Tags Posts tagged with "energía eólica"

energía eólica

Equipo Windrass y estación meteorológica Foto: CENER

Investigadores del Departamento de Energía Eólica de CENER (Centro Nacional de Energías Renovables) están coordinando un experimento que forma parte de las acciones previstas dentro del proyecto europeo NEWA, el cual tiene previsto como resultado final la generación del nuevo atlas eólico europeo.
ALEX17 es el nombre de este experimento que se realiza actualmente en nuestro país. Está coordinado por CENER y cuenta con la colaboración de la Universidad Técnica de Dinamarca y de la Universitat de les Illes Balears.

El experimento consta de la instalación y monitorización de una serie de equipos de medida que están ubicados en terreno complejo, entre las Sierras de Aláiz y Tajonar (en Navarra), además de en el parque eólico experimental que CENER tiene en Aláiz. Los objetivos que se esperan conseguir con este experimento son: explorar condiciones de viento relevantes para la meteorología eólica, validar las metodologías de evaluación del recurso, y contribuir a generar una exhaustiva base de datos junto con los datos obtenidos en otros experimentos que se realicen en el resto de Europa, que posteriormente será de libre acceso.

En concreto, en el experimento ALEX17 se utilizan, además de la instrumentación disponible en el parque eólico experimental de CENER, 6 torres meteorológicas de 80 m de altura, que llevan a cabo mediciones de viento, temperatura y turbulencia; 10 estaciones meteorológicas que miden las condiciones de viento y turbulencia en superficie; un LIDAR y un SODAR Windrass para medir el perfil vertical del viento y la temperatura hasta 400 m de altura, y 5 unidades Wind Scanner con un alcance de hasta 6 km para medir el viento entre las dos sierras.

El proyecto NEWA

NEWA, que es como se denomina el proyecto por sus siglas en inglés (New European WInd Atlas), tiene como objetivo principal la realización de un atlas eólico en Europa que incluirá el estado del arte en la modelización del recurso eólico, así como la generación de una base de datos experimental creada a partir de campañas de medida intensivas, que cubrirán climas eólicos representativos en el ámbito europeo. Los resultados que se esperan conseguir serán, por un lado, contribuir a una reducción significativa del coste de la energía eólica mediante la mitigación de los riesgos relacionados con el diseño y la operación de los aerogeneradores de gran tamaño, gracias a un mayor conocimiento del recurso eólico; y, por otro lado, mejorar la cuantificación del potencial eólico europeo, proporcionando datos y modelos que puedan mejorar las herramientas de planificación espacial.

DTU, la Universidad Técnica de Dinamarca, es quien coordina el proyecto a nivel europeo y a CENER le corresponde coordinar al equipo de trabajo en España, que también está formado por: la Universidad Complutense de Madrid, CIEMAT, Barcelona Supercomputing Center (BSC) y la Universitat de les Illes Balears (UIB). Se trata de un proyecto que se financia por la modalidad ERANET Plus, según la cual la Unión Europea financia una tercera parte del presupuesto total y el resto lo aportan agencias financiadoras nacionales. En el caso de España la aportación nacional viene del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, a través de la Agencia Estatal de Investigación.

ABB ha recibido varios pedidos por un valor superior a los 150 M$ de la empresa energética danesa Ørsted (antes Dong Energy) para proporcionar una serie de tecnologías que permitan integrar y transmitir energía eólica renovable desde Hornsea Project Two y que podría ser el mayor parque eólico marino del mundo. Los pedidos se efectuaron durante el segundo trimestre de 2018 y constituyen el primer paso de un acuerdo marco global de cinco años para el suministro de equipos eléctricos y de automatización destinados a la conexión e integración de energía eólica marina y terrestre con la red eléctrica.

Hornsea Two es un proyecto de 1.400 MW para el desarrollo de recursos eólicos en el Mar del Norte, a unos 100 km de la costa de Yorkshire. Una vez finalizado, podrá abastecer suficiente energía eléctrica limpia para satisfacer las necesidades de más de 1,3 millones de hogares al año. Este suministro eléctrico adicional potenciará el crecimiento económico de la región británica de Humber y permitirá al Reino Unido cumplir su objetivo de generar el 15% de sus necesidades energéticas con recursos naturales en 2020.

abb_svcABB suministrará su puntera tecnología de Compensadores Estáticos de Potencia (SVC Light) con sistemas de control ABB Ability™ MACH, subestaciones de alta tensión aisladas en gas (GIS), transformadores, reactores y filtros de armónicos. ABB también se ocupará de la ingeniería, el suministro, la gestión del proyecto y la puesta en marcha de los sistemas digitales de control y protección de la subestación terrestre y de las dos subestaciones de la plataforma en alta mar.

