Tags Posts tagged with "contaminación"

contaminación

El presupuesto del programa es de 46 M€ hasta el 2019 y prevé, entre otras cosas, el protocolo de episodios de contaminación atmosférica, la Tarjeta Verde Metropolitana y la regulación y seguimiento de las obras públicas y privadas y de las industrias.

El Consejo Metropolitano del AMB ha aprobado el Programa metropolitano de medidas contra la contaminación atmosférica, un contundente conjunto de medidas transversales destinado a reducir notablemente el nivel de contaminación atmosférica que representa un paso más de la administración metropolitana para mejorar la calidad del aire en la metrópolis, donde se superan con frecuencia los niveles máximos de concentración de partículas en suspensión (PM2,5 i PM10) y de dióxido de nitrógeno (NO2) establecidos por la Unión Europea (UE) y la OMS.

Este nuevo programa, que tiene un presupuesto total de 46 M€ para el periodo 2016-2019 y que se concretará en la aplicación de 33 medidas específicas en los ámbitos de la movilidad y el medio ambiente, se ha debatido y conformado previamente en el Consejo de Municipios Metropolitanos para la Lucha contra la Contaminación Atmosférica, reafirmando así el compromiso del AMB y del conjunto de los municipios metropolitanos en este aspecto principal para la mejora de la calidad de la vida de los ciudadanos y ciudadanas de los treinta y seis municipios metropolitanos.
Aqualogy central, Inodoro

La reducción de la contaminación atmosférica es una de las prioridades de la agenda política del AMB, tal como lo prevé el Programa de Actuación 2016-2019, en coordinación con el resto de las administraciones locales implicadas y con la Generalitat de Catalunya.

Restricción de la circulación de los vehículos más contaminantes

Entre las medidas más destacadas en materia de movilidad, que llega a ocasionar hasta el 80% de la contaminación atmosférica, destaca la restricción de la circulación de los vehículos más contaminantes, aquellos que no lleven distintivo ambiental de la DGT, en las rondas y en su perímetro interior. Inicialmente, esta restricción se aplicará a partir de este año 2017 solo en días de episodio de alta contaminación atmosférica; a partir del 2020 se prevé la restricción permanente, todos los días del año, que afectará a los vehículos más contaminantes. De esta manera, la metrópolis Barcelona se alinea con Europa, donde ya hay más de 220 ciudades con zonas de bajas emisiones.

En este contexto, el AMB también ha dado luz verde al protocolo de actuación y comunicación en previsión de los episodios de alta contaminación atmosférica y a la Tarjeta Verde Metropolitana, un nuevo título de transporte gratuito durante tres años para los ciudadanos del área metropolitana que cambien definitivamente los vehículos privados más contaminantes por el transporte público, asociada al hecho de dar de baja y desguazar un vehículo privado más contaminante y a no haber adquirido ninguno nuevo. Entrará en funcionamiento durante la primavera-verano de este año 2017.

El urbanismo y las infraestructuras

El Programa considera que para facilitar el “cambio modal”, es decir, el paso de la utilización del vehículo privado al transporte público para los desplazamientos dentro del ámbito metropolitano y para los que acceden desde fuera, hace falta mejorar las infraestructuras de transporte público. Así, se prevé que el Plan director urbanístico del área metropolitana de Barcelona, actualmente en trámite, de prioridad a estas infraestructuras y concrete el objetivo de un nuevo modelo urbano más sostenible, como ya están haciendo todas las grandes capitales europeas.

El programa también recoge, entre otras medidas, la creación de una red de Park&ride, la renovación de la flota de autobuses y taxis, la ampliación de la red de puntos de recarga para vehículos eléctricos y la voluntad de regular la distribución urbana de mercancías (DUM).

Las emisiones de las obras y las industrias, otro eje para reducir la contaminación

Otras medidas destacadas del programa inciden directamente en el control y seguimiento de las obras de construcción públicas y privadas, que son también una fuente importante de emisión de contaminantes. En este caso, el AMB ha elaborado una Guía de buenas prácticas para la prevención de la contaminación atmosférica en las obras de los municipios metropolitanos, con medidas en el planteamiento y ejecución de la obra, transporte y carga del material, vehículos y maquinaria, para garantizar la reducción de emisiones. Paralelamente, el programa recoge el estudio del seguimiento y monitorización antes y después de las obras, a través de las estaciones de calidad del aire más próximas.

Por otro lado, para reducir las emisiones generadas por las actividades industriales, que también son un foco importante de contaminación, el AMB se alía con los municipios metropolitanos para regular la tramitación de nuevas actividades industriales y en el seguimiento de las ya existentes. En este sentido, el AMB ha realizado la Guía de usuarios para el control de generadores de bajas emisiones atmosféricas, que regula las licencias ambientales, con el apoyo de las ordenanzas municipales. Paralelamente, el programa también recoge medidas de sensibilización y educación ambiental, bajo el programa del AMB Compartimos un futuro.

