Tags Posts tagged with "eléctrico"

eléctrico

Roberto San José Mendiluce, vallisoletano de nacimiento y residente en esta ciudad castellano-leonesa, tiene 51 años y ostenta desde hace seis años y medio el honor de ser el primer taxista 100% eléctrico de España. Con 12 años a sus espaldas como taxista, en octubre de 2011 su vida cambió por completo, cuando sin saberlo adquirió el primer taxi 100% eléctrico de España. Desde entonces, ha recorrido con su vehículo eléctrico Nissan LEAF más de 323.000 km. En este artículo, el propio Roberto nos cuenta su experiencia en estos seis años y medio, con un balance muy positivo en todos los sentidos, como vemos a continuación.

Para tomar la decisión de comprar un taxi 100% eléctrico básicamen¬te comparé los gastos de combustible generados por mi anterior taxi, un Volkswagen Touran 2.0 TDI 140 CV DSG (con un consumo estima¬do de 8,5 l/100), sabiendo que en cuatro años y medio había recorrido 320.000 km, consumiendo unos 27.200 litros de combustible, y consi¬derando un coste aproximado del mismo de 1,2 €/litro, el coste total de combustible ascendía a 32.640 €. Por otro lado el coste de compra del Nissan LEAF era de 30.650 € (teniendo en cuenta un descuento de 6.000 € por una subvención). Considerando el consumo del taxi anterior (8,5 l/100) y el coste del combustible en 1,20 €, la inversión en la compra del taxi eléctrico quedaba amortizada al cabo de 300.000 km recorridos (coste combustible diesel 30.600 €).

Por supuesto al gran ahorro en combustible hay que sumar el ahorro en gastos de mantenimiento y averías. Hablamos de pas¬tillas de freno (sirva de ejemplo que todavía conservo las pastillas originales y con el 50 % de uso), filtros, correas, inyectores, juego distribución, etc. Leer más…

Roberto San José Mendiluce
Primer taxista 100 % eléctrico de España desde octubre 2011

Artículo publicado en: FuturENERGY Abril 2018

Acciona Energía ha recibido la primera certificación que se otorga en el mundo a una solución de almacenamiento eléctrico a escala de red, concedida por DNV GL, la mayor entidad internacional de certificación y asesoramiento independiente en el ámbito de la energía. La entrega se ha realizado en la feria que la Asociación Americana de Energía Eólica (AWEA) celebra este año en Chicago.

Acciona Energía ha instalado una planta híbrida de almacenamiento de energía eléctrica en baterías integrada en un parque eólico conectado a la red, situado en Barásoain, Navarra (norte de España), con la que explorar las posibilidades del almacenamiento a escala de red.

La planta de Barásoain está dotada de un sistema de almacenamiento integrado por dos baterías ubicadas en sendos contenedores: una batería de potencia (de respuesta rápida) de 1 MW/0,39 MWh (capaz de mantener 1 MW de potencia durante 20 minutos) y otra batería de energía de respuesta más lenta y mayor autonomía, de 0,7 MW/0,7 MWh (capaz de mantener 0,7 MW durante 1 hora). Ambas están conectadas a un aerogenerador AW116/3000, de 3 MW de potencia nominal y tecnología Nordex-Acciona Windpower, del que toman la energía. Este aerogenerador es una de las cinco que integran el Parque Eólico Barásoain, que la compañía opera desde 2013. Todo el sistema se gestiona mediante un software de control desarrollado por Acciona Energía, y está permanentemente supervisado por el Centro de Control de Energías Renovables (CECOER) de la compañía

La planta de almacenamiento de Acciona se ha convertido en la primera en el mundo en ser certificada a nivel de sistema. El proceso de certificación se ha realizado de acuerdo con la práctica recomendada GRIDSTOR, que está basada en estándares del sector y tiene en cuenta la seguridad, comportamiento y fiabilidad de los sistemas de almacenamiento eléctrico conectados a la red.

Elemento clave

El almacenamiento eléctrico es un elemento clave en la transición hacia un mix energético más sostenible. Permite a fuentes renovables como la eólica o la solar operar a plena capacidad durante los picos de generación, almacenando el exceso de energía hasta utilizarla más tarde cuando la demanda lo requiere. Aunque existen muchas tecnologías de almacenamiento a pequeña escala, su aplicación a escala de red eléctrica se encuentra en sus comienzos.