El flujo de energía eléctrica del parque Hornsea Two estará protegido y controlado por el mayor sistema de compensación estática (STATCOM) jamás construido para una aplicación eólica marina. STATCOM permitirá incrementar la capacidad de transferencia de energía de los aerogeneradores marinos, mejorar la calidad de la energía e intensificar la estabilidad de la red, con un suministro eléctrico eficiente y fiable. El cerebro de STATCOM es el sistema de control, protección y monitorización ABB Ability MACH, que permite gestionar esta sofisticada tecnología supervisando miles de operaciones en tiempo real para garantizar la fiabilidad y la eficiencia energética.

Como parte del alcance del proyecto, el sistema MicroSCADA de ABB Ability™ se utilizará para monitorizar la red eléctrica y recabar datos de Dispositivos Electrónicos Inteligentes (IEDs) Relion® y Unidades Terminales Remotas (RTUs) para garantizar la seguridad y fiabilidad de las operaciones de los sistemas de integración en red. También se empleará tecnología avanzada de misión crítica para la comunicación entre las plataformas marinas y la subestación terrestre.

Sin embargo, la inversión global en energía limpia se mantuvo constante en la primera mitad del año, gracias a un fuerte segundo trimestre para la inversión en energía eólica, liderado por EE.UU. y China

En 2018 está emergiendo una imagen mixta para la inversión mundial en energía limpia, con la inversión en energía solar bajo presión, mientras que los compromisos con la energía eólica y las tecnologías energéticas inteligentes, como vehículos eléctricos y baterías, están por encima de los niveles del año pasado.

Las últimas cifras autorizadas de Bloomberg NEF (BNEF) muestran que la inversión mundial en energía limpia en los primeros seis meses de 2018 fue de 138.200 M$, solo un 1% más que en el mismo período de 2017. El segundo trimestre, de abril a junio, de hecho vio un aumento interanual, del 8%, hasta 76.700 M$.

La división sectorial para la primera mitad de 2018 muestra que la inversión en energía solar cayó un 19% en comparación con el mismo período del año pasado hasta 71.600 M$, mientras que la eólica creció un 33% hasta llegar a 57.200 M$. La caída de la energía solar refleja dos desarrollos principales: costes de capital significativamente más bajos para los proyectos fotovoltaicos y, por lo tanto, menos dólares gastados por megavatio instalado; y un enfriamiento en el boom solar de China. Estas tendencias están llamadas a aumentar en la segunda mitad del año.

El 1 de junio, el gobierno chino publicó un documento de política que restringe las nuevas instalaciones solares que requieren un subsidio nacional, con efecto inmediato. BNEF espera que esto lleve a una fuerte caída en las instalaciones en China este año, en comparación con el espectacular récord de 2017 de 53 GW.

También significará un exceso de capacidad en la fabricación solar a nivel mundial y una caída de precios aún más pronunciada. Antes del anuncio chino, el equipo de BNEF ya esperaba una caída del 27% en los precios de los módulos fotovoltaicos este año. Ahora lo ha revisado a una caída del 34%, alcanza un promedio global a finales de 2018 de 24,4 c$/W.

En la primera mitad de 2018, China invirtió 35.100 M$ en energía solar, un 29% menos que en el primer semestre de 2017. Sin embargo, BNEF espera que el recorte total ordenado por el gobierno se aplique solo a partir de la segunda mitad del año en adelante. Sus analistas ven una posibilidad de que las instalaciones solares mundiales en 2018 puedan caer por primera vez. En 2017, totalizaron 98 GW, mucho más que cualquier otra tecnología, renovable o no renovable.

bnef_inversion_eolica

El aumento de la inversión en energía eólica en la primera mitad de 2018 se produjo gracias a un flujo de grandes financiaciones de proyectos desde los EE.UU. a Taiwán y desde India a Holanda y Noruega. Los principales acuerdos incluyeron 1.500 M$ para el parque eólico marino de 731,5 MW Borssele 3 y 4 en aguas holandesas, 1.000 M$ para el proyecto eólico terrestre de 478 MW Hale County en Texas y 627 M$ para el proyecto de 120 MW Formosa 1 Miaoli (el primer parque eólico marino en ser financiado en Taiwán).

