilena Masisa posee en su principal complejo industrial ubicado en el municipio de Cabrero (Chile). El acuerdo incluye la prestación durante 15 años de los servicios de suministro de la energía eléctrica para el complejo industrial, y la energía térmica necesaria para el proceso de secado de la madera procedente de la planta industrial de Masisa.

El activo está ubicado dentro del Complejo Industrial de Masisa, situado en el municipio de Cabrero (Región del Bío-Bío, Chile) en el que la multinacional fabrica el 68% del total de producción de tableros en Chile.

 

Más diversificada en servicios y más especializada en el cliente industrial, Neoelectra inicia la gestión de una planta de cogeneración de energía eléctrica y vapor en base a biomasa, con una potencia bruta máxima instalada de 11,1 MW y una capacidad de generación de vapor de hasta 70 toneladas hora.

Estrategia de Neoelectra en Chile

Con esta operación, el grupo empresarial español, especializado en aportar soluciones energéticas eficientes a la industria, inicia su proceso de internacionalización en Latinoamérica y amplía su porfolio de activos de cogeneración, biomasa y recuperación de CO2 alimentario, para situarse como primera compañía independiente en España.

La presencia del grupo industrial en Chile le permitirá disponer de una plataforma para el análisis de nuevas oportunidades de mercado y para el desarrollo de nuevos negocios, y contribuir así al objetivo estratégico de Neoelectra de disponer de un porfolio de activos de generación diversificados por tecnología y por geografía.

Veolia ha inaugurado hoy 6 de octubre las instalaciones de la red de calor con biomasa de Móstoles Ecoenergía. A la inauguración han acudido el alcalde de Móstoles, D. David Lucas Parrón, el Consejero delegado de Veolia, D. Hervé Peneau y el Gerente de Móstoles Ecoenergía, D. Francisco Villalobos.

La puesta en marcha de la red de calor de biomasa ha supuesto una inversión de 7 M€. El proyecto incluye también la ejecución de las obras de construcción de la central de generación de la red de calor formada por 4 km de tubería y 13 subestaciones de intercambio. Asimismo, Veolia es responsable de la operación y explotación de la central, así como del suministro energético a las Mancomunidades que incluye labores de intervenciones las 24 h del día los 365 días del año.

 

La red de calor de biomasa de Móstoles Ecoenergía tiene multitud de ventajas. Por un lado, medioambientales ya que permite evitar la emisión de 9.000 toneladas de CO2 a la atmósfera y, por otro lado, económicas debido a la reducción de un 15% del coste energético.

Así, el proyecto Móstoles Ecoenergía reduce su coste de agua caliente y calefacción con el mismo confort a la vez que utiliza astilla forestal de biomasa proveniente de la limpieza de los bosques españoles, suministrada por la empresa Enerbosque. De esta manera, Móstoles Ecoenergía se convierte en una solución adaptada 100% a los vecinos de Móstoles al facilitarles una solución más económica, más sostenible, más eficiente y más confortable.

Se trata del primer proyecto en España 100% privado con una alianza pública con el Ayuntamiento de Móstoles. Ha sido desarrollado por la empresa Móstoles Ecoenergía, hoy participada por sus socios promotores, el Fondo SCEEF I gestionado por SUMA Capital y Veolia. Esta es la primera Fase ya que, en verano de 2018, se prevé incrementar la inversión hasta los 12 millones de euros para dar servicio a 4.000 viviendas más en la Fase II.

Por último, la red de calor de Móstoles Ecoenergía está conectada al Hubgrade, el centro de gestión energética de Veolia, que lleva a cabo el control telemático de las instalaciones. Esta novedosa solución de gestión energética permite operar de forma remota en las instalaciones y en tiempo real. La combinación de soluciones tecnológicas de vanguardia con el conocimiento de los mejores profesionales garantiza el máximo rendimiento de la red.

0

Red Eléctrica de España ha comunicado a Ence que ya cuenta con el permiso para conectar las instalaciones de la nueva planta de biomasa de 40 MW de Huelva al punto de acceso y conexión de 220 kV de la red eléctrica.