El mercado de sistemas de almacenamiento a escala de red está relativamente inexplorado, pero prevemos un rápido desarrollo. Certificar nuevos sistemas como la planta de Acciona demuestra que proyectos pioneros como éste cumplen los estándares requeridos de seguridad, comportamiento y fiabilidad, lo que otorga confianza al sector sobre la calidad de las nuevas tecnologías emergentes”, ha declarado Kim Mørk, Vicepresidente Ejecutivo de Certificación en Renovables de DNV GL.

Mørk ha agregado que “como parte de nuestro compromiso de colaborar con el sector en la transición hacia un mix energético bajo en carbono manteniendo la seguridad y fiabilidad del suministro eléctrico, focalizamos nuestros esfuerzos en desarrollar directrices sobre almacenamiento a escala de red que ayuden a diseñadores, fabricantes, inversores, aseguradoras y autoridades a reducir los riesgos y controlar los costes de los proyectos de almacenamiento energético”.

Rafael Esteban, Director de Acciona Energy USA Global LCC, ha manifestado por su parte que “nuestra compañía está en vanguardia de la transición energética con soluciones que facilitan la integración en red de tecnologías renovables de generación variable y la gestión de la energía producida. Al incorporar la planta de almacenamiento a uno de nuestros parques eólicos, mejoramos la calidad de la energía que suministramos a la red, podemos explorar otras aplicaciones para equilibrar oferta y demanda, y abrimos el camino a soluciones de almacenamiento en nuevos proyectos eólicos”.

La cualificación y certificación tecnológicas son esenciales para comprender y gestionar el riesgo en cualquier tecnología emergente”, ha agregado Esteban. “En poco tiempo las entidades involucradas en la aprobación y financiación de sistemas de almacenamiento en el mundo exigirán estos certificados. Y Acciona ha querido ser también pionera en este apartado, sometiéndonos a la certificación de una entidad tan solvente como DNV GL a fin de garantizar que nuestra planta reúne todos los requisitos para operar con plena confianza”.

WEG está realizando una importante inversión para la expansión de sus negocios en Europa. Prueba de ello es la reciente puesta en marcha de su segunda fábrica en Portugal. Esta nueva instalación se dedicará a la producción de motores eléctricos de baja tensión.

Con una inversión de más de 30 millones de euros, Santo Tirso es ahora la planta de producción más importante de WEG en Europa. Esta inversión es una prueba más del firme compromiso de WEG de continuar con su estrategia de expandir sus negocios en Europa, tras la adquisición en los últimos años de la empresa austriaca Watt Drive Antriebstechnik GmbH (“Watt Drive”), las dos empresas alemanas Antriebstechnik KATT Hessen GmbH (“KATT”) y Württembergische Elektromotoren GmbH, y la española Autrial SL.

La nueva fábrica en Portugal tiene una superficie aproximada de 45.000 m², con posibilidad de ampliarla en el futuro y disponer de hasta 100.000 m². Incorpora instalaciones de líneas de producción que incluyen mecanizado, fabricación de rotores, devanados de estatores, procesos de montaje y zonas de pruebas específicas. Igual que otras plantas de producción de WEG, la arquitectura de esta instalación se caracteriza por un diseño modular, lo que acelera el suministro de materiales y contribuye a una mayor eficiencia en los procesos industriales. Esto permite a WEG aumentar continuamente su capacidad de producción para adecuarse a las necesidades de expansión.

La segunda planta en Portugal se ha diseñado como un centro de producción eficiente y de tecnología punta. Combina perfectamente procesos automatizados y manuales con un enfoque en la productividad. De este modo, se asegura un entorno respetuoso con el medio ambiente y agradable para los trabajadores, incluyendo zonas de trabajo seguras y cómodas.

La primera fábrica situada en Maia se encuentra a tan sólo 20 minutos de la nueva planta de Santo Tirso. WEG cuenta actualmente con más de 600 empleados en total en sus dos fábricas portuguesas.