La inversión en eólica en EE.UU. destacó en la primera mitad de 2018, alcanzando los 17.500 M$, un aumento del 121% respecto de su cifra en el mismo período del año pasado. La inversión eólica en China fue resistente, aumentando un 4% hasta 17.600 M$. BNEF prevé que la inversión eólica en EE.UU. aumentará en 2018-2019 ya que los promotores se apresuran a finalizar proyectos a tiempo para calificar para los créditos fiscales federales.

La eólica no fue el único sector fuerte en energía limpia en el primer semestre de 2018. El aumento de capital por parte de las compañías especializadas en tecnologías energéticas inteligentes experimentó un aumento interanual del 64%, llegando a 5.200 M$. Los principales acuerdos en el segundo trimestre fueron una oferta pública inicial de 852,5 M$ por el fabricante chino de baterías de iones de litio Contemporary Amperex Technology, o CATL, y una ronda de capital riesgo Serie B de 795 M$ por la compañía china de vehículos eléctricos Youxia Motors. Otro especialista chino en vehículos eléctricos, Future Mobility Corporation, recaudó 500 M$ en una ronda de la Serie B.

Los sectores más pequeños de la energía limpia – biomasa y residuos, pequeñas centrales hidroeléctricas, geotérmica y biocombustibles – cada uno vio una inversión en el rango de 700-1.200 M$ en el primer semestre de 2018. Todos, salvo los biocombustibles, disminuyeron en comparación con el mismo período de 2017.

La cifra de inversión global para energía limpia a nivel mundial de 138.200 M$ en la primera mitad de 2018 presentó los siguientes desempeños a nivel de país:

• China invirtió 58.100 M$, un 15% menos en comparación con el primer semestre de 2017
• EE.UU. invirtió 28.800 M$, un 31% más.
• Europa 16.000 M$, un 8% más.
• India 7.400 M$, un 22% más.
• Australia 4.100 M$, un 1% menos.
• Marruecos 2.500 M$, 12 veces más.
• Holanda 2.300 M$, un 209% más.
• Japón 2.200 M$, un 67% menos.
• Vietnam 2.000 M$, 136 veces más.
• México 1.900 M$, un 20% menos.
• Sudáfrica 1.700 M$, 35 veces más
• España 1.500 M$, un 652% más.
• Ucrania 1.400 M$, 12 veces más.
• Alemania 1.300 M$, un 77% menos.
• Francis 1.300 M$, un 13% menos.
• Noruega 1.100 M$, un 231% más
• Canadá 862 M$, un 4% más.
• Reino Unido 664 M$, un 51% menos.
• Brasil 597 M$, un 81% menos.

Parque eólico de Gamesa en China /Gamesa's wind farm in China

2018 se considera el año del cambio para el desarrollo de las energías renovables en China. La Administración Nacional de Energía (NEA, por sus siglas en inglés) ha publicado una serie de regulaciones con un impacto en la energía eólica y solar, que probablemente cambiarán la industria en los próximos años. A finales de mayo, el gobierno dio a conocer una serie de nuevas reglas tituladas Reglas de Gestión y Construcción de Parques Eólicos 2018, que introdujeron el sistema de subastas en China, lo que significa el final de la era de las tarifas de inyección para futuros proyectos eólicos. A partir de 2019, todos los parques eólicos a gran escala en tierra y mar estarán sujetos a un proceso de licitaciones competitivas, con ofertas basadas en los costes de construcción y de la energía. La tarifa para cada proyecto no debe exceder el nivel establecido por el gobierno.

Bajo el 13° Plan Quinquenal, todas las provincias chinas están obligadas a proporcionar al gobierno un Plan Provincial de Desarrollo Eólico cada año. Los proyectos que se incluyeron en los planes provinciales de desarrollo eólico 2017-2018 no se verán afectados por la nueva regla de subastas. Además, los proyectos distribuidos, la mayoría de los cuales se consumen localmente y se transmiten en la red de distribución y no en la de transmisión, no se verán afectados y continuarán beneficiándose de las tarifas de inyección.

La NEA ha comunicado en varias ocasiones que los proyectos eólicos deberían alcanzar la paridad de red para 2020. La tarifa de inyección se ajustó tres veces durante 2014-2016, lo que dio como resultado un aumento de instalaciones de más de 30 GW en 2016. Esta es la razón principal del impulso para el proceso de subastas. La tarifa de inyección se ha cobrado a través de un recargo que se cobra por cada TWh de electricidad producida y se destina a un fondo de energías renovables. Este fondo tenía un déficit de 100.000 millones de yuanes a fines de 2017.

