Tags Posts tagged with "fuentes renovables"

fuentes renovables

Protermosolar ha realizado el informe Transición del Sector Eléctrico: Horizonte 2030 en el que proyecta un escenario para ese año sin centrales de carbón ni nucleares, con un 85,6% de generación renovable frente al 62,1% de la Comisión de Expertos (CdE), con una reducción del 82% de vertidos y del 60% de emisiones respecto al informe de la CdE y a menos de 5 c€/kWh. Además, el estudio contempla un menor respaldo de los ciclos combinados que el informe de la CdE, por lo que las energías renovables alcanzarían una penetración en la demanda final de energía del 34%, cumpliendo los objetivos de la UE.

La clave está en repartir la potencia solar contemplada por la CdE entre fotovoltaica y termosolar y despachar las nuevas centrales termosolares con almacenamiento a partir de la puesta de sol.
Los planificadores y responsables energéticos deben entender las diferencias entre las energías renovables para conseguir satisfacer la demanda de forma segura, barata y sin emisiones, cosa que los mercados, comparando exclusivamente costes de generación, no realizan.

Este estudio es una propuesta alternativa al informe de la Comisión de Expertos para la Ley de Transición Energética y Cambio Climático que ha realizado la patronal termosolar y no se basa en modelos de ordenador sino en la proyección realizada a partir de datos horarios de generación reales en años pasados del mix propuesto, por lo que sus resultados se corresponden con una comprobación real de la capacidad de un mix de renovables optimizado identificando la potencia real de respaldo que le faltaría y llegando a la conclusión de que sobrarían el carbón, las nucleares y parte del parque actual de ciclos combinados.

El escenario proyectado por Protermosolar satisface la misma demanda a 2030 que el de la CdE y con la misma cantidad de potencia renovable 106 GW, desglosada en: 33 GW eólica; 25 GW fotovoltaica; 20 GW termosolar y 5 GW de otras renovables. Con este mix, los vertidos se reducirían a 830 GWh, un 82% de los 4.600 GWh considerados por la CdE, y las emisiones a 4.991 kton CO2, un 60% de los 12.593 kton CO2 proyectados por la CdE.
La CdE en su informe mantenía las centrales nucleares y el parque de ciclos combinados y no llegaba a cumplir los objetivos de la UE al quedarse por debajo del 30% de contribución de las renovables, mientras que con el mix de Protermosolar se superaría el 34%.

La proyección que realiza Protermosolar plantea un saldo de interconexiones de un 4,5% de importación, ya que sería más económico importar electricidad que hacer trabajar a los ciclos combinados en determinados momentos, y una cobertura de la demanda por fuentes renovables del 83% (frente al 69% de la CdE).

El informe también especifica la estimación razonable de la media de costes a los que resultaría la generación de ese parque tras las sucesivas subastas por tecnologías durante la próxima década: Eólica, 4 c€/kWh; fotovoltaica, 3,5 c€/kWh; termosolar, 5,5 c€/kWh; biomasa, 6 c€/kWh; turbinación por bombeo, 2,5 c€/kWh; hidráulica, 2 c€/kWh; residuos no renovables, 8 c€/kWh; cogeneración 7 c€/kWh; ciclo combinado 7,4 c€/kWh; importaciones, 6 c€/kWh, y exportaciones, 4 c€/kWh.

Por lo tanto, la media de costes de generación, de acuerdo a las producciones de cada tecnología, se situaría en el entorno de 4,9 c€/kWh y la generación a partir de viento y sol representaría el 65% de la generación total, mientras que el resto dependería de la cogeneración (11%), biomasa y biogás (9%), que elevarían ligeramente el precio del mix, e hidráulica (12%) que reduciría el precio al valor medio de sol y viento.

El estudio de Protermosolar también muestra la contribución adicional a la economía española que representan las centrales termosolares, gracias a su elevado contenido local. Las inversiones en termosolares contribuirían a un incremento del PIB de 62.000 millones de euros (3,5 millones €/MW para 17,7 GW) en su fase de construcción y de 5.000 millones de euros (0,25 millones €/MW para 20 GW) en la fase de operación.

Respecto a la generación de empleo, en la fase de construcción de las centrales, se llegarían a crear 88.500 puestos de trabajo/año, mientras que en la fase de operación se generarían 1.770 empleos directos adicionales/año. A partir de 2030, el parque termosolar en operación tendría 20.000 empleos permanentes. Además, las termosolares contribuirían a la disminución de importaciones de combustibles (con lo que mejoraría la balanza comercial), a reducir los pagos por CO2 y se conseguiría consolidar el liderazgo mundial de las empresas españolas en la industria.

