Tags Posts tagged with "generación distribuida"

generación distribuida

Norvento valora de forma positiva el relevante papel que la Comisión de Expertos de Transición Energética otorga a la generación distribuida en el informe que ha entregado hoy al Gobierno.

En este sentido, para Norvento también cobran especial importancia otros elementos inherentes a la expansión de la generación distribuida y que también son mencionados en el informe.

Por ejemplo, los referidos a la edificación sostenible y la necesidad de concretar la normativa en torno a los edificios de consumo casi nulo (también denominados de energía cero), ya que la compañía considera que ya existe hoy tecnología suficientemente madura y aplicable, gracias a las microrredes, para dotar a edificios e industrias en su conjunto de un elevado grado de independencia energética generando y consumiendo su propia energía renovable. El recientemente presentado Edificio CIne de Norvento, uno de los más avanzados del mundo este sentido, es un ejemplo de lo que la tecnología y las energías renovables ya son capaces de hacer.

Junto a esto, la mención al fortalecimiento de una política industrial basada en la sostenibilidad,  la importancia de los sistemas de almacenamiento, o el paso de un modelo de redes de distribución hoy unidireccionales a otros bidireccionales,   flexibles e inteligentes para permitir el desarrollo de la generación distribuida y el autoconsumo, suponen a juicio de Norvento una oportunidad para avanzar definitivamente hacia un sistema energético mucho más moderno, más participativo y consecuente con tendencias que ya son imparables.

En lo referido a su negocio de promoción de plantas de generación renovable centralizada, Norvento coincide con la comisión, considerando necesaria la aportación por parte del sistema de señales de inversión a largo plazo que permitan abordar este tipo de proyectos con un horizonte de ingresos razonablemente definido.

Por todo ello, Norvento realiza un balance en líneas generales satisfactorio de este informe, aunque siempre desde la prudencia y la cautela, pues estamos ante un documento cuya andadura hacia una materialización legislativa no ha hecho más que empezar.

Con motivo del Día Mundial de la Energía que se celebra el 14 de febrero Norvento, ha elaborado un documento informativo sobre la energía distribuida.

En un momento en que el debate sobre un nuevo modelo energético está más vivo que nunca, resumimos las claves de funcionamiento y las ventajas de esta forma de generación y gestión de energía que se postula como una alternativa real para asegurar un futuro energético más sostenible.

¿Qué es la energía distribuida?

La generación y gestión de energía eléctrica de forma descentralizada, lo más cerca posible de su lugar de consumo a través de, principalmente, fuentes de energía renovable.

¿Cómo funciona?

Se instalan una o varias fuentes de generación (solar, eólica, biomasa, biogás, u otros) y en ocasiones de almacenamiento conectadas a la red interior del consumidor, que puede ser tanto un particular como una empresa. Según la complejidad del sistema la instalación puede ser de tres tipos:

  1. Generación distribuida: El usuario mantiene su conexión a la red centralizada, que utiliza en momentos en los que no hay disponibilidad de generación debido a la intermitencia natural de las fuentes renovables. La energía generada puede ser utilizada para consumo propio (autoconsumo) o para ser vertida a red. Este tipo de proyectos de generación distribuida son los más habituales y es una práctica cada vez más frecuente.
  1. Generación distribuida + Integración de sistemas de almacenamiento: Al nivel anterior se la añaden sistemas de almacenamiento de electricidad, como las baterías. Así se reduce la dependencia de la red, y se puede gestionar el excedente de energía almacenándola para un posterior uso. Este tipo de sistemas es cada vez más habitual gracias en gran medida a la dramática reducción de costes de las baterías en los últimos años. Con un proyecto ambicioso de autoconsumo combinado con almacenamiento la red eléctrica termina siendo un mero sistema de respaldo.
  1. Instalación off-Grid: El usuario no está conectado a la red centralizada, ya que toda la energía que consume proviene de fuentes renovables generadas localmente en una pequeña red creada en sus instalaciones. Esta red requiere, además de baterías para almacenamiento, un sistema capaz de garantizar la estabilidad y operatividad de la red. Se suelen conocer como microrredes, porque tienen las mismas capacidades que una gran red. Estas microrredes pueden abastecer a un único consumidor o incluso a comunidades más grandes en zonas remotas, por lo que son actualmente una de las claves para la electrificación de zonas rurales de países en desarrollo.

