Tags Posts tagged with "calor"

calor

El grupo de ingeniería y tecnología Senery Acciona Industrial han logrado otro importante hito al comenzar el proceso de fundido de sales en la planta solar termoeléctrica Kathu Solar Park. Las sales fundidas serán usadas para almacenar el calor obtenido del campo solar y que, más tarde, se puede recuperar para producir vapor y generar electricidad en ausencia de radiación solar, extendiendo la capacidad operativa de la planta después de la puesta de sol y durante tiempo nublado.

Gracias a este sistema de almacenamiento en sales fundidas, con capacidad para almacenar 4,5 horas, el complejo solar CSP Kathu Solar Park suministrará energía limpia a 179.000 hogares. La central utiliza el sistema SENERtrough®-2, una tecnología de captadores cilindro-parabólicos específicamente diseñada y patentada por Sener, destinada a mejorar la eficiencia de la planta. La relevancia de este sistema – la combinación del SENERtrough®-2 más el sistema de almacenamiento en sales fundidas – radica en que la planta no solo proveerá electricidad durante los periodos soleados, sino que será capaz de suministrar conforme al pico de demanda, sin el considerable gasto que supone un almacenamiento en batería.

Siyabonga Mbanjwa, director de Sener en Sudáfrica, comentaba: “El uso de las sales fundidas como sistema de almacenamiento térmico permitirá a Kathu Solar Park operar de una manera costo-eficiente, almacenando la energía generada por el sol y produciendo y suministrando electricidad en ausencia de radiación solar, para satisfacer los picos de demanda. En SENER, nuestro objetivo es proporcionar la tecnología más innovadora, conforme a estrictos estándares de Seguridad y Salud, para garantizar un resultado operativo excelente y una estabilidad térmica para un suministro de energía fiable y sostenible”.

Roberto Felipe, director de Operaciones de Acciona Industrial, decía: “Este proyecto es tecnológicamente vanguardista y la complejidad de la ingeniería y la construcción solo es comparable a grandes obras de infraestructuras. En Acciona, estamos comprometidos con el desarrollo económico y social de las regiones donde se ubican nuestros proyectos, y el impacto positivo que esta planta está teniendo en Kathu y las áreas colindantes es motivo para que continuemos ejecutando estos trabajos con los mismos altos estándares de calidad”.

El complejo Kathu Solar Park es uno de los proyectos seleccionados en la tercera ronda del programa de compra de energías renovables de productores energéticos independientes, REIPPPP (Renewable Energy Independent Power Producer Procurement Program), dirigido por el Departamento de Energía sudafricano (DOE).

La joint venture formada por Sener y Acciona Industrial fue seleccionada por el consorcio constructor liderado por ENGIE para suministrar los servicios de ingeniería, compras y construcción en Kathu Solar Park. La construcción de la planta se inició en mayo de 2016 y está previsto que finalice en los próximos meses. Durante la fase de construcción se están creando alrededor de 1.400 puestos de trabajo. Una vez entre en operación, se estima que Kathu Solar Park ahorrará seis millones de toneladas de CO2 durante 20 años y promoverá el desarrollo económico local a través del KSP Trust y del Kelebogile Trust, que ya han invertido notablemente en la comunidad local, lo que representa una significativa contribución para la población de la municipalidad de John Taolo Gaetsewe, en Cabo Norte.

La empresa pública de vivienda y urbanismo del Gobierno de Navarra ha iniciado ya los trámites para licitar la puesta en marcha y explotación de la Central de Calor de la Txantrea, un novedoso y ambicioso proyecto vinculado a la rehabilitación energética de este barrio pamplonés, que dará suministro a las redes de calor y agua caliente de más de 4.500 viviendas y varios edificios dotacionales, utilizando además la biomasa forestal como fuente de energía renovable.