El informe concluye con una serie de actuaciones recomendadas, entre las que figura en primer lugar la estabilidad retributiva de las instalaciones existente, ya que no se puede construir el futuro sobre las cenizas del sector. Se recomienda planificar con perfiles de despacho diferenciados para sacar todo su valor a las tecnologías renovables apostando por su complementariedad estacional y horaria y se propone relanzar la instalación de nuevas centrales termosolares en España, con una primera convocatoria de subastas de 1.000 MW, así como otra de 100 MW para demostrar el concepto de hibridación con turbinas de gas de ciclo abierto, asegurando la firmeza total de las instalaciones.

Acciona Green Energy Developments, filial del grupo Acciona, fue la mayor comercializadora 100% renovable en España durante el pasado año, según los datos hechos públicos por la Comisión Nacional del Mercado de Valores y la Competencia (CNMC) sobre el Sistema de Garantía de Origen y Etiquetado de la Electricidad correspondientes a 2017.

La CNMC tiene atribuida por la Ley3/2013, de 4 de junio, la gestión del Sistema de Garantías de Origen (GdO), un mecanismo de carácter voluntario que acredita, a petición del interesado, que una determinada cantidad de energía eléctrica ha sido obtenida a partir de fuentes renovables o de cogeneración de alta eficiencia.

El informe aprobado por la Sala de Supervisión Regulatoria de la CNMC el pasado 5 de abril certifica un año más que el origen de la totalidad de la energía suministrada por Acciona Green a sus clientes es 100% renovable, al contar con garantías de origen suficientes, energía generada además por las propias instalaciones renovables del grupo.

Según dicho informe, Acciona Green aportó a sus clientes en España –“redimió”, según la terminología técnica- Garantías de Origen correspondientes a un total de 5.309 gigavatios hora (GWh) de energía eléctrica, todas ellas entregadas al cliente de forma gratuita. Esa cifra supone un 16,4% de electricidad con esa garantía suministrada a clientes en España.

Adicionalmente, transfirió otros 964 GWh en GdO a comercializadoras de otros estados miembros de la Unión Europea, posibilidad ésta contemplada en la normativa.

 “Cada vez más clientes corporativos demandan energía certificada de origen renovable para cumplir con sus políticas de sostenibilidad y reducir su huella de carbono, lo que nos otorga una ventaja competitiva en un mercado crecientemente sensibilizado con la lucha contra el cambio climático”, ha declarado Santiago Gómez Ramos, director de Acciona Green. “Nuestro posicionamiento es claro en este sentido: sólo generamos y comercializamos energía renovable tanto en España como en otros 13 países del mundo”.

Única del Ibex-35

Acciona es la única compañía del Ibex-35, el principal índice bursátil de referencia de la bolsa española, que sólo genera y comercializa energía de origen renovable, por lo que la CNMC le otorga anualmente la calificación A, la de menor impacto ambiental en una escala de la A a la G, dado que su actividad de generación eléctrica no ocasiona emisiones de CO2 ni residuos radiactivos.

El informe de la CNMC revela que el Sistema de GdO representó en 2017 el 30,4% de la producción eléctrica nacional total y el 70,7% de la generación procedente de fuentes renovables y de cogeneración.

El Sistema de Garantías de Origen ha experimentado un crecimiento exponencial en España. Si en 2010, tres años después de su creación, el número de instalaciones de generación eléctrica participantes en el sistema fue de 7.644 según los datos de la CNMC, en 2017 alcanzó las 36.659, casi cinco veces más. Similar evolución registra el número de consumidores (computado en puntos de suministro) al pasar de 393.000 en 2010 a 1.909.872 el pasado año.

El informe de la CNMC muestra una disminución de la aportación renovable en relación con el año anterior en el mix eléctrico español, al pasar del 39,8% al 32%, debido principalmente a una menor aportación de las centrales hidroeléctricas y una mayor participación de tecnologías fósiles (carbón y gas) y, en menor medida, nuclear. Ello tuvo como consecuencia un incremento del índice de emisiones de CO2, que en 2016 fue de 0,25 kg/kWh y en 2017 subió a 0,31 kg/MWh. También aumentó el índice de generación de residuos radiactivos de alta actividad, desde 0,51 mg/kWh en 2016 a 0,54 mg/kWh el pasado año.

