Tags Posts tagged with "gasto energético"

gasto energético

La visión experta de una compañía centrada en la reducción del consumo energético

El sector hotelero está viviendo ahora un auge importante por la fuerte recuperación que está experimentando el turismo. Hay muchos hoteles de nueva construcción, pero también gran cantidad de renovaciones. El sector es cada vez más exigente y los hoteles se deben modernizar. También deben ser más competitivos y eso pasa sin duda por un control de costes operativos, donde la reducción del gasto energético tiene un papel muy importante. Jung dedica una atención especial a las soluciones de eficiencia energética, con una amplio abanico de soluciones, y habiendo ejecutado ya emblemáticas obras de mejora de la eficiencia energética en este sector.

Jung lleva muchos años ofreciendo soluciones de ahorro energético al mercado. Especialmente para el sector terciario. No se está inventando nada nuevo con la eficiencia energética. Jung aborda principalmente la reducción de consumos en iluminación y en climatización, que son los dos conceptos que consumen más energía en cualquier edificio. También en hoteles.

 

Por un lado, estaría el ahorro energético en habitaciones. Lo que ofrece Jung es la posibilidad de que las temperaturas de la habitación se adapten a las circunstancias de cada momento. No hay que olvidar que por cada grado que se aumenta la temperatura en calefacción, o se reduce en aire acondicionado, se puede estar consumiendo un 7% extra de energía. El otro tema es el control de la iluminación. Los sistemas Jung impiden que las luces se queden encendidas cuando el cliente marcha de la habitación, y facilitan al usuario un uso optimizado de la iluminación mediante la configu­ración de escenas o apagados centralizados desde pulsadores que se encuentran junto a la cama. Leer más…

Antonio Moreno
Director Técnico de Jung Electro Ibérica

Artículo publicado en: FuturENERGY Enero-Febrero 2017

Veolia ha presentado los días 27 y 28 de febrero el proyecto de eficiencia energética desarrollado en la comunidad de vecinos de la urbanización de Torrelago, en Laguna de Duero, Valladolid, y que ha tenido como resultado la reducción en un 40% de la demanda energética de 31 edificios.

Esta iniciativa se encuentra enmarcada dentro del proyecto CityFied, coordinado por el Centro Tecnológico CARTIF, del que es socio Veolia, y está financiada por el VII Programa Marco de la Unión Europea puesto en marcha en 2013. CityFied también incluye acciones en materia de eficiencia energética en las zonas residenciales de Lund (Suecia) y Soma (Turquía). Con todas ellas, se pretende poner en valor la creación de soluciones innovadoras y replicables a gran escala en otras ciudades europeas para el desarrollo de distritos y núcleos urbanos más eficientes y más respetuosos con el medio ambiente.

 

La presentación del proyecto de Laguna de Duero se ha desarrollado en una reunión en la que han participado los socios del proyecto, a los que se han unido representantes de las 40 ciudades seguidoras de CityFied en Europa. Todos ellos, han realizado varias actividades de workshop y han asistido a diferentes ponencias sobre el proyecto durante los dos días de la actividad. Así, han podido estudiar de cerca los resultados obtenidos en los proyectos demostradores – Laguna de Duero, Soma y Lund – para luego replicarlos en sus barrios y distritos. Con este fin, también han visitado las instalaciones energéticas de las Comunidades de Propietarios de Torrelago Fase 1 y Torrelago Fase 2 para ver más de cerca las actividades de mejora llevadas a cabo por Veolia.

Se trata de un total de 1.488 viviendas y 5.000 vecinos para las que la compañía ha desarrollado una red mixta que combina la combustión de biomasa y una instalación alternativa de gas, además de otros trabajos de mejora y optimización del gasto energético. Para este proyecto, Veolia ha realizado una inversión de 2,5 millones de euros.

La acción de Veolia ha tenido como principal objetivo la reducción del coste energético de las viviendas, cuyos edificios eran antiguos, no estaban aislados correctamente y, por extensión, presentaban un consumo energético elevado. Con este fin, la compañía ha construido una instalación energética formada por una red única, dividida en tres subredes, con tres calderas de biomasa y cuatro calderas de gas. Con ellas, se reducen las emisiones de CO2 a la atmósfera al tiempo en que se mantiene la seguridad del suministro.

