Tags Posts tagged with "industria eólica"

industria eólica

La Asociación Empresarial Eólica (AEE) ha nombrado a Piluca Núñez como Directora de Comunicación y Relaciones Institucionales, reforzando su equipo directivo ante los crecientes retos a los que se enfrenta la industria eólica en España.

Piluca Núñez es licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense, MBA por el Instituto de Empresa y Diplomada en Comunidades Europeas por la Escuela Diplomática. Su trayectoria profesional ha estado ligada al sector de la energía y la cooperación internacional. Comenzó su carrera profesional en empresas tecnológicas, pasó por el Instituto Cervantes de París y cooperó con el Programa Food Aid ECHO en misiones internacionales.

 

Tras estas experiencias, aterrizó en el sector de la energía desde donde dirigió la comunicación y relaciones institucionales en Foro de la Industria Nuclear Española. Después de un periodo en la multinacional Sodexo como responsable de Comunicación y Marca, regresa al sector de la energía. Su experiencia en el sector energético y su conocimiento del mercado eléctrico español son valores destacables para su nueva función.

Actualmente es profesora del Postgrado de Dirección de Asuntos Públicos (PDAP) y de varias escuelas de Comunicación. Forma parte de la actual Junta Directiva de la Asociación de Profesionales de Relaciones Institucionales (APRI) y colabora en los distintos grupos de trabajo de la asociación Dircom.

La Asociación Empresarial Eólica (AEE) es la voz del sector eólico en España. Con cerca de 200 empresas asociadas, representa a más del 90% del sector en España, promueve el uso de la energía eólica, y defiende los intereses del sector.

0

La industria eólica creó 80.000 nuevos empleos en el mundo en 2016, lo que supone un aumento del 7% respecto a 2015, y alcanzó la cifra de 1,2 millones de personas que trabajan en el sector, según el último informe sobre empleo en las renovables de la Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA).

China, Estados Unidos, Alemania, India y Brasil han sido los países que han generado más empleo. China creó 509.000 empleos en 2016, cerca de la mitad del total mundial. Estados Unidos tuvo un incremento del 28% frente a 2015 y llegó a 102.500 empleos. Brasil creó 32.400 empleos en 2016, un 21% menos que el año anterior. Por su parte, Alemania sigue siendo el líder de creación de empleo eólico en Europa, con un total de 142.900 personas a pesar de tener una reducción de un 4% respecto a 2015.
Es probable que los empleos en la industria eólica aumenten gracias al crecimiento continuo de las instalaciones de esta tecnología en el mundo, según indica IRENA. Para 2030 se podría alcanzar la cifra de 3 millones de empleos y unos 4 millones en 2050.

 

En conjunto, las energías renovables dan empleo a 9,8 millones de personas en el mundo y superan a las energías convencionales en la creación de empleo. China, Brasil, Estados Unidos, India, Japón y Alemania han sido los países que han liderado este crecimiento. Tan solo China da trabajo a 3,64 millones de trabajadores en el sector renovable.

En los últimos cuatro años, el número de empleos en los sectores fotovoltaico y eólico se han multiplicado por más de dos veces”, según Adnan Z. Amin, Director General de IRENA. “Esperamos que el número de personas que trabajan en el sector de las renovables llegue a 24 millones en 2030 y se convierta en un importante motor económico en todo el mundo”, añadió Amin.

GE ha anunciado la finalización del proceso de adquisición de LM Wind Power, desarrollador de tecnología danés y fabricante de palas de rotor para la industria eólica. La operación se ha completado conforme al marco regulatorio de la Unión Europea, Estados Unidos, China y Brasil. GE alcanzó un acuerdo con la firma de capital privado Doughty Hanson en Londres en octubre de 2016 para la compra de la compañía por un importe de 1.500 M€. La transacción incluye el diseño y fabricación de palas de aerogeneradores para el negocio de GE Renewable Energy, mejorando su capacidad para aumentar la producción de energía y crear valor para los clientes eólicos, tanto en eólica marina como eólica terrestre. El acuerdo tendrá un impacto positivo en los resultados de GE en 2018.