Como parte de su compromiso para combatir el cambio climático y crear un entorno más saludable, Apple ha anunciado hoy que sus instalaciones de todo el mundo funcionan al 100 % con energía limpia. Este logro incluye las tiendas, oficinas, centros de datos e instalaciones compartidas en 43 países, entre ellos Estados Unidos, Reino Unido, China e India. La compañía también ha anunciado que nueve de sus socios de fabricación se han comprometido a utilizar el 100 % de energía limpia en toda su producción para Apple, lo que eleva el número total de acuerdos con proveedores a 23.

“Tenemos el compromiso de dejar el mundo mejor que como lo encontramos. Tras años de duro trabajo, estamos orgullosos de haber alcanzado esta meta tan importante”, ha dicho Tim Cook, consejero delegado de Apple. “Vamos a seguir desafiando los límites de lo posible con los materiales que usamos en nuestros productos, la forma en que los reciclamos, nuestras instalaciones y nuestro trabajo con proveedores para establecer nuevas fuentes de energía renovable creativas y avanzadas, porque sabemos que el futuro depende de ello”.

PROYECTOS DE ENERGÍA RENOVABLE

Apple y sus socios están creando nuevos proyectos de energía renovable en todo el mundo que mejoran las opciones energéticas al alcance de las comunidades locales, los estados e incluso países enteros. Apple crea o desarrolla con empresas suministradoras nuevos proyectos regionales de energía renovable que de otro modo no existirían. Estos proyectos abarcan una gran gama de fuentes de energía, como paneles solares y parques eólicos, así como tecnologías emergentes como pilas de combustible de biogás, microsistemas de generación hidroeléctrica y tecnologías de almacenamiento de energía.

En la actualidad, Apple tiene 25 proyectos de energía renovable en todo el mundo con una capacidad de generación total de 626 MW, de los cuales 286 megavatios proceden de plantas de energía solar fotovoltaica puestas en marcha en 2017, el mayor aumento alcanzado en un mismo año. También hay 15 proyectos más en construcción. Una vez terminados, se producirán más de 1,4 gigavatios de energía limpia y renovable en 11 países.

Desde 2014, todos los centros de datos de Apple se alimentan con energía 100 % renovable. Y desde 2011, todos los proyectos de energía renovable de Apple han reducido las emisiones de gases de efecto invernadero (CO2e) en un 58 % en sus instalaciones de todo el mundo. También han evitado la emisión a la atmósfera de casi 2,2 millones de toneladas de CO2e.

SINGAPORE

Estos son algunos de los proyectos de energía renovable de Apple:

  • El Apple Park, la nueva sede de Apple en Cupertino, es el mayor edificio de oficinas de Norteamérica con certificación LEED Platinum. Se alimenta de energía 100 % renovable de varias fuentes, que incluyen una instalación solar de 17 MW en el propio techo y pilas de combustible de biogás de 4 MW, y se controla mediante una microrred con baterías de almacenamiento. Incluso devuelve energía limpia al sistema público en periodos de baja ocupación.
  • Se han desarrollado proyectos eólicos y solares con más de 485 MW de capacidad en seis provincias de China para contrarrestar las emisiones de los fabricantes industriales.
  • Apple acaba de anunciar sus planes para construir un centro de datos de tecnología punta con 37.000 metros cuadrados en Waukee (Iowa) que funcionará totalmente con energía renovable desde el primer día.
  • En Reno (Nevada), Apple se ha asociado con la empresa de suministro local, NV Energy, y a lo largo de los cuatro últimos años ha desarrollado cuatro nuevos proyectos de generación solar fotovoltaica con un total de 320 MW.
  • En Japón, Apple va a trabajar con Daini Denryoku, una empresa local de energía solar, para instalar más de 300 sistemas solares en azoteas que generarán 18.000 MWh de energía limpia al año, suficientes para alimentar más de 3.000 hogares japoneses.
  • En Singapur, donde hay escasez de terrenos, Apple ha adaptado y construido su proyecto de energía renovable sobre 800 azoteas.
  • Apple está construyendo actualmente dos nuevos centros de datos en Dinamarca que funcionarán con energía 100 % renovable desde el primer día.

COMPROMISO DE LOS PROVEEDORES

Para alcanzar el 100 % de energía renovable en sus instalaciones, la empresa ha hecho esfuerzos que han servido de ejemplo a otros. Apple también ha anunciado hoy que 23 de sus proveedores ya se han comprometido a trabajar con energía 100 % renovable, de los cuales nueve son nuevos proveedores. En conjunto, la energía limpia de los proyectos de los proveedores ha evitado la emisión de más de 1,5 millones de toneladas de gases de efecto invernadero en 2017, lo que equivale a retirar más de 300.000 vehículos de la circulación. Además, más del 85 % de los proveedores se han registrado en el portal de energía limpia de Apple, una plataforma online desarrollada por la empresa para ayudarles a encontrar soluciones de energía renovable viables comercialmente en distintas regiones del mundo.