Siguiendo la máxima de la eficiencia energética, los trabajos del equipo de Veolia también han estado enfocados en reducir la demanda energética de las viviendas, renovando los sistemas de distribución y la gestión de la energía. Por otro lado, el Instituto de Investigación e Ingeniería Ambiental, 3iA, fue el encargado de desarrollar una nueva envolvente para los edificios que mejora su aislamiento y sus condiciones de confort, con una inversión de 14 millones de euros. Todas estas acciones han supuesto la reducción en un 40% de la demanda total de energía, que al ser personalizable atiende a las necesidades de todos los vecinos de manera independiente.

El Centro de Investigación de Recursos y Consumos Energéticos (CIRCE) de la Universidad de Zaragoza y la empresa AMA Composites (Italia) han desarrollado un revolucionario material aislante para mejorar la eficiencia energética del hogar, con la mitad de espesor que uno convencional, con menor gasto energético en su fabricación.

Se trata de Aeropan, un nuevo material basado en la nanotecnología que incluye pequeñas cápsulas de aire, que le aportan importantes ventajas frente a los materiales tradicionales. Los paneles aislantes fabricados con Aeropan tienen unas características únicas gracias a la nanotecnología, que permite aumentar su capacidad aislante al reducir su conductividad térmica. De este modo, son solo necesarios 10mm de panel de Aeropan para alcanzar los mismos niveles de aislamiento que se consiguen actualmente con 25mm de un Panel de Poliestireno Expandido. Además, estas propiedades consiguen aumentar la vida útil del material hasta 60 años.

La instalación de este material puede realizarse tanto en edificios de obra nueva como en los ya existentes, siendo este último ámbito el más interesante, ya que la facilidad de transporte e instalación de Aeropan es otra de sus ventajas más destacadas.

Tras una fase de ensayos y pruebas, la empresa AMA Composites ha realizado la instalación del material en varios edificios piloto, y actualmente el producto ya está disponible para su comercialización.

Proyecto Aeropan

El desarrollo del nuevo material forma parte del proyecto homónimo Aeropan, financiado por la Comisión Europea. El proyecto comenzó en Julio 2013 con el objetivo de industrializar un nuevo panel aislante prefabricado (Aeropan),  a través de un innovador proceso de producción, de baja presión, para obtener un termoplástico reforzado de bajo peso.

CIRCE, durante los tres años de duración del proyecto, ha validado el análisis de ciclo de vida del producto y simulado su comportamiento de vida energético, para garantizar que cumple con los requisitos técnicos y medioambientales. De este modo se ha conseguido desarrollar un proceso de fabricación que permite reducir el uso de materias primas y el tiempo de procesado, evitando emisiones de efecto invernadero y manteniendo al mínimo el consumo de energía.

El proyecto pretende contribuir así a los objetivos energéticos marcados por la Unión Europea para el año 2020, al actuar sobre uno de los sectores clave en la lucha contra el cambio climático. De acuerdo a los informes de la Comisión Europea sobre Edificios Energéticamente Eficientes, el sector de la construcción representa en torno a un 40% del consumo total de energía en la Unión Europea y uno de los principales contribuyentes en emisiones de gases de efecto invernadero.

El sector de la industria manufacturera podría reducir su consumo de energía en casi un 15%, de acuerdo a los informes emitidos por EUROSTAT, las asociaciones sectoriales y diversos estudios de mercado. Una parte importante de esta capacidad de ahorro se encuentra en los sistemas de vapor, que al mismo tiempo se presenta como una de las áreas con mayores posibilidades para reducir el gasto energético. La experiencia muestra que los sistemas de vapor tienen un potencial de ahorro energético superior al 30%, mediante la aplicación medidas de alta viabilidad técnico-económica en la generación, distribución y los procesos, unidas a mejoras en los aspectos organizativos, el mantenimiento o la incorporación de un sistema de gestión energética.

El estudio de mercado realizado por el proyecto STEAM-UP en 2016, junto con las auditorías energéticas ya ejecutadas por Escan Consultores Energéticos, identifica tres barreras principales que impiden lograr una mayor eficiencia en las industrias que consumen vapor.

En primer lugar, hay pocos estudios profesionales fiables y con suficiente detalle sobre medidas de ahorro energético en los sistemas de vapor, que permitan la toma de decisiones en las empresas industriales.

En segundo lugar, el conocimiento especializado sobre la producción y uso eficiente del vapor precisa de una alta especialización y es sensiblemente mejorable, tanto dentro de las empresas manufactureras como por los técnicos o asesores que trabajan en el sector.