El cambio de las tarifas de alimentación a las subastas traerá desafíos y oportunidades. Desafíos porque la competencia será feroz y el precio de la tarifa bajará. Este ajuste de costes se transmitirá a toda la cadena de suministro.

Sin embargo, esto significa que los promotores se centrarán más a largo plazo en el coste nivelado de la energía (LCOE), que en la TIR (tasa interna de retorno), que era el caso anteriormente cuando se fijó la tarifa. Por lo tanto, es probable que la atención pase de buscar fabricantes de aerogeneradores con productos más baratos a aquellos que pueden proporcionar un conjunto completo de servicios para todo el ciclo de vida de un proyecto y aquellos que tienen el LCOE más bajo. Este es un cambio que beneficiará a la industria a largo plazo, este cambio ya se ha retrasado.

Al mismo tiempo, las subastas ayudarán a crear una asignación justa de los “derechos de desarrollo” para los promotores con la solución técnica más competitiva, cuando anteriormente en algunas provincias la regla para la asignación de los derechos de desarrollo no estaba clara; las empresas cercanas al gobierno obtuvieron derechos de desarrollo que luego vendieron a promotores. Esto aumentó el coste del desarrollo del proyecto; o en algunos casos, se solicitó a los fabricantes de aerogeneradores que construyeran instalaciones de fabricación locales para poder acceder al mercado, lo que provocó un exceso de capacidad y competencia desleal. La nueva normativa de subastas permitirá en gran medida que el mercado determine cómo se asignarán los recursos, lo que representa una gran mejora para la situación actual y puede reducir en gran medida los costes en los que se ha incurrido en el desarrollo de proyectos en el pasado.

Liming Qiao
Director de China, GWEC

De izquierda a derecha: Rocío Sicre, Presidenta de AEE; José Domínguez Abascal, Secretario de Estado de Energía; Juan Virgilio Márquez, Director General de AEE

Somos un sector optimista y nos adaptamos al cambio con la certidumbre de que el sector responderá como hasta ahora lo ha hecho: trabajando y desarrollando una tecnología clave como es la eólica para la Transición Energética” afirmó hoy Rocío Sicre, Presidenta de la Asociación Empresarial Eólica (AEE), en el acto de inauguración del IV Congreso Eólico. “En los próximos años, el desarrollo de la energía eólica en España está marcado por varios elementos combinados que se abordarán durante estos dos días en el IV Congreso Eólico“.

A continuación, Sicre resumió los principales retos a futuro que tiene el sector y que se analizarán en el Congreso, tales como la reducción de costes y las soluciones tecnológicas que van a permitir reducir los costes de materiales; las mejoras de gestión de los parques eólicos para incrementar la producción y minimizar los riesgos; aspectos que afectan a la venta de electricidad, financiación y códigos de red; desarrollo de contratos PPA y sus ventajas y oportunidades para la viabilidad económica de los parques eólicos y el acceso a la financiación; hibridación de tecnologías de generación y el uso avanzado de baterías, o las innovaciones tecnológicas en eólica marina; así como los sistemas aislados de la red, fundamentalmente Canarias, el escenario de mayor crecimiento en España en los últimos años.

Además, representantes de los principales partidos políticos ofrecerán durante el Congreso su visión de futuro sobre la aportación de la eólica en el mix de generación. “Las decisiones políticas que se adopten a hoy, afectarán al futuro de los parques eólicos actuales y próximos” indicó Sicre, siendo fundamental el consenso político para diseñar una hoja de ruta que nos guíe en el proceso de Transición Energética y poder apuntar a objetivos ambiciosos.

La presidenta de AEE destacó que “la reciente aprobación de los objetivos de renovables europeos para 2030 suponen una clara oportunidad para la eólica española, siendo un fuerte compromiso para mantener las condiciones de continuidad que impidan posibles limitaciones de generación“.

El Secretario de Estado de Energía, José Dominguez Abascal, que participó en la inauguración del IV Congreso Eólico, destacó que “en el pasado se han cometido errores con el sector renovable en cuanto a falta de confianza, abusos e inestabilidad” pero apuntó que “vamos a hacer todo lo posible para establecer unas reglas de juego para que haya estabilidad y previsibilidad“. Domínguez Abascal animó a las empresas del sector a que sigan invirtiendo en la industria eólica para seguir creciendo económicamente en el país y con exportaciones en el extranjero. ”Tenemos una oportunidad por delante” matizó el Secretario de Estado de Energía.