Estos son los nuevos proveedores que se han sumado al compromiso: Arkema, DSM Engineering Plastics, ECCO Leather, Finisar, Luxshare-ICT, Pegatron, Quadrant, Quanta Computer, Taiyo Ink Mfg. Co,…

El ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, ha recibido de manos del presidente de la Comisión de Expertos sobre transición energética, Jorge Sanz, el informe final sobre diferentes escenarios de transición energética.

La Comisión ha trabajado en los últimos seis meses en analizar posibles alternativas de política energética, considerando su impacto medioambiental y económico y que permitan cumplir con los objetivos establecidos de la forma más eficiente posible.

El informe recoge alternativas que analicen la combinación de las diferentes fuentes de energía (nuclear, hidráulica, térmica de carbón, ciclos combinados y fuentes renovables) en el marco de una transición energética eficiente, sostenible y baja en carbono. También evalúa el objetivo de penetración de renovables en función de diferentes niveles de interconexión con el continente europeo y la contribución de las políticas de movilidad y eficiencia energética.

En este contexto, se cuantifican diversas propuestas regulatorias por sus efectos sobre las emisiones de gases de efecto invernadero y el coste económico de la energía consumida, sirviendo estos cálculos de base para una discusión objetiva de los efectos de las distintas alternativas de política energética.

El informe de la Comisión de Expertos será presentado para una ponencia en el Congreso de los Diputados, así como al Grupo de Trabajo Interministerial que trabaja en la elaboración de la futura Ley de Transición Energética y Cambio Climático.

La Comisión de Expertos está formada por catorce miembros, cuatro designados por el Gobierno, uno por cada grupo parlamentario y tres por los agentes sociales (UGT, CCOO y CEOE). La composición de este grupo de expertos es la siguiente: Luis Atienza, Cristóbal Gallego, Pedro Linares, Josep Sala y Prat, Txetxu Sáenz de Ormijana, Guillermo Ulacia, Jorge Aragón, Javier Arana, José Luis de la Fuente, Miguel Duvison, Ignacio Grangel, Oscar Lapastora, Jorge Sanz y Diego Rodríguez.

Ilustración del concepto Smart Power Generation / SPG concept illustration

El grupo tecnológico Wärtsilä ha sido pionero en promover la flexibilidad en los sistemas energéticos para permitir un mayor uso de las energías solar y eólica. La solución Smart Power Generation de la compañía se lanzó hace diez años, reconociendo la creciente conciencia ambiental dentro de la industria, y en previsión de una mayor adopción de energía a partir de fuentes renovables. A medida que la transformación de la industria energética se acelera, las plantas tradicionales de carga base no pueden hacer frente a las nuevas realidades, y la visión de Wärtsilä se refrenda con una cuota de mercado creciente en el segmento de plantas de más de 500 MW, creciendo del 13% en 2016 al 19% en 2017, de acuerdo con McCoy Power Reports.

La competitividad en coste de las energías eólica y solar está aumentando rápidamente. Por ejemplo, el coste por kW de los parques eólicos ha disminuido en un 40% durante los últimos 20 años, mientras que el coste por kW de las plantas solares ha disminuido en más del 90% durante el mismo período. En consecuencia, las energías renovables representan actualmente una de las formas más baratas de producir electricidad en áreas con buenas condiciones eólicas y solares, haciéndolas viables sin necesidad de subsidios gubernamentales. Hoy, los parques eólicos y plantas solares suman aproximadamente 1.100 GW de potencia en todo el mundo y los pronósticos indican que esto aumentará a 2.000 GW para 2024.

Hoy en día es un hecho indiscutible que la flexibilidad es esencial en los sistemas que usan energía producida por el viento y el sol. El enfoque de Wärtsilä, con su solución Smart Power Generation, brinda la posibilidad de desconectarse y reiniciarse rápidamente, varias veces al día, mientras que su capacidad de almacenamiento de energía sirve para suavizar las variaciones en el suministro y almacenar el exceso de energía de las fuentes renovables.

La participación de Wärtsilä en el mercado global de centrales eléctricas está creciendo porque nos hemos establecido con éxito como integradores de sistemas y proveedores de servicios en este mundo cambiante. Podemos ofrecer no solo activos de generación de energía, sino también soluciones de software de almacenamiento e integración, así como operación, mantenimiento y optimización del ciclo de vida de los activos,” afirma Javier Cavada, Presidente de Wärtsilä Energy Solutions.