¿Qué ventajas tiene?

  • Mayor eficiencia energética: Las pérdidas por la conducción de la electricidad en las redes de transporte y distribución muy avanzadas como las españolas representan aproximadamente un 8% del total de la energía generada. Este dato es incluso mayor en redes menos sofisticadas en países con mayor dispersión geográfica. La generación distribuida, al acercar el punto de generación al de consumo, reduce en buena medida dichas pérdidas.
  • Reduce los costes del suministro eléctrico: Permite utilizar la energía generada para autoconsumo, reduciendo proporcionalmente el consumo de electricidad de la red y ahorrando costes. De hecho, la generación distribuida se considera en algunos países como una medida de eficiencia energética, ya que a efectos del balance neto el consumo de la red disminuye. No es el caso de España, donde la reducción de consumo neto por generación in-situ (autoconsumo) está gravado con peajes y trabas por parte de la administración y las empresas distribuidoras de electricidad.
  • Potenciar la generación sostenible: La mayor parte de instalaciones de generación distribuida aprovechan fuentes renovables. El desarrollo de las mismas permitirá una mayor penetración de estas tecnologías en el mix energético, reduciendo las emisiones nocivas y contribuyendo a un sistema más sostenible y respetuoso con el medioambiente.
  • Menor impacto paisajístico y ambiental: Reduce la necesidad de grandes instalaciones que afectan al paisaje y a los ecosistemas, aprovechando además la red ya existente, sin obligar a reforzarla. Al ser instalaciones de generación de menor potencia y tamaño, se integran mejor en el entorno.
  • Facilita la independencia económica de regiones aisladas: Hasta el 17% de la población mundial no tiene acceso a la electricidad. En regiones en vías de desarrollo con grandes extensiones de tierra como África o Asia, poner en marcha redes centralizadas supone una gran inversión. En este escenario es preferible el desarrollo de microrredes que den respuesta a la demanda creciente de una forma más eficiente y eficaz en términos económicos.
  • Es más flexible: Permite un funcionamiento más flexible del sistema eléctrico, especialmente si se contempla un futuro con una multitud de microrredes enlazables entre sí, trabajando de forma coordinada, como una evolución de la Smart grid.

Algunas cifras de interés:

  • En los próximos años se espera un crecimiento exponencial del número de instalaciones de generación distribuida conectadas a red para autoconsumo en países desarrollados. Esto es en gran parte debido al abaratamiento de los costes de los equipos de generación y almacenamiento.
  • Desde 2010, el coste de instalar energía fotovoltaica ha disminuido un 70%, eólica un 25% y el almacenamiento de energía por baterías un 65%, lo que está favoreciendo progresivamente su implantación en instalaciones de energía distribuida.
  • La generación distribuida será clave en el desarrollo de las Smart Cities, donde las redes de energía y datos convergirán y podrá así optimizarse el consumo de energía al máximo gracias a tecnologías tales como Big Data y Blockchain.
  • Los sectores industriales con mayor potencial para integrar energía renovable distribuida en España son los más intensivos en uso de electricidad: automovilístico, logístico, portuario, hotelero o agrícola, entre otros.
  • Algunos ejemplos de países avanzados en generación distribuida en nuestro entorno son Alemania y Reino Unido, cuyas legislaciones apoyan su uso. Francia también ha desarrollado legislaciones muy interesantes para favorecer lo que conocemos como autoconsumo virtual.

Norvento inicia su plan de expansión en el sector hotelero, poniendo el foco en la generación distribuida y el autoconsumo de potencia media. El sector hotelero es uno de los de mayor crecimiento a nivel mundial, con un estimado de casi 1.200 millones de personas viajando al extranjero cada año, según datos de la Organización Mundial del Turismo (OMT). Este crecimiento supone un reto importante para este sector en materia energética, ya que el aumento de turistas conlleva un aumento de la demanda de recursos energéticos y por tanto, un aumento del gasto. Cabe destacar, además, que la partida de energía suele ser la más elevada tras los gastos de personal. Según datos de la consultora PwC, el coste energético puede suponer entre un 4% y un 25% de los costes de explotación de un establecimiento hotelero.

