Tags Posts tagged with "energía renovable"

energía renovable

La empresa pública de vivienda y urbanismo del Gobierno de Navarra ha iniciado ya los trámites para licitar la puesta en marcha y explotación de la Central de Calor de la Txantrea, un novedoso y ambicioso proyecto vinculado a la rehabilitación energética de este barrio pamplonés, que dará suministro a las redes de calor y agua caliente de más de 4.500 viviendas y varios edificios dotacionales, utilizando además la biomasa forestal como fuente de energía renovable.

El proyecto de Nasuvinsa está impulsado y arropado de forma transversal por tres equipos del Gobierno de Navarra –los departamentos de Desarrollo Económico, Derechos Sociales y Desarrollo Rural y Medio Ambiente que dirigen Manu Ayerdi, Miguel Laparra e Isabel Elizalde-, en cuanto que supone una innovadora iniciativa en materia de transición energética, rehabilitación de vivienda y sostenibilidad medioambiental, respectivamente.

En este sentido, la utilización de la biomasa forestal como fuente renovable de origen local, la introducción de la eficiencia energética en la rehabilitación de edificios o la reducción en un 80% de emisiones de gases de efecto invernadero en este ámbito son algunos de los factores que convierten a la Central de Calor de la Txantrea en un proyecto pionero en el Estado.

La sociedad pública de vivienda y urbanismo del Gobierno de Navarra ha publicado en el Boletín Oficial de Navarra (BON) el período de información pública, durante un mes, del anteproyecto de construcción y explotación de la red de calor en el barrio de la Txantrea, así como del estudio de viabilidad del posterior contrato de concesión.

Un proyecto vinculado a Efidistrict

Nasuvinsa ha pilotado en la Txantrea, en colaboración con el Ayuntamiento de Pamplona, el pionero proyecto Efidistrict de rehabilitación y regeneración energética integral –envolventes térmicas y renovación de redes-, cuyas primeras obras arrancaron hace ahora un año en una veintena de edificios de las agrupaciones de vivienda social de Orvina y que ahora ha duplicado su ámbito de actuación, extendiéndose a otras zonas del barrio. Esta novedosa intervención urbanística global, que contribuirá a transformar el barrio de la Txantrea, se complementa ahora con la licitación, instalación y explotación de una Central de Calor de inversión público-privada.

La central térmica estará ubicada en el acceso a Orvina por la Ronda Norte (PA-30) –en tres parcelas compartidas por los municipios de Pamplona y Burlada, que han sido elegidas por su ubicación y ser de titularidad pública- y, tras el proceso de licitación del proyecto, adjudicación de las obras y período de construcción, estará ya en pleno rendimiento en 2020, ampliándose a una segunda fase a partir de 2023. En la primera fase tendrá una capacidad de producción térmica de 14,5 MW y tres años después se duplicará hasta alcanzar los 29 MW.

Esta infraestructura alimentará inicialmente las redes de calefacción y agua caliente de más de la mitad de las 8.000 viviendas que integran la Txantrea, con vocación de extender también el suministro al resto del barrio y al municipio colindante de Burlada, así como a varios edificios asistenciales y de servicios situados en el entorno de la central, como el Centro Psicogeriátrico San Francisco Javier.

La central de la Txantrea implica en su conjunto una inversión total de más de 13,6 M€ entre las dos fases. La sociedad pública Nasuvinsa invertirá 6,4 M€ en obras y urbanización para poner en marcha el proyecto –con 3 M€ procedentes del fondo europeo Feder- y el resto de la inversión –otros 7,2 M€ en dos fases- correrá a cargo de la empresa que resulte adjudicataria en el procedimiento de licitación que se abrirá después del verano, que regulará el contrato de concesión para la construcción y explotación de la central por un período de 25 años. La concesionaria será retribuida directamente por medio del precio que abonen los vecinos usuarios de su servicio y, a su vez, abonará a Nasuvinsa un canon anual por la explotación.

