Tags Posts tagged with "electricidad"

electricidad

Hace poco más de un año Google anunció que estaba en camino de comprar suficiente energía renovable para igualar la electricidad que consumiría durante el siguiente año. Una vez completada la contabilidad del uso de energía de 2017 de Google, ya es oficial: Google cumple su objetivo. La compra total de energía de Google procedente de fuentes como la eólica y la solar excedió la cantidad de electricidad utilizada por sus operaciones en todo el mundo, incluidas las oficinas y los centros de datos.

¿Qué quiere decir la compañía con “equilibrar” la energía renovable? En el transcurso de 2017, en todo el mundo, por cada kWh de electricidad que Google consumió, compró un kWh de energía renovable procedente de un parque eólico o solar construido específicamente para Google. Esto le convierte en la primera nube pública, y compañía de este tamaño que ha logrado esta hazaña.

Hoy, tiene contratos para comprar tres 3 GW de potencia de proyectos de energía renovable; ningún comprador corporativo compra más energía renovable que Google. Hasta la fecha, sus contratos de energía renovable han generado más de 3.000 M$ en nuevas inversiones de capital en todo el mundo.

El camino hacia el 100%

Google ha trabajado para lograr este objetivo durante mucho tiempo.Cada año, firma contratos para nuevos proyectos de generación de energía renovable en los mercados donde tiene operaciones. Desde el momento en que firma un contrato, lleva uno o dos años construir el parque eólico o el campo solar antes de que comience a producir energía. En 2016, sus proyectos operativos produjeron suficiente energía renovable para cubrir el 57% de la energía que utilizó. Ese mismo año, alcanzó un número récord de nuevos contratos para desarrollar eólica y solar en proyectos que aún estaban en construcción. Esos proyectos comenzaron a funcionar en 2017, y esa producción adicional de energía renovable fue suficiente para cubrir más del 100% de la energía que utilizó durante todo el año.

Google dice que ha “equilibrado” su consumo de energía porque todavía no es posible tener una empresa de su escala con un suministro 100% renovable. Es cierto que por cada kWh de energía que consume, lo compensa agregando un kWh de energía renovable a una red eléctrica en algún lugar. Pero esa energía renovable puede producirse en un lugar diferente, o en un momento diferente, de donde está operando sus centros de datos y oficinas. Lo importante es que está agregando nuevas fuentes de energía limpia al sistema eléctrico, y que está comprando esa energía renovable en la misma cantidad que la está consumiendo, global y anualmente.

Captura

Mirando hacia el futuro

Google está construyendo nuevos centros de datos y oficinas, y a medida que crece la demanda de productos de Google, también crece su demanda de electricidad. Necesita estar constantemente agregando renovables a su cartera para mantener el ritmo. Así que seguirá firmando contratos para comprar más energía renovable. Y en aquellas regiones donde aún no puede comprar energías renovables, seguirá trabajando en formas de ayudar a abrir el mercado. Google trabajan con grupos como Renewable Energy Buyers Alliance y la plataforma Re-Source para facilitar un mayor acceso a la energía de fuentes renovables.

Según los datos de REN (operador del sistema de transmisión portugués), la electricidad renovable producida en marzo (4.812 GWh) superó el consumo de la parte continental de Portugal (4.647 GWh). La producción de electricidad renovable representó el 103,6% del consumo de electricidad, un valor sin igual en los últimos 40 años. Sin embargo, hubo algunas horas en que se requirieron centrales eléctricas de combustibles fósiles y/o importaciones para complementar el suministro de electricidad de Portugal, pero estos períodos fueron totalmente compensados por otros de mayor producción renovable.

En el período bajo análisis, la participación diaria de la electricidad renovable en el consumo tuvo un mínimo del 86%, el 7 de marzo, y un máximo del 143%, el 11 de marzo. También se debe resaltar un período de 70 horas, comenzando el día 9, cuando el consumo estuvo completamente cubierto por fuentes renovables y otro período de 69 horas, comenzando el día 12.

Estos datos, además de indicar un hito histórico en el sector eléctrico portugués, demuestran la viabilidad técnica, la seguridad y la fiabilidad del funcionamiento del sistema eléctrico, con una gran parte de la electricidad renovable. El máximo anterior ocurrió en febrero de 2014 con un 99,2%.

