Tags Posts tagged with "industria eólica"

industria eólica

En 2017, la industria eólica invirtió 51.200 M€ en Europa, incluyendo inversiones en nuevos activos, operaciones de refinanciación, fusiones y adquisiciones a nivel de proyecto y corporativo, transacciones en el mercado público y el capital privado recaudado. La energía eólica representó la mayor oportunidad de inversión en el sector eléctrico, representando la mitad de todas las inversiones en 2017. La tecnología se considera un importante motor para adelantar a los combustibles fósiles y los activos energéticos convencionales. La competitividad de los costes y las percepciones de riesgo reducidas han atraído a los actores del mercado nacional e internacional, que buscan diversificar sus carteras y / o alinearse con sus objetivos de sostenibilidad.

En 2017 Europa invirtió un total de 51.200 M€ en energía eólica, re¬presentando la mitad de todas las inversiones en el sector energé¬tico en dicho año. La cifra de inversión total fue un 9% superior a la de 2016. El desarrollo de nuevos parques eólicos representó 22.300 M€ de dicha cantidad. Esto datos están recogidos en el informe de WindEurope “Tendencias de Financiación e Inversión” reciente¬mente publicado. Estos más de 22.000 M€ invertidos en nuevos parques eólicos bajaron de los 28.000 M€ invertidos en 2016, pero cubrieron más potencia, 11,5 GW en comparación con 10,3 GW del año anterior, lo que refleja la caída de costes de la energía eólica.

El resto de la inversión se destinó a la refinanciación de parques eólicos existentes, la adquisición de proyectos y de compañías in¬volucradas en el sector eólico y en la recaudación de fondos en el mercado público. Leer más…

Artículo publicado en: FuturENERGY Abril 2018

El sector de las energías renovables creó más de 500,000 nuevos empleos a nivel mundial en 2017, un aumento del 5,3% con respecto a 2016, según las últimas cifras publicadas por la Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA). Según la quinta edición del informe Energías Renovables y Empleos – Balance Anual, publicado hoy en el marco de la 15ª reunión del Consejo de IRENA en Abu Dabi, el número total de personas empleadas en el sector (incluidas las grandes centrales hidroeléctricas) asciende a 10,3 millones globalmente, superando por primera vez los 10 millones.

China, Brasil, Estados Unidos, India, Alemania y Japón siguen siendo los mayores empleadores en el área de las renovables, representando más del 70 por ciento de todos los puestos de trabajo de la industria a nivel mundial. Aunque un número cada vez mayor de países está cosechando los beneficios socioeconómicos de las energías renovables, la mayor parte de la producción ocurre en pocos países y los mercados nacionales varían enormemente en tamaño.El 60 por ciento de todos los trabajos de energía renovable se encuentran en Asia.

“La energía renovable se ha convertido en un pilar de crecimiento económico bajo en emisiones de carbono para los gobiernos de todo el mundo, esto se refleja en el creciente número de empleos generados en el sector”, dijo Adnan Z. Amin, Director General de IRENA.

“El reporte también ofrece una imagen cada vez más regionalizada, destacando que en los países donde existen políticas atractivas, los beneficios económicos, sociales y ambientales de la energía renovable son más evidentes”, continuó el Sr. Amin. “Básicamente, esta información respalda nuestro análisis de que la descarbonización del sistema energético mundial puede hacer crecer la economía mundial y crear hasta 28 millones de empleos para el año 2050”.

La industria de la energía solar fotovoltaica sigue siendo el principal empleador entre todas las tecnologías de energía renovable, con cerca de 3,4 millones de empleos, casi un 9 por ciento más que en 2016, luego de un récord de 94 gigavatios (GW) de instalaciones en 2017. Se estima que China representa dos tercios de los empleos fotovoltaicos, equivalentes a 2,2 millones, lo que implica una expansión del 13 por ciento con respecto al año anterior.