Los beneficios del uso de la biomasa

El proyecto destaca especialmente por la utilización de la biomasa forestal como combustible de generación energética en un 90% -el máximo en este tipo de instalaciones- y la central se servirá de gas natural únicamente en el 10% restante, de forma subsidiaria y como alternativa para cubrir los principales picos de demanda. La biomasa como fuente de energía renovable, alternativa a los actuales combustibles fósiles como el gasóleo o el gas, permite disminuir la dependencia energética exterior, además de considerarse neutra en emisiones de CO2 y de facilitar la generación de empleo local en el ámbito rural.

El uso de la biomasa como combustible proporcionará una calificación energética A para todas aquellas viviendas que se conecten a la red de calor de esta nueva central, lo que supone, teniendo en cuenta que los edificios de este ámbito fueron construidos antes de 1980, la mejora de al menos una letra en la escala.

Además, el volumen de biomasa que se estima requerirá la central térmica de la Txantrea para su funcionamiento rondará entre las 6.000 y 13.000 toneladas anuales, lo que va a permitir la creación de una cadena logística estable que garantizará unos ingresos importantes a las entidades locales suministradoras de recursos forestales implicadas en el proyecto.

En cuanto a los beneficios ambientales, la centralización de la producción térmica de la Txantrea en una sola infraestructura va a permitir la supresión de 15 puntos de emisión de GEI situados entre las viviendas del interior del barrio –reduciéndolas a 13.000 tCO2eq, lo que supone una disminución del 80%-, además de otras ventajas relacionadas por la gestión del ahorro de consumo energético o la utilización de una fuente renovable.

En cuanto a la red de distribución de calor, el proyecto de la Txantrea contempla desplegar 4,5 km de trazado, que puede ir ampliándose en función de la demanda, enterrado en una zanja que transportará la energía desde la central de producción hasta los puntos de intercambio en los edificios o grupos de calor existentes. La misma zanja dispondrá de canalizaciones para el paso de cableado de fibra óptica que permitirá monitorizar el funcionamiento de la central, tanto de la red como de los puntos de entrega de energía a los clientes en tiempo real.

La multinacional Kaiserwetter, especialista en gestión digital de activos financieros de energía renovable, ha publicado su ranking de los mayores fondos de inversión que operan exclusivamente en energía renovable en su informe Renewable Energy Assets and Funds Report 2018. El análisis resalta que, a la cifra récord de 280.000 M$ de nueva inversión en el sector el pasado 2017, se suman 114.000 M$ en transacciones de activos, lo que da una idea de la cantidad de dinero que mueven estas energías.

En el ranking se cuelan algunos fondos cotizados muy apetecibles para el inversor medio, tanto por su revalorización como por sus dividendos crecientes. De acuerdo a Kaiserwetter la inversión en energía renovable tiene las características de convertirse en un valor seguro, más rentable y estable que el oro o la deuda soberana de los países desarrollados.

El análisis señala que los mayores fondos del sector manejan activos valorados entre los 1.079 y 113 M$. A la cabeza está el New Energy Fund de BlackRock (con Enel, Kingspan o Vestas como principales posiciones), con el europeo Pictet Clean Energy en segunda posición y RobecoSAM en tercera. Las principales regiones de inversión del fondo de Black Rock son la Zona Euro (37%) y EE.UU. (28%). Por su parte, Pictet Clean Energy invierte en EE.UU., la Zona Euro y China, mientras que RobecoSAM lo hace en Europa y Singapur. Esto señala cómo, a pesar de que los fondos siguen enfocándose en Europa y EE.UU., Asia está convirtiéndose poco a poco en un mercado atractivo.