El proyecto de Nasuvinsa está impulsado y arropado de forma transversal por tres equipos del Gobierno de Navarra –los departamentos de Desarrollo Económico, Derechos Sociales y Desarrollo Rural y Medio Ambiente que dirigen Manu Ayerdi, Miguel Laparra e Isabel Elizalde-, en cuanto que supone una innovadora iniciativa en materia de transición energética, rehabilitación de vivienda y sostenibilidad medioambiental, respectivamente.

En este sentido, la utilización de la biomasa forestal como fuente renovable de origen local, la introducción de la eficiencia energética en la rehabilitación de edificios o la reducción en un 80% de emisiones de gases de efecto invernadero en este ámbito son algunos de los factores que convierten a la Central de Calor de la Txantrea en un proyecto pionero en el Estado.

La sociedad pública de vivienda y urbanismo del Gobierno de Navarra ha publicado en el Boletín Oficial de Navarra (BON) el período de información pública, durante un mes, del anteproyecto de construcción y explotación de la red de calor en el barrio de la Txantrea, así como del estudio de viabilidad del posterior contrato de concesión.

Un proyecto vinculado a Efidistrict

Nasuvinsa ha pilotado en la Txantrea, en colaboración con el Ayuntamiento de Pamplona, el pionero proyecto Efidistrict de rehabilitación y regeneración energética integral –envolventes térmicas y renovación de redes-, cuyas primeras obras arrancaron hace ahora un año en una veintena de edificios de las agrupaciones de vivienda social de Orvina y que ahora ha duplicado su ámbito de actuación, extendiéndose a otras zonas del barrio. Esta novedosa intervención urbanística global, que contribuirá a transformar el barrio de la Txantrea, se complementa ahora con la licitación, instalación y explotación de una Central de Calor de inversión público-privada.

La central térmica estará ubicada en el acceso a Orvina por la Ronda Norte (PA-30) –en tres parcelas compartidas por los municipios de Pamplona y Burlada, que han sido elegidas por su ubicación y ser de titularidad pública- y, tras el proceso de licitación del proyecto, adjudicación de las obras y período de construcción, estará ya en pleno rendimiento en 2020, ampliándose a una segunda fase a partir de 2023. En la primera fase tendrá una capacidad de producción térmica de 14,5 MW y tres años después se duplicará hasta alcanzar los 29 MW.

Esta infraestructura alimentará inicialmente las redes de calefacción y agua caliente de más de la mitad de las 8.000 viviendas que integran la Txantrea, con vocación de extender también el suministro al resto del barrio y al municipio colindante de Burlada, así como a varios edificios asistenciales y de servicios situados en el entorno de la central, como el Centro Psicogeriátrico San Francisco Javier.

La central de la Txantrea implica en su conjunto una inversión total de más de 13,6 M€ entre las dos fases. La sociedad pública Nasuvinsa invertirá 6,4 M€ en obras y urbanización para poner en marcha el proyecto –con 3 M€ procedentes del fondo europeo Feder- y el resto de la inversión –otros 7,2 M€ en dos fases- correrá a cargo de la empresa que resulte adjudicataria en el procedimiento de licitación que se abrirá después del verano, que regulará el contrato de concesión para la construcción y explotación de la central por un período de 25 años. La concesionaria será retribuida directamente por medio del precio que abonen los vecinos usuarios de su servicio y, a su vez, abonará a Nasuvinsa un canon anual por la explotación.

Los beneficios del uso de la biomasa

El proyecto destaca especialmente por la utilización de la biomasa forestal como combustible de generación energética en un 90% -el máximo en este tipo de instalaciones- y la central se servirá de gas natural únicamente en el 10% restante, de forma subsidiaria y como alternativa para cubrir los principales picos de demanda. La biomasa como fuente de energía renovable, alternativa a los actuales combustibles fósiles como el gasóleo o el gas, permite disminuir la dependencia energética exterior, además de considerarse neutra en emisiones de CO2 y de facilitar la generación de empleo local en el ámbito rural.

El uso de la biomasa como combustible proporcionará una calificación energética A para todas aquellas viviendas que se conecten a la red de calor de esta nueva central, lo que supone, teniendo en cuenta que los edificios de este ámbito fueron construidos antes de 1980, la mejora de al menos una letra en la escala.