A continuación, Javier Zarraonandia, Viceconsejero de Industria del Gobierno Vasco, agradeció la Distinción Anual 2018 de AEE al Gobierno Vasco y manifestó que ”la apuesta de Euskadi por las energías renovables ha desarrollado un gran enclave tecnológico industrial” en esta Comunidad. Con un objetivo de crecimiento de la industria vasca hasta el 25% en 2020, Zarraonandia indicó que ”la eólica juega un rol fundamental en ello con más de 110 empresas en el País Vasco que son capaces de competir en los principales mercados y da empleo a 15.000 personas, de las cuales alrededor de 1.000 se dedican a la I+D”.

El IV Congreso Eólico, que se celebra hoy y mañana, ha regresado un año más como punto de encuentro clave del sector eólico. En esta ocasión, el País Invitado es India, el cuarto con más potencia eólica instalada a nivel mundial. Se dedicará una sesión en el Congreso para analizar las oportunidades que brinda este país para las empresas españolas y se hará un repaso a la situación de la eólica en India.

El IV Congreso Eólico cuenta con el patrocinio VIP de Siemens Gamesa, Vestas, EDPR, Endesa, Iberdrola, Viesgo y DNV GL; y la colaboración de Acciona, como patrocinador de la Cena del Sector, y de Enercon, Gas Natural Fenosa, Schaeffler, Senvion y UL Renovables.

La Asociación Empresarial Eólica (AEE) se trasladó el pasado viernes 15 de junio a la Mancomunidad del Sureste de Gran Canaria (Las Palmas), integrada por los municipios de Agüimes, Ingenio y Santa Lucía, que ha recibido el VII Premio a la Integración de la Eólica, por ser un ejemplo de desarrollo económico facilitado gracias al aprovechamiento de la energía eólica.

La presidenta de AEE, Rocío Sicre, destacó que “este premio a la Mancomunidad del Sureste de Gran Canaria no podía retrasarse más. Es absolutamente merecido porque el esfuerzo que la Mancomunidad ha hecho por el desarrollo eólico es modélico”. Sicre ha añadido que “el sector eólico lleva en su ADN la creación de riqueza y empleo allá dónde se instala y la Mancomunidad refleja a la perfección este espíritu”.

El presidente de la Mancomunidad del Sureste de Gran Canaria y alcalde de Agüimes, Óscar Hernández, quien recogió el premio, agradeció señalando que “la eólica tiene un papel importante en la Mancomunidad ya que gracias a ella el ciclo completo de la producción del agua en la comarca se obtiene a base de no quemar ni un gramo de energía fósil. Es un objetivo muy importante porque nos permite ser autosuficientes en primer lugar, y en segundo, se traslada el compromiso real de la Mancomunidad en el desarrollo de la sostenibilidad”.

A continuación, Dunia González, alcaldesa de Santa Lucía, manifestó que “con la eólica se ha generado empleo para nuestros vecinos, a la vez que se han especializado para mantener las instalaciones”. González destacó que “el viento está a nuestro favor porque ha creado empleo y ha hecho que seamos capaces de usar los recursos naturales que tenemos en nuestro propio beneficio”.

Juan Díaz, alcalde del municipio Ingenio, señaló la apuesta de la Mancomunidad por la eficiencia energética como la única forma para mantener un espacio totalmente sostenible que, tras 27 años de trabajo, ha sido reconocido internacionalmente y “ahora también por AEE”.

Antonio Morales, presidente del Cabildo de Gran Canaria, destacó que “hay que trabajar desde la economía sana y sostenible que no hipoteque a las futuras generaciones de grancanarios e intentando que eso llegue y redunde en beneficio de la comunidad generando también economía productiva sostenible que cree más empleo para, de esta manera, romper con las tasas de paro y pobreza”.

Rafael Martell, presidente de la Asociación Eólica de Canarias, señaló que “la eólica, junto con la desalación, han sido las grandes revoluciones en la Mancomunidad ya que, gracias a que la energía que consume esa desalación, ahora podemos autoproducir”.

En el acto de entrega del premio, al que asistieron además numerosos vecinos del municipio, se proyectó el vídeo que AEE ha dedicado a la Mancomunidad del Sureste, que constituye el galardón en sí mismo, y que también se entregará durante el IV Congreso Eólico el 26 de junio.