Jérôme Pécresse, Presidente y CEO de GE Renewable Energy, ha afirmado: “La adquisición de LM Wind Power nos proporciona la eficiencia operativa necesaria para apoyar el crecimiento de nuestro negocio de aerogeneradores, el segmento de generación de electricidad que más rápido crece. Con la tecnología e ingeniería de palas de LM, estamos en disposición de mejorar el rendimiento general de nuestros aerogeneradores, reduciendo el coste de la electricidad y aumentando el valor para nuestros clientes. Juntos, estamos preparados para capitalizar la expansión de las energías renovables y ser un motor de crecimiento para GE“.

 

LM Wind Power ha mantenido una larga asociación con GE que ha dado lugar a importantes innovaciones y éxitos comerciales, incluida la instalación del primer parque eólico marino en Estados Unidos. Las capacidades de tecnología de fabricación digital y avanzada ayudarán a acelerar nuestro desarrollo tecnológico e incrementar nuestra aproximación a los clientes“, ha comentado Marc de Jong, CEO de LM Wind Power.

LM Wind Power desarrollará su trabajo como una unidad de operación independiente dentro de GE Renewable Energy, suministrando palas para los proyectos de energía eólica de GE, tanto terrestres como marinos. Asimismo, continuará suministrando palas al resto de la industria eólica, estableciendo protocolos y garantías para proteger los datos confidenciales de los clientes.

Con este acuerdo, GE continúa avanzando en sus capacidades y objetivos en energía renovable. En el último año, GE ha desarrollado el primer parque eólico marino en Estados Unidos, ha conseguido su primer proyecto eólico marino en China, puesto en marcha su parque eólico terrestre y central hidroeléctrica digitales y desarrollado proyectos híbridos en energía eólica e hidroeléctrica.

El objetivo de GE es desarrollar proyectos de energía renovable a nivel local que maximicen la producción de electricidad, reduciendo al mismo tiempo el coste de la electricidad, aportando energía sostenible al mundo y mayor valor para sus clientes.

LM Wind Power en España

En España, LM Wind Power opera desde comienzos de los 90 y cuenta con dos centros de producción en Ponferrada (León) y Castellón, un centro de servicios en As Pontes (A Coruña-Galicia) y oficinas centrales en Madrid (Alcobendas). La compañía emplea a más de 1.000 profesionales en el país.

En la planta de Castellón, en concreto, la compañía produce en la actualidad la pala más larga fabricada en España (73,5 metros de longitud) para la turbina Haliade, que GE instalará en un proyecto eólico offshore en Alemania.

La tercera edición del Wind Turbine Order Tracker de Navigant Research identifica las tendencias de la industria eólica, recopilando y analizando los pedidos de aerogeneradores que fueron anunciadas públicamente en el segundo semestre de 2016 (julio- diciembre).

En el informe se recopilan un total de 14.743,9 MW de pedidos de aerogeneradores, que incluyen proyectos anunciados en 24 países diferentes y de 11 proveedores diferentes. Vestas amplió su liderazgo entre los fabricantes de aerogeneradores con 6.445,15 MW de capacidad reportados, casi 3.000 MW más que en el primer semestre de 2016. Gamesa saltó al segundo lugar con 2,011.0 MW de pedidos de aerogeneradores anunciados. El gigante de aerogeneradores marinos, MHI Vestas, una empresa conjunta de Mitsubishi Heavy Industries y Vestas, se ubicó en el tercer lugar gracias a cuatro grandes pedidos de aerogeneradores marinos. Nordex y Senvion completan los cinco primeros, con Siemens cayendo al sexto puesto debido en gran parte a los típicos informes selectivos de pedidos de aerogeneradores de la compañía.

Asia Pacífico lideró todas las regiones en cuanto a la potencia de los aerogeneradores encargados en esta actualización, después de un aumento de más de 1.800 MW desde el primer semestre de 2016. Fuertes indicadores desde India y Australia fueron los principales impulsores de este salto en la capacidad. Gracias a un final fuerte, EE.UU. superó a Europa para ocupar el segundo lugar con 3.688,1 MW. Europa cayó al tercer lugar, con 3,522.8 MW de potencia. Esto representa una caída bastante significativa desde el primer semestre de 2016 en Europa, impulsada por un pedido de 1 GW en Noruega, así como por una serie de grandes proyectos eólicos marinos. Latinoamérica se mantuvo en el cuarto puesto a pesar de haber duplicado el total de pedidos desde el primer semestre de 2016, y la región de Oriente Medio y África se mantuvo en quinto lugar con una sólida proyección de 525,5 MW.