Además, el volumen de biomasa que se estima requerirá la central térmica de la Txantrea para su funcionamiento rondará entre las 6.000 y 13.000 toneladas anuales, lo que va a permitir la creación de una cadena logística estable que garantizará unos ingresos importantes a las entidades locales suministradoras de recursos forestales implicadas en el proyecto.

En cuanto a los beneficios ambientales, la centralización de la producción térmica de la Txantrea en una sola infraestructura va a permitir la supresión de 15 puntos de emisión de GEI situados entre las viviendas del interior del barrio –reduciéndolas a 13.000 tCO2eq, lo que supone una disminución del 80%-, además de otras ventajas relacionadas por la gestión del ahorro de consumo energético o la utilización de una fuente renovable.

En cuanto a la red de distribución de calor, el proyecto de la Txantrea contempla desplegar 4,5 km de trazado, que puede ir ampliándose en función de la demanda, enterrado en una zanja que transportará la energía desde la central de producción hasta los puntos de intercambio en los edificios o grupos de calor existentes. La misma zanja dispondrá de canalizaciones para el paso de cableado de fibra óptica que permitirá monitorizar el funcionamiento de la central, tanto de la red como de los puntos de entrega de energía a los clientes en tiempo real.

MAN Energy Solutions ha firmado un acuerdo de cooperación con ABB para el desarrollo, producción y comercialización de un sistema de almacenamiento de energía de tres formas. El nuevo sistema de almacenamiento de energía electro-térmico (ETES, por sus siglas en inglés) almacena electricidad, calor y frío a gran escala para su distribución a los consumidores.

ETES utiliza excedentes de electricidad renovable para generar calor y frío para su almacenamiento en depósitos aislados durante el llamado “ciclo de carga”. El calor y el frío se pueden volver a convertir en energía eléctrica bajo demanda. Además, es posible distribuir el frío y calor almacenados a diferentes tipos de consumidores. Por ejemplo, el calor puede transferirse a una red urbana de calefacción, a una industria de procesamiento de alimentos, a instalaciones de lavandería, etc., mientras que las aplicaciones para el frío incluyen refrigeración de centros de datos, de estadios de hockey sobre hielo o aire acondicionado para rascacielos. El sistema es independiente de la ubicación y está diseñado para adaptarse a diversas condiciones de contorno.

ETES es el único sistema de almacenamiento capaz de almacenar electricidad, calor y frío al mismo tiempo y también distribuirlos a los consumidores, lo que lo hace único. Debido a su alta eficiencia general, su carácter modular y su bajo impacto ambiental, ETES es una solución de almacenamiento de energía sostenible adecuada para una amplia gama de aplicaciones en todo el mundo.

La tecnología de turbomáquinas y el diseño de proceso del ciclo de carga y descarga son los elementos clave de este sistema de almacenamiento de energía y reflejan las competencias centrales de MAN Energy Solutions. ETES presenta el turbocompresor sellado herméticamente HOFIM™ de MAN dentro del ciclo de carga para comprimir el fluido de trabajo, CO2, a su estado supercrítico, típicamente 140 bar y 120 °C.

Ciclo de carga

(1) El turbocompresor HOFIM™ funciona con energía excedente de recursos renovables, comprimiendo CO2 en el ciclo, que se calienta a 120 °C.
(2) El CO2 se alimenta a un intercambiador de calor y calienta el agua.
(3) El agua caliente se almacena en tanques aislados, cada uno a un nivel de temperatura definido por separado.
(4) Aún bajo alta presión, el CO2 se alimenta a un expansor, lo que reduce la presión: el CO2 se licua y se enfría.
(5/6) El CO2 licuado se bombea nuevamente a través de un sistema de intercambio de calor, esta vez en el lado frío del sistema. Se toma calor del agua circundante y se forma hielo en el tanque de almacenamiento de hielo.