Ejemplos recientes del papel que la solución Smart Power Generation de Wärtsilä está jugando en esta transición energética incluyen dos centrales eléctricas ordenadas por Upper Michigan Energy Resources Corporation en EE.UU. Se adaptarán a una amplia gama de perfiles operativos para los cuales la flexibilidad es un requisito principal. En Arizona, Tucson Electric Power (TEP) está construyendo una planta Wärtsilä Smart Power Generation de 200 MW para proporcionar la flexibilidad necesaria para integrar más energía eólica y solar en su sistema. AGL Energy Ltd, una de las principales compañías integradas de energía de Australia, ordenó recientemente una planta Wärtsilä de 211 MW para proporcionar la fiabilidad y la capacidad de arranque rápido requeridas para permitir mayores niveles de energía a partir de fuentes renovables.

Enfrentarse a los problemas de corrosión y desarrollar nuevos materiales en los sectores eólico marino y mareomotriz en toda Europa podría ahorrar hasta 84.000 M€ para los desarrolladores y crear hasta 82.000 M€ en oportunidades para la cadena de suministro para 2050, según dos nuevos informes.

Encargados por el Proyecto NeSSIE, los informes investigaron el potencial económico de las soluciones anticorrosión y el desarrollo de nuevos materiales en el mercado de las energías renovables en alta mar.

La corrosión es una preocupación importante para los desarrolladores de energía marina. Todas las estructuras marinas se enfrentan a problemas de corrosión que afectan a los costes de operación y mantenimiento (O&M) a lo largo del ciclo de vida global. En el caso de los parques eólicos marinos, los costes de operación y mantenimiento son típicamente de alrededor del 15 al 30% del ciclo de vida total, y los problemas de corrosión son un factor importante en estos costes.

Los informes descubrieron que según las estimaciones del despliegue renovable en el mar, las soluciones anticorrosión y los nuevos materiales podrían potenciar que los desarrolladores ahorren más de 16.000 M€ para proyectos de energía de las mareas y olas y más de 68.000 M€ de ahorro para proyectos eólicos marinos. Para la cadena de suministro anticorrosión, los mercados de energía de las mareas y olas podrían llevar a más de 25.000 M€s de proyectos en toda la UE para 2050 y más de 57.000 M€ para proyectos eólicos marinos.

Jan Reid, líder del equipo de energía y tecnologías limpias dentro de Scottish Enterprise, dijo: “Este trabajo inicial es realmente alentador. Podemos ver que hay un tremendo premio económico para la cadena de suministro extraterritorial de la UE al abordar este desafío y apoyar a la UE a descarbonizar el sector energético. La clave para desbloquear esta oportunidad es desarrollar proyectos de demostración en los que invertir y que demuestren las soluciones tecnológicas. Trabajando en conjunto con las partes interesadas, en NeSSIE estamos entusiasmados de participar en el desarrollo de proyectos de demostración de soluciones anticorrosión.”

Los informes contribuyen al objetivo general de NeSSIE de desarrollar tres proyectos de demostración de energías renovables marinas centrados en la corrosión y los materiales. Los proyectos utilizarán la cadena de suministro submarina existente de la UE y su conocimiento para desarrollar soluciones comerciales.

Schneider Electric se ha comprometido a que en 2030 el 100% de su consumo de electricidad sea de fuentes renovables y a doblar su productividad energética. La compañía cree firmemente que para conseguir una transición total hacia las renovables, necesita primero conseguir niveles sin precedentes de optimización de sus consumos energéticos. Los compromisos que ha adoptado son un paso más en la conversión de Schneider Electric hacia un emisor neutral de carbono antes de 2030. En línea con estos compromisos, la multinacional francesa ha decidido sumarse a dos iniciativas colaborativas globales lideradas por The Climate Group, que aglomeran diferentes compañías influyentes implicadas en acciones contra el cambio climático: RE100: usar electricidad 100% renovable antes de 2030 con un objetivo intermedio de 80% en 2020 y EP100: doblar la productividad energética antes 2030, fijando el objetivo de doblar el rédito económico por unidad de energía consumida.

Schneider Electric trabaja para dar respuesta al desafío energético mundial, catalizando la eficiencia energética en todos los ámbitos: el hogar, los edificios y ciudades, la industria y la red de distribución, así como en comunidades aisladas. En un mundo más descarbonizado, digitalizado y descentralizado, el uso de la energía debería ser más productivo. Con el fin de hacer realidad sus nuevos compromisos y el aumento de su objetivo en eficiencia energética, Schneider Electric potenciará sus propias soluciones tecnológicas (EcoStruxure power, EcoStruxure Grid). A través de estas soluciones, el grupo ha podido reducir ya en un 10% su consumo energético cada 3 años durante los últimos 10 años, además de haber reducido su consumo a una sexta parte entre 2008 y 2017 de su sede central en Francia, The Hive.