António Duarte, director general de ambas plantas, afirma: “Nuestro objetivo, cada día, es acercarnos a los clientes y superar sus expectativas. Para nosotros, estar cerca de nuestros clientes significa mucho más que la proximidad geográfica: significa colaborar con ellos, asesorarlos y apoyarlos activamente”.

Añade que la nueva fábrica permitirá a WEG mejorar los plazos de entrega y aumentar la capacidad de producción de la planta de Maia. La primera planta portuguesa se centrará ahora en la fabricación de motores de media y alta tensión, con énfasis en soluciones antideflagrantes. Ampliará su cartera actual de productos fabricados, a la vez que reforzará la capacidad de servicio propia y las soluciones de automatización.

“Será mejor y más fácil para nuestros clientes, y más productivo y eficiente para nuestro negocio”, comenta António Duarte, y concluye: “Las dos plantas nos harán más adaptables al entorno de negocios en el que la flexibilidad, la creatividad y la agilidad son los cimientos sobre los que debemos seguir construyendo”.

Los automóviles equipados con motores eléctricos u otras soluciones de accionamiento alternativas están haciendo incursiones importantes. Los científicos del Centro de Investigación de Energía Solar e Hidrógeno Baden-Württemberg (ZSW) se propusieron desarrollar una estación de servicio adecuada para estos vehículos. Lanzado a mediados de febrero de 2018, este proyecto va a crear una ‘bomba’ de combustible para el futuro. Este dispensador entregará energía eléctrica renovable, hidrógeno y metano de la manera más eficiente, rentable y orientada a los objetivos posible. El Ministerio Federal de Asuntos Económicos y Energía financia este proyecto con alrededor de 1,3 M€. Se ejecutará durante cinco años como parte del QUARREE 100, una iniciativa para probar el suministro de energía totalmente renovable de un barrio urbano.

La movilidad vehicular seguramente cambiará notablemente en los próximos años. Muchos más autos funcionan con electricidad eólica y solar estarán pronto en las carreteras. Lo mismo ocurre con los vehículos de pila de combustible alimentados con hidrógeno renovable y vehículos de gas natural que funcionan con metano, otro combustible respetuoso con el clima producido mediante energía solar. La red de puntos de recarga y estaciones de servicio de hidrógeno se está expandiendo a gran escala. Algunas estaciones suministran electricidad e hidrógeno, pero ninguna suministra energía eléctrica, hidrógeno y metano. ZSW pretende cambiar eso con este proyecto.

Uso escalonado de energías renovables

Lo que los científicos de Stuttgart tienen en mente es desarrollar un dispensador de energía múltiple. La idea es usar la red eléctrica para cargar las baterías de los vehículos eléctricos con electricidad renovable procedente de parques eólicos y similares. Una batería estacionaria grande almacenará la energía no utilizada cuando el suministro es mayor que la demanda, y la dispensará cuando la demanda sea mayor que la oferta. “Si la batería está llena y la recarga de los vehículos eléctricos no puede agotarla, esta electricidad verde se convertirá en hidrógeno en un segundo paso,” explica el Dr. Ulrich Zuberbühler de ZSW. Los vehículos de pila de combustible funcionan con este tipo de energía. Y si la producción de hidrógeno excede la demanda, el excedente de gas entra en un tanque de almacenamiento.

La estación de servicio del futuro incluirá una tercera etapa para producir metano cuando el tanque de almacenamiento de hidrógeno esté lleno y la demanda de los vehículos de pila combustible sea baja. Luego se agregará CO2 al hidrógeno para convertirlo en metano. Ambos gases reaccionan en un catalizador para formar metano. Este combustible es el componente principal del gas natural, por lo que los automóviles de gas natural pueden usarlo fácilmente. Si el reabastecimiento de combustible de los automóviles no agota el suministro de metano, el excedente de gas se almacena y luego se canaliza a la red de gas natural cuando el tanque de almacenamiento se llena.

Con nuestro proyecto, el acoplamiento de la red eléctrica con la movilidad no se limitará a los vehículos eléctricos“, explica Zuberbühler. “Otras unidades de combustibles alternativos también se beneficiarán de eso.