Danfoss y A.P. Møller Holding A/S han llegado a un acuerdo de colaboración como parte de un proyecto para desarrollar y explorar el potencial de un acercamiento industrial a la energía geotérmica en Dinamarca.

El potencial geotérmico de Dinamarca es bastante elevado y la energía geotérmica, como fuente limpia, es una opción clara con vistas a desempeñar un rol importante en los futuros sistemas energéticos. El calor geotérmico complementa otras fuentes de energía renovable y, combinado con bombas de calor, puede cubrir entre el 15 y el 30% de la demanda de calor en grandes redes urbanas de calor.

La energía geotérmica tiene el potencial para jugar un papel importante en la transición hacia un suministro de calor basado en fuentes de energía renovable. Completamente implementada, la energía geotérmica, junto con las bombas de calor, puede cubrir entre el 10 y el 15% de la demanda total de energía en Dinamarca y jugar un papel importante asegurando el abastecimiento de energía verde en el futuro.

Utilizar el gran potencial de la energía geotérmica como fuente de energía limpia y sostenible a mayor escala de lo que se ha estado utilizando hasta ahora implica una nueva perspectiva de negocio muy interesante. Potencialmente, la energía geotérmica puede ser para las redes de calefacción urbana lo que el viento es para los sistemas eléctricos. Además, como la calefacción urbana es un requisito para el calor geotérmico, vemos un buen potencial de negocio en este proyecto, y estamos dispuesto a apoyar el proyecto ya que ofrece buenas oportunidades para desarrollar nuestro negocio de calefacción, al mismo tiempo que ofrece unas buenas perspectivas socioeconómicas a gran escala para optar por las energías renovables,” afirma Lars Tveen, Presidente de Danfoss Heating.

El Presidente del Consejo de Danfoss, Jørgen M. Clausen, animó a A.P. Møller Holding a investigar el potencial de la industria geotérmica de baja temperatura de Dinamarca. Juntos, Danfoss y A.P. Møller Holding tienen una serie de habilidades únicas en sistemas de calefacción urbana, suministro de energía y exploración, desarrollo y extracción de los recursos subterráneos.

Siempre me ha interesado la energía geotérmica de Dinamarca. Sin embargo, la energía geotérmica de alta temperatura solamente está disponible en unos pocos lugares de Europa como por ejemplo Islandia. El concepto que hemos estado desarrollando está basado en energía geotérmica de baja temperatura utilizado en la construcción descentralizada con numerosas unidades pequeñas, muy sencillas de introducir en áreas urbanas. Estoy convencido que combinando la experiencia y habilidades de A.P. Møller Holding y Danfoss podemos conseguir una mejora en la industrialización de la energía geotérmica de baja temperatura, abundante en Dinamarca,” concluye Jørgen M. Clausen.

Con el acuerdo entre A.P. Møller Holding y Danfoss Heating, se ha asignado a un grupo de expertos para trabajar en el proyecto con el objetivo de desarrollar la calefacción de distrito, así como los canales de suministro de energía y sistemas de calefacción en Dinamarca. Además, este grupo se centrará en la presentación de nuevas herramientas y un marco normativo necesario para desbloquear el potencial de la energía geotérmica en Dinamarca.

Calefacción urbana subterránea sostenible

De acuerdo con un estudio realizado por la Agencia Internacional de Energía Renovable (IRENA), el calor geotérmico es una de las mejores medidas para reducir las emisiones de CO2. IRENA estima que es más barato promocionar el aumento de energía geotérmica en el sector de la calefacción que aumentar la proporción de biomasa en áreas donde los recursos geotérmicos están presentes.

A pesar de que los recursos geotérmicos en el subsuelo danés son importantes; en la actualidad solo existen tres pequeñas plantas geotérmicas en Dinamarca. Una de las razonesa por las que los sistemas geotérmicos no están más generalizados es el riesgo económico asociado a la perforación.