El tamaño de los aerogeneradores, tanto en términos de potencia nominal como de diámetro del rotor, continuó su tendencia creciente. La potencia promedio ponderada aumentó a 2,66 MW y el diámetro del rotor promedió casi 115 m. Los tamaños de aerogenerador entre 2 MW y 4 MW representaron casi el 99% de la capacidad de aerogeneradores encargados en este período, volviendo a caer en su mayor parte en los rangos de 2 MW-2,49 MW y 3 MW-4 MW. La altura del buje no se comunica comúnmente en los pedidos de aerogeneradores. Sin embargo, es cada vez más común debido a que las torres alcanzan alturas más altas para capturar mejores recursos eólicos. Para los proyectos que informaron sobre la altura del buje, se informó un promedio ponderado de más de 97 m. MHI Vestas lideró la hoja de pedidos eólicos marinos, y su aerogenerador de 8 MW representó todas las órdenes. Dos proyectos acordaron comprar versiones escaladas del aerogenerador de 8,4 MW.

A pesar de ser uno de los principales mercados eólicos del mundo, no se contabilizan en este informe los fabricantes chinos de aerogeneradores, debido a la no disponibilidad de datos de este mercado y de estos fabricantes, que predominantemente instalan sólo en China. Hay raras excepciones a esto, como cuando se anuncia un pedido de aerogeneradores para un fabricante chino fuera de su mercado nacional.

Este informe ofrece información sobre la próxima cartera de proyectos, así como de los mercados emergentes alrededor del mundo y los fabricantes de aerogeneradores que están aprovechando los mismos. Como resultado, este informe puede ser visto como un complemento al informe World Wind Energy Market Update, una representación completa de la actividad mundial de instalación de aerogeneradores.

La fusión entre Gamesa y Siemens Wind Power se ha hecho efectiva, después de su inscripción en el Registro Mercantil de Vizcaya. Este era el último paso requerido para cerrar la operación, anunciada en junio de 2016, tras cumplir con todas las condiciones precedentes y otras acciones de cierre. Con esta fusión, nace un líder global en la industria eólica, con presencia en más de 90 países, capacidad industrial en los principales mercados eólicos y una base instalada de 75 GW. La compañía combinada comienza a operar con una cartera de pedidos valorada en unos 21.000 M€, 11.000 M€ de ingresos y un EBIT ajustado de 1.100 M€ de euros, según datos pro forma a diciembre de 2016. La compañía, con sede en Zamudio (Vizcaya), seguirá cotizando en la bolsa española, convirtiéndose en una de las mayores compañías industriales del Ibex 35. Siemens tendrá un 59% de las acciones de la compañía resultante, Iberdrola un 8% y el resto, free float.

El domicilio social y oficinas centrales de la compañía combinada, así como la sede operativa del negocio eólico terrestre, estarán situados en España, mientras que la sede del negocio eólico marino estará en Hamburgo (Alemania) y Vejle (Dinamarca).

 

Como recoge el Acuerdo de Fusión, Gamesa distribuirá 1.005 M€ como dividendo entre sus accionistas (3,6[1] € por acción). Además, la posición líquida, a 31 de marzo, que se integrará en Gamesa incluye la caja de las entidades escindidas (carved out) de Siemens, caja acumulada desde esa escición y acuerdos contractuales, por un importe total de 885 M€.

Calendario para el pago del dividendo

  • 6 de abril: Última fecha de adquisición con derecho a dividendo.
  • 7 de abril: Ex dividendo. Corrección técnica en el mercado de unos 3,6 € por acción.
  • 11 de abril: Pago del dividendo extraordinario.

Siemens Gamesa Renewable Energy nombra a Rosa García Presidenta del Consejo y anuncia los primeros nombramientos de su equipo directivo

Se han dado los primeros pasos hacia la creación de un líder global en la industria eólica, con la primera reunión del Consejo de Administración de la compañía combinada y el anuncio de los primeros miembros del equipo directivo conjunto. Ignacio Martín, hasta el momento Presidente Ejecutivo de Gamesa, continúa como Consejero Delegado (CEO) de la compañía combinada durante el proceso de transición, tal y como se había anticipado, con el objetivo de facilitar el proceso de sucesión, tras su largo periodo al frente de Gamesa. El Consejo de Administración ha constituido una Comisión de Nombramientos y Retribuciones, que comenzará la búsqueda de un nuevo CEO.