A pesar de una ligera caída en Japón y Estados Unidos, los dos países le siguen a China como los mayores mercados de empleo de energía solar fotovoltaica en el mundo. India y Bangladesh completan el top 5 que representa alrededor del 90 por ciento de los puestos de trabajo de energía solar fotovoltaica a nivel mundial.

El número de empleos en la industria eólica se redujo ligeramente el año pasado a 1,15 millones en el mundo entero. Si bien este tipo de empleos se encuentran en un número relativamente pequeño de países, el grado de concentración es menor que en el sector solar fotovoltaico. China representa el 44 por ciento del empleo eólico mundial, seguido de Europa y América del Norte con el 30 y el 10 por ciento, respectivamente. Cinco de los diez países con mayor capacidad instalada de energía eólica en el mundo son europeos.

“La transformación energética es una manera de mejorar las oportunidades económicas y aumentar el bienestar social al mismo tiempo que los países implementan políticas de apoyo y marcos regulatorios atractivos para impulsar el crecimiento industrial y la creación de empleos sostenibles”, dijo la Dra. Rabia Ferroukhi, Jefa de la Unidad de Políticas y Subdirectora del área de Conocimiento, Política y Finanzas de IRENA.

“Proporcionar a los legisladores este nivel de detalle sobre la composición del empleo en energías renovables y las habilidades requeridas en el sector, permite que los países tomen decisiones informadas sobre diversos objetivos nacionales, desde la educación y la capacitación hasta políticas industriales y regulaciones del mercado laboral”, continuó la Dra. Ferroukhi. “Dichas consideraciones contribuyen a emprender una transición justa y equitativa hacia un sistema de energía basado en energías renovables.”

El centro de producción de palas de Vestas en Daimiel (Ciudad Real), que cuenta con más de 850 trabajadores, lleva ya diez años fabricando palas para sus aerogeneradores. El alto volumen de pedidos que ha registrado la compañía en 2017, junto a la evolución positiva del mercado eólico español y la competitividad de la fábrica en Daimiel han propiciado la apuesta del grupo danés por la fábrica española, que en otoño empezará a producir la pala para el modelo V150, de 72 metros de largo.

Con la torre de acero más alta de la industria, la V150 ofrece un aumento del 21% en la producción de energía anual; además, su bajo nivel de potencia acústica permite su localización en regiones con estrictas restricciones acústicas.

“Hace 10 años, Daimiel celebraba la llegada de Vestas con una fábrica de palas de 44 metros (modelo V90) y 500 empleos directos. Diez años más tarde, nos enorgullece que la fábrica cuente ya con más de 850 trabajadores y que sigamos creciendo con nuevas líneas de producción”, comenta Roberto Meiriño, director de la fábrica de Vestas en Daimiel.

Desde 2008, Vestas Manufacturing Spain apoya el desarrollo de la industria eólica en España, apostando por la innovación y el empleo. Durante estos años, Vestas ha invertido más de un millón de horas en formación, haciendo especial hincapié en seguridad. Junto a los más de 200 empleos fijos que ha generado la compañía en España durante los últimos, la fabricación de esta nueva pala permitirá a Vestas continuar su apuesta por el empleo fijo en el futuro: “Con una tendencia a la baja de los precios de la energía, el mercado energético mundial se torna cada vez más competitivo. Por ello, en Vestas seguiremos esforzándonos por mantener la competitividad de la eólica y contribuir así al desarrollo de una industria en pleno apogeo, con la seguridad y la calidad como guías para lograrlo”, añade Meiriño.

El Grupo Nordex ha abierto una planta en el estado brasileño de Piaui, en el norte de Brasil, para la producción de torres de hormigón. La planta producirá las 65 torres requeridas para el parque eólico Lagoa do Barro, que Nordex instalará en un futuro cercano.