En términos de recursos, el foco se dirige a las energías hidroeléctrica y eólica, que representaron, respectivamente, el 55% y el 42% del consumo mensual. La producción total de renovables en marzo también evitó la emisión de 1,8 millones de toneladas de CO2, lo que se tradujo en un ahorro de 21 M€ en la adquisición de derechos de emisión. En este análisis también vale la pena señalar el elevado saldo de exportación mensual del 19% del consumo de electricidad de Portugal continental (878 GWh).

Esta cuota de renovables tuvo una influencia positiva en la reducción del precio diario promedio del mercado mayorista, que fue de 39,75 €/MWh, precio muy inferior al mismo periodo del año anterior (43,94 €/MWh) cuando el peso de las energías renovables en el consumo de electricidad fue solo del 62%.

El logro del mes pasado es un ejemplo de lo que sucederá con más frecuencia en un futuro cercano. De hecho, se espera que para 2040 la producción de electricidad renovable pueda garantizar, de manera rentable, el consumo anual total de electricidad de la parte continental de Portugal. Sin embargo, eventualmente será necesario, de vez en cuando, el uso de centrales eléctricas de gas natural, sumadas a las interconexiones y al almacenamiento.

APREN y ZERO – Sustainable Earth System Association consideran vital que las políticas públicas nacionales y el marco europeo denominado “Energía limpia para todos los europeos”, que se encuentra actualmente en la fase final de decisión, permitan a Portugal alcanzar sus objetivos de carbono neutral para 2050, garantizando la fuerte expansión de la energía solar y la descarbonización a través del aumento de la demanda de electricidad en el transporte y en los sectores de calefacción y refrigeración.

Abengoa participa en el proyecto europeo Grasshopper (GRid ASsiSting modular HydrOgen Pem PowER plant), liderando el diseño, construcción y pruebas de una planta piloto, para su posterior escalado a MW. El objetivo de este nuevo proyecto no es otro que la creación de una nueva generación de plantas de potencia basadas en pilas de combustibles (FCPP: Fuel Cell Power Plant) aptas para una operación flexible para el soporte de la red. La planta de potencia utilizará hidrógeno verde y lo convertirá en electricidad y calor sin emisiones. Dadas las fluctuaciones en la energía procedente de las fuentes renovables,  este tipo de plantas puede contribuir cada vez más a un suministro estable de energía.

En el consorcio de este proyecto participan, además de Abengoa, INEA -Informatizacija Energetika Avtomatizacija, Johnson Matthey Fuel Cells Limited (JMFC), Nedstack Fuel Cell Technology B.V., Politécnico di Milano (Polimi) y Zentrum für Brennstoffzellen Technik Gmbh (ZBT).

El desarrollo de un sistema de pila de combustible, con considerables innovaciones en las membranas y otros componentes, se realizará mediante modelado, experimentos y experiencia industrial de JMFC, ZBT y Nedstack. Polimi prestará apoyo en el proceso de toma de decisiones mediante actividades de modelado y optimización. La implementación de la funcionalidad de la red inteligente dentro del control e integración de la FCPP, será realizada por INEA.

La unidad de demostración utilizará el excedente de hidrógeno producido en una moderna planta de cloro situada en Delfzijl, donde Akzo Nobel y Nedstack han estado probando tecnología de pilas de combustible durante 10 años.

La reunión de lanzamiento del proyecto Grasshopper tuvo lugar a principios de enero de este año  en las instalaciones de Akzo Nobel, en Delfzijl, con la participación de todos los socios del consorcio, así como los miembros del consejo consultivo y representantes de la Fuel Cells and Hydrogen 2 Joint Undertaking (FCH JU), asociación público-privada que apoya las tecnologías de energía de pilas de combustible e hidrógeno en Europa. En este emplazamiento es donde tendrá lugar la fase de demostración del proyecto hasta su terminación.

El consejo consultivo del proyecto estará formado por miembros de Akzo Nobel Industrial Chemicals B.V, Tennet TSO B.V, SWW Wunsiedel y participantes del consorcio GOFLEX, que será consultado en la fase de proyecto.