La Mancomunidad del Sureste de Gran Canaria, con una población de 130.000 habitantes, tiene la energía eólica como eje vertebrador para sus planes de desarrollo sostenible y las instalaciones eólicas ejercen de motor indispensable para sostener y ampliar la actividad económica de la Comarca. En esta zona se encuentran los principales parques eólicos de Gran Canaria, además de un centro de investigación dedicado, fundamentalmente a temas relacionados con las energías renovables.

En la actualidad, la Comarca cuenta con 71 MW de potencia eólica instalada, distribuida en 28 parques eólicos, la mayoría de propiedad privada o mixta. Las últimas instalaciones tienen producciones superiores a las 4.000 horas anuales. La producción de los parques eólicos supera el 50% del consumo de la Comarca.

La Mancomunidad ha elaborado un Plan Estratégico de Desarrollo Sostenible Integral en el que se contemplan casi 528 MW eólicos adicionales hasta alcanzar más de 550 MW. Con esta potencia eólica se cubriría el consumo energético de la población de la Comarca, el consumo necesario para la desalación y depuración del agua, y la energía necesaria para el regadío de los cultivos de exportación de la región. Si se lleva a cabo el Plan Estratégico, la creación de empleo se calcula en 50 empleos directos y 5.000 indirectos.

La energía eólica ha sido una importante fuente de empleo en la Comarca, tanto de forma directa como indirecta. Los empleos directos no sólo están asociados a empresas de mantenimiento de los parques eólicos actuales, sino que también se han creado empresas para la fabricación de componentes. Para la Mancomunidad, la expectativa de creación de empleo gracias a la eólica es una garantía de crecimiento sostenible tanto social como económico.

La Comarca también cuenta con instalaciones experimentales del muelle de Arinaga, donde un aerogenerador de 5 MW, el mayor de España, con tecnología marina pero instalado en el dique en 2013, ha batido el récord de generación eléctrica de una turbina en España, tras producir 3.136 MWh en agosto del pasado año. Su producción anual equivale al consumo de un mes de 7.500 hogares.

En este mismo puerto se está realizando la fabricación y montaje de un nuevo prototipo aerogenerador marino, con torre telescópica, que está parcialmente financiado con fondos europeos del programa Horizonte 2020 e involucra empresas españolas punteras en tecnología eólica. Con anterioridad a estos nuevos aerogeneradores de gran potencia, cabe destacar que el parque eólico P.E. Lomo el Cabezo de 1,8 MW ostentaba el récord Guinness de producción eólica en horas equivalentes, con más de 4.400 horas de funcionamiento nominal al año.

En 2017, la industria eólica invirtió 51.200 M€ en Europa, incluyendo inversiones en nuevos activos, operaciones de refinanciación, fusiones y adquisiciones a nivel de proyecto y corporativo, transacciones en el mercado público y el capital privado recaudado. La energía eólica representó la mayor oportunidad de inversión en el sector eléctrico, representando la mitad de todas las inversiones en 2017. La tecnología se considera un importante motor para adelantar a los combustibles fósiles y los activos energéticos convencionales. La competitividad de los costes y las percepciones de riesgo reducidas han atraído a los actores del mercado nacional e internacional, que buscan diversificar sus carteras y / o alinearse con sus objetivos de sostenibilidad.

En 2017 Europa invirtió un total de 51.200 M€ en energía eólica, re¬presentando la mitad de todas las inversiones en el sector energé¬tico en dicho año. La cifra de inversión total fue un 9% superior a la de 2016. El desarrollo de nuevos parques eólicos representó 22.300 M€ de dicha cantidad. Esto datos están recogidos en el informe de WindEurope “Tendencias de Financiación e Inversión” reciente¬mente publicado. Estos más de 22.000 M€ invertidos en nuevos parques eólicos bajaron de los 28.000 M€ invertidos en 2016, pero cubrieron más potencia, 11,5 GW en comparación con 10,3 GW del año anterior, lo que refleja la caída de costes de la energía eólica.

El resto de la inversión se destinó a la refinanciación de parques eólicos existentes, la adquisición de proyectos y de compañías in¬volucradas en el sector eólico y en la recaudación de fondos en el mercado público. Leer más…

Artículo publicado en: FuturENERGY Abril 2018

El proyecto CL-Windcon ha celebrado recientemente su tercera reunión general en Pamplona, organizada por CENER (Centro Nacional de Energías Renovables). Durante el evento, los socios han presentado los principales avances de este proyecto europeo, que propone un nuevo acercamiento al diseño y operación de parques eólicos basado en el paradigma de control en lazo cerrado de parque.