Rolls-Royce ha firmado un contrato con el contratista EPC Energyco para el suministro de cuatro grupos electrógenos a una planta de cogeneración en Kosice, Eslovaquia. Basada en el motor de gas de velocidad media B35: 40V20AG2, la planta generará un total de 37 MWe de calor y electricidad para la empresa de calefacción urbana Teplaren Kosice a.s. El contrato también incluirá un acuerdo de servicio por cinco años. Los motores se fabricarán en Bergen Engines AS, parte de Rolls-Royce Power Systems.

Uno de los parámetros críticos requeridos por TEKO fue arranque y plena carga en 3 minutos, para cumplir con el servicio de soporte de la red eslovaca.

Los motores de velocidad media de Rolls-Royce están diseñados de manera flexible para diferentes modos de operación, y se pueden usar para generar carga base, potencia máxima u operar en ciclo combinado. Solo tres minutos después de arrancar, los motores pueden operar al 100% de caraga a la velocidad nominal de 750 rpm, y en este aspecto son adecuados para equilibrar los cambios en los parámetros de la red. Además, al utilizar el agua caliente de los motores, la planta se usará para calefacción urbana de la región. El calor de los motores también se puede usar para generar vapor en calderas de recuperación de calor, para abastecer a clientes industriales.

Las plantas de cogeneración basadas en nuestros motores de gas de velocidad media son una alternativa fiable a las plantas de carbón y significativamente más ecológicas. Además, la flexibilidad de los motores permitirá a Teplaren Kosice operar de manera eficiente, tanto en términos de coste como de tiempo“, dijo Jeff Elliott, Director Gerente de Bergen Engines.

Esta será la primera entrega de motores recíprocos de velocidad media de Rolls-Royces a Eslovaquia, complementando la base instalada de 96 MWe en Europa central. La planta está programada para comenzar a operar a principios de 2019.

Instalación de procesamiento, almacenamiento de biomasa y planta de generación de energía eléctrica a partir de biomasa de 50 MW en Huelva (España). Foto cortesía de ENCE | Processing facilities, biomass storage and 50 MW biomass power plant in Huelva (Spain). Photo courtesy of ENCE

Según un nuevo informe de ecoprog, a principios de 2017 había en operación en todo el mundo 3.510 plantas de biomasa, que generaban electricidad y calor a partir de biomasa sólida, con una potencia instalada total de 52,8 GW. A fines de 2017, ecoprog estima que había alrededor de 3.700 centrales operativas, con una potencia de aproximadamente 56,2 GW. En solo un año, se pusieron en servicio casi 200 plantas de biomasa con una potencia de casi 3 GW. Las significativas tasas de crecimiento en Asia están compensando el desarrollo menos dinámico en los mercados clave europeos. Al mismo tiempo, en 2017 continuó la consolidación y la globalización entre los proveedores de tecnología.

El mercado de las centrales eléctricas de biomasa, el número de plantas y sus respectivas potencias, es resultado de los esquemas de subsidios y la disponibilidad de condiciones económicas positivas en lugares favorables, por ejemplo, en la industria azucarera o papelera. Los activos de regiones con altos subsidios políticos en forma de tarifas de inyección a red, son plantas relativamente jóvenes, que se caracterizan por ser de pequeña escala. Este es el caso en la mayoría de países europeos, donde actualmente, muchos sistemas subvencionan principalmente plantas de pequeña escala, debido a la sostenibilidad ecológica. Por tanto, las plantas europeas son, en promedio, más pequeñas que en otras regiones, como Norteamérica. Por el contrario, la disponibilidad de combustible es el factor determinante en América del Norte y del Sur, así como en muchos mercados asiáticos, ya que los niveles de subsidio suelen ser más bajos que en Europa.