NdP_Top-8-fondos-de-energías-renovables-1
El análisis de Kaiserwetter refleja la revalorización interanual de los mayores fondos del sector de las renovables, cuyo retorno de inversión es muy elevado. La mitad de los fondos de la lista exceden el retorno anual del 8%, siendo el americano PowerShares WilderHill Clean Energy el líder en retorno (15,63%). En segundo lugar se encuentra Guggenheim Solar, siguiéndole de cerca en retorno con un 13,74%. Éste es el mayor fondo cotizado de la lista, accesible por tanto al inversor medio. Guggenheim Solar es además el más activo en España, su mercado de inversión favorito tras EE.UU., China y Alemania. Sus principales posiciones son First Solar Inc y SolarEdge Technologies (8,92% y 7,31% del fondo respectivamente).

En cuanto al tipo de activos en que invierten, los principales fondos renovables se decantan por activos de tecnologías de la información aplicadas al sector, seguidos por los industriales. Guggenheim Solar ETF, por ejemplo, es un fondo eminentemente tecnológico (57% de sus activos). También Pictet-Clean y PowerShares WilderHill Clean Energy Portfolio apuesta por este tipo de activos (40%). Otros grandes fondos como PowerShares Cleantech (con Kingspan y Siemens como principales posiciones) invierten principalmente en activos industriales (55%) seguidos por los de tecnología de la información e innovación (25%).

El análisis apunta a que entre estas tecnologías se encuentran el Smart Data Analytics y tecnologías digitales punteras como el Internet de las Cosas (IoT). De hecho, la investigación y desarrollo corporativo en energías limpias alcanzó el pasado 2017 la cifra de 4.800 M$, un aumento del 12% con respecto al año anterior y la mayor cifra registrada en la historia.

En este sentido, Hanno Schoklitsch, CEO de Kaiserwetter, declara: “Nuestra investigación confirma la tendencia inversora en las renovables y, en concreto, en activos tecnológicos y digitales aplicados al sector. El consenso es que el aumento de la inversión en la transición a fuentes limpias actúa como motor económico. El futuro de las renovables como valor inversor seguro pasa por plataformas digitales como ARISTOTELES de Kaiserwetter, que ofrece Data as a Service a fondos e instituciones financieras con activos en el sector para minimzar riesgos y maximiza el retorno“.

Un nuevo informe, ‘The Power of Onshore Wind‘ de los consultores de energía renovable BVG Associates (BVGA) ha demostrado que adjudicar contratos por 5 GW de nueva energía eólica terrestre entre 2019 y 2025 podría ofrecer un retorno neto a los consumidores de Reino Unido de 1.600 M£. El informe cuenta con el respaldo de ScottishPower Renewables, Vattenfall, Innogy y Statkraft.

El análisis considera cinco subastas nuevas de Contratos por Diferencia (CfD, por sus siglas en inglés) realizadas a partir de 2019 y a intervalos de 18 meses a partir de entonces. Cada una de una capacidad máxima de 1 GW.

Las previsiones muestran que los costes de los nuevos proyectos eólicos en tierra caerán por debajo del precio de electricidad mayorista pronosticado por el Gobierno a partir de 2023, ofreciendo un beneficio neto para los consumidores de electricidad de Reino Unido.

En las cinco subastas, se espera que el 86% de los proyectos por capacidad se construirán en Escocia y el 12% en Gales. En Inglaterra se construirá menos del 2% compuesto por proyectos de pequeña escala (menos de 50 MW) de un tipo desarrollado típicamente por las comunidades.

Alrededor de 18.000 empleos cualificados serán generados durante los años pico de la construcción, con 8.500 personas empleadas en empleos cualificados a largo plazo cuando todos los parques eólicos estén funcionando. Se prevé que el 60% de los empleos se crearán en Escocia, el 17% en Gales y el 23% en Inglaterra.

Un claro compromiso con cinco subastas estimularía la inversión en la cadena de suministro, aumentando la ya elevada proporción de contenido de Reino Unido en los proyectos a casi el 70%. Las mayores oportunidades se encuentran en la fabricación de torres y palas, la renovación parcial y el desarrollo de equipos de instalación en Reino Unido.

Acciona se ha adjudicado el contrato de suministro eléctrico a una planta de fabricación de envases de vidrio que el grupo Vidrala opera en la localidad portuguesa de Marinha Grande. El contrato contempla la entrega de energía renovable desde el 1 de julio de 2018 al 31 de diciembre de 2019.