Coordinado por INEA, el proyecto Grasshopper tendrá una duración de 36 meses en los que contará con un presupuesto total de 4,4 M€. Este proyecto ha sido financiado por la Fuel Cells and Hydrogen 2 Joint Undertaking bajo acuerdo firmado número 779430. Este organismo recibe apoyo del programa marco Horizonte 2020 de investigación e innovación de la Unión Europea.

El consejero de Empleo, Empresa y Comercio, Javier Carnero ha presentado al Consejo de Gobierno un informe sobre los incentivos al autoconsumo eléctrico incluidos en el Programa para el Desarrollo Energético Sostenible 2017-2020, que cuentan con un presupuesto total de 15 millones de euros. Desde que se abrió la convocatoria en mayo del año pasado, la Junta ha aprobado 502 ayudas por un importe de 11,08 millones.

En tramitación se encuentran otras 179 solicitudes recibidas, lo que suma un total de 681. De ellas, 328 son de particulares, 198 de empresas y 142 de entidades locales. El 88% del total se vincula a instalaciones en edificios y el resto a procesos industriales. Estos incentivos se enmarcan en el objetivo de la Estrategia Energética de Andalucía 2020 de situar el autoconsumo como responsable del 5% de toda la electricidad que se genere con fuentes renovables en la comunidad.

Javier Carnero ha destacado la importancia de las ayudas en marcha ante las incertidumbres generadas por la normativa estatal del denominado peaje de respaldo, conocido como ‘impuesto al sol’, que establece el pago de tasas cuando la energía generada no es suficiente para el abastecimiento y se recurre también al suministro que proporciona la red general. El desconocimiento de que estos peajes solo afectan a instalaciones cuya potencia es superior o igual a 10 Kw ha tenido un efecto disuasorio para los consumidores domésticos, que en su mayoría no superan estos niveles.

Los incentivos, gestionados por la Agencia Andaluza de la Energía (AAE), se incluyen en tres líneas diferentes del Programa para el Desarrollo Energético: para la mejora de edificios (Construcción Sostenible), para el cambio de modelo en las pequeñas y medianas empresas(Pyme Sostenible), e iniciativa de eficiencia y ahorro en las ciudades (Redes Inteligentes). La horquilla de cobertura va desde el 30% de la inversión, en las instalaciones de autoconsumo de forma general, hasta un tope del 90% dependiendo de otros factores. De este modo, la intensidad de la ayuda, que para el consumidor doméstico puede llegar hasta el 45%, se eleva si el autoabastecimiento alcanza el 70% de la energía generada o si se lleva a cabo en viviendas sociales, se incorporan tecnologías avanzadas o se trata de proyectos promovidos por entidades locales.

Junto con estas medidas de apoyo, la Junta también ha promovido la Mesa para el Autoconsumo en Andalucía, constituida a finales de 2017, coordinada por la AAE e integrada por la Dirección General de Industria, Energía y Minas; CLANER (Clúster Andaluz de las Energías Renovables); UNEF (Unión Española Fotovoltaica); ACOGEN (Asociación Española de Cogeneración); FADIA (Federación de Asociaciones de Instaladores de Andalucía), ENDESA; Asociación de Pequeñas Distribuidoras-productoras de Energía Eléctrica, CIDE,  y la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP). En este foro se han creado tres grupos de trabajo: uno destinado a analizar la mejora y agilización de trámites, otro a diseñar acciones formativas para empresas e instaladores y un tercero a promover medidas de difusión e información.

El Programa de Incentivos al Desarrollo Energético Sostenible, en el que se incluyen las ayudas, cuenta con un presupuesto de 243 millones de euros y es una de las piezas fundamentales de la Estrategia Energética de Andalucía aprobada por la Junta en 2015. Entre otros objetivos, plantea aportar con fuentes renovables el 25% del consumo final bruto (actualmente alrededor del 20%); reducir en un 25% el consumo tendencial de energía primaria; descarbonizar el consumo en un 30% respecto a 2007; autoconsumir el 5% de la energía eléctrica generada con fuentes renovables (actualmente 0,4%), y mejorar en un 15% la calidad del suministro.