Norteamérica y Europa utilizan principalmente madera para generar energía, mientras que los países de América del Sur incineran principalmente bagazo, un residuo de la industria de la caña de azúcar. Los residuos agrícolas como paja, cáscara de arroz y racimos vacíos de la industria del aceite de palma, representan los principales combustibles en Asia. Leer más…

Artículo publicado en: FuturENERGY Marzo 2018

El sector hotelero es uno de los sectores más intensivos en consumo energético. La gran mayoría de los hoteles fueron construidos en una época en la que los costes de la energía no representaban un gasto relevante, y como consecuencia, los criterios de eficiencia y sostenibilidad no tenían tanta importancia en su diseño. El incremento de los precios de la energía (tanto eléctrica como de los combustibles: gas, gasoil, etc.) ha conllevado a que poco a poco se comiencen a implantar soluciones para mejorar la eficiencia energética de las instalaciones de los hoteles. Abora propone la tecnología de paneles solares híbridos, que generan simultáneamente calor y electricidad, y cuyas características se adaptan perfectamente a las necesidades de las instalaciones hoteleras.

Existen tres pasos para conseguir reducir el coste de operación. El primer paso consiste en reducir la demanda energética del edificio, el segundo paso consiste en autogenerar energía integrando energías renovables y, por último, que la energía demandada (y que no sea aportada por las renovables), sea suministrada por instalaciones con la mayor eficiencia posible. Estos tres pasos tienen que aplicarse en el orden descrito, ya que cuanto menor sea la demanda menores serán las dimensiones de las instalaciones a realizar.

En este artículo se presenta un ejemplo en el que se integra en un hotel de 4 estrellas con 400 camas ubicado en Baleares, esta tecnología solar innovadora: paneles solares híbridos. Esta tecnología genera simultáneamente electricidad y agua caliente con un único panel, generándose más energía en el espacio disponible. Un mayor ahorro energético significa un mayor ahorro económico, que es la clave para que esta tecnología ofrezca soluciones rentables como el caso que se presenta. Leer más…

Artículo publicado en: FuturENERGY Marzo 2018

La fluctuación de los precios de los combustibles fósiles, la necesidad de hacer frente al cambio climático y la creciente demanda energética, plantean grandes retos al modelo energético actual. Para hacerles frente, alcanzando a la vez altos niveles de eficiencia, están apareciendo nuevos modelos energéticos híbridos basados en energías renovables, que buscan aprovechar mejor los recursos y permitir el suministro energético durante un mayor periodo de tiempo. Este es el caso de las plantas híbridas termosolar-biomasa para producir electricidad mediante tecnología ORC (Ciclo Orgnánico de Rankine). Innergy, presente en toda la cadena de valor de un proyecto energético con biomasa, desde servicios de desarrollo, producción y comercialización de equipos de generación de calor y automatización, hasta O&M. cuenta con una amplia experiencia en biomasa de todo tipo, calderas industriales de biomasa y tecnología tanto ORC como vapor, lo que le permite apostar por la biomasa para este tipo de soluciones energéticas.

¿Por qué es interesante este tipo de solución energética híbrida? Porque las plantas termosolares necesitan que la luz solar incida directamente sobre sus espejos para producir electricidad. En días nublados estas plantas permanecen paradas, por lo que no generan energía, requiriendo de energía de otras fuentes. Por otro lado, tenemos los equipos de generación de energía a partir de biomasa, una fuente sostenible que no está sujeta a factores climatológicos, si bien, pese a encontrarse en grandes cantidades, es importante realizar un aprovechamiento controlado y sostenible.

Con la combinación de ambos tipos se emplea la energía solar los días despejados y se cubren los días de nubosidad con la energía proveniente de la biomasa, pudiendo funcionar la planta los 365 días al año, siendo energéticamente independiente de oligopolios y grandes corporaciones y pudiendo ofrecer estabilidad en los precios. Leer más…

Artículo publicado en: FuturENERGY Marzo 2018

La visión de establecer nuevos estándares para producir de forma económica electricidad y calor renovables se ha convertido en una realidad con la inauguración oficial de una revolucionaria instalación de energía verde en Dinamarca. Inaugurada por el Ministro danés de Energía, Servicios Públicos y Clima, Lars Christian Lilleholt, la inversión de 45 M€ está lista para producir energía y calor sostenibles con la ayuda de un sistema avanzado de energía solar del especialista danés en energía renovable, Aalborg CSP A/S.

