Tags Posts tagged with "carga rápida"

carga rápida

Ingeteam ultima el lanzamiento al mercado de su nuevo modelo de carga rápida multi-standard INGEREV® RAPID 50 para vehículos eléctricos de la línea de productos INGEREV®. INGEREV® RAPID 50 es compatible con los estándares CHAdeMO, CCS y AC Tipo 2, lo que le convierte en la solución ideal para la carga de todo tipo de vehículos eléctricos. Está disponible en tres modelos (Trio, Duo y One) que combinan los tres estándares. El INGEREV® RAPID 50 tiene la posibilidad de carga simultanea en CA y CC.

Ingeteam ha diseñado la línea de producto INGEREV® RAPID 50 basándose en su dilatada experiencia en la fabricación de convertidores de potencia, lo que se traduce en un aumento en la fiabilidad y eficiencia de sus cargadores.

La gama INGEREV® RAPID 50 dispone de avanzadas capacidades de comunicación local y remota mediante Ethernet, 3G y Wi-Fi para integración en centros de control locales y/o remotos, plataformas de pago y gestores de carga utilizando diferentes versiones del protocolo OCCP (a medida o estándares). Su pantalla táctil TFT de 7’’ en color mejora el interfaz de usuario y tiene la opción de incluir publicidad.

El equipo se ha diseñado compaginando la facilidad de uso con la sencillez de mantenimiento. La fuerte estructura de acero garantiza una gran resistencia en condiciones ambientales adversas.
Este cargador ha sido presentado físicamente en la feria EVS30 en Stuttgart (Alemania) entre los días 9 y 11 de octubre, y entrará en producción en este mes de octubre.

Su principal ventaja sobre otros cargadores del mercado es la fiabilidad y la eficiencia fruto de la extensa experiencia de Ingeteam en el diseño de convertidores electrónicos de potencia para mercados como el eólico, fotovoltaico, ferroviario, naval, etc.

Ingeteam presenta tres versiones distintas para este cargador (Trio, Duo y One). La versión Trio es compatible con los tres estándares de carga existentes, CHAdeMO, CCS y AC. La versión Duo incluye CHAdeMO y CCS mientras que la versión One incluye únicamente CCS.

Hasta la fecha, Ingeteam ha suministrado al mercado más de 2.300 cargadores de la gama INGEREV®, tanto carga lenta AC como rápida DC, que se encuentran instalados en países como España, Italia, Sudáfrica, Francia, México, Turquía, Escocia y Australia.

El Centro Tecnológico del Plástico (Andaltec), la empresa Premo, el Instituto de Ciencias de Materiales de Madrid (ICMM-CSIC) y la Universidad Politécnica de Madrid están trabajando en un proyecto para desarrollar un sistema de carga inalámbrica de baterías de vehículos eléctricos. El objetivo de esta iniciativa es desarrollar una tecnología que dé solución a las limitaciones que presentan en la actualidad los vehículos eléctricos a causa de su limitada autonomía. En la actualidad, sus baterías no han alcanzado el nivel de densidad de energía suficiente para competir en condiciones de igualdad con los vehículos de combustión interna.

El objetivo del proyecto, denominado “W Alma”, es el desarrollo e implementación de materiales magnético-poliméricos para su aplicación en el campo de RFID, con el fin de sustituir los núcleos actuales de material ferromagnético MnZn, el elemento más frágil de los mismos y que produce los mayores problemas de fiabilidad, peso y volumen en sistemas de carga inalámbrica de vehículos. Este sistema de carga inalámbrica permitirá a Premo disponer de un nuevo producto de alto nivel tecnológico.

 

El trabajo de Andaltec en este proyecto se centra en la fabricación del prototipo de la plataforma magnética, donde evaluará las diferentes alternativas de diseño en relación a los materiales, la geometría, así como el proceso de fabricación, para que el prototipo obtenido sea lo más óptimo y del menor coste posible.

La tecnología que se utiliza actualmente para cargar las baterías consiste en estaciones de carga mediante un cable que se conecta a una toma directamente al automóvil. Sin embargo, este sistema presenta distintos inconvenientes, ya que las instalaciones cableadas se encuentran en pocos lugares y son costosas para una utilización futura masiva de vehículos eléctricos. Además, la carga rápida precisa de alta tensión continua y baja corriente para no sobrecalentar las baterías, de modo que se requieren tensiones continuas de 300 a 700VDC, que son letales en caso de contacto con las personas. Además, el sistema de aislamiento de los cables para estas tensiones, los conectores y enchufes de seguridad para las mismas son muy costosos.