La nueva planta, que podrá producir una cifra estimada superior a los 260.000 millones de kWh de electricidad al año, ha obtenido asimismo recientemente la Autorización Ambiental Integrada, hito fundamental para la puesta en marcha la más avanzada planta de energía de biomasa de baja emisión y alta eficiencia de Huelva. La planta tiene previsto entrar en operación en la segunda mitad de 2019. Se unirá así a las dos plantas de biomasa de 50 y 41 MW con las que Ence cuenta en su complejo energético onubense.

 

Una apuesta por las mejores tecnologías y la eficiencia en la producción de energía

La nueva planta de Huelva empleará las mejores y más avanzadas tecnologías disponibles, que garantizarán la excelencia medioambiental, con unas emisiones mínimas. Asimismo, se emplearán una serie de medidas que minimizarán el impacto acústico en el entorno.

Para su funcionamiento, la planta empleará biomasa agrícola y forestal procedente de los residuos de cultivos agrícolas de los alrededores y del monte onubense. De esta forma, contribuirá a reducir la quema descontrolada de estos residuos en el campo, que provoca un elevado impacto medioambiental, y contribuirá a las labores de limpieza de montes, reduciendo sensiblemente el riesgo de incendios forestales.

0

Técnicos del Departamento de Biomasa de CENER (Centro Nacional de Energías Renovables), han llevado a cabo durante el primer semestre de 2017 el escalado del cultivo de microalgas en las instalaciones del CB2G (Centro de Biocombustibles de 2º Generación), a partir de los protocolos de cultivo desarrollados en Neiker–Tecnalia. Durante la realización de este escalado se han producido los primeros 12 kg de biomasa fresca de microalgas con una concentración en sólidos mayor a la esperada y con un contenido en lípidos superior al 50%.

También en esos meses se ha realizado la valorización del aceite extraído de las microalgas cultivadas, que ha sido llevada a cabo por CATAR-CRITT (socio del proyecto) para la producción de biodiésel. Una empresa del sector de los biocombustibles se encarga, actualmente, de testar la calidad de este biodiésel, así como de evaluar el posible interés de este producto para el sector industrial.

 

Estos son algunos de los primeros resultados obtenidos como parte del trabajo desarrollado en el proyecto CYCLALG, que está financiado por el Programa Operativo de Cooperación Territorial España-Francia-Andorra (POCTEFA) 2014-2020. CYCLALG tiene como objetivo principal desarrollar y validar procesos tecnológicos dirigidos a implementar la obtención de biodiésel por la vía del cultivo de microalgas.

Además de CENER y Neiker-Tecnalia (coordinador), forman parte del consorcio del proyecto la Fundación Tecnalia, AIN (Asociación de la Industria Navarra), Apesa (Association pour l´Environnement et la Sécurite en Aquitaine) y CATAR-CRITT (Centre d´Application et de Transfromation des AgroRessources).

La última reunión de los socios tuvo lugar los días 18 y 19 de julio en la sede de CENER en Sarriguren (Navarra) y se trataba de la tercera reunión de seguimiento del proyecto. Durante dos días los asistentes, además de poner en común y analizar de manera conjunta los resultados obtenidos, consensuaron las acciones necesarias para avanzar en la ejecución de las siguientes actividades planificadas.

CYCLALG aporta soluciones innovadoras para avanzar en el desarrollo de fuentes alternativas de energía renovable, favoreciendo la sostenibilidad tanto ambiental como económica del proceso global de obtención de biodiésel a partir de microalgas.

El carácter innovador del proyecto se basa, por un lado, en su aproximación a una biorrefinería de microalgas. No se limita únicamente a su empleo como sistema productivo de energía, sino que persigue mejorar su sostenibilidad, aprovechando de manera integral la biomasa a partir de las algas, para obtener un amplio espectro de bioproductos que tengan valor comercial en diferentes sectores económicos del territorio POCTEFA, como son: la industria química (polioles y adhesivos), el sector cosmético, fertilizantes, piensos y otros.