Este hecho marca una de las primeras inversiones importantes en la industria eólica de este estado. Grandes partes de esta planta se usaron originalmente en una antigua instalación en el sur de Brasil y se transportaron en medios de transporte pesado a la ciudad de Lagoa do Barro en unos 300 viajes.

Con este paso, Nordex puede optimizar los costes de construcción del parque eólico y completar el trabajo de construcción con el mínimo impacto ambiental. “También queríamos asegurarnos de que la población local se beneficia directamente del proyecto. La producción de torres por sí sola dará trabajo a unas 300 personas “, dijo David Lobo, Director de Ventas de Brasil, que está a cargo del proyecto del Grupo Nordex.

El 8 de enero comenzaron los preparativos para la instalación de una de las torres de aerogenerador más altas del mundo, diseñada por la empresa española Nabrawind Technologies (NBTECH), en Eslava (Navarra). El objetivo de este proyecto es utilizar un prototipo a escala real para validar un nuevo e innovador diseño y proceso de ensamblaje, que elimine la necesidad de las grandes y caras grúas utilizadas actualmente por la industria eólica.

Una vez instalado, para validar su durabilidad y rendimiento, se realizará una prueba de fatiga en el prototipo que simulará 25 años de condiciones de vida real en solo 6 meses. “Con esta prueba, se confirmará de manera acelerada el rendimiento de la torre en funcionamiento. Esto mejorará la fiabilidad de la estructura y minimizará cualquier riesgo técnico antes de la primera pre-serie,” dice Ion Arocena, Jefe del Programa de Torres de NBTECH. Esto se logra utilizando un novedoso sistema, que genera cargas en la parte superior de la torre, oscilándola de manera controlada, para simular en un corto espacio de tiempo las condiciones reales de vida de una torre en funcionamiento.

Este método de prueba, nunca realizado hasta la fecha en una torre de aerogenerador, se formuló durante el Proyecto NEVA. El proyecto es una colaboración con el Centro Nacional de Energías Renovables (CENER) y se financió a través de fondos FEDER del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad.

La torre de aerogenerador más alta, fuera de Alemania

La nueva estructura con su sistema de montaje automático, que no requiere el uso de grúas grandes, permitirá que la torre alcance alturas de hasta 200 m en los próximos años. Sin embargo, para estar en línea con la situación actual del mercado, NBTECH ha establecido la altura de su prototipo en 160 m. A pesar de esto, seguirá siendo la torre de aerogenerador más alta instalada fuera de Alemania.

Por tanto, la altura de buje de la torre prototipo diseñada por NBTECH será de 160 m en total. Se compone de dos segmentos: una estructura soporte de 86 m de altura de tres columnas diseñada y patentada por NBTECH; y una torre convencional de 71 m de altura colocada en la parte superiorde la anterior.

nabra_2Una solución a los nuevos desafíos del sector eólico: la logística y la instalación de aerogeneradore terrestres XXL

La principal característica innovadora de Nabralift (nombre comercial de la estructura diseñada por NBTECH) radica en su sistema de ensamblaje patentado, un nuevo proceso de auto-montaje con gatos hidráulicos en el suelo. Esto permite que la torre se eleve introduciendo nuevos módulos desde abajo. La torre se compone de elementos más pequeños, lo que elimina la necesidad de camiones especializados y grúas. Este nuevo sistema significa grandes avances para la logística del transporte y el montaje de la torre.

Esta no es la única innovación patentada por esta empresa; también ha desarrollado soluciones técnicas para palas de aerogeneradores bajo el nombre de Nabrajoint. “Básicamente, consiste en una nueva junta para una pala modular, que facilitará el transporte de palas grandes de aerogeneradores en dos o más secciones,” dice Javier Callén, Jefe del Programa de Palas Modulares de NBTECH.