Gestionado a través de la filial de comercialización de energía eléctrica Acciona Green Energy Developments, el contrato es uno de los mayores obtenidos por la compañía en Portugal desde que iniciara sus actividades en el país en 2015.

Toda la energía suministrada a Vidrala será de origen 100% renovable, lo que evitará la emisión a la atmósfera de unas 40.000 toneladas de CO2 en los 18 meses de vigencia del contrato.

Colaborar con un cliente tan relevante como Vidrala nos permite crecer en nuestra actividad de comercialización de energía renovable en Portugal y evidenciar una vez más la competitividad de soluciones energéticas renovables que contribuyen además a reducir la huella de carbono de las compañías a las que suministramos”, ha declarado Santiago Gómez Ramos, director de Acciona Green.

386 GWh generados en 2017

ACCIONA Energía cuenta en Portugal, país integrado junto con España en el Mercado Ibérico de la Electricidad (MIBEL), con instalaciones renovables operativas que suman 165,5 MW, de los cuales 119,7 MW son eólicos (con 19 parques) y 45,8 MWp corresponden a la planta fotovoltaica de Amareleja (Moura).

La compañía generó en Portugal en 2017 un total de 386 GWh. Entre los clientes a los que ha suministrado o suministra en el mercado luso figuran ya corporaciones como Repsol Polímeros, Roca, Hutchison, Salvesen y Volkswagen Autoeuropa.

Adnan Z. Amin, Director General de la Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA) ha acogido con satisfacción la decisión de la Unión Europea de aumentar su objetivo de energías renovables del 27 al 32% para 2030, destacando que la medida refuerza la posición de la UE a la vanguardia de la transición energética y refleja la nueva economía de la energía renovable. Respondiendo al anuncio de la Comisión Europea, el Sr. Amin dijo:

La decisión de la UE de aumentar su objetivo de energías renovables del 27% al 32% para 2030 es una medida que consolida la posición de Europa a la vanguardia de la transformación energética mundial y establece una ruta de descarbonización positiva en línea con sus compromisos bajo el Acuerdo de París.

También es un reconocimiento de que la nueva economía de la energía renovable la ha llevado a la vanguardia de la política energética y la toma de decisiones de inversión a medida que los gobiernos de todo el mundo buscan abordar las agendas climáticas y económicas a largo plazo. Nuestro análisis de hoja de ruta de la energía renovable, entregado a la Comisión Europea a principios de este año, identificó que un mayor porcentaje de energía renovable en la UE era rentable y tendría un impacto económico positivo neto.

Esta nueva estrategia ambiciosa y factible generará una importante actividad de inversión adicional, la creación de miles de nuevos puestos de trabajo cualificados y la mejora de la salud y el bienestar, al tiempo que descarbonizará el sistema energético europeo. Damos la bienvenida a la decisión y creemos que puede actuar como una fuente de aliento para los responsables de las políticas mundiales, y como un claro recordatorio de la importancia de la energía renovable para la prosperidad económica y la estabilidad climática“.

En febrero, IRENA presentó un informe titulado “Perspectivas de la Energía Renovable para la Unión Europea“, a petición de la Comisión Europea, poniendo de manifiesto el potencial rentable de la UE para aumentar su cuota de energías renovables al 34% para 2030 con un impacto económico positivo neto.

El pasado 14 de Junio se alcanzó un ambicioso acuerdo político sobre el aumento del uso de la energía renovable en Europa, entre los negociadores de la Comisión, el Parlamento y el Consejo Europeos. El acuerdo significa que dos de las ocho propuestas legislativas del Paquete Energía Limpia para Todos los Europeos (adoptado por la Comisión Europea el 30 de noviembre de 2016) ya han sido acordadas por los colegisladores. El 14 de mayo, se adoptó el primer elemento del Paquete, la Directiva sobre Rendimiento Energético de los Edificios. Por lo tanto, el progreso y el impulso para completar la Unión Energética ya está en marcha y el trabajo iniciado por la Comisión Juncker, bajo la prioridad “una Unión Energética resiliente y una política de cambio climático con visión de futuro” está cumpliendo sus promesas.