Reemplazar el gas natural con fuentes de energía renovables es un paso natural en la transición energética verde de Dinamarca, donde la mayoría de las plantas de calefacción urbana generalmente cambian a energía solar o biomasa. Sin embargo, la combinación de varias tecnologías energéticas para producir tanto calor como energía es, sin duda, una prueba del pensamiento innovador que recientemente llevó a la realización de un ambicioso proyecto de energía verde en la ciudad de Brønderslev.

El sistema es la primera planta de cogeneración (producción combinada de calor y electricidad) en Dinamarca, pero también en todo el mundo, en integrar energía termosolar y una caldera de biomasa, mientras que también utiliza la tecnología de Ciclo Orgánico de Rankine (ORC) para convertir la energía en calefacción urbana y electricidad Aprovechar los beneficios de estas tecnologías innovadoras permite que la planta de calefacción urbana Brønderslev Forsyning logre una eficiencia energética récord, precios de energía más bajos y una solución a prueba de futuro que ya no depende de los precios fluctuantes de los combustibles fósiles. La energía limpia también significa la reducción de más de 25.000 CO2 anuales.

Termosolar, una tecnología energética flexible

Parte de esta nueva instalación sostenible de cogeneración es una planta avanzada de energía solar de 26.929 m2 de Aalborg CSP. Este sistema solar se basa en la tecnología termosolar que ya ha estado produciendo calor desde finales de 2016. Con las unidades ORC y de biomasa ahora en funcionamiento está lista también para contribuir a la producción de electricidad.

La tecnología termosolar consiste en 40 filas de 125 m de espejos en forma de U que recogen los rayos del sol durante todo el día y los reflejan en un tubo receptor. Esta tubería receptora está rodeada por un tubo de vacío de vidrio especial y dentro de esta fluye aceite térmico, que se calienta exclusivamente por el sol, con temperaturas de hasta 330 °C. Esta alta temperatura puede hacer funcionar una turbina eléctrica para producir electricidad, pero la flexibilidad del sistema también permite la producción de temperaturas más bajas para fines de calefacción urbana. De este modo, el sistema de calefacción solar puede alternar entre proporcionar calor y energía combinados en períodos de precios pico o suministrar exclusivamente calor. En días soleados, el sistema termosolar de Brønderslev alcanzará una capacidad de 16,6 MWth.

La tecnología termosolar es capaz de soportar la producción de prácticamente energía, ya sea calor, electricidad, refrigeración, vapor de proceso o incluso agua desalinizada.

El logro del primer sistema de termosolar del mundo combinado con una planta ORC de biomasa ha sido respaldado por el Programa de Demostración y Desarrollo de Tecnología Energética del Gobierno de Dinamarca (EUDP).

En todo el mundo, hay operativas más de 3.500 centrales eléctricas de biomasa, que generan electricidad y calor a partir de biomasa sólida, alcanzando una potencia instalada de 52,8 GWel. En un año, se han puesto en marcha 200 plantas de biomasa con una potencia conjunta de casi 3 GWel. Las tasas de crecimiento significativas en Asia están compensando el desarrollo menos dinámico en los mercados clave europeos. Al mismo tiempo, la consolidación y la globalización continuaron entre los proveedores de tecnología en 2017. Estos son algunos de los resultados de un reciente informe de mercado de ecoprog, llamado Biomass to Power.

El mercado de las centrales eléctricas de biomasa está estimulado principalmente por los subsidios a las energías renovables, especialmente en Europa, donde ya se habían introducido los primeros esquemas de apoyo para la generación de electricidad a partir de biomasa sólida en los años noventa.