Finalmente, cabe señalar que en numerosas ocasiones no existe una estructura organizativa en las propias empresas industriales que permita aplicar las medidas de eficiencia energética detectadas y la gestión adecuada de la energía.

Para lograr vencer estas barreras, desde STEAM-UP, en colaboración con asociaciones industriales y especialistas en sistemas de vapor, se van a realizar actuaciones específicas apoyando los objetivos nacionales y europeos de eficiencia energética. Entre estas medidas se encuentran la realización de 75 auditorías energéticas especializadas en sistemas de vapor industriales, actividades de coaching a directivos y responsables de las industrias para mejorar la gestión del vapor y la energía, formación de profesionales de empresas industriales y auditores, divulgación de experiencias en jornadas y talleres, y desarrollo de una Plataforma (EnMC) donde compartir experiencias y buenas prácticas.
Las actividades del proyecto se van a realizar durante los años 2016 y 2017, por lo que pueden enviarse solicitudes por parte de los responsables y técnicos de las industrias, o por auditores y expertos energéticos, para participar activamente en las actuaciones indicadas.

Tras los fuertes incrementos en el precio de la energía en los últimos seis años y la cada vez más habitual incorporación de instalaciones que dotan de valor añadido al establecimiento pero incrementan el gasto energético (spas, piscinas, gimnasios, etc…), el sector hotelero hoy en día es consciente de la importancia que la energía está cobrando en los costes de explotación, y muestra de ello es el hecho de que una gran parte de los hoteles han llevado a cabo o piensan hacerlo, alguna medida de mejora en eficiencia energética.

No obstante, hay un número muy elevado de establecimientos en los que el desconocimiento y la falta de información sobre los consumos de energía que generan, imposibilitan el desarrollo de medidas de mejora en eficiencia energética y la disminución del consumo con la suficiente solvencia técnica y la posibilidad de medir y verificar los ahorros buscados.

Es muy importante que el hotelero mejore su conocimiento acerca del cuándo, del cómo, del dónde y de cuánta energía consumen las instalaciones de cada hotel, ya que de esa forma dispondrá de una información muy valiosa para la toma de decisiones sobre las medidas de mejora a llevar a cabo y de una herramienta real para la posterior verificación de la eficacia de las mismas. Leer más…

Coralía Pino
Jefa de Proyectos del Área de Sostenibilidad y Eficiencia Energética, Instituto Tecnológico Hotelero (ITH)

Artículo publicado en: FuturENERGY Enero-Febrero 2016

Los centros comerciales son edificios con unas necesidades energéticas particulares. Se trata de espacios amplios muy frecuentados que necesitan un adecuado confort térmico y, dependiendo de su actividad (como es el caso de los supermercados), también otros requerimientos por ejemplo en materia de refrigeración. Esto supone un importante gasto energético que, a nivel europeo, se estima en 157 Mtep (según los datos del Plan de Acción de Eficiencia energética de la Unión Europea en 2005). Con el objetivo de desarrollar una metodología para la rehabilitación energética de centros comerciales, que permita reducir la demanda energética en estos edificios en un 75%, 23 socios de diez países (España, Italia, Noruega, Suecia, Austria, Bélgica, Reino Unido, Grecia, Polonia y Alemania) han puesto en marcha el proyecto CommONEnergy.

CommONEnergy es un proyecto cofinanciado por la Unión Europea a través del VII Programa Marco, que comenzó en octubre de 2013 y que actualmente se encuentra en su ecuador tras dos años de andadura. Hasta el momento se han realizado las tareas de análisis y diagnóstico energético. A partir de ahora y hasta septiembre de 2017, fecha de cierre del proyecto, se implantarán las medidas acordadas en los demostradores reales para probar su eficacia. El consorcio del proyecto reúne a 23 socios de diversos países europeos, entre los que están tres socios españoles: el Centro Tecnológico CARTIF, el Ayuntamiento de Valladolid y Acciona.

A lo largo de toda Europa, hay cerca de 5.700 espacios comerciales que representan casi el 30% del conjunto de edificios no residenciales. Estos edificios son en muchas ocasiones percibidos como iconos de la sociedad consumista, con una alta demanda ener­gética, altas emisiones de CO2 y una elevada generación de residuos. Precisamente por esto, el objetivo principal del proyecto CommONEnergy es facilitar soluciones y herramientas de soporte prácticas para transformar esos espacios en edificios de referencia por su arquitectura y sistemas de energía eficientes, reduciendo su factura energética, y a la vez minimizando las emisiones de gases de efecto invernadero y mejorando la imagen de los centros atrayendo nuevos clientes. Leer más…

Javier Antolín
Investigador del Centro Tecnológico CARTIF

Artículo publicado en: FuturENERGY Diciembre 2015

Es posible que nunca haya surgido esta pregunta en tu empresa. Normalmente las preguntas más habituales que nos hacemos son cuánto pagamos en las facturas energéticas o qué tarifa y potencia son las más adecuadas, olvidándonos de la importancia del propio funcionamiento de los equipos y cómo influye en el gasto energético final de nuestra factura.