El Consejo de Administración ha nombrado a Andrew Hall, hasta ahora Director Financiero (CFO) de Siemens Wind Power, Director Financiero de la compañía combinada; Xabier Etxeberria, Director General Ejecutivo de Gamesa, dirigirá el negocio Onshore; Markus Tacke, hasta el momento CEO de Siemens Wind Power, dirigirá el negocio Offshore; mientras que Mark Albenze, hasta ahora CEO de Servicios de Siemens Wind Power, encabezará el negocio de Servicios. David Mesonero liderará el proceso de integración (CIO), un cargo que combinará con sus responsabilidades como Director General de Desarrollo Corporativo. Rosa García, CEO de Siemens en España, ha sido nombrada Presidenta no Ejecutiva del Consejo de Administración.

Los miembros del Consejo de Administración han confirmado la nueva marca de la compañía, que refleja las fortalezas de ambas empresas, así como su nuevo nombre –Siemens Gamesa Renewable Energy-, sujeto a aprobación de la Junta General de Accionistas, que se celebrará en junio. Hasta entonces, el nombre legal de la compañía seguirá siendo Gamesa Corporación Tecnológica.

[1] Esta cantidad es el resultado de restar del dividendo extraordinario bruto de 3,75 € por acción el dividendo repartido desde el acuerdo de fusión (17 de junio de 2016) hasta hoy: 0,15 € por acción, pagado el 4 de julio de 2016.

Hace tan sólo unos días, Vestas anunciaba unos resultados anuales récord en su historia. Con unos ingresos de más de 10.000 M€ y un beneficio neto de 965 M€ en 2016, un 41% más con respecto al año anterior, la compañía demuestra no te­ner parangón en la en la industria eólica. A pesar de la feroz competencia y los retos propios de la industria energética, Vestas se mantiene líder con 82 GW de capacidad instalada en 76 países en todo el mundo.

Latinoamérica es una de las regiones por la que Vestas está apostando más fuerte. Tras consolidar su liderazgo en mercados eólicos europeos más maduros como el italiano o el francés y conseguir situarse como el primer fabricante en capacidad instalada y número de nuevos pedidos en EE.UU. el año pasado, Vestas no da tregua y continúa liderando a nivel global una industria que, como afirma su Presidente Bert Nordberg en el informe anual de la compañía, liderará, “junto a otras fuentes de generación limpia, el futuro de la industria energética”.

 

En este contexto de crecimiento, Latinoamérica se ha convertido en una región clave. Durante los últimos años, muchos países del continente americano se han subido al tren de las renovables, promoviendo políticas verdes y apostando por mecanismos más eficientes, para asignar capacidad de suministro como son las subastas de electricidad. Este fenómeno ha propiciado que la mayor parte de los pedidos que se realizaron en 2016 se concentraran en el segundo semestre del año. Países como Chile, México, Brasil o Argentina, ce­lebraron subastas de energías renovables el año pasado y algunos de los proyectos ya otorgados aún tienen que materializarse. Leer más…

Artículo publicado en: FuturENERGY Enero-Febrero 2017

WindEnergy Hamburg llegó a su fin con resultados muy positivos, visitantes internacionales y expositores de todas partes del mundo, numerosas noticias de negocios cerrados con éxito, y el desarrollo de nuevos mercados. Hamburgo no sólo acogió la mayor reunión mundial de la industria eólica, sino que también proporcionó las condiciones ideales para el desarrollo futuro de la industria. El mercado eólico internacional crecerá en un gran número de megavatios como continuación de esta exposición.

WindEnergy Hamburgo se llevó a cabo durante cuatro días, del 27 al 30 de septiembre, con más de 1.400 expositores de 34 países presentando sus productos y servicios innovadores para el sector eólico terrestre y marino en 9 pabellones, con unos 65.000 m2. Por primera vez, la conferencia WindEurope Summit se celebró en paralelo, con el enfoque temático “Hacer el trabajo de transición”. Y presentó un programa de alto nivel con presentaciones y conferencias a cargo de unos 300 expertos en todos los temas actuales y futuros de la industria.

 

La feria eólica líder mundial fue aún más internacional que la primera edición de 2014, con unos 35.000 visitantes profesionales de 48 países viajando a Hamburgo. El porcentaje de visitantes extranjeros aumentó en alrededor de un 40%, y el porcentaje de expositores internacionales un 44%.