El protocolo metropolitano de contaminación atmosférica, la tarjeta verde metropolitana, un proyecto de park&ride y la Bicivia, las medidas que se debatieron en el fórum metropolitano. A parte de los municipios, este órgano de movilidad del AMB congrega y busca el consenso del tejido asociativo y vecinal, las empresas y el mundo universitario y profesional.

Barcelona. 12.01.2017 Consell de la Mobilitat de l'Area Metropolitana de Barcelona AMB. Foto Robert Ramos / AMB

Las medidas para combatir la contaminación atmosférica centraron el pasado jueves 12 de enero por la tarde, el II Consejo de Movilidad del Área Metropolitana de Barcelona (AMB), órgano metropolitano que nació el pasado verano con la voluntad de aglutinar todos los agentes sociales de la metrópolis implicados en la movilidad y asentar las bases para dibujar y hacer realidad, entre todos, una movilidad metropolitana mucho más limpia y sostenible.

En esta ocasión, más de 130 expertos participaron en el encuentro, donde se debatió, entre otros temas, sobre el protocolo metropolitano de contaminación atmosférica y la tarjeta verde metropolitana, que próximamente aprobará el AMB y será una realidad antes del verano del 2017. Este nuevo título de transporte premiará con tres años de gratuidad a los ciudadanos de los 36 municipios que retiren los vehículos contaminantes. Durante la jornada, también se presentó la red Bicivia y se avanzó el proyecto de gestión de park&ride metropolitano, una red de aparcamientos metropolitanos ubicados junto a estaciones ferroviarias, porque los conductores aparquen el vehículo privado y accedan en el centro en transporte público.

“Hacen falta medidas de carácter estructural y también medidas más puntuales para reaccionar en caso de episodios de elevada contaminación tanto por NO2 como por PM10”, expuso el vicepresidente de Movilidad y Transporte del AMB, Antoni Poveda, que recordó que recientemente se han activado un par de avisos preventivos por contaminación e insistió que el que está en juego es la salud de las personas. “Estamos en un verdadero punto de inflexión y tenemos que dar pasos valientes, con el máximo consenso de los diferentes agentes implicados”, reconoció Poveda. De momento, “hemos conseguido una cosa importante: una cierta conciencia de la ciudadanía de que la contaminación es un problema”, añadió durante el Consejo de Movilidad.

Durante el debate participativo que tuvo lugar a la segunda parte del acto, cada sector defendió sus intereses; y el vicepresidente de Movilidad y Transporte les respondió que “está en juego la salud de los ciudadanos”, recordándolos que todos tienen que hacer pequeñas concesiones.

En el caso del protocolo metropolitano de episodios por contaminación atmosférica, si se llega a la situación definida como episodio, el AMB conjuntamente con los ayuntamientos afectados, está decidida a restringir la circulación de los vehículos más contaminantes en las rondas de Barcelona y en las zonas urbanas comprendidas dentro del anillo de las rondas, entendiendo por vehículos contaminantes los que no disponen de las etiquetas ambientales de la DGT. La medida irá asociada a la habilitación de carriles BUS-VAO provisionales para facilitar la circulación del transporte público.

“La suma de las medidas estructurales, más las que se aplicarán transitoriamente durante los episodios de alta contaminación, conformarán el Programa metropolitano de medidas contra la contaminación atmosférica que prevemos aprobar el 31 de enero en el Consejo de Municipios Metropolitanos para la Lucha contra la Contaminación Atmosférica y en el Consejo Metropolitano”, anunció ayer Poveda.

Para facilitar el acceso al transporte público, durante el II Consejo de Movilidad el vicepresidente de Movilidad y Transporte del AMB anunció que está previsto un encuentro con los 18 ayuntamientos metropolitanos que conforman la segunda corona tarifaria para mejorar el sistema de transporte público, una reivindicación histórica. “Esto tendría que facilitar que más personas apuesten para dejar el coche en casa”, explicó Poveda.

Implicación del tejido asociativo y vecinal, las empresas y el mundo universitario

El Consejo de Movilidad del AMB cuenta con un total de 208 representantes permanentes y se reúne de manera ordinaria dos veces al año. Entre las más de doscientas personas que lo componen, hay un representante de cada municipio metropolitano, un representante de cada grupo político metropolitano y decenas de asociaciones, federaciones y organizaciones empresariales.