Para dar respuesta a estas nuevas necesidades del sector, Norvento ha iniciado un plan de expansión para promover la instalación de sistemas de autoconsumo energético en hoteles, resorts y complejos hoteleros. El autoconsumo o generación distribuida se basa en la generación de electricidad de forma sostenible en el mismo punto de consumo, y Norvento lo resuelve mediante la instalación de tecnologías siempre renovables, tales como eólica, solar fotovoltaica, o las distintas bioenergías. Mediante la instalación de este tipo de sistemas se consigue reducir tanto la huella de carbono como los gastos asociados a la partida energética.

 

Además, incorporar medidas que fomenten la eficiencia energética puede suponer un ahorro significativo para el sector, pero no es el único de los beneficios. De hecho este 2017 se celebra el Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo, una efeméride impulsada por la OMT para concienciar sobre las ventajas de promover un turismo más sostenible: mayor número de empleos, inclusión social y reducción de la pobreza, uso eficiente de los recursos y protección ambiental, entre otras.

De cara a desplegar su actividad en este ámbito, Norvento prioriza aquellas regiones como Baleares, Canarias o la Costa del Sol, dónde la densidad del sector turístico es elevada, existen resorts con disponibilidad de espacio, y las condiciones de sol y viento son muy buenas.

El aerogenerador nED100, una solución para resorts hoteleros

Uno de los productos diseñados por Norvento para la generación distribuida en consumos medios es el aerogenerador nED100. Esta turbina es ideal para resort o grandes complejos hoteleros situados fuera de los núcleos urbanos, ya que tiene un tamaño más reducido que los aerogeneradores convencionales, por lo que no requiere un espacio extenso para su instalación y tienen un reducido impacto visual. Asimismo, la turbina es muy silenciosa, y gracias a su cuidado diseño y su eficiencia mecánica y eléctrica, reduce sus necesidades de mantenimiento a una única visita al año.
Los aerogeneradores nED100 pueden ser monitorizados las 24 horas del día, los 365 días del año tanto por el centro de control de Norvento, por lo que el cliente puede desentenderse de las necesidades técnicas de los aparatos.

Estos aerogeneradores ya están funcionando con éxito en otros países como Reino Unido, donde Norvento ha instalado aproximadamente unas 25 unidades, la mayoría de ellas en cooperativas ganaderas e instalaciones portuarias. Su experiencia en este entorno ha sido muy positiva y las expectativas son de crecimiento, ya que la compañía prevé instalar 500 unidades en los próximos 10 años.

Norvento ha puesto en la energía eólica y los biocombustibles (biomasa y biogás) el foco de su estrategia de expansión en el sector agrario, tanto en España como en mercados internacionales. Así, con el objetivo de ayudar a las pequeñas y medianas explotaciones ganaderas y agrícolas a incorporar sistemas de producción de energía renovable, más eficientes en términos económicos y sostenibles a medio y largo plazo, Norvento ha desarrollado un aerogenerador, denominado nED, y un modelo de planta de biogás para generación distribuida de energía, que pueden utilizarse tanto en instalaciones desconectadas de la red eléctrica, como conectadas a la red.

El aerogenerador permite generar in situ parte de la electricidad demandada por los procesos de la instalación agropecuaria, mientras que las plantas de biogás además de contribuir con electricidad lo pueden hacer con calor.

 

Aerogenerador nED: gran éxito de arranque en el sector agropecuario del Reino Unido

Para aprovechar el recurso eólico, Norvento ha desarrollado el aerogenerador nED 100 para consumos industriales medios, y cuyas características lo hacen especialmente idóneo para entornos agrícolas y ganaderos. Este aerogenerador de 100 kW ha sido diseñado y desarrollado para conseguir la máxima captura aerodinámica y alcanza una producción energética anual que oscila entre los 200 y los 400 MWh en función de las condiciones del viento. Además, se adapta a los diferentes regímenes de viento, lo que aumenta su eficiencia mecánica y eléctrica. Su mecanismo no necesita de ningún tipo de fluido para lubricación o refrigeración, lo que reduce su mantenimiento a una única visita al año. Puede ser controlado las 24 horas del día los 365 días del año a través de una completa aplicación para Smartphone que incluye todos los datos a tiempo real.