Por otro lado, el enfoque innovador del proyecto se sustenta en un modelo de economía circular para el proceso, donde se persigue la máxima eficiencia de los recursos utilizados, con el objetivo de llegar al paradigma de cero residuos, de un modo eficiente y respetuoso con el medio ambiente.

CYCLALG se desarrollará durante tres años y cuenta con un presupuesto de 1,4 M€, de los que el 65% está cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) a través del Programa Interreg V-A España-Francia-Andorra (POCTEFA 2014-2020). Nº de acuerdo: EFA037/15.

CaixaBank ha contribuido a poner en marcha una planta de cogeneración de biomasa en Viñales (Chile), como vía para compensar las emisiones de CO₂ derivadas de su actividad durante el año pasado. El cálculo de su huella de carbono y el apoyo a proyectos que contribuyan a neutralizarla es una de las acciones que materializa el compromiso de CaixaBank con la conservación del medio ambiente y la lucha contra el cambio climático.

La entidad financiera realiza cada año un inventario de sus emisiones de gases de efecto invernadero generadas como consecuencia de su actividad corporativa para calcular la huella de carbono y establecer acciones dirigidas a reducirla progresivamente. Además, la entidad ha puesto en marcha una iniciativa ambiental para convertirse en el primer banco de España y uno de los primeros de Europa que compensa el 100% de las emisiones calculadas de CO₂ derivadas del conjunto de su actividad. El objetivo es convertirse, antes de finales de 2018, en entidad “Carbon neutral” en referencia al alcance calculado de su huella de carbono.

 

El proyecto escogido por CaixaBank para compensar 22.949 t de CO₂ emitidas a la atmósfera contribuirá al crecimiento sostenible de Chile al suministrar electricidad verde a partir de biomasa. La actividad del proyecto de Viñales generará una nueva inyección de energía limpia a la red eléctrica local y logrará un beneficio adicional de reducción de gases de efecto invernadero (GEI).

El proyecto ha generado 300 puestos de trabajo durante la construcción de la planta y actualmente emplea a 34 personas de manera estable. Además, la comunidad local se beneficia de un sistema para fomentar la relación con el entorno que tiene como objetivo, construir y mantener relaciones permanentes de confianza y de beneficio mutuo con la comunidad, buscando la creación de valor económico, social y ambiental.

Gonzalo Gortázar, consejero delegado de CaixaBank, ha afirmado que “CaixaBank asienta la gestión de su negocio, sus proyectos, productos y servicios en el respeto y la protección del entorno, lo que implica un firme compromiso con la conservación del medio ambiente, la mejora de la eficiencia energética y el fomento de un modelo de desarrollo sostenible.

En este sentido, Gortázar ha añadido que “en CaixaBank somos conscientes del impacto que genera nuestra actividad en la sociedad y el entorno y por ello, incorporamos a nuestra gestión los criterios ESG (Environmental, Social & Governance), que constituyen la base del consenso internacional de lo que es una empresa responsable. En definitiva, trabajamos para crear valor compartido para nuestros grupos de interés de acuerdo a los valores de la entidad -calidad, confianza y compromiso social-, con el objetivo de contribuir al desarrollo de una sociedad más justa y con mayor igualdad de oportunidades”.

Viñales-6Reforestación de terreno improductivo en Burgos

Además, CaixaBank ha compensado otras 15 t de CO₂ a través del apoyo a un proyecto de reforestación de terreno improductivo en Santa María del Campo (Burgos). Se trata de una parcela de 7,5 ha que comprende los valles y páramos de los ríos Pisuerga, Dureo, Esgueva, Jaramiel, Arlanza y Durantón, entre las provincias de Valladolid, Palencia, Burgos y Segovia. La reforestación de este terreno contribuye a mitigar el riesgo de desertificación y provoca un aumento de la biodiversidad en la zona.

En total, CaixaBank ha compensado un total de 22.964 t de CO₂, generadas por el uso de combustibles, los gases de refrigeración y el consumo de energía eléctrica en su red de oficinas y en sus servicios centrales durante 2016, de acuerdo con las mediciones de la huella de carbono efectuadas por la entidad. Estas emisiones suponen el 63,5% de las calculadas por la entidad, que alcanzará la condición de “Carbon neutral” el año que viene, compensando el total de emisiones asociadas al conjunto de su actividad. Para garantizar la transparencia y trazabilidad de la compensación de emisiones, CaixaBank adquiere créditos a través de proyectos del mercado voluntario de emisiones aprobados por el VCS (Verified Carbon Standard).