Uno de los objetivos del Consejo de Movilidad de del AMB es desarrollar el Plan metropolitano de movilidad urbana (PMMU), que marcará las estrategias de movilidad sostenible para el periodo 201

Toma como referencia los contaminantes N02 y las partículas PM10, determina medidas temporales de movilidad y medio ambiente y contempla una campaña de comunicación a la ciudadanía. Incluye la creación de un gestor municipal de episodios de contaminación atmosférica en cada uno de los 36 ayuntamientos metropolitanos para coordinar las medidas con el AMB. Este protocolo complementará las acciones estructurales que implementará el AMB para mejorar la calidad del aire

El Área Metropolitana de Barcelona (AMB) presentó ayer, el protocolo metropolitano de actuación para los episodios ambientales de elevada contaminación atmosférica, que complementará las diferentes medidas estructurales que está trabajando el AMB en este ámbito para mejorar la calidad del aire y la calidad de vida de los habitantes.

El protocolo toma como referencia y se centra en los casos puntuales de máxima concentración de dióxido de nitrógeno (NO2) o de partículas PM10, los contaminantes más nocivos para la salud de las personas y de los cuales se superan en algunas ocasiones los límites establecidos por la Unión Europea y la OMS. Todo ello teniendo como referencia los datos recogidos por las estaciones de medida de la red de vigilancia y previsión de la contaminación atmosférica de Cataluña (XVPCA).

Una parte importante del protocolo es la campaña de comunicación y sensibilización ciudadana sobre los episodios concretos de contaminación atmosférica. Esta campaña, que se pondrá en marcha inmediatamente después del aviso de activación del protocolo, se intensificará en función de la fase activada. Básicamente, se centrará en las radios, con cuñas publicitarias; en las webs municipales y webs de los medios generalistas y locales, a través de banners; y vía redes sociales, con los diferentes perfiles del AMB y de los ayuntamientos metropolitanos. En este sentido, el AMB notificará la situación y el nivel de aviso y ofrecerá consejos y recomendaciones a la ciudadanía.

La otra parte del protocolo se basa en las medidas y actuaciones puntuales que el AMB aplicará durante el periodo que dure el aviso, de acuerdo con las competencias que el organismo metropolitano tiene asignadas sobre transporte público, taxi, medio ambiente y ordenación del territorio. Serán actuaciones dirigidas a reducir el tráfico privado que se irán intensificando y endureciendo a medida que aumente el riesgo.

Protocolos por contaminación de NO2 y por partículas PM10

En el caso del NO2, el protocolo define cuatro fases: desde una fase de seguimiento atento, pasando por el aviso preventivo y la fase episodio, hasta llegar a la fase de alerta o de máxima contaminación.

En el caso de las partículas PM10, el protocolo define dos fases: el aviso preventivo y la fase episodio.

La aplicación de una fase u otra dependerá del nivel de contaminación provocado por cada contaminante. En los dos casos, las acciones y medidas planteadas se llevarán a cabo de forma acumulativa; así, a medida que van aumentando las fases de activación, se van incorporando nuevas medidas sin desactivar las medidas de las fases precedentes.

Presentación de PowerPoint

Presentación de PowerPoint

Coordinación entre los 36 ayuntamientos: la figura del gestor municipal del protocolo

Este plan de acción se coordinará con los 36 ayuntamientos metropolitanos y se vehiculará a través de la creación de la figura de un gestor municipal de los episodios de contaminación en cada uno de los 36 ayuntamientos metropolitanos, una figura local sobre la que recaerá el peso de coordinar a escala municipal las acciones y medidas determinadas en cada caso. También se coordinará con la Generalitat de Catalunya, con la voluntad de unir esfuerzos entre administraciones a la hora de luchar contra la contaminación atmosférica.

El protocolo metropolitano de actuación para los episodios ambientales de elevada contaminación atmosférica se aprobará en el Consejo Metropolitano del AMB y se presentará también al Consejo de Movilidad del AMB, un órgano formado por más de 200 expertos que busca el consenso entre los diferentes agentes de la movilidad del territorio (técnicos, administraciones, empresas privadas, tejido asociativo, profesionales, entre otros) y que se reunirá de nuevo, previsiblemente, en enero del 2017.

Reclamación al Gobierno del Estado y a la Generalitat

“La elevada contaminación ambiental acontece una problemática estructural en el área metropolitana de Barcelona y pone de manifiesto la necesidad de abordar los retos largamente reivindicados por el conjunto de administraciones locales. En este sentido, reclamamos a la aimg_0952dministración del Estado y a la Generalitat que aborden urgentemente actuaciones pendientes”, ha señalado el vicepresidente de Movilidad y Transporte del AMB. Poveda ha destacado, en esta línea, el desarrollo del Reglamento de la ley de financiación del sistema de transporte público de Cataluña, la construcción de los carriles Bus-VAO y plataformas reservadas que incrementen la velocidad comercial de los autobuses, la ejecución inmediata del Plan de mejora de cercanías ferroviarias y la construcción de aparcamientos vinculados al transporte público (park and ride).

 

 

SEDICAL
COMEVAL