Reducción significativa de costes

La solución tecnológica de Nabralift ofrece un ahorro significativo de costes en comparación con las torres convencionales de hasta 15-20% (dependiendo de la altura y la potencia del aerogenerador): en primer lugar, debido a la simplicidad del transporte y logística, ya que no hay necesidad de camiones especializados o grúas; en segundo lugar, debido a que su construcción es un 20% más ligera que la de una torre convencional de la misma altura; por último, porque está instalada sobre una cimentación de tres pedestales de hormigón, lo que reduce el consumo de hormigón en un 30-40% en comparación con las torres actuales.

Despliegue industrial directo utilizando tecnologías probadas de fabricación

El sector eólico está completamente globalizado y todos los mercados exigen cada vez más aerogeneradores de última generación. “Hace solo unos años, las torres más altas se instalaban casi exclusivamente en el norte de Europa. Sin embargo, la aparición de los aerogeneradores de 3 MW y más y la saturación de las zonas con mejor recurso eólico en muchos países, significa que mercados como España, India, Latinoamérica y China están bien posicionados para nuestra tecnología de torre,” dice Eneko Sanz, Director General de NBTECH.

Para satisfacer esta demanda, NBTECH ha diseñado cada parte de la torre utilizando tecnologías de fabricación convencionales, fáciles de implementar en cualquier continente, con la máxima fiabilidad y bajos costes.

En los últimos meses, NBTECH ha cerrado varios acuerdos para fabricar sus componentes de torre y palas para ser suministrados dentro de Europa, con el objetivo de entregar la primera serie preliminar en 2019. Pronto se espera el despliegue en la región APAC y en Latinomáerica debido al alto nivel de interés mostrado por clientes potenciales.

Green Eagle Solutions, proveedor de soluciones software para empresas de energías renovables, ha dado un paso más en su proceso de internacionalización con su reciente asociación a WindEurope, la voz de la industria eólica que promueve la energía eólica en Europa y el resto del mundo.

Tras iniciar nuestra actividad en Italia, Francia y Reino Unido, consideramos que era el momento de seguir mostrando nuestro apoyo a las asociaciones industriales del sector, como ya hicimos con AEE en España, siendo miembro de WindEurope”, afirma Alejandro Cabrera, CEO de Green Eagle Solutions. “Además, queremos participar de forma activa en los grupos de trabajo que tienen como objetivo la digitalización del sector que propone ETIPWind®, the European Technology and Innovation Platform on wind energy”.

Como nuevo socio de WindEurope, Green Eagle Solutions quiere poner a disposición de todos los miembros de la asociación sus conocimientos y productos como CompactSCADA® Virtual Operator, una herramienta diseñada específicamente para directores de O&M y responsables de los Centros de Control, que les permite mejorar la disponibilidad de los aerogeneradores, aumentar la producción de los parques eólicos y operar las turbinas de forma individualizada teniendo en cuenta diferentes inputs como el condition status de cada turbina, las predicciones meteorológicas o el precio de mercado. Esta tecnología facilita la adaptación de sus instalaciones a los objetivos de digitalización del sector, aportando más valor a su gestión y mejorando su rentabilidad.

La primera acción de Green Eagle Solutions en WindEurope será su participación en el evento Analysis of Operating Wind Farms 2018, que tendrá lugar el 15 y 16 de mayo en Vilnius (Lituania), donde presentará su tecnología para aumentar la rentabilidad de los parques eólicos con un servicio de operaciones automático inteligente.

Green Eagle Solutions cuenta con más de 130 instalaciones conectadas a su solución CompactSCADA®, que suman más de 2 GW de potencia instalada, y que incluye turbinas de los diferentes tecnólogos como Gamesa, Vestas, GE, Enercon, Siemens, Nordex, Made, Ecotecnia o Neg Micon.

Durante el 3er Simposio de Soluciones de Mantenimiento para la Industria Eólica, los participantes tuvieron la oportunidad de compartir experiencias e informarse sobre la situación actual y tendencias del mercado.