Los resultados de una encuesta representativa, realizada entre los visitantes por una agencia independiente de investigación de mercado, muestran que más de la mitad de los visitantes de la exposición estaban directamente involucrados en las decisiones comerciales de sus empresas. Alrededor de un 60% fue con el objetivo de conseguir nuevos negocios. El interés en los productos y servicios fue aproximadamente igual para los sectores terrestre y marino. Más del 90% de los visitantes hizo hincapié en la importancia de la fuerte participación internacional y la variedad de los productos y servicios exhibidos en la exposición.

WindEnergy Hamburgo y la conferencia WindEurope Summit fueron inauguradas por el Vicecanciller alemnán y Ministro de Economía y Energía, Sigmar Gabriel, quién declaró: “La industria eólica es, sin duda, un mercado de crecimiento mundial, con Alemania como principal motor de la innovación. En 2015, la tasa de crecimiento de nuevos aerogeneradores en Europa fue del 6%, sumando 13 GW, mientras que el crecimiento global fue del 17%, sumando 60 GW. En la presente legislatura, hemos estructurado la Transición Energética y la hemos hecho planificable, por lo que este mercado vital puede seguir creciendo en el futuro. Hemos establecido los parámetros clave para la siguiente fase de la Transición Energética, con la última reforma de la Ley de Energía Renovable, la Ley de Mercado de Electricidad y la digitalización de la Transición Energética. Esta nueva fase se caracteriza por una creciente participación de las energías renovables y el aumento de la digitalización en todo el sistema energético.”

Maroš Šefčovič Vicepresidente de la Comisión Europea y responsable dentro de la Comisión Europea para la Unión Energética, señaló: “Todos los aquí presentes están de acuerdo en que la Transición Energética es un modelo de negocio. No se trata solo de la Transición Energética, se trata de la transición económica.” Al comentar sobre los objetivos acordados en la Cumbre del Clima de la ONU en París, Šefčovič dijo” Queremos acelerar el éxito de las energías renovables. La energía eólica juega un papel clave en eso.” Para el año 2030 al menos el 50% de la demanda eléctrica y el 27% del consumo total de energía será cubierto por energías renovables. “Está bastante claro“, dijo Šefčovič “que este es el único camino a seguir.”

windhamburgo4Todos los principales actores internacionales utilizaron WindEnergy Hamburgo para presentarse ante la industria mundial y para cerrar acuerdos. Los expositores incluyeron los principales fabricantes de aerogeneradores y proveedores de componentes, desarrolladores de proyectos y empresas de suministro de energía, y especialistas de todas las áreas de la industria eólica.

WindEnergy Hamburgo y WindEurope Summit ofrecieron a los tomadores de decisiones del sector de la energía, tanto de mercados maduros como emergentes, un gran número de oportunidades para conseguir pistas útiles para el futuro desarrollo de negocios, y para averiguar acerca de las últimas tendencias. Entre ello se incluyen soluciones para los grandes retos de nuestro tiempo como la lucha contra el cambio climático y la reducción de las emisiones de carbono a través de las redes inteligentes, tecnologías de almacenamiento y digitalización. Una gran proporción de las innovaciones y desarrollos avanzados presentados en Hamburgo están dirigidos a reducir los costes de compra de energía. Los temas tratados en la conferencia incluyen el impacto ambiental y aceptación social, las finanzas, la integración en red, la evaluación de recursos, la cadena de suministro, y la tecnología de aerogeneradores.

WindEnergy Hamburgo 2018 se llevará a cabo en Hamburg Messe und Congress del 25 al 28 de septiembre; la Cumbre WindEurope se volverá a celebrar en paralelo.

windhamburgo3FuturENERGY en WindEnergy Hamburgo

FuturENERGY ha estado presente en este destacado evento de la industria eólica internacional en el Media Village y en las diferentes zonas Trade Press, especialmente habilitadas por los organizadores para acoger ejemplares de las revistas internacionales que han sido consideradas como media partners del evento. Todos los visitantes, expositores, y en definitiva todos los actores del sector eólico que pasaron por Hamburgo del 27 al 30 de Septiembre, tuvieron la oportunidad de hacerse con uno de los ejemplares de nuestra revista expuestos en esta zona, y de disfrutar de su lectura en los espacios que la organización del evento dispuso junto a los diferentes stands de prensa.
En esta ocasión FuturENERGY acudió con una edición especial dedicada a energía eólica publicada como separata especial de su edición de Junio, contando con el apoyo de uno de los fabricantes de aerogeneradores líderes del mercado, Vestas, que ocupó la portada de esta edición especial. Esta edición se puede consultar en formato digital haciendo clic aquí.

windhamburgo2Otras grandes empresas del panorama eólico fueron colaboradoras y anunciantes en esta edición especial, entre ellas: Aceros Urquijo, Schaeffler, Manufacturas Eléctricas (MESA); Navantia, Green Eagle Solutions, CENER y Global Energy Services (GES).