El nuevo marco regulatorio incluye un objetivo vinculante de energía renovable para la UE para 2030 del 32% con una cláusula de revisión al alza para 2023. Esto contribuirá en gran medida a la prioridad política de la Comisión expresada por el presidente Juncker en 2014 para que la Unión Europea se convierta en el número uno mundial en renovables. Esto permitirá a Europa mantener su papel de liderazgo en la lucha contra el cambio climático, en la transición energética limpia y en el cumplimiento de los objetivos establecidos por el Acuerdo de París. Las normas acordadas también sirven para crear un entorno propicio para acelerar la inversión pública y privada en innovación y modernización en todos los sectores clave.

El Comisario de Acción Climática y Energía, Miguel Arias Cañete, dijo: “Las energías renovables son buenas para Europa, y hoy Europa es buena en energías renovables. Este acuerdo es una victoria duramente ganada en nuestros esfuerzos por descubrir el verdadero potencial de la transición energética limpia de Europa. La nueva ambición nos ayudará a cumplir nuestros objetivos del Acuerdo de París y se traducirá en más empleos, menores facturas energéticas para los consumidores y menos importaciones de energía. Estoy particularmente satisfecho con el nuevo objetivo europeo del 32%. La naturaleza vinculante del objetivo también proporcionará más certeza para los inversores. Pido al Parlamento Europeo y al Consejo que continúen negociando con el mismo compromiso y completen el resto de las propuestas del Paquete Energía Limpia para Todos los Europeos. Esto nos pondrá en el camino correcto hacia la estrategia a largo plazo que la Comisión tiene la intención de presentar a finales de este año“.

Logros principales

Se establece un nuevo objetivo vinculante de energía renovable para la UE para 2030 del 32%, incluida una cláusula de revisión para 2023 para una revisión al alza del objetivo a nivel de la UE.

• Mejora el diseño y la estabilidad de los planes de apoyo para las energías renovables.
• Brinda una racionalización y reducción real de los procedimientos administrativos.
• Establece un marco regulatorio claro y estable sobre el autoconsumo.
• Aumenta el nivel de ambición para los sectores de transporte y calefacción / refrigeración.
• Mejora la sostenibilidad del uso de la bioenergía.

Próximos pasos

Tras este acuerdo político, el texto de la Directiva deberá ser formalmente aprobado por el Parlamento y el Consejo Europeos. Una vez respaldados por ambos colegisladores en los próximos meses, la Directiva sobre Energías Renovables actualizada se publicará en el Diario Oficial de la Unión y entrará en vigor 20 días después de su publicación. Los Estados miembros deberán transponer los nuevos elementos de la Directiva a la legislación nacional 18 meses después de su entrada en vigor.

Antecedentes

La Directiva de Energías Renovables es parte integrante de la implementación de las prioridades de la Comisión Juncker para construir “una Unión Energética resiliente y una política de cambio climático con visión de futuro”. La Comisión quiere que la UE lidere la transición energética limpia. Por este motivo, la UE se ha comprometido a reducir las emisiones de CO2 en al menos un 40% para 2030, al tiempo que moderniza la economía de la UE y genera empleo y crecimiento para todos los ciudadanos europeos.

Al hacerlo, la Comisión se guía por tres objetivos principales: poner la eficiencia energética en primer lugar, lograr el liderazgo mundial en energías renovables y proporcionar un trato justo para los consumidores. Al impulsar la energía renovable, que se puede producir a partir de una amplia variedad de fuentes, incluidas la eólica, solar, hidroeléctrica, mareomotriz, geotérmica y biomasa, la UE reduce su dependencia de los combustibles fósiles importados y hace que su producción de energía sea más sostenible. La industria de la energía renovable también impulsa la innovación tecnológica y el empleo en toda Europa.