Además, en el caso de la climatización con equipos eléctricos nos encontramos que este aspecto adquiere un matiz todavía más complicado, porque aunque podamos medir el consumo de nuestros equipos, la información obtenida no llega a ser suficiente para saber si su eficiencia es elevada o, por el contrario, estamos derrochando energía. Por ello, es necesario saber no sólo cuánto consumen, sino cuanto producen, y si finalmente, aquellos rendimientos con los que contábamos cuando adquirimos los equipos se están alcanzando.

El área de soluciones energéticas de Gas Natural Fenosa está desarrollando un estudio de monitorización en distintas instalaciones que cuentan con sistemas de climatización eléctricos con potencias nominales de entre 50 kW y 350 kW y con una antigüedad superior a 10 años. El estudio, que durará un año para poder analizar el ciclo temporal completo de los equipos, permitirá conocer su rendimiento real. Para su desarrollo se han usado distintos equipos de monitorización no intrusiva de última generación (algunos fabricados a medida) para no interrumpir en ningún momento el desarrollo de la actividad empresarial. Leer más…

Artículo publicado en: FuturENERGY Septiembre 2015

Siemens, optimizará el sistema de climatización de la planta de fabricación de productos de cuidado femenino y del bebé que Procter & Gamble (P&G) opera en la ciudad alicantina de Jijona. Para garantizar su calidad, es indispensable mantener unos niveles específicos de temperatura y humedad en sus instalaciones de producción.

La división Building Technologies de Siemens asumió en 2010 el reto de optimizar la eficiencia de su sistema de climatización, analizando, identificando y evaluando actuaciones y medidas encaminadas a mejorar y reducir las necesidades energéticas en la planta. En este momento, el proyecto inicia una segunda fase en la que se van a sustituir las enfriadoras y los climatizadores, medidas con las que se pretende disminuir el gasto energético de ambos sistemas en un 68% y un 40%, respectivamente.

Reducir para ganar

Siemens ha colaborado en el diseño de un plan de optimización global de la climatización, específico para la planta, que considera el reemplazo de equipos asociados al sistema de climatización por nuevos modelos más eficientes. De este modo, se mejorará notablemente el rendimiento instantáneo de las máquinas frigoríficas, con el consiguiente impacto en la disminución del consumo energético.
Además, tanto las nuevas enfriadoras como los climatizadores se integrarán en el sistema “Desigo” de Siemens, para la gestión de todos los procesos del edificio, entre los que se incluyen: calefacción, ventilación, climatización, protección contra incendios, seguridad, energía, etc.
Las mejoras en las enfriadoras supondrán un ahorro de energía del 68% equivalente a 883.586 kWh/año y del 40% en los climatizadores, el equivalente a 171.332 kWh/año. El total de energía ahorrada, que permite una reducción de 216 toneladas de CO2 anuales, se corresponde con el consumo de alrededor de 100 hogares españoles.

Fase de partida

Desde el inicio del proyecto, Siemens conjuntamente con P&G ha trabajado en la identificación de mejoras, entre las que destaca la necesidad de reemplazar las enfriadoras actuales de la planta jijonenca. Entre los requisitos previos del proyecto destaca el uso de enfriadoras condensadas por aire y mantener la ubicación de estos equipos en la planta. La solución final considera la sustitución de las tres enfriadoras existentes por dos nuevas de unos 1.380 kW de potencia frigorífica; la modificación de colectores del circuito primario, y la implementación de un sistema de caudal variable.
Asimismo, Siemens realizará actuaciones para todos los climatizadores en sus secciones de ventilación, empleando una tecnología conjunta de ventilador más motor más eficiente provistos de variadores de velocidad, y para las secciones de humectación, mediante un nuevo sistema que permite mejorar la funcionalidad del proceso, reduciéndose las necesidades energéticas y de mantenimiento asociadas.

SEDICAL
COMEVAL