Desde 2014, Norvento ha instalado 23 unidades de este aerogenerador en Reino Unido, la mayoría de ellas en cooperativas ganaderas. Su experiencia en este entorno ha sido muy positiva y las expectativas son de crecimiento, ya que la compañía prevé instalar 500 unidades en los próximos 10 años.

Pero la energía eólica no es el único recurso natural que puede ayudar a ahorrar costes y producir energía limpia en el entorno rural, el biogás es otro combustible natural que puede aprovecharse.

Bioplant: planta de biogás a medida para explotaciones agropecuarias

La industria agrícola y ganadera generan una alta carga de residuos orgánicos, por lo que su aprovechamiento puede suponer un gran valor económico para el sector. Para ello Norvento ha diseñado Bioplant, una planta de biogás que permite a las granjas gestionar los residuos orgánicos convirtiéndolos en gas renovable, energía o ambos. Además, las plantas de biogás de Norvento son modulares, por lo que pueden adaptarse a las necesidades de cada cliente y a sus infraestructuras existentes.

norvento-2

La producción de biogás está basada en tres fases. En primer lugar se almacenan los residuos y se les realiza un tratamiento específico previo. A continuación, pasan al digestor, donde gracias al proceso de digestión anaeróbica se produce el biogás, que es almacenado en el gasómetro. Después el biogás se refina y se envía a la caldera (para la generación de calor) o al motor de cogeneración (para la generación de energía). Al igual que el aerogenerador nED, la Bioplant puede ser monitorizada a tiempo real desde un smartphone. Las plantas alcanzan potencias nominales entre los 50 y los 150 kW de electricidad o alternativamente entre 200 y 600 kW de potencia calorífica.

El biogás presenta múltiples beneficios tanto energéticos como ambientales y económicos. En términos de energía, se trata de un combustible versátil (que permite generar electricidad, calor o ambos según se necesite), estable, con una alta disponibilidad (alcanzando las 8.000 horas anuales), y eficiente, gracias a su alto aprovechamiento térmico. En cuanto a sus beneficios económicos, no sólo conlleva una reducción de los costes energéticos, sino que además puede aportar ingresos adicionales gracias a la venta a terceros o la comercialización del calor, por ejemplo. Además, es un proceso respetuoso con el medioambiente evitando la contaminación de acuíferos y suelos (ya que se utilizan menos fertilizantes), reduce los patógenos gracias al proceso de los residuos orgánicos y reduce también las emisiones de metano derivadas de la descomposición natural de la materia orgánica.

Manuel Pinilla Director Comercial de Norvento, destaca “el autoconsumo industrial es una tendencia imparable a nivel mundial. Las estimaciones apuntan que hasta 2024 se instalarán cerca de 530 GW en generación distribuida. Es evidente que nos dirigimos hacia un modelo energético descarbonizado y circular en el que las energías renovables tendrán un papel preponderante, y Norvento se sitúa a la vanguardia de estas tecnologías poniendo en el mercado productos y servicios que permitan a las industrias incorporarse a los nuevos modelos de producción, gestión y consumo energético”.

Grenergy ha cerrado la financiación de dos plantas solares PMGD (Pequeños Medios de Generación Distribuida),  proyectos de energía fotovoltaica con un tamaño de entre 3 y 9 MW, en Chile, por un importe de 17 millones de euros según informó hoy al Mercado Alternativo Bursátil (MAB).

Se trata de la primera vez que el sector bancario chileno respalda un proyecto de energías renovables en la modalidad de Precio Estabilizado, y en este caso han sido las entidades Security y Consorcio las que han dado el paso adelante. Esta operación supone la consolidación de Grenergy en Chile, mercado en el que entró en 2012 y que es uno de sus puntales estratégicos en Latinoamérica.