La UE ya ha adoptado una serie de medidas para fomentar la energía renovable en Europa. Entre ellas se incluyen:

• La Directiva de Energías Renovables de la UE de 2009 estableció un objetivo vinculante de un 20% de consumo de energía final a partir de fuentes renovables para 2020. Para lograrlo, los países de la UE se han comprometido a alcanzar sus propios objetivos nacionales de energías renovables. También se requiere que cada uno de ellos tenga al menos el 10% de sus combustibles de transporte provenientes de fuentes renovables para 2020.
• Todos los países de la UE han adoptado Planes de Acción nacionales de energía renovable que muestran qué acciones pretenden llevar a cabo para alcanzar sus objetivos de energías renovables.

Google, Microsoft, IKEA Group, BT, Danone, Amazon, Enel Green Power, Engie, RES, Iberdrola y Facebook, Inc. se han convertido en miembros del Grupo Directivo de la Plataforma RE-Source, que reúne recursos y coordina actividades para promover un mejor marco para la energía renovable corporativa. Las empresas se anunciaron hoy en el lanzamiento oficial de la Plataforma durante la Semana Europea de la Energía Sostenible. Estos importantes usuarios corporativos y empresas suministradoras de energía destacaron la creciente demanda de energía limpia y la necesidad de marcos políticos claros y habilitantes.

La plataforma RE-Source tiene como objetivo crear conciencia y acelerar las inversiones en energías renovables y los acuerdos de compra de energía renovable (PPAs) corporativos en Europa. En los últimos años se han firmado varios acuerdos en Europa, que proporcionan a los principales compradores corporativos una potencia fiable y a precio competitivo, pero la posibilidad de más es enorme. En 2017, se firmaron más de 1 GW de acuerdos PPA en Europa y, por lo tanto, el fenómeno está creciendo.

El reciente crecimiento de la compra corporativa en mercados europeos, como Suecia, Holanda y Noruega posiciona a estos países a favor de los PPAs. En el resto de Europa existen ciertas barreras regulatorias que dificultan que los compradores corporativos adquieran electricidad renovable a través de PPAs. El paquete de energía limpia, actualmente en las etapas finales de negociación, es una oportunidad única para proporcionar un marco propicio para la compra corporativo y desbloquear esta gran oportunidad sin explotar para invertir en energía renovable. También destaca la importancia de la rastreabilidad a través de un mercado de ‘Garantías de origen’ en pleno funcionamiento para ayudar a respaldar los PPAs y las inversiones corporativas. Según el último estudio de IRENA, conseguir el marco de políticas adecuado para la compra corporativa será clave para ayudar a impulsar la transición energética.

Empresas en 75 países obtuvieron activamente 465 TWh de energía renovable en 2017, una cantidad cercana a la demanda total de electricidad de Francia, según un nuevo informe de la Agencia Internacional de Energía Renovable (IRENA). Con la disminución continua de los costes de las energías renovables, el informe sugiere que la demanda corporativa continuará aumentando a medida que las empresas busquen reducir sus facturas de electricidad, protegerse contra futuros aumentos de precios y abordar sus preocupaciones de sostenibilidad.

Corporate Sourcing of Renewables: Market and Industry Trends, la primera evaluación global de tendencias y políticas sobre la compra corporativa de energías renovables, muestra que el abastecimiento de energía renovable por parte de compañías del sector privado, hecho posible con el marco de políticas correcto, puede ser un factor clave en la búsqueda mundial de una transformación energética sostenible en línea con los objetivos establecidos en el Acuerdo de París.

Según el informe, las preocupaciones ambientales y de sostenibilidad, la responsabilidad social y la gestión de la reputación y los objetivos económicos y financieros son los tres principales impulsores de la compra corporativa.