CaixaBank, pionera en la lucha contra el cambio climático

CaixaBank es una de las entidades financieras líderes en la lucha contra el cambio climático a nivel global. Gracias a sus políticas medioambientales, el Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente ha otorgado a CaixaBank el sello “Calculo + Reduzco + Compenso” del Registro de Huella de Carbono. De este modo, CaixaBank se convierte en la primera entidad financiera en conseguir este sello que sirve para distinguir a aquellas organizaciones que calculan su emisión de CO₂ y cuentan con un plan de reducción de emisiones, calculándolas y compensándolas.

CaixaBank cuenta con un Plan Ambiental trianual (2016-2018), especialmente enfocado en la lucha contra el cambio climático. Entre las actuaciones destacadas de este plan figura el objetivo de que, en 2018, el 100% del consumo eléctrico provenga de energías renovables. De hecho, CaixaBank es la primera organización española incluida en la lista RE100 (junio 2016), una iniciativa que pretende incrementar la demanda y el suministro de energías limpias.

Por último, CaixaBank ha implantado diversas medidas para reducir el impacto ambiental de su actividad, entre las que cabe destacar la reducción del consumo de papel mediante la promoción del soporte digital y el uso exclusivo de papel reciclado; la sustitución de rótulos e iluminación de recintos 24 horas en la red de oficinas por otros con LEDs; o el diseño ecoeficiente de las nuevas edificaciones.

CIEMAT ha realizado el estudio titulado “Análisis de la situación de las energías renovables en España. 2016“, cuyos autores son Enrique Soria, responsable de la División de Energías Renovables del CIEMAT y Cayetano Hernández, antiguo director de Energías Renovables del IDAE. El próximo 7 de septiembre tendrá lugar en el salón de actos del CIEMAT, en su sede madrileña, una Jornada de difusión de los resultados. Intervendrán diferentes organizaciones empresariales del sector, como APPA (Asociación de Productores de Energías Renovables), AVEBIOM (Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa), ASIT (Asociación al Servicio de la Investigación y la Tecnología), AEE (Asociación Empresarial Eólica), PROTERMOSOLAR (Asociación Española para la Promoción de la Industria Termosolar), UNEF (Unión Española Fotovoltaica).

En el informe pretende reunir en un documento los datos sobre la evolución de las energías renovables en España, con mayor detalle en el caso de las aplicaciones térmicas. La publicación recupera de alguna manera los informes que, desde la Administración, se publicaban regularmente en años anteriores.

 

En la jornada de septiembre se pretende conseguir un foro de difusión de los resultados, pero también de reflexión sobre la situación de las energías renovables en nuestro país.  La jornada organizada por el CIEMAT reúne a diferentes organizaciones empresariales del sector, lo que permitirá enriquecer el debate.  Durante la jornada se espera poder responder a dos grandes interrogantes en nuestro futuro inmediato: ¿Cuál es la situación de las energías renovables respecto a los objetivos previstos para el año 2020 (p.e. PANER (Plan de Acción Nacional de Energías Renovables)  2011-2020)?, y ¿Qué medidas concretas deberían adoptarse en cada sector para cumplir los objetivos para el año 2020?

La Jornada está abierta a la participación de investigadores y profesionales del sector de las Energías Renovables, con la única limitación del aforo.