Por el contrario, la disponibilidad de combustible es el factor determinante en Norteamérica y Latinoamérica, así como en muchos mercados asiáticos, ya que los niveles de subsidio son a menudo más bajos que en Europa. Norteamérica y Europa utilizan principalmente madera para generar energía, mientras que los países de Latinoamérica queman principalmente bagazo, un residuo de la industria de la caña de azúcar. Residuos agrícolas tales como la paja, la cáscara de arroz y racimos de frutas vacías de la industria del aceite de palma son los principales combustibles en Asia.

Lo que todas las plantas tienen en común es su intensa utilización del calor residual (cogeneración). Alrededor del 60% de las plantas de biomasa se encuentran en emplazamientos industriales. Muchas de ellos se alimentan con residuos de producción local (racimos de fruta de aceite de palma, bagazo, residuos de procesamiento de madera) y, a su vez, entregan calor al proceso de producción. Alrededor del 30% de todas las instalaciones están conectadas a redes de calefacción urbana; la mayoría de ellos se encuentran en regiones más frías, como Europa Central y Escandinavia. Alrededor del 10% de las plantas de biomasa solo generan eléctricidad y no usan su calor residual, muchas de ellos están ubicadas en China, donde la utilización del calor residual no es un requisito para obtener subsidios.

El desarrollo del mercado depende de qué cómo de rentables sean los subsidios a las energías renovables, especialmente en Europa. Muchos mercados están saturados después de muchos años de subsidios, lo que hace que la construcción de nueva potencia solo valga la pena con la concesión de subsidios más generosos. Además, Europa tiene menos residuos agrícolas que se puedan utilizar para la recuperación térmica que otras regiones.

Como las plantas ya existentes funcionan con altos costes operativos, muchos países europeos están reduciendo los subsidios a las energías renovables. Por ejemplo, Reino Unido decidió no seguir organizando rondas de asignación de energías renovables después de 2019. En septiembre de 2017, Polonia pospuso su muy anticipada subasta de biomasa indefinidamente. Esta subasta se planificó inicialmente para octubre de 2017. Rumania tampoco parece considerar la reintroducción de los subsidios a las renovables.

Otros países europeos, sin embargo, están fortaleciendo el apoyo de a las renovables. Holanda decidió un plan de apoyo de 8.000 M€ para 2018, que es tanto como en 2017. Finlandia va a establecer un nuevo sistema de subastas en 2018/2019, que también incluirá a las producción de electricidad con biomasa.

A nivel mundial, los sistemas de subsidios no cambiaron significativamente en el último año. Sin embargo, Argentina debe mencionarse como un caso especial: en 2017, el país aprobó subsidios para 14 centrales de biomasa con una potencia de 117 MWel y también anunció la próxima subasta para 2018.

El mercado mundial de BMPP continuará desarrollándose dinámicamente hasta 2026. En todo el mundo, se construirán otros 2.000 BMPP con una capacidad instalada de más de 25 GWel. Alrededor del 50% de este aumento ocurrirá en Asia y especialmente en los mercados clave de China e India. América del Norte y América del Sur seguirán siendo mercados atractivos para la generación eléctrica de biomasa sólida, principalmente Brasil, Canadá y Estados Unidos. Sin embargo, el nivel general de subsidios en Europa continuará disminuyendo a la luz de los altos costos y los aspectos ecológicos (sostenibilidad). Europa se convertirá en un mercado menos dinámico.

Como resultado de las tendencias descritas anteriormente, la consolidación y la globalización de los proveedores de tecnología continuó en 2017. Por ejemplo, Amec Foster Wheeler Group (hoy Wood Group) con sede en Reino Unido vendió su negocio de combustión en lecho fluidizado al proveedor de tecnología japonés Sumitomo. El proveedor danés de tecnología Burmeister & Wain Scandinavian Contractor, parte del grupo japonés Mitsui Group, se hizo cargo del fabricante de plantas con problemas financieros Burmeister & Wain Energy. El proveedor danés de tecnología Babcock & Wilcox Vølund recibió un programa de reducción de costes de la empresa matriz estadounidense Babcock & Wilcox, que incluyó el despido del 30% del personal.

COMEVAL