Con esta financiación, en la modalidad de Project Finance, la compañía concluirá los proyectos de la Esperanza y Marchigüe, dos plantas solares con capacidad de 18 MW nominales en total (en una superficie equivalente a más de 65 campos de fútbol) que se encuentran en proceso de construcción y que posteriormente se conectarán a la red de distribución de Chile, el Sistema Interconectado Central (SIC). Ambas plantas están ubicadas en la comuna de Marchigüe, en la región del Libertador O’Higgins, una de las regiones más pobladas del país y, por tanto, con grandes necesidades energéticas.

En paralelo a esta operación, en las próximas semanas Grenergy conectará al SIC su segunda instalación en el país, la Planta FV Alturas de Ovalle, que tiene una capacidad de 3 MW nominales. Junto con la primera, construida también en la región de Ovalle (Planta FV El Olivo), se generarán 14.000 MWh/año de energía que cubrirán las necesidades eléctricas de alrededor de 1.900 hogares chilenos al año y que reducirán las emisiones de gases de efecto invernadero en un total de 9.000 toneladas de CO2 anuales.

Chile, un mercado con potencial energético 

El mercado chileno se posiciona como uno de los de mayor potencial para Grenergy en Latinoamérica, conjuntamente con México, Perú y Colombia. En Chile, la demanda eléctrica es creciente y, además, el país es rico en recursos naturales, sobretodo en la generación de energía solar -de hecho, es el país de Latinoamérica líder en instalaciones solares.

Asimismo, las políticas gubernamentales favorecen este crecimiento del sector, pues la Administración chilena se ha fijado como objetivo que para 2050 el 70% de la energía que se consuma en el país proceda de fuentes renovables.

La tendencia actual a nivel global en el sector energético avanza hacia la generación distribuida y las energías renovables, fomentando que se aumente la eficiencia de la
red y se eviten pérdidas de energía durante su transporte a largas distancias. Para ello, la red requiere de soluciones tales como ampliar su capacidad mediante la construcción de nuevas infraestructuras o la ampliación de las existentes, y/o mediante la instalación de soluciones de almacenamiento de energía. Dicho almacenamiento debe proveer a la red de una mayor flexibilidad, para que se haga un uso eficiente de la energía disponible y se facilite la integración de una mayor cantidad de renovables.

En esta coyuntura, el proyecto LIFE ZAESS se centra en el desarrollo de la tecnología de baterías de flujo de zinc-aire para su aplicación en la red a gran escala. El proyecto tiene una duración de 40 meses y un presupuesto de 1,2 M€, que está financiado por el Programa LIFE de la Unión Europea (LIFE13 ENV/ES/001159).

Participan como socios CENER (Centro Nacional de Energías Renovables) y Técnicas Reunidas, éste último como coordinador. Las baterías de flujo son un tipo de batería en la que el electrolito se encuentra almacenado en el exterior de las celdas, circulando a través de ellas cuando se produce la carga o descarga. Esta característica permite un dimensionamiento independiente de las capacidades de potencia y energía, que vienen dadas respectivamente por la superficie total disponible de celdas y por el volumen de electrolito almacenado en los tanques exteriores. Leer más…

Gabriel García, Maite Alonso y Raquel Garde
Dpto. de Integración en Red de Energías Renovables de CENER (Centro Nacional de Energías Renovables)
Miguel Sierra, Belén Amunátegui y Manuel Pérez
División de Desarrollo de Tecnologías Propias de Técnicas Reunidas

Artículo publicado en: FuturENERGY Abril 2016

Los investigadores del Instituto de Ciencia y Tecnología de Masdar han desarrollado un nuevo dispositivo con sistemas de seguimiento para concentrar la luz solar en células solares de alta eficiencia, sin necesidad de movimiento mecánico para seguir la trayectoria del sol. Esta investigación para probar el concepto es el primer paso hacia el desarrollo de un sistema fotovoltaico de concentración de auto-seguimiento (CPV).

“Los sistemas CPV tradicionales giran los paneles solares hacia el sol usando un rastreador mecánico que es caro y demasiado grande para poner en los tejados”, explicó el Ingeniero del Instituto de Investigación de Masdar, Harry Apostoleris, cuya tesis se ha centrado en este trabajo. “Estamos tratando de lograr esto mediante un sistema de seguimiento simple que no se mueva, cambiando sólo las propiedades ópticas del colector, no su orientación física”, agregó.