El conjunto de incentivos previstos hasta 2020 para estos fines permitirá consolidar el tejido empresarial e industrial vinculado al sector energético, en su mayor parte pequeñas y medianas empresas, y fortalecerá las políticas de construcción sostenible, rehabilitación de edificios, gestión energética en empresas, autoconsumo y gestión de la demanda por parte de los consumidores. Andalucía contabiliza actualmente casi 6.000 empresas vinculadas a la energía, de las que más de 1.700 desarrollan su actividad en el ámbito de las renovables. El empleo asociado supera los 125.000 puestos de trabajo.

Foto cortesía de AEE. Foto courtesy of AEE.

El informe realizado por la Comisión de Expertos contempla un incremento sustancial de la generación renovable en el sistema en los próximos años, se apuesta por una reforma de la fiscalidad, una gobernanza independiente y una reducción de los extracostes de la tarifa eléctrica, todo ello respaldado por un aumento sustancial en la electrificación de la economía. El informe es un paso adelante en el debate sobre cómo hacer la Transición Energética en España y recoge varias de las recomendaciones que el sector eólico ha expuesto en su documento de visión de la Transición Energética.

El informe contempla distintos escenarios e hipótesis de cambio en cada uno de ellos, analizando las consecuencias que se derivan de modificar la presencia de una tecnología u otra, pero no apuesta por un escenario concreto como propuesta de mix energético futuro. El escenario base utilizado es una referencia sobre la que simular la aportación de las tecnologías y medir sus efectos.

Desde AEE queremos resaltar los siguientes aspectos del informe:

1.- Los parámetros asignados a la eólica en el análisis no reflejan la actualidad de la tecnología eólica en lo referente a costes y horas de producción. En las subastas de nueva potencia renovable adjudicadas el año pasado (2017), el CAPEX inicial era de 1,2 M €/MW (un 7,7% menos que en el informe) mientras que las horas equivalentes mínimas eran 3.000 (un 36% más que en el informe). Otras fuentes también difieren de los parámetros para la eólica incluidos en el informe:  

2.- El escenario que más ventajas ofrece en el informe (pág. 162) de cara al cumplimiento de los objetivos a 2030 contempla un incremento de la aportación eólica respecto al escenario base – pasando de una potencia de 31.000 MW a 47.150 MW. Las ventajas descritas de esta mayor apuesta por la eólica son: Una mayor generación renovable que se traduce en un mayor porcentaje en energía final, menores vertidos, más exportaciones de electricidad vía interconexiones, ahorro en el coste total de la electricidad y mayor reducción de las emisiones de CO2.
De este modo, con una mayor aportación de la energía eólica, es posible alcanzar objetivos más ambiciosos de la aportación de renovables en el mix por encima del 27% en energía final.

3.- Hubiera sido deseable que el informe tuviera en consideración la repotenciación del parque eólico español. En 2030, el 50% del parque eólico tendrá más de 25 años. La repotenciación implica que con menos aerogeneradores se logra más producción de energía (en algunos casos hasta duplicar) y la eficiencia es mayor. Todo ello redunda en un mayor cumplimiento de los objetivos europeos que se aprueben para 2030.

AEE considera necesaria una planificación para los próximos años que garantice un mix equilibrado y una integración ordenada y progresiva de las tecnologías renovables según su nivel de competitividad.En el documento de visión de la Transición Energética de AEE, presentado para su consulta a la Comisión de Expertos, la potencia eólica instalada en 2020 alcanzaría los 28.000 MW, mientras que en la década siguiente alcanzaría los 40.000 MW de potencia instalada, escenario posible y realista.

La visión y planificación a largo plazo comienza con las decisiones actuales. Hay tecnología y financiación, pero se necesitan políticas efectivas y concretas. La eólica está preparada y tiene las capacidades necesarias para seguir liderando el incremento de renovables en el sistema.

Norvento, compañía española de tecnologías renovables, ha presentado su edificio CIne (Centro de Innovación Norvento Enerxía), uno de los más avanzados del mundo en materia de autogeneración e independencia energética a través de renovables. Ubicado en Lugo, CIne es un edificio de energía cero, que se autoabastece íntegramente de energía mediante fuentes renovables, y que opera desconectado de la red eléctrica gracias a la integración, entre otros, de un sistema de baterías para el almacenamiento de electricidad. Este edificio de más de 4.000 m2 es el fruto de décadas de I+D+i por parte de Norvento y es el máximo exponente de las soluciones tecno¬lógicas que ofrece al mercado. Su tecnología y diseño permite evitar la emisión de más de 160 t de gases de efecto invernadero al año.