Schneider Electric aplicará estos compromisos en más de 1.000 puntos de consumo eléctrico alrededor del mundo, incluyendo 200 fábricas, sirviéndose de un amplio rango de fuentes de energía renovable, incluyendo la solar, eólica, geotérmica y de biomasa.

La compañía llevará a cabo su transición a la energía 100% renovable en tres etapas, con el objetivo de alcanzar el 80% de electricidad renovable en 2020, y el 100% en 2030:

Proyectos in-situ en instalaciones propias en todo el mundo: a través de iniciativas de energías renovables ya en marcha, como un techo fotovoltaico en sus instalaciones de Vadodara (India) y Bangpoo (Tailandia), o el uso de energía geotérmica y un techo fotovoltaico en su sede central ‘The Hive’, Francia, entre muchos otros. Schneider Electric llevará a cabo en el corto y medio plazo distintos proyectos de energías renovables en sus centros. Aunque se prevé que los proyectos in-situ de Schneider Electric solo provean una parte de su compromiso con el objetivo para 2030, permitirán aumentar las capacidades en renovables de la empresa y actuar como escaparate para otras organizaciones que contemplen tales opciones junto con otras tecnologías de eficiencia energética.

Acuerdos de Compra de Energía (PPAs) a largo plazo: un PPA es un contrato a largo plazo (12-20 años) entre un distribuidor de energía renovable y un cliente dedicado y solvente. Los PPA permiten al distribuidor asegurar su financiación para nuevos proyectos de electricidad eólica, solar o de otro tipo, y hacen que el cliente disfrute de precios predecibles para electricidad de fuentes renovables.

Certificado de Atributo Energético (EACs) y tarifas verdes: un EAC es un instrumento de mercado libre que verifica que un megawatt hora de electricidad renovable se ha generado y ha sido añadido a la red desde una fuente de energía verde. Schneider Electric usará las EAC como forma flexible y rápida de adquirir y registrar electricidad renovable.

Emmanuel Lagarrigue, Chief Strategy Officer y Vicepresidente Ejecutivo en Schneider Electric ha afirmado que “estamos en un nuevo mundo energético que se vuelve más eléctrico, más descarbonizado, más descentralizado y más digital. Nuestra misión desde Schneider Electric es proveer la tecnología que lidere, catalice y haga posible la transición hacia un nuevo mundo energético. Los compromisos que hemos adquirido hoy, con la adhesión a la RE100 y la EP100, de consumir electricidad 100% renovable y doblar nuestra productividad energética, son una prueba de cómo consumidores y empresas podemos empoderarnos para garantizar que la energía que consumimos sea asequible, sostenible, fiable y segura“.

Helen Clarkson, Chief Executive Officer de The Climate Group dijo: “La adhesión de Schneider Electric, ya líder en el ámbito energético, a las RE100 y EP100, representa para ellos una inteligente decisión estratégica. Estos compromisos ayudarán a la compañía a alcanzar su propia ambición climática de convertirse en emisor neutral de carbono en 2030. Doblar la productividad energética les ayudará a utilizar la energía tan económicamente como sea posible, a la vez que hará realidad su transición hacia las renovables, las cuales son competitivas en muchos mercados. Doy la bienvenida al importante gesto que Schneider Electric envía a sus iguales, inversores y gobiernos, de acelerar la transición hacia una economía de cero emisiones“.

En el COP21 de Paris en 2015, Schneider Electric ya anunció 10 Compromisos para la Sostenibilidad, que estaban alineados con el Barómetro Planet & Society, el baremo de sostenibilidad de Schneider Electric para medir su ambicioso compromiso con el desarrollo sostenible en una base cuatrimestral y contribuir a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU. Estos acuerdos apoyan a los objetivos de la compañía de transformar sus plantas y sedes en emisores neutrales de carbono en 2030, en un ecosistema industrial coherente que sincronice distribuidores y clientes.

Además, algunas iniciativas de Schneider Electric con tal de convertirse en empresa neutral de emisiones de carbono en 2030 incluyen:

​Consejo de Liderazgo Climático: a principios de 2017, la compañía se convirtió en miembro fundador del Consejo de Liderazgo Climático de Estados Unidos, con el fin de apoyar una nueva solución climática basada en el mercado, que sea tanto pro-crecimiento como pro-medioambiente.