Durante las dos últimas décadas, la industria eólica ha crecido rápidamente en todo el mundo, convirtiéndose en una de las fuentes más económicas de energía renovable. Los aerogeneradores pueden tener una vida útil de aproximadamente entre 20 a 25 años. En los próximos años, las primeras generaciones de aerogeneradores alcanzarán el final de su vida útil o serán reemplazadas por modelos más eficientes, por tanto el tratamiento del fin de vida de los aerogeneradores y especialmente de las palas, constituye un reto medioambiental muy importante debido a que son estructuras complejas y resistentes, construidas con materiales compuestos reforzados con fibras. Con el estado de la técnica actual, el vertido y la incineración serían sus destinos finales pero es necesario encontrar otras soluciones medioambientalmente más sostenibles.

En este contexto surge el Proyecto BRIO, liderado por Iberdrola, en el que tiene como socios a dos centros tecnológicos vascos de gran prestigio: el Centro Tecnológico Gaiker-IK4 y la Fundación Tecnalia
Research & Innovation. BRIO cuenta con más de un 1 M€ de presupuesto y está cofinanciado por la Comisión Europea, a través del programa europeo LIFE+ (contrato LIFE13 ENV/ES/000562).

Este proyecto de I+D ha creado un nuevo sistema para el reciclaje de palas de los aerogeneradores provenientes de los parques eólicos. La iniciativa se aplicará en las palas de los aerogeneradores que se tengan que sustituir por una avería y en los parques eólicos que alcancen el fin de su vida útil. Leer más…

Artículo publicado en: FuturENERGY Julio-Agosto 2016

0

 

El pasado 7 de julio WindEurope (anteriormente EWEA) publicó una nota evaluando el posible impacto del Brexit en la industria eólica. En su nota, WindEurope afirma, que aunque el impacto total y las implicaciones del referéndum en Reino Unido, y lo que significa para la industria eólica a corto y largo plazo, son imposibles de evaluar adecuadamente en esta etapa, hay algunas puntualizaciones que se pueden hacer con cierto grado de la claridad.

En primer lugar, el mercado eólico del Reino Unido mantiene una serie de fundamentos sólidos. El Reino Unido tiene menores márgenes de reserva que la mayoría del resto de países de Europa, por lo que necesita nueva capacidad de generación. El actual gobierno se ha comprometido a 1 GW anual de nueva potencia eólica marina hasta 2030. Sin embargo, el mercado del Reino Unido será más duro ahora. La perspectiva del Brexit y la incertidumbre política que trae, que durará no menos de 2-3 o más años de negociaciones de una nueva relación entre el Reino Unido y la UE, proyecta una sombra sobre las inversiones del Reino Unido. Es probable que esto aumente el coste del capital e impacte en los costes de los proyectos. El Parlamento del Reino Unido ha dicho que un incremento del 2% en la prima de riesgo podría elevar el coste de financiación de la energía eólica marina en 3.000 millones de libras al año.

El Brexit tendrá un impacto en la política. Así será el hecho de que habrá un nuevo gobierno del Reino Unido en septiembre. El actual Ministro de Energía ha dicho que el Reino Unido seguirá invirtiendo en energías renovables y nuclear. El nuevo Gobierno probablemente querrá seguir apoyando la eólica marina en vez de la eólica terrestre. Será ambicioso sobre el cambio climático: el Gobierno se ha comprometido a reducir las emisiones un 57% para el año 2032 (respecto a 1990). Y probablemente se adherirán a la fijación de precios del CO2, tanto si están como no, en el sistema de comercio de emisiones de la UE.

Hasta dónde van a aplicar las políticas energéticas de la UE no está claro en esta etapa. Si bien no se puede suponer que van a hacer todo independientemente de la UE. Los precios de la electricidad al por mayor en Reino Unido son el doble que en la mayoría de los lugares de Europa, y ellos ven el mercado eléctrico único de la UE y el aumento de las interconexiones, como una manera de reducirlos. Sus márgenes de reserva seguirán siendo difíciles durante algún tiempo, por lo que va a seguir siendo un importador neto de electricidad.