Inscripción: para facilitar los trámites de entrada al centro, se solicita que las personas interesadas comuniquen sus datos de referencia [nombre y apellidos, número de DNI o pasaporte y empresa u organismo al que pertenecen] al siguiente correo electrónico: alicia.perez@ciemat.es

0

La Universidad de Córdoba (UCO), Corporación Tecnológica de Andalucía (CTA), la Agencia Andaluza de la Energía y Prodetur participan, en colaboración con la Asociación de Productores de Energía Renovable (APPA) y 4 entidades portuguesas, en el proyecto europeo Biomasstep, que será financiado por la Comisión Europea (CE) dentro del programa de cooperación transfronteriza Interreg Poctep. El proyecto Biomasstep, con un presupuesto superior a los 600.000 euros y dos años de duración, pretende el desarrollo y transferencia a las empresas bioenergéticas de una tecnología innovadora NIR (Near-Infrared Spectroscopy) para el análisis rápido y económico de la calidad de biomasa autóctona del área transfronteriza. El proyecto, que acaba de ser aprobado, está liderado por la Universidad de Córdoba.

Los socios portugueses del proyecto son la Universidad de Évora, AreanaTejo (Agência Regional de Energia e Ambiente do Norte Alentejano e Tejo), LNEG (Laboratorio Nacional de Energía e Geologia) y AREAL (Agência Regional de Energia e Ambiente do Algarve).

 

Mediante la caracterización por metodologías oficiales de biomasas autóctonas, el proyecto Biomasstep pretende llevar a cabo la optimización y el desarrollo de una metodología analítica rápida, no contaminante e innovadora, basada en la aplicación de la Tecnología NIR, para la predicción de parámetros de calidad de estos residuos. Además, tiene el objetivo de transferir la herramienta desarrollada para potenciar la capacidad innovadora de las actividades de las empresas del sector, con el fin de que los resultados de la investigación sean explotados comercialmente y permitan generar valor añadido (biomasa de calidad). Por último, se quiere crear una red transfronteriza entre centros de investigación, universidades, administraciones públicas y empresas para fomentar el uso de biomasa de calidad.

0
Planta de Biomasa de Navia (ENCE Energia y Celulosa)

APPA Biomasa reclama un mayor protagonismo para la bioenergía en el mix energético tras la comunicación del cierre definitivo de la central nuclear de Garoña (Burgos). La potencia aportada por las centrales nucleares que se cierren debería sustituirse con renovables que aporten potencia firme y gestionable, como la biomasa.

El anuncio del ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, de que el Gobierno deniega la renovación de la central nuclear de Garoña abre un necesario debate sobre el mix energético que debe tener España en un futuro cada vez más próximo. En este mix, la biomasa aporta potencia firma y gestionable, exactamente lo que necesita el sistema para poder suplir la falta de la central que se va a desmantelar.

Una tecnología gestionable y renovable

La producción de electricidad con biomasa permite muy altas utilizaciones, de hasta 8.300 horas/año, a pesar de ello esta tecnología ha sido la gran olvidada de las subastas celebradas en 2017. “El precio no puede ser la única variable que se considere, especialmente cuando la biomasa es una de las renovables que mayor estabilidad tiene, independientemente de las condiciones estacionales o atmosféricas”, ha explicado Jordi Aguiló, presidente de APPA Biomasa.

Los objetivos de renovables y descarbonización marcados para 2020 y los que se están barajando para 2030 y 2050, hacen necesario que todas las tecnologías renovables, especialmente las gestionables y que aporten potencia firme al sistema, sean tenidas en cuenta. En la actualidad, España cuenta con 519 MW instalados de biomasa sólida, 225 MW de biogás y 294 MW correspondientes a la fracción de residuos renovables. En total, apenas 1.038 MW instalados de bioenergía en nuestro mix eléctrico que podrían aumentar considerablemente de contar con subastas específicas para estas tecnologías.

Importantes beneficios: empleo y reducción de incendios

Según Aguiló, los beneficios medioambientales y sociales deben ponerse en la balanza a la hora de diseñar nuestra transición energética: “El uso de la biomasa evita la quema descontrolada de residuos agrícolas, reduciendo las incendios y valorizando los recursos del campo. Adicionalmente, genera 30 empleos por megavatio que quedan fijados en zonas rurales, tradicionalmente castigadas por el desempleo”, ha defendido Jordi Aguiló.