Global Footprint Network: en verano de 2017, Schneider Electric firmó un acuerdo con Global Footprint Network (Red de Huella Ecológica Global), organización benéfica internacional, para hacer posible un futuro sostenible donde todo el mundo tenga la oportunidad de progresar dentro de los recursos del planeta.

Lanzamiento de EcoStruxure™: hace 12 meses, en noviembre de 2016, Schneider Electric lanzó la nueva generación de EcoStruxure, su arquitectura abierta, adaptado al IoT y de pago por uso, que proporciona soluciones integrales en seis ámbitos distintos – Energía, IT, Construcción, Maquinaria, Planta y Red – para cuatro mercados: Construcción, Data Centers, Industria e Infraestructuras.

Livelihoods Carbon Fund: junto con Crédit Agricole, Danone, Firmenich, Hermès, Michelin, SAP y Voyageurs du Monde, Schneider Electric ha lanzado una nuevo fondo de inversión con un objetivo de 100 millones de euros. El fondo aspira a mejorar la calidad de vida de 2 millones de personas y evitar las emisiones de hasta 25 millones de toneladas de CO2 en un margen de 20 años.

La Comisión Europea ha llegado a la conclusión de que el régimen español de apoyo a la producción de electricidad a partir de fuentes de energía renovable, cogeneración de alta eficiencia de calor y electricidad y residuos es conforme con las normas sobre ayudas estatales de la UE. El régimen contribuirá a los objetivos de la UE en materia de energía y cambio climático, preservando al mismo tiempo la competencia.

La comisaria Margrethe Vestager, responsable de la Política de Competencia, ha declarado: “Me congratulo de observar que las últimas subastas de energía procedente de fuentes renovables en España han puesto de manifiesto los efectos positivos de la competencia: las empresas están dispuestas a invertir en nuevas instalaciones con niveles muy bajos de ayudas estatales. La transición de España a un suministro de energía ambientalmente sostenible y bajo en emisiones de carbono es importante y este régimen de ayudas contribuirá a ella.”

En virtud del régimen, los beneficiarios reciben apoyo mediante una prima por encima del precio de mercado de la electricidad, de modo que deben reaccionar ante las señales del mercado. Esta prima tiene por objeto ayudar a estas instalaciones a compensar los costes que no puedan ser recuperados mediante la venta de electricidad en el mercado y a obtener un margen de beneficio razonable de la inversión.

El régimen está vigente desde 2014 y se aplica a los nuevos beneficiarios, así como a las centrales que se acogían al régimen anterior. En total, el régimen tiene unos 40.000 beneficiarios. En 2016, los pagos anuales en virtud del régimen ascendieron a 6.400 M€.

Desde 2016, las ayudas a nuevas centrales se conceden a través de subastas competitivas. Diferentes tecnologías han competido entre sí en las últimas subastas de mayo de 2017 y de julio de 2017. En total, se adjudicaron ayudas a algo más de 8 GW de potencia, sobre todo a parques eólicos y solares. A raíz de estas subastas, los beneficiarios recibirán compensaciones únicamente si el precio de mercado cae en los próximos años a niveles muy inferiores a los precios de mercado actuales. Esta protección contra una caída inesperadamente abrupta de los precios de mercado ayuda a los promotores a garantizar la financiación de los proyectos y, por lo tanto, a completarlos a tiempo. Esto ayudará a España a alcanzar sus objetivos de 2020 en materia de medio ambiente y cambio climático.

La Comisión ha evaluado el régimen con arreglo a las normas sobre ayudas estatales de la UE, en particular las Directrices de la Comisión de 2014 sobre ayudas estatales en materia de protección del medio ambiente y energía.En particular, exigen subastas competitivas para el apoyo a la energía procedente de fuentes renovables desde 2017. Estas medidas garantizan que la utilización de fondos públicos sea limitada y no exista sobrecompensación. Sobre esta base, la Comisión ha llegado a la conclusión de que las medidas aumentarán el porcentaje de electricidad generada a partir de fuentes de energía renovables, de conformidad con los objetivos medioambientales de la UE, al tiempo que se reducirá al mínimo el falseamiento de la competencia causado por las ayudas estatales.

El régimen va acompañado de un plan de evaluación con el fin de valorar su efecto. Los resultados de esta evaluación se presentarán a la Comisión a más tardar en diciembre de 2020.