Los investigadores de ZSW están hablando sobre el uso escalonado de la energía renovable. Su prioridad es aprovechar al máximo los recursos al minimizar las pérdidas de energía. La primera etapa es la primera opción y permanece así hasta que se agote su potencial. El uso más eficiente de la electricidad regenerativa es alimentar los motores eléctricos. No se pierde una parte de la energía en la conversión y la pérdida del almacenamiento en las baterías no supera el 10%. Las etapas dos y tres, la conversión a hidrógeno y luego a metano, son solo una opción una vez que se ha satisfecho la demanda de energía eléctrica. La energía eléctrica puede convertirse en hidrógeno con una eficiencia de alrededor del 75%; la cifra para el metano es de aproximadamente el 60%. Estos gases son depósitos de energía de pérdida cero a largo plazo. La eficiencia aumenta en unos pocos puntos porcentuales cuando se utiliza el calor residual generado durante el proceso de conversión.

zsw-2

Esfuerzos para mejorar los componentes

Con este proyecto, ZSW tiene como objetivo mejorar la eficiencia, la vida útil y la rentabilidad de los dos componentes principales, un electrolizador alcalino de alta presión y un reactor de metanación de placas. Los científicos quieren avanzar en el estado del arte para ambos en una escala de 100 kW. La electrólisis y la síntesis de metano tendrán que realizarse por separado, lo que requiere alguna forma de de almacenamiento intermedio de hidrógeno. El instituto desarrollará un concepto para esto y evaluará su seguridad.

Los investigadores tienen tres años para desarrollar la tecnología, desarrollar un concepto de seguridad y aclarar todos los detalles para su aprobación. Los resultados se probarán en una instalación de demostración a partir de 2020.

Intensificando el acoplamiento sectorial

La electricidad verde representa alrededor de un tercio de la energía en la red eléctrica alemana, y su porcentaje está creciendo. Se espera que esta cifra aumente al 65% para 2030. El uso fuera de la red, por ejemplo, en los vehículos eléctricos y como combustible alternativo, ayudaría a que el sector del transporte sea más respetuoso con el clima. Poco progreso se ha hecho en este frente. Los combustibles alternativos como hidrógeno y metano también tienen grandes ventajas, y pueden servir como medios químicos para el almacenamiento de energía a largo plazo y sin pérdidas. Además de eso, se pueden inyectar en la red de gas natural de Alemania y se usan para calentar edificios sin dejar huella de carbono. El término acuñado para describir esta convergencia de electricidad, combustible y calefacción en todas las industrias es el acoplamiento sectorial.

La financiación de este proyecto forma parte de una iniciativa conjunta del Ministerio Federal de Educación e Investigación y el Ministerio Federal de Asuntos Económicos para promover la energía solar en proyectos de construcción y desarrollo urbano con eficiencia energética.

El Zentrum für Sonnenenergie- und Wasserstoff-Forschung Baden-Württemberg (Centro de Investigación de Energía Solar e Hidrógeno Baden-Württemberg, ZSW) es uno de los principales institutos de investigación aplicada en las áreas de energía fotovoltaica, combustibles renovables, tecnología de baterías, pilas de combustible y análisis del sistema de energía. Actualmente hay alrededor de 235 científicos, ingenieros y técnicos empleados en las tres ubicaciones de ZSW en Stuttgart, Ulm y Widderstall. Además, hay 90 asistentes de investigación y estudiantes.

Dado su compromiso de cumplir la normativa europea de emisiones y ruido, EMOSS Mobile Systems ha desarrollado un camión tractor eléctrico equipado con caja de cambios Allison y una autonomía de casi 500 km.

El camión tractor E.V.E.R. (Electric Vehicle with Extender Range; Vehículo eléctrico de gran autonomía) usa un bloque de baterías de 120 kilovatios-hora (kWh) y un generador de electricidad a base de gas licuado de petróleo para recargar la batería y lograr la máxima autonomía. También está equipado con una transmisión completamente automática Allison 4500 y permite cargas de un peso combinado de hasta 50 toneladas.

En palabras de Martijn Noordam, director tecnológico de EMOSS: “Para nosotros, la caja de cambios Allison es la única combinación que nos ofrece el rendimiento que queremos. Los clientes que han conducido camiones equipados con Allison están totalmente encantados con ellas. Nunca se habrían imaginado que los ciclos de trabajo llenos de arranques y paradas en pendientes del 30 % fuesen posibles, pero el camión ha cumplido a la perfección”.