El pasado día 27 de septiembre tuvo lugar una nueva edición del Simposio de Soluciones de Mantenimiento para la Industria Eólica, organizado por Schaeffler. Esta jornada, que con esta cita ha alcanzado su tercera edición, nació con el objetivo de convertirse en un punto de encuentro donde representantes de las principales empresas pudieran compartir experiencias y conocer las principales tendencias del sector eólico, en la que también se presentan los últimos desarrollos de Schaeffler para dar respuesta a los principales desafíos del mercado. Así mismo, en esta ocasión los asistentes pudieron visitar los laboratorios de CENER (Centro Nacional de las Energías Renovables) en su sede en Sarriguren, además de sus instalaciones tecnológicamente punteras, como es el caso del Laboratorio de Ensayo de Aerogeneradores (LEA) en Sangüesa.

Cómo en ocasiones anteriores, el simposio también contó con ponentes externos. Tomás Romagosa, Director Técnico de la Asociación Empresarial Eólica, fue el encargado de exponer la situación del mercado eólico nacional, y las tendencias del mercado “España tiene una situación única, muchos países se miran en nosotros porque la situación que tiene el mercado español es excepcional. Tenemos empresas en toda la cadena de suministro: de materias primas, de componentes primarios, empresas logísticas, grandes componentes, montaje de aerogeneradores, construcción, empresas de grúas, de transporte; que han sido capaces de construir todas las infraestructuras necesarias, y han desarrollado innovación para gestionar todo el crecimiento del sector eólico. Esto prácticamente no existe en ningún lugar del mundo”, explicó.

Por otro lado, describió el estancamiento del crecimiento del sector, así como el estado según antigüedad de las máquinas. “Dado que en España hay solo unos 1.000 MW que no tienen más remedio que ser repotenciados por su antigüedad y baja disponibilidad, y dado que el desmantelamiento no es a priori la solución más eficaz, cada vez es más habitual que los promotores acaricien la idea de introducir las modificaciones necesarias en sus máquinas para alargarles la vida entre diez y veinte años, como en el sector aeronáutico”, continuó. En su ponencia, destacó que el desarrollo tecnológico juega un papel clave para la extensión de vida de los aerogeneradores, en especial las tecnologías de diagnóstico para la estimación de la vida útil de los activos y la monitorización de los puntos críticos y los modelos de predicción, así como la optimización del mantenimiento y de las condiciones de funcionamiento, la sensorización y la digitalización.

En esta línea, Martin Wolf, especialista en tecnología 4.0 aplicada al sector eólico del Schaeffler, explicó los últimos desarrollos de Schaeffler dentro de su transformación digital. Como proveedor principal de más de 60 sectores industriales, Schaeffler no sólo no es ajeno a las nuevas tendencias y modelos industriales, sino que es un actor comprometido que contribuye de forma activa en ofrecer soluciones conectadas, que permitan a sus clientes beneficiarse de la digitalización para optimizar la rentabilidad de los aerogeneradores. Desde la sensorización de componentes al análisis en el entorno cloud de Schaeffler. Todas las soluciones, agrupadas en tres niveles, que conforman el Schaeffler Smart EcoSystem; Mechatronics, Virtual Twin y Applications.

Durante su ponencia, expuso además algunos ejemplos concretos de las ventajas de la digitalización en el tren de potencia de los aerogeneradores. “El objetivo; que el análisis de grandes volúmenes de datos recogidos sirva por ejemplo para obtener avisos perfeccionados acerca de condiciones desfavorables de funcionamiento, para evitar o prevenir fallos o calcular la vida residual, entre otros”, concluyó Wolf.

El resto de la Jornada, incidió con especial énfasis en las ventajas del mantenimiento en los gastos generales OEE, y se presentaron las últimas soluciones en productos y servicios de Schaeffler para el sector. Desde las últimas optimizaciones para prevenir las WEC, hasta las soluciones específicas de mantenimiento. Se presentaron soluciones para la amplia cadena de valor del ámbito de la operación y mantenimiento: desde sistemas para la monitorización de vibraciones, como soluciones para un montaje y desmontaje de rodamientos correcto, entre otras. Los asistentes pudieron también atender una demostración práctica de montaje de una pareja de rodamientos cónicos que resultó de gran interés.