CIne, es el punto donde convergen los más de 35 años de experiencia de Norvento en el ámbito de las energías renovables. Una nueva sede 100% renovable, totalmente independiente, concebida como centro de trabajo y experimentación, capaz de albergar a 200 trabajadores. Es, además, su centro principal de operaciones y monitorización de parques eólicos. CIne es un claro exponente de cómo la tecnología de Norvento puede ayudar al sector industrial a dotarse de plena capacidad de autoabastecimiento y autogestión energética mediante renovables.

Para hacer realidad este proyecto, que ha requerido más de seis años de trabajo desde su diseño hasta su construcción, Norvento ha llevado a cabo una inversión total de 12 M€. Leer más…

Artículo publicado en: FuturENERGY Marzo 2018

Instalación de procesamiento, almacenamiento de biomasa y planta de generación de energía eléctrica a partir de biomasa de 50 MW en Huelva (España). Foto cortesía de ENCE | Processing facilities, biomass storage and 50 MW biomass power plant in Huelva (Spain). Photo courtesy of ENCE

Según un nuevo informe de ecoprog, a principios de 2017 había en operación en todo el mundo 3.510 plantas de biomasa, que generaban electricidad y calor a partir de biomasa sólida, con una potencia instalada total de 52,8 GW. A fines de 2017, ecoprog estima que había alrededor de 3.700 centrales operativas, con una potencia de aproximadamente 56,2 GW. En solo un año, se pusieron en servicio casi 200 plantas de biomasa con una potencia de casi 3 GW. Las significativas tasas de crecimiento en Asia están compensando el desarrollo menos dinámico en los mercados clave europeos. Al mismo tiempo, en 2017 continuó la consolidación y la globalización entre los proveedores de tecnología.

El mercado de las centrales eléctricas de biomasa, el número de plantas y sus respectivas potencias, es resultado de los esquemas de subsidios y la disponibilidad de condiciones económicas positivas en lugares favorables, por ejemplo, en la industria azucarera o papelera. Los activos de regiones con altos subsidios políticos en forma de tarifas de inyección a red, son plantas relativamente jóvenes, que se caracterizan por ser de pequeña escala. Este es el caso en la mayoría de países europeos, donde actualmente, muchos sistemas subvencionan principalmente plantas de pequeña escala, debido a la sostenibilidad ecológica. Por tanto, las plantas europeas son, en promedio, más pequeñas que en otras regiones, como Norteamérica. Por el contrario, la disponibilidad de combustible es el factor determinante en América del Norte y del Sur, así como en muchos mercados asiáticos, ya que los niveles de subsidio suelen ser más bajos que en Europa.

Norteamérica y Europa utilizan principalmente madera para generar energía, mientras que los países de América del Sur incineran principalmente bagazo, un residuo de la industria de la caña de azúcar. Los residuos agrícolas como paja, cáscara de arroz y racimos vacíos de la industria del aceite de palma, representan los principales combustibles en Asia. Leer más…

Artículo publicado en: FuturENERGY Marzo 2018

El sector hotelero es uno de los sectores más intensivos en consumo energético. La gran mayoría de los hoteles fueron construidos en una época en la que los costes de la energía no representaban un gasto relevante, y como consecuencia, los criterios de eficiencia y sostenibilidad no tenían tanta importancia en su diseño. El incremento de los precios de la energía (tanto eléctrica como de los combustibles: gas, gasoil, etc.) ha conllevado a que poco a poco se comiencen a implantar soluciones para mejorar la eficiencia energética de las instalaciones de los hoteles. Abora propone la tecnología de paneles solares híbridos, que generan simultáneamente calor y electricidad, y cuyas características se adaptan perfectamente a las necesidades de las instalaciones hoteleras.

Existen tres pasos para conseguir reducir el coste de operación. El primer paso consiste en reducir la demanda energética del edificio, el segundo paso consiste en autogenerar energía integrando energías renovables y, por último, que la energía demandada (y que no sea aportada por las renovables), sea suministrada por instalaciones con la mayor eficiencia posible. Estos tres pasos tienen que aplicarse en el orden descrito, ya que cuanto menor sea la demanda menores serán las dimensiones de las instalaciones a realizar.