La transmisión Allison, calibrada para su uso con seis marchas más la marcha atrás a plena carga, es fundamental para transportar cargas más pesadas y moverse por topografías exigentes en países como Suiza y Austria, repletos de montañas y fuertes pendientes.

En palabras de Randy Kirk, vicepresidente ejecutivo de ingeniería de producto de Allison: “Allison mantiene su compromiso hacia la evolución y la optimización de la cadena de tracción y todas las formas de propulsión de vehículos comerciales”. “Las automáticas Allison ofrecen una solución probada, inmediata y perfectamente integrada que permite la electrificación de una amplia gama de aplicaciones comerciales”.

La caja de cambios automática Allison es fundamental para el sistema de transmisión porque multiplica el par motor para reducir las exigencias sobre el motor eléctrico y el paquete de baterías. También permite que el motor eléctrico funcione dentro del rango de eficiencia óptimo durante una mayor proporción de su ciclo de conducción, reduce el consumo de energía, amplía la autonomía del vehículo y facilita el uso de componentes más económicos, más ligeros y de menor tamaño.

EMOSS presentó en noviembre el camión E.V.E.R. equipado con Allison, con chasis DAF, en la feria eCarTec de Múnich (Alemania), y tiene previsto iniciar las pruebas con clientes piloto a finales de este año. Además del camión E.V.E.R., EMOSS está desarrollando actualmente camiones eléctricos equipados con cajas de cambios Allison para su uso en los sectores de construcción, distribución y recogida de residuos. Estas aplicaciones incluyen volquetes, camiones medianos, vehículos de recogida de residuos y otras configuraciones de camiones tractores.

Ingeteam lidera un proyecto que permitirá a un buque escuela vasco navegar en modo eléctrico puro, con cero emisiones, en las entradas y salidas de los puertos y en operaciones sobre entornos protegidos. Se trata de una de las acciones que están presentes en el proyecto de I+D, en el que participa un consorcio de empresas vascas, que permitirá disponer del primer buque de estas características que se concibe, diseña, desarrolla, ejecuta y opera íntegramente en Euskadi.

El proyecto  toma el nombre del buque en el cual se demostrarán finalmente las tecnologías, y tiene como base la investigación y desarrollo en tecnologías dentro de los ámbitos eléctrico, electrónico y energético para lograr importantes reducciones en consumo y emisiones en buques. En particular y como acción demostrativa del proyecto, se dotará al buque escuela ORTZE de la tecnología industrial necesaria para que realice su actividad costera causando el menor impacto posible sobre los ecosistemas por los que navega. Además de poder navegar en modo eléctrico con cero emisiones, el proyecto también permitirá la navegación en modo híbrido con una reducción significativa  de las emisiones en un 25%. El modo híbrido, a utilizar en zonas más lejanas de la costa, supone la generación de energía a bordo por un grupo de combustión interna y un sistema fotovoltaico, todo ello con el apoyo de un importante sistema de almacenamiento de energía.

Las políticas europeas relacionadas con la gestión de los mares pretenden garantizar el buen estado de los ecosistemas marinos. Las soluciones medioambientalmente responsables y de alta eficiencia energética resultantes de este proyecto se podrán aplicar a otros buques y aplicaciones.

El consorcio está formado por las siguientes empresas: Ingeteam Power Technology, que lidera el proyecto, Indar Electric (empresa perteneciente al Grupo Ingeteam), LasaNaval, Skandiaverken- SKV, y Ormazabal. El proyecto cuenta además con la participación del Foro Marítimo Vasco, así como de diferentes Organismos de Investigación pertenecientes a la Red Vasca de Ciencia y Tecnología, tales como:  Azti, UPV/EHU (Escuela de Ingeniería y el Estación Marina de Plentzia), y la Universidad de Mondragón. Finalmente también participan en el proyecto la IES Náutico-Pesquera Blas de Lezo de Pasaia (Usuario y operador actual del buque escuela ORTZE), y Tknika como dinamizador de proyectos y acciones para impulsar la Formación Profesional en Euskadi.