Las conclusiones del informe, presentado en la Novena Conferencia Ministerial sobre Energía Limpia en Copenhague, muestran que la mitad de las más de 2.400 grandes empresas analizadas están adquiriendo o invirtiendo voluntaria y activamente en la autogeneración de electricidad renovable para sus operaciones. De las compañías en el estudio, más de 200 obtienen al menos la mitad de su energía de fuentes renovables. La generación eléctrica es el modelo de abastecimiento más común, seguido de los certificados de atributos de energía (EAC) desglosados y los acuerdos de compra de energía (PPA).

Las empresas son responsables de alrededor de dos tercios de la demanda total de electricidad final del mundo, lo que las convierte en el centro de la transformación energética y en actores clave“, dijo el Director General de IRENA, Adnan Z. Amin. “A medida que gobiernos de todo el mundo reconocen este vasto potencial, el desarrollo de políticas que fomenten y alienten la compra corporativa en el sector de la electricidad y más allá, inyectará la inversión necesaria adicional en energía renovable“.

El informe encuentra que la tendencia de contratación corporativa es generalizada y dinámica, y que las empresas que participan en la práctica provienen de diversos sectores. Por volumen, la mayor parte de la electricidad renovable se consumió en el sector de los materiales, mientras que las mayores proporciones del consumo de electricidad renovable se encuentran en los sectores financiero (24%) y tecnología de la información (12%). Los países de Europa y Norteamérica continúan representando la mayor parte de la compra corporativa.

De las empresas analizadas en el informe, solo el 17% tiene un objetivo de electricidad renovable. Tres cuartas partes de esos objetivos caducarán antes de 2020, lo que representa una gran oportunidad para que las empresas desarrollen nuevas estrategias y objetivos de energía renovable a medio y largo plazo que tengan en cuenta las mejoras en tecnología energética renovable y la disminución de los costes.

El informe es una contribución a la campaña ministerial de Energía Limpia “Corporate Sourcing of Renewables”, codirigida por China, Dinamarca y Alemania y coordinada por IRENA.

Hydrogène de France (HDF Energy) ha anunciado el lanzamiento de proyecto único de energía renovable con su proyecto CEOG, Centrale Electrique de l’Ouest Guyanais (Central Eléctrica de la Guayana Francesa Occidental). El proyecto aplica la solución Renewstable® de HDF Energy y producirá energía 100% limpia, asequible y fiable las 24 horas del día, los 7 días de la semana, sin fluctuaciones y con cestos reducidos, para un área de más de 10.000 hogares con problemas de suministro energético.

El proyecto está respaldado por una inversión de 90 M€ de la compañía, socios inversores privados y bancos líderes.

HDF Energy se convierte en productor de electricidad fiable procedente de fuentes de energía intermitentes. La solución Renewstable® combina una planta solar de 55 MW con una de las soluciones de almacenamiento de energía renovable más grandes del mundo basadas en hidrógeno, para proporcionar 140 MWh, junto con almacenamiento secundario en baterías.

El proyecto CEOG responde a una necesidad fundamental de generar energía limpia y fiable y generará beneficios económicos para la Guayana Francesa. Con la coordinación de las agencias públicas en la Guayana Francesa, la planta se ubicará en un territorio con escasos recursos de producción de electricidad (actualmente un déficit de 20 MW). La solución Renewstable® impulsará la red eléctrica durante 20 años, al proporcionar una fuente de energía fiable a un precio menor que el coste real actual de producción en la Guayana Occidental, y sin ningún tipo de subvención.

A diferencia de las plantas tradicionales, CEOG no consume ningún tipo de combustible y no depende de ninguna manera de la logística de abastecimiento. En términos de almacenamiento basado en hidrógeno, HDF Energy utiliza tecnologías que permiten almacenar grandes cantidades de energía a un precio competitivo y después liberarla durante un extenso periodo de tiempo (durante la noche o en los días nublados o sin viento). La planta solamente consume agua y luz solar y solamente produce como desecho oxígeno y vapor de agua.