La jornada finalizó con una visita al Laboratorio de Ensayo de Aerogeneradores (LEA) de CENER en Sangüesa. Los asistentes pudieron conocer uno de los bancos de ensayos de trenes de potencia donde se realizan pruebas de fatiga a nacelles completas, que cuenta con rodamientos Schaeffler. En este banco en concreto Schaeffler no sólo suministró los rodamientos sino que también colaboró con la ingeniería en su cálculo durante el diseño y en su posterior montaje.

La industria eólica europea contribuyó con 36.000 M€ al PIB de la UE en 2016, apoyó 263.000 empleos y generó 8.000 M€ en exportaciones fuera de Europa. Estos son los principales hallazgos de un nuevo informe, “Local Impact, Global Leadership” realizado por Deloitte para WindEurope, presentado en el evento WindEurope Conference & Exhibition 2017, en Amsterdam. El informe también describe lo que la industria eólica ahorra a Europa en términos de reducción de importaciones de combustibles fósiles (32.000 M€ en 2011-2016) y emisiones de CO₂ (166 Mt en 2016) y lo que contribuye a los ingresos fiscales gubernamentales (4.900 M€ en 2016).

El informe muestra cómo la energía eólica crea valor no solo para la industria eólica sino también para la economía en general. Cada 1.000 € de facturación de la industria eólica generan 250 € de actividad económica en otros sectores como metales, productos químicos, equipos eléctricos y maquinaria, construcción e ingeniería. Gran parte de la industria y la cadena de suministro se encuentra en áreas económicamente menos favorecidas. Y trae puestos de trabajo de calidad a esas áreas: el 82% de los 263.000 empleos son altamente cualificados.

Los parques eólicos también traen beneficios directos a las comunidades donde se encuentran, ya sea a través de residentes de la zona que comparten los ingresos a través de la propiedad comunitaria o de los operadores que pagan impuestos locales a las autoridades del pueblo o del distrito.

Esa es la buena noticia. La menos buena es que en realidad Europa ha recortado empleo para mantener este éxito. El crecimiento del empleo en la industria se ha estabilizado en los últimos cinco años, ya que muchos países se han vuelto menos ambiciosos en materia de energías renovables: la mitad de los Estados miembros de la UE no invirtieron nada en energía eólica el año pasado. Las exportaciones netas de equipos eólicos están cayendo frente a la fuerte competencia de las economías emergentes: de 3.000 M€ en 2011 a 2.400 M€ en la actualidad. Esto se debe a que los fabricantes europeos de aerogeneradores obtienen más componentes fuera de Europa. La ambición política y la claridad necesarias para sostener la contribución de la energía eólica a la economía europea no están vigentes actualmente.

La eólica es una opción inteligente para la economía. Es una historia de éxito industrial europeo. Pero está en riesgo. Son esenciales metas y políticas claras y ambiciosas para mantener los empleos y el crecimiento que nuestra industria respalda,” declara Giles Dickson, CEO de WindEurope.”Necesitamos un objetivo de energías renovables de la UE de al menos 35% para 2030. Necesitamos claridad sobre los volúmenes posteriores a 2020, la cadena de suministro sabe qué invertir y dónde. Necesitamos políticas industriales y de I+D que ayuden a Europa a mantener su liderazgo tecnológico y seguir exportando. Si todo esto sucede, la energía eólica podría cubrir el 30% de las necesidades energéticas de Europa en 2030 y generaríamos más empleos y crecimiento para la economía, pero si no lo hace, Europa perderá 92.000 M€ en inversiones y 132.000 empleos: ese es el coste de la no ambición. Además, la ambición cuesta menos que las alternativas: la eólica terrestre es la fuente de nueva potencia más barata en la mayoría de los países de la UE; la energía eólica marina no se queda atrás, con los costes cayendo más del 60% en tres años.