Por otra parte, la experiencia de usuario en cuanto a la percepción constante de la necesidad de cargar disuade de la compra y utilización masiva de la tecnología eléctrica. Como consecuencia, la industria está buscando mejorar la vida y autonomía de las baterías y simplificar la carga hasta el punto de que sea totalmente invisible y ajena a la acción del usuario, un objetivo que persigue el proyecto W Alma.

Endesa ha presentado el proyecto de carga ultra rápida para autobuses eléctricos en el que está trabajando juntamente con Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB). Este sistema permite cargar el 80% de la batería del autobús en solo 5 minutos, gracias a un cargador que se conecta a un pantógrafo instalado en el techo del vehículo.

Actualmente, este proyecto está en fase de obras en la calle Cisell, en el barrio barcelonés de la Marina del Prat Vermell, en el distrito de Sants-Montjuïc.

El sistema de carga ultrarrápida cuenta con una potencia de 400 kW y consiste en un módulo de unos 5 m de altura, parecido a una farola, que se ubica en la parada del final de línea del autobús, allí donde se detiene unos minutos antes de iniciar de nuevo su circuito. Por su parte, el vehículo tiene instalado en el techo el pantógrafo retráctil –un dispositivo con un brazo mecánico- que a través de un sensor detecta cuándo ha llegado al punto donde está el módulo donde tiene que cargarse. Cuando está estacionado ahí, el brazo del pantógrafo se despliega hasta unirse a la campana del sistema de carga.

Actualmente se están realizando las obras de instalación en la calle Cisell, cerca de la plaza del Nou. El cargador estará conectado al centro de control de Endesa, desde donde se compartirán los datos con TMB y que permitirán saber, en tiempo real, la actividad que está desarrollando el dispositivo y el estado del vehículo conectado. La puesta en marcha del cargador ha requerido, también, la instalación de un centro de transformación subterráneo, exclusivo para su funcionamiento.

La línea de autobuses metropolitanos que se beneficiará de este sistema es la H16, que une el Fórum de Barcelona con la Zona Franca, trazando una línea paralela al mar que pasa por Poblenou, la Vila Olímpica, plaza Cataluña y plaza España, de unos 12 km de longitud. En esta línea de la nueva red de autobuses se integrarán dos vehículos articulados de 18 m de largo, totalmente eléctrico y por tanto, de emisión cero, del modelo Solaris Urbino E18, los primeros de estas dimensiones fabricados en Europa, que están actualmente en pruebas por parte del departamento de ingeniería de TMB. Barcelona confirmará así la posición de vanguardia en la implantación de soluciones limpias para el transporte en autobús basadas en la electrificación progresiva: entre las 5 unidades eléctricas puras y las 159 híbridas sumarán el 15% de la flota operativa.

Proyecto ZeEUS (Zero Emission Urban System)

El desarrollo del pantógrafo se enmarca en el proyecto ZeEUS (Zero Emission Urban Bus System, o Sistema de Autobuses Urbanos de Emisión Cero) de promoción de movilidad eléctrica urbana, financiado por la Unión Europea, y en el que participan 8 ciudades comunitarias. Barcelona, a través de Transportes Metropolitanos de Barcelona, lidera la fase de pruebas de este programa en la capital catalana con la puesta en circulación de cuatro autobuses de cero emisiones, dos de los cuales, de 12 m de longitud, ya están circulando por la ciudad con pasajeros desde 2014. Endesa colabora con la instalación y gestión de la operación de los puntos de carga, el estudio de los cuales permitirá diseñar la infraestructura necesaria para la electrificación de toda la flota de autobuses de Barcelona.

Después de instalar dos estaciones de carga en las cocheras de TMB, se da un paso hacia adelante y se instala ahora el primer cargador para autobuses en la calle. Entre las ventajas de este sistema, además de la rapidez en la carga, está también el hecho que permite que la batería del autobús sea más ligera y pequeña, y como consecuencia, tenga un coste menor. Este modelo de estación, igual que los otros, está pensado, además de para alimentar autobuses, para vehículos de servicio, como por ejemplo, camiones de limpieza o mercancías.