Apostoleris es el autor principal de un artículo publicado en esta investigación a principios de este mes en la revista Nature Energy con su supervisor, el Dr. Matteo Chiesa, Profesor Asociado de Ingeniería Mecánica e Ingeniería de Materiales en el Instituto Masdar, y el Dr. Marco Stefancich, Investigador en el Centro Nacional de Investigación en Parma, Italia. Su investigación fue galardonado con una beca de investigación del Centro Deshpande del MIT por su innovador potencial. El sistema de seguimiento solar propuesto por el equipo actúa como una caja – hecha de un material opaco y ceroso hecho de un compuesto de silicona y parafina – que contiene un “agujero” óptico en su superficie para realizar un seguimiento de la trayectoria del sol durante todo el día. A medida que la luz infrarroja y visible del sol entra en el agujero de la superficie de la caja, los rayos reflejados se bloquean cuando intentan escapar y son utilizados por células fotovoltaicas de alta eficiencia.

El agujero se crea concentrando la luz solar en un solo punto, que se vuelve transparente al incidir con la luz concentrada, permitiendo que la luz del sol entre. El material de la caja es opaco cuando está frío y transparente cuando está caliente. Por lo tanto, enfocando la luz sobre el material, se crea una pequeña región transparente.
Se coloca una lente frente a la caja, concentrando y dirigiendo la luz solar hacia un área pequeña del material opaco/transparente, creando el agujero óptico del área transparente. A medida que el sol se mueve, haciendo que la ubicación del punto focal varíe, el agujero se mueve para que la luz puede entrar continuamente en el dispositivo.

Los sistemas CPV tradicionales alcanzan eficiencias de conversión de la luz en electricidad altas – del 30% o más – concentrando la luz solar directa sobre las células solares multi-unión. Estos sistemas voluminosos realizan un seguimiento de la trayectoria del sol durante todo el día con unos costosos y pesados sistemas mecánicos que giran al moverse el sol.
Aunque, según un informe de IHS Technology, las instalaciones CPV se han incrementado en un 37% este año, sus alto coste y peso los hacen adecuados sólo para servicios públicos en regiones con cielos muy claros, haciendo que su presencia esté ausente en el mercado de generación fotovoltaico que tan rápido está creciendo.

La principal forma de energía fotovoltaica distribuida, que son los paneles solares en los tejados, por lo general están hechos de células de silicio o semiconductores de película delgada con una eficiencia del módulo entre el 15-20% dominando el mercado solar. En Estados Unidos, se han instalado más paneles solares en el primer trimestre de este año que centrales eléctricas de gas natural.
Debido a que la eficiencia de los sistemas CPV son mucho más altos que los paneles solares planos de uso común para aplicaciones distribuidas, existe un creciente interés en hacer que los sistemas CPV sean accesibles para el mercado distribuido.

“La única cosa que frena a los sistemas CPV del consumo doméstico generalizado es su gran tamaño y altos costos iniciales,” explicó el Dr. Chiesa. “Nuestro sistema CPV es compacto, estático y está hecho de materiales de bajo costo – que son requisitos clave para la generación solar distribuida.”
El Dr. Chiesa y Apostoleris han presentado una patente para someter a prueba el concepto (PoC) del sistema de seguimiento solar, que es el primer paso hacia la comercialización de esta tecnología.
El desarrollo de una tecnología CPV de nueva generación refleja el apoyo del Instituto Masdar en la investigación de vanguardia que busca encontrar alternativas energéticas limpias y sostenibles económicamente competitivas con las fuentes de energía fósiles convencionales.

Hoy en día, los grupos electrógenos basados tanto en motores diesel como de gas natural son una de las tecnologías más empleadas en el mercado de la generación distribuida, ya sea en aplicaciones de emergencia, potencia primaria o continua, cogeneración, etc. El mercado mundial sigue creciendo y de acuerdo con dos informes publicados por Navigant Research la capacidad mundial instalada en grupos electrógenos diesel podría crecer hasta los 103,7 GW en 2024 desde los 62,5 GW en 2015. Para los grupos electrógenos a gas se espera un crecimiento desde 12,9 GW en 2015 hasta más de 27,1 GW en 2024. A pesar del dominio de los grupos electrógenos diesel, la línea entre unos y otros es cada vez más borrosa dada la creciente popularidad de los grupos electrógenos de combustible dual diesel-gas. El siguiente artículo recoge algunas de las principales conclusiones de estos informes.