El buque ORTZE aspira a ser un referente internacional prestando más y mejores servicios en los ámbitos de la educación y formación profesional. Además se utilizará como buque de investigación oceanográfico para la investigación marina y de los ecosistemas de nuestra costa. El nuevo ORTZE posibilitará a los futuros profesionales en los sectores navales, marino y pesquero así como  ingenieros navales, el que puedan realizar prácticas y formación ahondando en las nuevas tecnologías limpias que están irrumpiendo fuertemente en el sector naval y del transporte en general.

El proyecto ORTZE, soportado por tres pilares fundamentales en Euskadi: Educación, Investigación e Industria, permitirá a las empresas del consorcio crecer en el mercado emergente de la electrificación del transporte marítimo, contribuyendo en  la madurez tecnológica y la introducción al mercado de las tecnologías y subsistemas objeto de investigación y desarrollo de esta iniciativa estratégica. Es uno de los proyectos estratégicos seleccionados en la última convocatoria del programa Hazitek por el Gobierno Vasco y la SPRI.

0

El Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital está trabajando para incorporar con carácter urgente a la Planificación un nuevo cable eléctrico entre Mallorca y Menorca. Este nuevo enlace eléctrico se unirá al ya planificado, cuya fecha de puesta en funcionamiento está prevista para 2020.

La seguridad y calidad del suministro eléctrico se encuentran garantizadas en las islas y además, con la decisión del Ministerio de acelerar la tramitación de un nuevo enlace, se verán reforzadas en el medio plazo. Además, de esta manera se reforzará la conexión de Menorca con el resto del sistema eléctrico.

El Ministerio ha comunicado esta decisión al Gobierno Balear y comenzará los trámites necesarios para la inclusión del segundo cable en la planificación a la mayor brevedad. El Ministerio ha solicitado igualmente al Gobierno Balear su colaboración en la realización de los procedimientos administrativos que son de su competencia y que resultan necesarios para el enlace ya planificado. En este sentido, se ha acordado también la constitución de un grupo de coordinación para realizar un seguimiento detallado de toda la tramitación.

DHL Freight está transformando su negocio de transporte de carga con el despliegue de dos eCanters FUSO fabricados por Daimler Trucks. La entrega oficial de mercancías a los primeros clientes europeos con estos vehículos marca el comienzo de la extensa fase de prueba de 24 meses, que DHL Freight desarrollará con camiones eléctricos en el área metropolitana de Berlín. El eCanter de 7,5 toneladas es el primer camión completamente eléctrico producido en serie. Su bajo nivel de emisiones y bajos niveles de ruido hacen que sea único entre los camiones de transporte de carga.

“El uso de accionamientos alternativos, como los integrados en FUSO eCanter completamente eléctrico, cumple una función importante para alcanzar el objetivo del Grupo, de reducir todas las emisiones relacionadas con la logística a cero para el año 2050. En DHL Freight estamos firmemente comprometidos ayudando a que esto suceda. Al desplegar el eCanter, esperamos reducir las emisiones de nuestro negocio de reenvío, así como las emisiones locales de contaminación del aire, lo que a su vez reducirá nuestra huella de carbono y la de nuestros clientes”, ha explicado Uwe Brinks, CEO de DHL Freight.

Envíos de carga con bajas emisiones

En los próximos meses, los dos camiones eléctricos comenzarán a funcionar en la sucursal de Wustermark, para los servicios de transporte de carga local en Berlín. Aquí, los nuevos camiones se usarán principalmente para entregar a empresas y clientes privados en el centro de la ciudad. Los camiones estarán en las carreteras entregando envíos de carga LCL, que pesen más de 35 kg, como electrodomésticos grandes, por ejemplo, a clientes privados. DHL Freight utilizará el eCanter tanto para recoger, como para entregar, con el objetivo de reducir la contaminación para los servicios de primera y última milla en el negocio del transporte por carretera.

Además de los dos vehículos para DHL Freight, DHL Parcel también ha adquirido oficialmente cuatro camiones eléctricos para la región de Berlín. DHL Parcel utilizará los cuatro camiones en el área central de Berlín para abastecer a las empresas y a los principales clientes. Los camiones eléctricos están completamente integrados en el proceso operativo y reemplazan los vehículos utilizados anteriormente. El objetivo de la prueba es obtener más información sobre el uso de e-trucks para entregas de empresas.