WindEurope espera que el debate del Brexit decante negativamente la balanza de la opinión sobre la política normativa de la UE de forma global. Europa va a perder un aliado en el cambio climático, la fijación de precios de CO2 y los mercados de electricidad – y en el mercado único, la política comercial y los servicios financieros, donde el enfoque pragmático, orientado a los negocios del Reino Unido por lo general trabajaba a su favor. En términos más generales, el peso relativo en la UE de los países del centro y este de Europa se incrementará con el Brexit. Va a ser más difícil para Bruselas hacer las cosas sin tener un buen número de estos países a bordo.

Estas son puntualizaciones que se pueden hacer con un cierto grado de confianza en la actualidad. Por supuesto quedan muchas preguntas sin contestar – y van a pasar meses o incluso años hasta que el panorama esté muy claro.

0

El éxito de la industria eólica española en el mundo ha quedado patente en 2015 con un nuevo récord de su saldo comercial (exportaciones menos importaciones), que alcanzó los 2.237 millones de euros, un 18,5% por encima del año anterior, según datos del Ministerio de Economía y Competitividad (MINECO). Se trata de la primera vez desde 2011 que este saldo supera los 2.000 millones de euros.

El año pasado, las exportaciones del sector eólico ascendieron a 2.563 millones, tras incrementarse un 18%, y suponen el 1% del total español. Las importaciones se mantuvieron estables en 326 millones. La eólica es la única de las tecnologías renovables que tiene fabricación en España. Hoy por hoy, hay empresas en toda la cadena de valor industrial, y centros de fabricación en doce de las diecisiete comunidades autónomas, con el consiguiente efecto tractor para la economía y el empleo en todo el territorio español.

En comparación con otros sectores emblemáticos para España, la aportación a la balanza comercial española de la eólica ha sido similar en 2015 a la del vino (2.497 millones) y se ha situado muy por encima de la del sector de fruta, hortalizas y sus conservas (1.005 millones) y del calzado (283 millones), según los datos del MINECO.

Sin-título-2

Fuente: Datacomex (Ministerio de Economía y Competitividad)

 En términos de saldo comercial, España sube un puesto en el ranking mundial: se sitúa en el tercer puesto tras adelantar a Alemania, según los datos de UN-Comtrade  de 2014 (los últimos disponibles para todos los países). La diferencia entre ambos países está fundamentalmente en que España apenas importa tecnología eólica porque cuenta con empresas en toda la cadena de valor, mientras que el mercado alemán (el de mayor crecimiento en Europa) necesita absorber componentes de otros mercados. Por el contrario, España ha descendido un peldaño en el ranking de exportadores –hasta el cuarto lugar– a manos de China, que en 2014 superó incluso a los dos tradicionales primeros, Alemania y Dinamarca.

El éxito internacional de la industria española no enmascara sin embargo sus problemas en el mercado doméstico: en los dos últimos años, los fabricantes de aerogeneradores se han visto obligados a exportar el 100% de lo manufacturado en España ante la parálisis que vive nuestro país como consecuencia de la Reforma Energética (en 2014 se instalaron 27 MW eólicos y en 2015, ninguno). En esta tesitura, el Gobierno lanzó en octubre pasado el Plan de Relanzamiento de la Industria Eólica (PRIE), que suponía el reconocimiento de su carácter estratégico para España y la ambición de que nuestro país se convierta en un centro de suministro de tecnología eólica para diferentes mercados. El PRIE está dando sus primeros pasos pero su principal objetivo, que las fábricas, el empleo y la I+D permanezcan en España, sólo se conseguirá si se reactiva la actividad eólica en nuestro país. La consolidación del sector a nivel global y la intensa competencia en precios hace que las presiones para la deslocalización de las fábricas en España –en favor de países con menores costes laborales– sea cada vez mayor, con un riesgo real de ocurrir si el mercado nacional no se reactiva de manera cierta e inmediata.

Para ello es necesario recuperar la confianza de los inversores modificando determinados aspectos de la regulación, como la posibilidad de cambiar las condiciones económicas de los parques eólicos –y, con ellas, la rentabilidad razonable– cada seis años, así como lanzar con urgencia un calendario de subastas de nueva capacidad.

SEDICAL
COMEVAL