Los motores recíprocos representan la tecnología más extendida y madura para cualquier tipo de aplicación de generación de energía, desde los más pequeños grupos electrógenos portátiles, a los grandes motores industriales que mueven generadores de varios megavatios. Los grupos electrógenos basados en motores recíprocos se pueden agrupar para formar centrales eléctricas, aunque su uso principal es para generación distribuida.

Como fuente de energía de emergencia, primaria o continua, los grupos electrógenos diesel han sido históricamente los más populares para aplicaciones de generación de energía, prácticamente en cualquier rango de potencia; y están posicionados para seguir creciendo de forma continuada en la mayoría de las regiones y rangos de potencia. Leer más…

Artículo publicado en: FuturENERGY Julio-Agosto 2015

El potencial de desarrollo de proyectos fotovoltaicos en Centroamérica se ha multiplicado en los últimos años. Guatemala cuenta ya con una importante central conectada, mientras que existen otros interesantes proyectos fotovoltaicos en fase avanzada de construcción en Honduras, El Salvador y Panamá, donde recientemente se han adjudicado 60 MW de proyectos fotovoltaicos en licitaciones públicas. El efecto combinado del apoyo institucional junto con el potencial de desarrollo para instalaciones en generación distribuida permitirá que durante el 2015 se instalen más de 250 MW en la región.

A la hora de acometer el desarrollo de instalaciones fotovoltaicas en la región, es muy importante tener en cuenta las peculiaridades meteorológicas y geológicas de las distintas zonas geográficas en Centroamérica, variables que se deben tener en cuenta desde el momento de llevar a cabo los estudios de viabilidad, y más tarde, durante las fases de diseño y ejecución de las plantas, para así garantizar la eficiencia y rentabilidad de los proyectos a largo plazo.

En muchas áreas de la región no se dispone de registros de medidas de las condiciones meteorológicas realizadas con equipos terrestres de precisión, debidamente calibrados y debidamente mantenidos, y mucho menos un histórico de medidas suficientes para hacer un buen análisis del recurso solar y de las restantes condiciones meteorológicas que afectarán al funcionamiento de la planta. Leer más…

Andrés Sandoval
Head of Business Development, Enertis Solar

Artículo publicado en: FuturENERGY Mayo 2015

0

Wärtsilä ha recibido el pedido para suministrar dos centrales eléctricas de generación distribuida del tipo ‘Smart Power Generation’ en Omán para la Rural Areas Electricity Company (RAECO). Las centrales eléctricas, con una potencia conjunta de 104 MW, proveerán de electricidad a las zonas rurales del sudeste de Omán, que están aisladas de la red nacional. Las centrales funcionarán en condiciones ambientales extremas que llegan hasta los 52 ºC.

La mayor de las dos centrales eléctricas estará situada en la isla de Masirah, en la costa oriental de Omán. La central de Masirah estará constituida por siete motores del tipo Wärtsilä 32, con una potencia total de 56 MW. La otra central, situada en Saih Al Khairat, tendrá seis motores del tipo Wärtsilä 32 y una potencia total de 48 MW. Ambas instalaciones funcionarán con gasóleo, y está previsto que entren en operación en 2016.

El director regional de la división Power Plants de Wärtsilä, Lars-Åke Kjell, comenta: “Estos proyectos respaldan nuestra estrategia de proveer electricidad fiable y distribuida usando la tecnología ‘Smart Power Generation’. También demuestran nuestras prestaciones en ambientes calurosos y secos”. Los motores de combustión interna de Wärtsilä mantienen un alto rendimiento bajo temperaturas extremas, y su consumo de agua es despreciable.

Recientemente, Wärtsilä anunció un proyecto de generación eléctrica distribuida de 120 MW en la provincia de Musandam, en el norte de Omán. La potencia total instalada con motores Wärtsilä en el Cercano Oriente es de aproximadamente 7.000 MW.

COMEVAL