Representantes de los 15 socios que conforman el consorcio han tomado parte en este evento: General Electric, Ramboll, la Universidad de Stuttgart, la Universidad Técnica de Munich y UL International GmbH / DEWI de Alemania; Enel Green Power y la Universidad Politécnica de Milán (Polimi) de Italia; La Universidad de Aalborg de Dinamarca; la Universidad Técnica de Delft y el Centro de Investigación en Energía (ECN-TNO) de los Países Bajos; Garrad Hassan de Reino Unido; así como las entidades españolas Ikerlan-IK4, Qi Europe, ZABALA Innovation Consulting y CENER como coordinador. Durante dos días, los principales hitos del proyecto fueron compartidos y tratados.

CL-Windcon está financiado por el Programa Marco de Investigación e Innovación Horizonte 2020 (contrato nº 727477) y se extenderá hasta octubre de 2019. El proyecto tiene un coste total de 4.9 M€.  CL-Windcon está completamente alineado con los objetivos de Transición Energética y políticas de actuación contra el cambio climático desarrolladas por la Unión Europea.

Hasta ahora, el proyecto CL-Windcon ha desarrollado modelos de parque eólico que ahora conforman una serie de herramientas multi-fidelidad con una amplia gama de aplicación para el diseño y validación del control de parque.

Además, debido a que cuando las palas de un aerogenerador entran dentro de la estela de otra turbina se generan cargas cíclicas adicionales, CL-Windcon ha desarrollado (i) estimadores de detección de superposición parcial de estela para el accionamiento de contramedidas de reducción de cargas generadas por estela, (ii) una novedosa metodología de direccionamiento de estela en lazo cerrado, así como (iii) un control de actuación individual de pitch. También se han planteado técnicas de mejora de la fiabilidad para la gestión de fallo de sensores de medida de velocidad del generador basadas en la redundancia de sensores.

Asimismo, se han llevado a cabo actividades de validación para las estrategias de control de turbina y tecnologías de apoyo desarrolladas en CL-Windcon. Aparte de las simulaciones, se han ejecutado tres campañas de túnel de viento hasta el momento y la cuarta se espera para las próximas semanas. La instrumentación para el ensayo a escala real en parque experimental también ha sido implementada.

Finalmente, las actividades para la evaluación de viabilidad de las tecnologías propuestas han comenzado estableciendo las bases para un enfoque común. Esto permitirá un análisis bajo distintas perspectivas tales como operación y mantenimiento (O&M), tecnología de máquina y de parque, rediseño, análisis de costes del ciclo de vida (LCC), de ciclo de vida (LCA) y de coste nivelado de la energía (LCoE), o normativa de energía eólica.

El proyecto CL-Windcon incluye otras actividades trasversales enfocadas en la diseminación y comunicación así como la explotación de los resultados. El principal objetivo de dichas actividades es dar visibilidad al proyecto a los distintos actores del sector de la energía eólica, reguladores y público en general. La estrategia de explotación de resultados tiene como objetivo llevar al mercado las principales aplicaciones del proyecto en el sector.

Los próximos pasos del proyecto serán la clasificación de los modelos y el desarrollo del control a nivel de parque, la implementación de simulaciones de alta fidelidad, la preparación de los ensayos en campo, la continuación de las campañas de ensayos en túnel de viento y el avance de los estudios de viabilidad. Todos los avances serán revisados en la próxima reunión general de consorcio que será organizada por Polimi en Milán el próximo octubre de 2018.

Europa invirtió un total de 51.200 M€ en energía eólica en 2017. El desarrollo de nuevos parques eólicos representó 22.300 M€ de dicha cantidad. Esto es según el informe de WindEurope ‘Tendencias de financiación e inversión’ publicado hoy. El resto de la inversión se destinó a la refinanciación de parques eólicos existentes, la adquisición de proyectos y de compañías involucradas en el sector eólico y en la recaudación de fondos del mercado público. La cifra de inversión total fue un 9% superior a la de 2016.

Los 22.000 M€ invertidos en nuevos parques eólicos bajaron en los 28.000 M€ invertidos en 2016, pero cubrieron más potencia, 11,5 GW en comparación con 10,3 GW del año anterior, lo que refleja la caída de costes de la energía eólica.