El proyecto ZeEUS, financiado por la Unión Europa, se desarrollará entre noviembre de 2014 y abril de 2017. Con el objetivo de extender la movilidad eléctrica a los transportes urbanos de las ciudades, desde ZeEUS se están realizando pruebas con diversas tecnologías de autobuses eléctricos o híbridos ecuables y diferentes soluciones de carga en un total de 20 ciudades europeas. Juntamente con Barcelona, participan Münster i Bonn, en Alemania; Londres y Glasgow, en el Reino Unido; Caller, en Italia; Estocolmo en Suecia y Pilsen, en Chequia. La finalidad de las pruebas es validar las ventajas económicas, ambientales y sociales de este sistema para valorar su viabilidad.

Los  278 estaciones de recarga establecidos cada 80 km a lo largo de Alemania y las principales autopistas de Bélgica, permitirán a los conductores de los vehículos eléctricos “repostar”, y ampliar su autonomía. La inversión total de la cooperación financiada por la UE es de aproximadamente 18 M€.

Cada una de las estaciones de recarga rápidas-multi-estándar, dispersadas a lo largo de cuatro países, disponen de conexiones de CA y CC, permitiendo a los conductores recargar las baterías de sus vehículos de manera fácil y rápida. Los vehículos eléctricos pueden recargarse hasta un 80% en las estaciones de recarga en una hora.

Renault vende más vehículos eléctricos en Europa que cualquier otro fabricante de coches y en 2015 tuvo una cuota de mercado superior al 23 %. De hecho, casi uno de cada cuatro vehículos eléctricos vendidos en Europa proviene de la marca francesa.

Liderado por la empresa operadora de la estación de recarga Allego, el proyecto Fast-E reúne a nueve empresas del sector, incluyendo tres operadores de estaciones de recarga (RWE Effizienz, enviaM y Allego), así como cuatro fabricantes de vehículos (Volkswagen AG, BMW AG, Renault  SAS, Nissan Center Europe), DB Energie GmbH, filial de Deutsche Bahn y la compañía con sede en Hamburgo HySolutions, quien como centro especializado en varios proyectos de infraestructura de recarga, es responsable de la integración de las nuevas tecnologías de propulsión en el transporte urbano. Las estaciones de carga rápida instaladas como parte del proyecto emplean el sistema de carga combinado (CCS) y CHAdeMO, cada uno de 50 kW de potencia, así como un conector de tipo 2 de 43 kW de potencia. Se espera que el proyecto culmine en diciembre de 2017 con la finalización de estudios complementarios; la infraestructura de estaciones de carga continuará operando comercialmente a partir de entonces.

El especialista suizo en conectores Multi-Contact ha desarrollado un novedoso conector para sistemas de carga rápida, que permite a los autobuses eléctricos recargar en ruta y allana el camino hacia un transporte de cercanías respetuoso con el medio ambiente. Se trata de un sistema sencillo, cuando el conductor del autobús eléctrico detiene el vehículo en la parada, se despliega el punto de carga: un tubo flexible con un conector macho que se acopla a la toma de carga instalada en el autobús y activa el proceso de carga mediante una señal. La cantidad de energía que se puede transmitir durante la breve duración de una parada es suficiente para recargar la batería de arranque.

La posibilidad de repostar en poco tiempo grandes cantidades de energía en las paradas, con corrientes de carga de hasta 900 A, hace que los autobuses eléctricos se convierten por primera vez en una auténtica alternativa a los trolebuses, con un itinerario fijado, y a los vehículos de combustión interna.

El diseño de todo el sistema está pensado para su fiabilidad y para la seguridad del conductor, pasajeros y transeúntes. Ya esté conectado o no, las piezas bajo tensión siempre se encuentran fuera del alcance de los pasajeros y están protegidas contra un contacto accidental. Hasta que el portacontactos no se ha acoplado mecánicamente de forma precisa, los contactos de potencia y de señal no quedan expuestos, ni se produce el desbloqueo electrónico para que se inicie el proceso de carga. Leer más…

Artículo publicado en: FuturENERGY Abril 2016

ABB, el grupo líder en tecnologías eléctricas y de automatización, ha anunciado hoy el lanzamiento de un sistema automático de carga rápida que puede eliminar una de las principales barreras que impiden la adopción generalizada del autobús eléctrico urbano: los largos tiempos de carga con una autonomía escasa.

