Tags Posts tagged with "economía baja en carbono"

economía baja en carbono

Un total de 42 empresas de la Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa, AVEBIOM, han invertido 89,47 millones de euros en 140 instalaciones de biomasa, que han generado 1.022 puestos de trabajo con el objetivo de reducir las emisiones de CO2.

Estas actuaciones se enmarcan en los proyectos Clima del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Rural (Mapama) correspondientes a las cinco convocatorias del periodo 2013-2017. “El objetivo es avanzar en la senda de la transformación del sistema productivo español hacia un modelo bajo en carbono”, ha explicado el presidente de AVEBIOM, Javier Díaz.

Las 140 instalaciones, inscritas en Canal Clima I y II entre 2013 y 2017, han desplazado 2,78 millones de MWh de combustibles fósiles y se han evitado 238.678 toneladas equivalentes de petróleo. El combustible fósil más desplazado ha sido el gas natural.

Convocatoria 2017

En la convocatoria correspondiente a 2017, el Mapama ha seleccionado 62 nuevos proyectos Clima, que ahorrarán la emisión de tres millones de toneladas de CO2. Del total, se han inscrito 70 instalaciones pertenecientes a 16 empresas asociadas a AVEBIOM. La ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, presidirá el cierre de esta convocatoria, que tendrá lugar el próximo lunes, 9 de abril.

“Las instalaciones adheridas a Canal Clima II de AVEBIOM en la convocatoria de 2017 tienen un potencial de reducción de emisiones de CO2 equivalente al 3,1% del objetivo global de reducción de emisiones que tiene asignado España, en el sector de las emisiones difusas”, ha precisado Javier Díaz.

Hasta 15 millones

Los proyectos Clima del FES-CO2, dependientes del Mapama, son iniciativas de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) mediante la adquisición de créditos de carbono vinculados a proyectos de esta naturaleza.

La Asociación tiene un derecho de compra firmado con el Fondo de Carbono para una Economía Sostenible FES-CO2 de 1,7 millones de toneladas de CO2 reducidas y verificadas, para proyectos de biomasa y biogás, durante el periodo comprendido entre 2015 y 2022, con un techo de financiación por parte del Ministerio de hasta 15 millones de euros.

Canal Clima

Por su parte, AVEBIOM puso en marcha el programa de impulso de la bioenergía Canal Clima en el año 2013 para presentar de forma agrupada las instalaciones de biomasa y biogás de las empresas asociadas a la convocatoria de proyectos Clima del Ministerio.

Canal Clima permite a los socios adheridos simplificar su acceso a estos proyectos y maximizar las posibilidades de ser seleccionados, al integrar a un número importante de promotores en un mismo programa. AVEBIOM asume las labores de coordinación, seguimiento y verificación, en colaboración con Tecnalia y el Cubo Verde.

 

Hasta ahora se ha planteado el gas como alternativa medioambiental y económica frente a la gasolina o el diésel, posicionándose el Autogas como una opción a favor del medio ambiente y del bolsillo de los españoles. Sin embargo, sus aplicaciones van más allá del sector automovilístico, convirtiéndose en una alternativa energética tanto para empresas como particulares. Primagas, apunta a un cambio de ruta en favor de la transición energética hacia el gas para cumplir con una economía baja en carbono.

En pleno debate sobre el compromiso por la eficiencia energética, la sustitución de combustibles contaminantes por alternativas más limpias es clave. De ahí que desde Primagas insistan en la apuesta por el gas ya que representaría una reducción de hasta el 50% de las emisiones de carbono frente alternativas como la electricidad, una opción muy recurrente sobre todo en las ciudades.

En el caso de las zonas rurales, el suministro por red de canalizaciones no siempre es posible, de ahí que las energías más utilizadas sean el gasóleo o la biomasa, altamente contaminantes. Sin embargo, el gas licuado, gracias a su facilidad de transporte y almacenaje, permite a hogares y negocios una alternativa energética más limpia y eficiente que llega a cualquier punto. Desde Primagas apuntan que sustituir el gasóleo por gas supone una reducción del 20% las emisiones de carbono lo que contribuye a mejorar la calidad del aire no solo en industrias sino también dentro de los hogares. “El gas, en todas sus variedades, se ha convertido en una respuesta para que los hogares y empresas situadas en zonas rurales de difícil acceso no tengan que renunciar a ninguna comodidad”, aseguran desde Primagas.

Según varios estudios, la mala calidad del aire es causa de un gran número de fallecimientos en Europa. Teniendo en cuenta que el 92% de la población mundial vive en lugares donde no se cumplen los niveles marcados sobre la calidad del aire, es prioritario dejar de lado los combustibles más contaminantes como el carbón, el gasóleo o la electricidad, para dar paso a otras opciones más limpias como el gas.

El Consejo de Ministros del pasado viernes 16 de junio aprobó un Real Decreto por el que se regula la concesión directa de subvenciones a proyectos singulares de entidades locales que favorezcan el paso a una economía baja en carbono.

Estas subvenciones, por importe total de 336 M€, se concederán por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) en el marco del Programa operativo FEDER de crecimiento sostenible 2014-2020. Podrán ser beneficiarios de las ayudas los municipios o agrupaciones de municipios cuya población sea inferior a 20.000 habitantes, así como Ceuta y Melilla.

 

Para obtener la ayuda, los municipios deberán reducir las emisiones de dióxido de carbono mediante la ejecución de proyectos singulares de ahorro y eficiencia energética (en edificación y en infraestructuras y servicios públicos), movilidad urbana sostenible (transporte urbano limpio, transporte colectivo, conexión urbana-rural, mejoras de red viaria, transporte ciclista y desarrollo de sistemas de suministro de energías limpias) y uso de energías renovables (para producción de electricidad y usos térmicos en edificación y en infraestructuras públicas).

Las ayudas contribuirán activamente a la sostenibilidad ambiental mediante la reducción del nivel de emisiones de CO2, así como a la cohesión social y mejora de la calidad de vida de los ciudadanos en los edificios y espacios urbanos.

COMEVAL