El FUSO eCanter totalmente eléctrico es, en términos de Costo Total de Propiedad, más eficiente que los vehículos convencionales a diésel y tiene un alcance de aproximadamente 100 kilómetros y una carga útil comercial máxima de 3,5 toneladas.

Exitosa reducción de emisiones

El programa de protección ambiental del Grupo Deutsche Post DHL, GoGreen, abarca el cálculo transparente de las emisiones de gases de efecto invernadero, así como una variedad de prácticas y tecnologías con el objetivo de reducir las emisiones. Para el año 2025, Deutsche Post DHL Group aumentará la eficiencia de carbono de sus propias actividades y las de sus subcontratistas de transporte en un 50% a nivel mundial, en comparación 2007. A nivel local, el Grupo tiene como objetivo mejorar la vida de las personas en el lugar donde viven y trabajan, utilizando soluciones de transporte limpias. Deutsche Post DHL Group realizará el 70% de sus propios servicios de primera y última milla con soluciones limpias de recogida y entrega, como vehículos eléctricos. Finalmente, Deutsche Post DHL Group reducirá las emisiones netas relacionadas con la logística a cero para el año 2050.

El uso de vehículos con unidades y tecnologías alternativas desempeña un papel importante en este sentido, por lo que DHL está probando e implementando varios conceptos en todo el mundo. Además de los nuevos tipos de unidades, también se están utilizando otras estrategias de reducción de emisiones, como superestructuras de camiones que ahorran combustible y, por lo tanto, reducen dichas emisiones. Estos incluyen el remolque aerodinámico teardrop, que tiene un techo en forma de gota para reducir la resistencia del aire, lo que reduce el consumo de combustible en un 6% a 10% respecto de los camiones pesados ​​convencionales. DHL Freight ha estado usando el remolque teardrop en sus operaciones de transporte en Alemania, Francia y los países del Benelux desde 2014.

Con más de 115 años de historia en la prestación de servicios urbanos, FCC ha sido pionera en la investigación e introducción de nuevas tecnologías sostenibles y eficientes, convirtiéndose en la primera empresa de Servicios Ciudadanos que desarrolló y puso en marcha, en 1974, el primer camión eléctrico para la recogida de residuos sólidos urbanos. Hoy, FCC Medio Ambiente celebra sus más de 40 años apostando por la eficiencia energética y la introducción del vehículo eléctrico en la prestación de los servicios públicos.

El área de Servicios Medioambientales del Grupo FCC dispone, actualmente, de una flota de vehículos para servicios urbanos equipada con los sistemas más innovadores del mercado. Está compuesta por cerca de 12.000 vehículos industriales dedicados a la actividad medioambiental y urbana, de los cuales 550 son vehículos eléctricos, híbridos o eléctricos auto-recargables con tecnología exclusiva de FCC. Según la propia empresa, esta última tecnología, la más avanzada que existe para los servicios de recolección, es el resultado de las investigaciones desarrolladas a lo largo de estos más de 40 años, a través de su Departamento de Maquinaria, que ha venido invirtiendo, desde sus orígenes, en proyectos encaminados a conseguir ciudades más cómodas y sostenibles.

El vehículo eléctrico consigue dar servicio con menor impacto ambiental y proporciona varias ventajas fundamentales: no contamina, su emisión es cero respecto a la energía consumida y las emisiones de sonido se sitúan en el límite técnicamente menor posible, con especial incidencia en arranques, frenadas y en el uso de la carrocería. La tecnología de FCC consigue estas ventajas sin perder prestaciones de potencia o capacidad de carga con respecto a un vehículo con motor térmico convencional. Además, aporta un rendimiento energético muy superior, puesto que consigue un ahorro sustancial de energía, en el entorno del 70% – 80% respecto de los motores de combustión interna, lo que significa a su vez menos coste de explotación y un aumento de su vida útil.

La tecnología más avanzada en recogida de residuos al servicio de las ciudades

Hoy, FCC Medio Ambiente es una de las empresas de servicios medioambientales más grandes del mundo que desarrolla su actividad desde 1911, año en el que consiguió el contrato de los servicios de limpieza y conservación del alcantarillado de Barcelona, y que actualmente continúa prestando. En este contrato y desde julio de 2016, la compañía está utilizando la primera flota integral de vehículos 100% eléctricos, con 13 equipos de maquinaria especializada sobre camión de gran tonelaje, 28 equipos de maquinaria especializada sobre furgón y 15 furgones. Es un claro caso práctico de motores ecoeficientes, un proyecto de ingeniería con tecnología eléctrica que lleva el sello de FCC.