CEOG se instalará en el municipio de Mana. Estará conectada con la estación EDF Saint-Laurent-du-Maroni y producirá 10 MW de energía eléctrica fija cada día desde por la mañana hasta por la tarde y 3 MW por la noche. Con la producción estable de electricidad garantizada, el servicio proporcionado por el CEOG será el mismo que el de las plantas tradicionales, con la diferencia de que no habrá emisiones de gases de efecto invernadero.

El inicio de las obras está programado para el verano de 2019 y la puesta en marcha, en el otoño de 2020. CEOG creará cerca de cien puestos de trabajo durante su construcción y cerca de treinta puestos fijos durante los 20 años de operación de la planta.

El objetivo del 70% de energías renovables para 2050 es alcanzable si las regulaciones reflejan adecuadamente la contribución de la energía solar y eólica, según IRENA

Las actualizaciones del entorno regulatorio y la gestión del sistema energético de Panamá son fundamentales para alcanzar los objetivos de energía renovable establecidos en el Plan Nacional de Energía del país, según el informe Evaluación del Estado de Preparación de las Energías Renovables: Panamá, de la Agencia Internacional de Energía Renovable (IRENA). El informe se ha presentado en un evento de alto nivel en la ciudad de Panamá y se ha entregado al Secretario de Energía del país, Dr. Victor Urrutia.

Una recomendación central del informe exige enmiendas a la regulación del país de los Acuerdos de Compra de Energía (PPA) para fuentes de energía renovables variables, como la solar y la eólica. En la actualidad, a estas tecnologías de energía renovable se les atribuye un valor de cero de “capacidad firme” -la cantidad real de energía que una central eléctrica puede garantizar que esté disponible en condiciones operativas máximas- mientras que las centrales térmicas y las instalaciones hidroeléctricas son recompensadas con valores mucho mayores de capacidad firme. Esto hace que la energía solar y eólica sean menos competitivas en el mercado mayorista de electricidad de Panamá, y puede desincentivar la inversión.

Las políticas favorables y los marcos regulatorios atractivos pueden impulsar el despliegue de la energía renovable, que a su vez puede impulsar el crecimiento económico bajo en carbono y mejorar la seguridad energética“, dijo el Director General de IRENA, Adnan Z. Amin. “El abundante potencial de recursos renovables de Panamá ofrece al país la oportunidad de satisfacer de manera rentable a largo plazo sus necesidades energéticas y respaldar su transición hacia un futuro energético sostenible“.

El Plan Nacional de Energía de Panamá es una hoja de ruta que busca aumentar la participación de las energías renovables en el sistema eléctrico al 70% para el año 2050. Hacia finales de 2016, las potencias eólica y solar habían llegado a 270 MW y 90 MW respectivamente.

Panamá puede dar un fuerte ejemplo para la región centroamericana al utilizar nuestro potencial para generar el 70% de nuestra electricidad a partir de recursos hidroeléctricos, eólicos y solares“, dijo el Dr. Víctor Urrutia, Secretario de Energía de Panamá. “El apoyo de IRENA facilitará la realización de nuestra ambición a largo plazo“. “Además del imperativo moral e ideológico, también tenemos un enorme interés y compromiso con la energía renovable“, continuó el Secretario Urrutia, “las energías renovables ya no son una opción alternativa, sino que ofrecen un camino claro hacia el futuro“.

El aumento de la participación de la energía solar y eólica también requerirá mecanismos de flexibilidad importantes en la red eléctrica en evolución de Panamá. En combinación con prácticas actualizadas de operación y planificación del energético, estas medidas pueden ayudar a garantizar la integración fiable de energías renovables variables de una manera rentable, sugiere el informe.

El desarrollo de una fuerza laboral doméstica en energía renovable también es clave para el éxito del programa de energía renovable de Panamá y puede reforzar los crecientes mercados de energía solar fotovoltaica y eólica en el país. El informe recomienda un examen de la mano de obra nacional actual en el campo de las energías renovables, en comparación con las necesidades futuras previstas, a fin de ayudar a informar las modificaciones a los programas nacionales de educación y capacitación.

COMEVAL