Con su conexión automática desde el techo y un tiempo de carga típico entre 4 y 6 minutos, el sistema puede ser fácilmente integrado en las líneas de autobuses existentes, mediante la instalación de cargadores rápidos en las paradas terminales de la línea, en los intercambiadores, depósitos y/o en las paradas intermedias. El sistema de carga rápida de ABB es una solución práctica basada en normas internacionales como la IEC 61851-23, lo que garantiza la seguridad, el cumplimiento de los reglamentos y el apoyo amplio de la industria de automoción. Estos ingredientes hacen que la solución funcione de forma segura en cualquier línea de autobuses, y en cualquier autobús eléctrico que disponga de la conexión adecuada en el techo.

El primer proyecto público que utilizará esta tecnología estará formado por la integración de autobuses Volvo y cuatro cargadores automáticos de ABB para autobuses eléctricos, que se instalarán en líneas actualmente en funcionamiento en el sistema de transporte público de Luxemburgo, en el que hasta seis autobuses eléctricos Volvo estarán funcionando en líneas actuales en 2016. El nuevo autobús eléctrico híbrido puede reducir su consumo de carburante en un 75 por ciento en comparación con los autobuses diésel convencionales, lo que mejora la sostenibilidad y reduce los costes de operación.

La solución tecnológica de carga rápida automática de ABB se basa en el pantógrafo, un concepto mecánico ya ampliamente probado para conectar trenes, tranvías y autobuses con el suministro eléctrico. Cuando un autobús llegue a la estación de carga, se establecerá una comunicación inalámbrica entre el autobús y el cargador, tras la cual un pantógrafo especial invertido bajará automáticamente. Una vez realizadas las comprobaciones de seguridad, el sistema suministrará al autobús una potente recarga rápida.

El diseño modular con potencias de carga de 150 kW, 300 kW o 450 kW, suministra a cualquier autobús urbano suficiente energía en unos pocos minutos para poder hacer su recorrido urbano sin detenerse durante todo el día.

Además de depender de soluciones de carga fiables, los autobuses urbanos que operan en líneas de alta capacidad, necesitan también la máxima disponibilidad y una rápida respuesta a las necesidades de servicio. ABB ofrece una gama de posibilidades probadas de conectividad, tales como diagnóstico remoto, gestión remota y actualización de software por radio. Con más de 3.000 cargadores rápidos de CC conectados por Internet instalados en todo el mundo, ABB ha demostrado que sus posibilidades de conectividad permiten conseguir los mayores tiempos en servicio y una rápida respuesta a las necesidades de mantenimiento, en cualquier país del mundo.

El conductor de un autobús eléctrico detiene su vehículo en la parada. Inmediatamente, se despliega el punto de recarga: un tubo flexible con un conector macho que se acopla a la toma de carga instalada en el autobús y activa el proceso de carga mediante una señal. La cantidad de energía que se puede transmitir durante la breve duración de una parada es suficiente para recargar la batería de arranque. Con este novedoso conector para sistemas de carga rápida, el especialista suizo en conectores Multi-Contact allana el camino a los autobuses de baterías hacia un transporte de cercanías respetuoso con el medio ambiente.

La carga automática se realiza durante el trayecto a intervalos regulares, sin que el servicio se vea afectado, o alternativamente, durante esperas de mayor duración en la última parada. Al repetirse los ciclos de carga, basta con una batería pequeña, algo que repercute positivamente en el peso del vehículo y en los gastos de funcionamiento. Dada la posibilidad de repostar grandes cantidades de energía en las paradas en poco tiempo con corrientes de carga de hasta 900 A, los autobuses de baterías se convierten por primera vez en una auténtica alternativa a los trolebuses, con un itinerario fijado, y a los vehículos con motor de combustión.

Gracias a su dispositivo de guiado mecánico patentado, el sistema compensa las diferentes cargas que lleva el vehículo, las irregularidades de la calzada y las faltas de precisión en el estacionamiento. El diseño en forma de tolva de la toma de carga permite una tolerancia de hasta 500 mm de desviación en la posición del autobús. A petición del cliente, el conector coaxial puede equiparse con un máximo de 9 polos (2-3 contactos de potencia, 1 contacto atierra, 5 contactos de señal). Leer más…

Artículo publicado en: FuturENERGY Septiembre 2015

SEDICAL
COMEVAL