La Empresa de Pesquisa Energética (EPE) y el Ministerio de Minas y Energía (MME), han publicado el tan esperado Plan de Expansión de Energía a 10 años, PDE 2026, dotado con 430.000 M$, para ayudar al sector energético del país. De acuerdo con el PDE 2026, la oferta interna de energía necesaria para mover la economía brasileña en 2026 será de 351 Mtep, en este sentido EPE prevé que la potencia instalada en el Sistema Interconectado Nacional (SIN) durante la próxima década aumente en 64 GW, de 148 GW a 212 GW. En torno al 50% de este crecimiento provendrá de fuentes renovables no convencionales, en última instancia EPE espera que las renovables, excepto la hidroeléctrica, alcancen una cuota del 48% del mix energético en 2026.

De forma anual, Brasil publica una propuesta a 10 años, el Plan de Expansión de Energía, que examina el desarrollo estimado del sector energético del país y da una previsión de las cifras que se alcanzarán a lo largo de la década. Debido a cambios tanto en el gobierno como en EPE, el pasado año no hubo propuesta, razón por la cual se esperaba con impaciencia la actual.

 

Bajo el nuevo escenario de referencia, el nuevo PDE planea que la solar a gran escala alcance los 9.660 MW en 2026, creciendo desde los 21 MW en 2016. Combinando estos 9.660 MW con el desarrollo de 3,5 MW de generación fotovoltaica distribuida, el total de instalaciones solares superará los 13 GW en 2026. Leer más...

Artículo publicado en: FuturENERGY Julio-Agosto 2017

El 23 de marzo, exactamente a las 11:19 de la mañana, la producción combinada de los numerosos paneles solares y parques eólicos de California suministró brevemente el 49,2% de la demanda de energía del estado por primera vez. El récord fue un buen presagio para el estado más poblado de EE.UU., que se está esforzando para que la mitad de su consumo de electricidad provenga de fuentes renovables en 2030.

Pero este objetivo loable viene con algunos obstáculos. Los clientes quieren electricidad permanentemente, pero el viento se puede debilitar, incluso en California, el sol puede esconderse detrás de una nube. “No siempre es posible satisfacer la demanda total con renovables,” dice Selma Kivran, Gerente General de Aeroderivados de GE Power Services. “Se necesita algo más para llenar el hueco.”

 

Sin baterías a escala de red para cubrir los huecos de suministro (las baterías siguen siendo caras y de uso limitado), las turbinas de gas natural pueden acelerar rápidamente y cubrir los huecos cuando las energías renovables caen. Pero incluso los máquinas más rápidas tardan varios minutos en alcanzar la potencia máxima, obligando a los operadores a hacerlas funcionar a carga mínima para mantenerlas listas, quemando gas y desgastando más las máquinas. “Esta es una combustión ineficiente que necesita combustible adicional, cuesta dinero y genera emisiones de efecto invernadero innecesarias,” dice Kivran. “No es lo ideal, ni la única solución posible.

Es por eso que Kivran y sus colegas de GE Energy Connections decidieron coger turbinas y baterías y empaquetarlas juntas en un paquete único y eficiente con un sofisticado software de gestión de la energía. Con este sistema híbrido, la turbina puede apagarse, y la batería responderá instantáneamente. Southern California Edison (SCE) está desplegando la solución – la primera de su tipo en el mundo – en dos sitios cerca de Los Ángeles. “La batería es rápida y limpia y la turbina puede dar la potencia que se necesite. Es una energía fiable porque siempre está ahí, y también se consiguen beneficios ambientales,” dice Mirko Molinari, Gerente General de Grid Solutions de GE Energy Connections.

El híbrido está compuesto por la turbina de gas LM6000 de GE, que puede alcanzar los 50 MW en sólo 5 minutos, y una batería de 10 MW de celdas de iones de litio que dura hasta 30 minutos. Cuando la energía de salida de un parque eólico cae, la batería puede funcionar inmediatamente y darle a la turbina el tiempo para arrancar sin generar una interrupción en la red.

Los ingenieros de GE desarrollaron un software que permite a la empresa administrar de la manera más óptima la rapidez con la que se descarga la batería y la rapidez con que la turbina necesita ponerse en marcha. “Cualquiera puede poner una batería junto a una turbina”, dice Molinari. “La magia está en integrar los controles.

Además de luchar contra la inestabilidad de la producción de energía renovable, la solución podría ser útil para combatir la temida curva de demanda California, apodada curva pato, que describe la fuerte diferencia entre la oferta de energía y la demanda después de que el sol y los abundantes paneles solares dejan de producir electricidad. “Esta solución es escalable,” dice Kivran. “Dado que su diseño es modular, no hay razón por la que no pudiéramos ir a 100 MW o más.”

COMEVAL