El responsable principal de política de WindEurope, Pierre Tardieu, dijo: “Con 51.200 M€, la energía eólica representó la mitad de todas las inversiones del sector energético en 2017. Está entregando más potencia por menos dinero. Esto se debe en gran parte a la mayor competencia en las subastas y los avances tecnológicos que están impulsando la reducción de costes en la cadena de suministro“.

La madurez del sector eólico y la presión competitiva de las subastas está cambiando la forma en que se financian los proyectos eólicos. Los productores de energía todavía llevan proyectos a sus balances a través de la Decisión de Final de Inversión (FID, por sus siglas en ingles). Pero la refinanciación y la venta de participaciones minoritarias en los proyectos están llegando mucho antes en el proceso.

Y cada vez más inversores participan en proyectos como socios de capital, particularmente de la industria de servicios financieros. Estas asociaciones permiten a los productores de energía ‘reciclar’ capital para financiar nuevos parques eólicos. Un buen número de proyectos está diversificando el grupo de inversores: 82 prestamistas estuvieron activos en 2017, incluidas instituciones financieras multilaterales, agencias de crédito a la exportación y bancos comerciales de Europa y Asia.

Los bonos verdes están surgiendo como una fuente alternativa de deuda. Esto también está ayudando a los inversores institucionales a evitar el riesgo para acceder al sector eólico. Los bonos verdes recaudaron 17.500 M€ en 2017, la tasa de emisión más alta en los últimos cinco años. 8.500 M€ en portafolios de energías renovables corporativas, 7.000 M€ en energía eólica y 1.900 M€ en líneas de transmisión. Esto muestra que los inversores tienen cada vez más confianza en la industria y confían en que obtendrán un rendimiento saludable.

Los inversores también están yendo más lejos: 20 países europeos realizaron inversiones en energía eólica en 2017 en comparación con 16 en 2016, aunque Alemania y Reino Unido representaron la mitad de todas las nuevas Decisiones Finales de Inversión. Las inversiones en Europa del sur y del este siguen siendo bajas, representando solo el 16% del total de nuevos activos financiados en Europa (3.500 M€). La falta de estabilidad regulatoria es en gran parte responsable de esto.

Las perspectivas para 2018 son sólidas y se espera que aumenten los volúmenes de inversión“, agregó Tardieu. “El sistema de subastas para la energía eólica se está estableciendo, y los proyectos que han ganado subastas ahora están llegando a la Decisión de Final de Inversión. Las perspectivas de inversión hasta 2020 son sólidas, pero sigue habiendo una falta de visibilidad en los nuevos proyectos después de 2020. Tener esta visibilidad en toda Europa es crucial para proporcionar las señales de inversión correctas“.

El centro de producción de palas de Vestas en Daimiel (Ciudad Real), que cuenta con más de 850 trabajadores, lleva ya diez años fabricando palas para sus aerogeneradores. El alto volumen de pedidos que ha registrado la compañía en 2017, junto a la evolución positiva del mercado eólico español y la competitividad de la fábrica en Daimiel han propiciado la apuesta del grupo danés por la fábrica española, que en otoño empezará a producir la pala para el modelo V150, de 72 metros de largo.

Con la torre de acero más alta de la industria, la V150 ofrece un aumento del 21% en la producción de energía anual; además, su bajo nivel de potencia acústica permite su localización en regiones con estrictas restricciones acústicas.

“Hace 10 años, Daimiel celebraba la llegada de Vestas con una fábrica de palas de 44 metros (modelo V90) y 500 empleos directos. Diez años más tarde, nos enorgullece que la fábrica cuente ya con más de 850 trabajadores y que sigamos creciendo con nuevas líneas de producción”, comenta Roberto Meiriño, director de la fábrica de Vestas en Daimiel.

Desde 2008, Vestas Manufacturing Spain apoya el desarrollo de la industria eólica en España, apostando por la innovación y el empleo. Durante estos años, Vestas ha invertido más de un millón de horas en formación, haciendo especial hincapié en seguridad. Junto a los más de 200 empleos fijos que ha generado la compañía en España durante los últimos, la fabricación de esta nueva pala permitirá a Vestas continuar su apuesta por el empleo fijo en el futuro: “Con una tendencia a la baja de los precios de la energía, el mercado energético mundial se torna cada vez más competitivo. Por ello, en Vestas seguiremos esforzándonos por mantener la competitividad de la eólica y contribuir así al desarrollo de una industria en pleno apogeo, con la seguridad y la calidad como guías para lograrlo”, añade Meiriño.

COMEVAL