En este artículo se presenta un ejemplo en el que se integra en un hotel de 4 estrellas con 400 camas ubicado en Baleares, esta tecnología solar innovadora: paneles solares híbridos. Esta tecnología genera simultáneamente electricidad y agua caliente con un único panel, generándose más energía en el espacio disponible. Un mayor ahorro energético significa un mayor ahorro económico, que es la clave para que esta tecnología ofrezca soluciones rentables como el caso que se presenta. Leer más…

Artículo publicado en: FuturENERGY Marzo 2018

La fluctuación de los precios de los combustibles fósiles, la necesidad de hacer frente al cambio climático y la creciente demanda energética, plantean grandes retos al modelo energético actual. Para hacerles frente, alcanzando a la vez altos niveles de eficiencia, están apareciendo nuevos modelos energéticos híbridos basados en energías renovables, que buscan aprovechar mejor los recursos y permitir el suministro energético durante un mayor periodo de tiempo. Este es el caso de las plantas híbridas termosolar-biomasa para producir electricidad mediante tecnología ORC (Ciclo Orgnánico de Rankine). Innergy, presente en toda la cadena de valor de un proyecto energético con biomasa, desde servicios de desarrollo, producción y comercialización de equipos de generación de calor y automatización, hasta O&M. cuenta con una amplia experiencia en biomasa de todo tipo, calderas industriales de biomasa y tecnología tanto ORC como vapor, lo que le permite apostar por la biomasa para este tipo de soluciones energéticas.

¿Por qué es interesante este tipo de solución energética híbrida? Porque las plantas termosolares necesitan que la luz solar incida directamente sobre sus espejos para producir electricidad. En días nublados estas plantas permanecen paradas, por lo que no generan energía, requiriendo de energía de otras fuentes. Por otro lado, tenemos los equipos de generación de energía a partir de biomasa, una fuente sostenible que no está sujeta a factores climatológicos, si bien, pese a encontrarse en grandes cantidades, es importante realizar un aprovechamiento controlado y sostenible.

Con la combinación de ambos tipos se emplea la energía solar los días despejados y se cubren los días de nubosidad con la energía proveniente de la biomasa, pudiendo funcionar la planta los 365 días al año, siendo energéticamente independiente de oligopolios y grandes corporaciones y pudiendo ofrecer estabilidad en los precios. Leer más…

Artículo publicado en: FuturENERGY Marzo 2018

El pasado mes de diciembre se completó un gran proyecto de energía solar en Nepal apoyado por el gobierno chino. Lanzado en octubre de 2016, el proyecto ha incluido la instalación de módulos fotovoltaicos en 23 edificios gubernamentales como la Oficina del Primer Ministro, el Ministerio de Energía y el Ministerio de Finanzas, para resolver eficazmente los frecuentes cortes de energía en los departamentos gubernamentales de Nepal al proporcionar un promedio de 10 horas de electricidad todos los días.

Los inversores solares GoodWe fueron seleccionados para este proyecto debido a su buena calidad y reputación. Gracias a sus fiables capacidades de soporte de red, grado de resistencia al agua y al polvo y gran rango de tensión los inversores de la serie GoodWe DT fueron la elección ideal para este proyecto.

La Iniciativa Belt and Road ofrece una buena oportunidad para el desarrollo de empresas fotovoltaicas chinas y promueve ampliamente la tecnología fotovoltaica china en todo el mundo“, declara el CEO de GoodWe, Huang Min. “GoodWe aprovecha esta oportunidad de seguir creciendo y expandiéndonos en los mercados internacionales“.

GoodWe es una empresa líder y de pensamiento estratégico, centrada en la investigación y fabricación de inversores fotovoltaicos y soluciones de almacenamiento de energía. Con un volumen de ventas mensual promedio en 2017 de 30.000 unidades y 16 GW instalados en más de 100 países, los inversores solares GoodWe se han utilizado ampliamente en tejados residenciales, comerciales, industriales y sistemas a escala de servicios públicos, cubriendo el rango de potencias de 1 a 80 kW.

COMEVAL