Las investigaciones en movilidad eléctrica que realiza FCC se enmarcan en el conjunto de acciones del grupo de servicios ciudadanos para luchar contra el cambio climático. Estas acciones se han traducido en 2016 en evitar la emisión de cerca de 480.000 toneladas de CO2, incrementar un 18% el uso de energías alternativas y generar en sus proyectos un 29% más de energía de fuentes renovables.

El reto de FCC es mejorar continuamente, seguir reduciendo el impacto medioambiental y mejorar la calidad de vida de los ciudadanos. El desarrollo y la implantación de nuevas tecnologías es cada vez más exigente y son necesarios esfuerzos importantes para continuar, un camino en el que FCC Medio Ambiente cree, en el que lleva más de un siglo trabajando y en el que continuará invirtiendo y buscando soluciones innovadoras en beneficio del medio ambiente y de la sociedad.

SCHERM Group lleva casi dos años empleando un camión tractor Terberg YT202-EV 100% eléctrico con transmisión completamente automática Allison para el transporte de mercancía a la planta local de BMW Group.

“El camión eléctrico ha demostrado su valía en el sector de la distribución urbana y cumpliendo con las entregas “just in time” de la BMW”, afirma Ulf Frenzel, jefe de flota de SCHERM Group. “La caja de cambios Allison permite aprovechar al máximo la energía del motor eléctrico. Además, el camión eléctrico puede maniobrar sin problema y es extremadamente fácil de conducir”.

El tractor 100% eléctrico está equipado con motor síncrono de tres fases (614 V) con una clasificación máxima de potencia de 138 kW (188 cv) y una transmisión completamente automática Allison Serie 3000.

La caja de cambios Allison es la clave de la cadena cinemática: el camión tiene que arrancar con un peso combinado de hasta 65 toneladas y alcanzar lo antes posible su velocidad punta para cumplir las apretadas jornadas de reparto. Esto es posible gracias al convertidor de par de la caja de cambios, que multiplica el par motor durante el arranque y la aceleración.

Además, la transmisión Allison elimina los cortes de potencia mejorando así la productividad del vehículo, incluso equipando un motor más pequeño. Sin las ventajas de la caja automática Allison, habría sido necesaria la transmisión directa de un motor mucho más grande y caro. El dispositivo para la toma de fuerza de la transmisión se utiliza para accionar la bomba hidráulica, evitando la necesidad de tener un generador eléctrico adicional.

“La transmisión Allison demuestra diariamente tanto su fiabilidad como su facilidad de uso”, afirma Frenzel. “Además, el tiempo que este vehículo pasa en el taller es menor que el de los vehículos diésel convencionales. Esto nos permite ser más productivos y, por tanto, mucho más eficientes”.

El vehículo eléctrico de 65 toneladas realiza dos turnos de transporte ocho veces al día, cinco días a la semana. Viaja entre la planta que BMW tiene en Múnich y el centro logístico de SCHERM, separados por tan solo 3 kilómetros. Desde que en 2015 comenzara a trabajar, el Terberg ha realizado más de 3.000 entregas, que suponen unos 17.000 km. Hay que destacar que en los dos últimos años la empresa se ha ahorrado más de 8.000 litros de diésel, que equivalen evitar la emisión 22 toneladas de dióxido de carbono.

“Estamos encantados con el camión eléctrico”, ha afirmado Frenzel. “Queríamos demostrar que los vehículos eléctricos eran perfectamente válidos para el transporte de mercancías, y lo hemos conseguido”.

En noviembre de 2016, y tras el éxito de SCHERM, Elflein Spedition & Transport también empezó a utilizar un camión eléctrico similar equipado con transmisión Allison para su transporte de corta distancia hasta la planta que BMW Group tiene en Leipzig.
En esta ocasión, y debido a una mejor conducción en comparación con el camión de Múnich, la reducción en las emisiones de dióxido de carbono en Leipzig asciende a 21 toneladas al año.

COMEVAL