TSK ha adquirido a Ingeteam su filial de ingeniería y construcción de plantas de generación de energía, Ingenergio Power Technology S.L.U.,que a partir de ahora pasa a denominarse TSK Energy Solutions S.L.U. La compañía, ubicada en el Parque Tecnológico de Álava, era propiedad del Grupo Ingeteam desde 2008, cuenta con una plantilla de más de 40 personas con una amplia experiencia y capacidad técnica. Actualmente se encuentra en diferentes procesos de licitación en Brasil, Bélgica, Francia, UK y China de proyectos por valor de más de 500 M€.

Con esta última adquisición, TSK refuerza su actual capacidad para ejecutar plantas de generación de energía eléctrica tanto a partir de fuentes renovables como convencionales, y adquiere la experiencia y referencias necesarias para ejecutar llave en mano plantas de generación a partir de biomasa.

 

El pasado año se cumplían 30 años desde la constitución de TSK como sociedad anónima, periodo en el que se ha posicionado como uno de los principales contratistas españoles EPC en el sector de la energía, tanto convencional como renovable. TSK acumula una dilatada experiencia en ingeniería, construcción, montaje y puesta en marcha de centrales de generación eléctrica y ha desarrollado con éxito proyectos en varios tipos de tecnologías: ciclo abierto, ciclos combinados, cogeneración, parques eólicos, plantas termosolares y fotovoltaicas, centrales de carbón, centrales hidráulicas y plantas de biomasa. Ha participado en los proyectos bajo diferentes modalidades, que en su conjunto superan los 10.000 MW instalados.

Algunos ejemplos de proyectos en los que ha participado esta Compañía son las plantas termosolares de Palma del Río I y II, ambas de 50 MW de potencia y propiedad de Acciona. Además, es una empresa referente en el sector de la generación eléctrica a partir de biomasa en donde ha participado en 11 proyectos.

Actualmente se encuentra ejecutando proyectos muy significativos como una planta termosolar de 100 MW en Israel, varios ciclos combinados en Bolivia con una potencia conjunta de 1.200 MW, una refinería de azúcar en Arabia Saudí, un ciclo combinado en Jamaica de 200 MW o una planta termosolar de 50 MW en Kuwait.

TSK ha basado su estrategia de crecimiento en la diversificación de mercados y de sectores. De igual manera TSK ha apostado por la adquisición de tecnología propia y por fortalecerse en el área de ingeniería, lo que le da mayor control en la ejecución de sus proyectos llave en mano.

Ingeteam y TSK han ejecutado proyectos conjuntamente desde 1985, principalmente en proyectos eléctricos en plantas siderúrgicas de la empresa ArcelorMittal. De igual manera Ingeteam suministra habitualmente para TSK diferentes equipamientos eléctricos para plantas solares fotovoltaicas

INYPSA, a través de su filial INYPSA Eficiencia, y la empresa papelera LC PAPER 1881 han inaugurado en la sede de esta en Besalú (Girona) una planta de biomasa para la producción de vapor industrial, que reducirá de forma significativa el impacto medioambiental de los procesos de producción de papel.

INYPSA se ha encargado de realizar los trabajos de instalación en las dependencias de LC PAPER 1881 una
caldera de biomasa Binder RRK procedente de Austria, que proveerá vapor industrial (4 t/hora) a las tres líneas de fabricación de papel de la planta. Esta instalación supone la mayor implantación de calderas Binder en vapor industrial hasta la fecha en España. INYPSA ha desarrollado en los últimos meses los trabajos y obra civil necesaria para su instalación y puesta en marcha.

 

La caldera de INYPSA para LC PAPER 1881 producirá vapor con diferentes derivados de la biomasa,
aprovechando los recursos forestales de la zona. Aparte de utilizar una energía limpia para el medio ambiente, proporcionará un 10% de ahorro en el consumo de combustible y reducirá las emisiones de CO2 en 6.800 toneladas anuales. Para LC PAPER 1881 esto significará una disminución del 83% en su impacto
medioambiental.

Para INYPSA Eficiencia, que actualmente opera 12 contratos de servicios energéticos, este proyecto supone la entrada en el sector industrial, un ámbito prioritario dentro de su plan estratégico para la actividad de eficiencia energética.

SEDICAL
COMEVAL