La política de energía renovable significa política industrial: la energía eólica está haciendo importantes contribuciones a las economías a nivel nacional e internacional. El principal requisito para la industria eólica y el crecimiento ecológico y sostenible en Europa es un marco político estable, fiable y de largo plazo posterior a 2020. La visibilidad es crucial para la planificación industrial. Cuando vemos volúmenes significativos en un mercado o región, invertimos en la cadena de suministro, ya que proporciona economías de escala,” declara Hans-Dieter Kettwig, Director General de Enercon

Los desafíos del cambio climático, la seguridad energética y la estabilidad industrial de Europa son más intensos que nunca. La energía eólica es una parte importante de la solución, como ya se ha demostrado, a nivel local y mundial. Nuestras nuevas instalaciones de fabricación para eólica marina en Hull (Reino Unido) y Cuxhaven (Alemania) son un buen ejemplo para devolver el empleo a las regiones costeras y contribuir a la reindustrialización. Para ofrecer continuamente energía eólica al menor coste posible de la energía, nuestra industria necesita una visión a largo plazo, un marco estable y volúmenes suficientes,” declara Markus Tacke, CEO de Siemens Gamesa Renewable Energy.

Sin subsidios no quiere decir sin política. En tiempos de los primeros proyectos de energía eólica sin subsidios, debemos analizar con los responsables políticos europeos cómo el entorno regulatorio para la energía renovable puede respaldar la energía renovable competitiva y las perspectivas sociales y políticas firmes para la transición energética. Ambos están estrechamente vinculados y no pueden discutirse ni implementarse por separado. Estos son los problemas que debemos abordar si queremos aumentar el impacto local y el liderazgo mundial de la energía eólica en Europa,“, dEclara Gunnar Groebler, Vicepresidente Senior y Jefe del Área de Negocio Eólico de Vattenfall.

La industria eólica es clave para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y ha reducido drásticamente el coste de la energía eólica, creando empleos e inversiones y contribuyendo directa e indirectamente a una amplia gama de industrias en Europa. La energía eólica es más barata que muchos combustibles fósiles y es hora de que la UE revise su objetivo de energía renovable 2030 y lo eleve a por lo menos el 35%. Además de eso, tenemos que seguir trabajando en la adaptación de los mercados, las políticas y la infraestructura pública para reflejar un futuro sistema de energía con más recursos renovables. Al hacerlo, el sector continuará creciendo, creando empleos e inversiones, y un mix energético más sostenible,” declara Anders Runevad, Presidente y CEO del Grupo Vestas.

Navigant Research ha publicado la cuarta edición del informe Wind Turbine Order Tracker, que identifica las tendencias de la industria eólica mediante la recopilación y el análisis de pedidos de aerogeneradores anunciados públicamente en el primer semestre de 2017.

Los pedidos mundiales de aerogeneradores anunciados en el primer semestre de 2017 alcanzaron los 11.570,9 MW. Esta potencia representa una disminución notable respecto de los 14.743,9 MW de pedidos en el segundo semestre de 2016 y los 13.477,6 MW del primer semestre de 2016. Ha habido varios cambios en la industria eólica en el último año. En particular, Nordex adquirió Acciona en la primavera de 2016. Más recientemente, en la primavera pasada, los gigantes eólicos Siemens y Gamesa se fusionaron para formar Siemens Gamesa Renewable Energy. Mientras llega la calma después de éstas fusiones, es difícil rastrear la caída mundial en los pedidos de aerogeneradores que las acompañan.

Por el contrario, un cambio importante en la industria eólica de India es en parte culpable de la disminución. India, uno de los principales países en capacidad de pedidos de aerogeneradores en versiones anteriores de este informe, registró una caída de casi 2 GW en pedidos aerogeneradores desde el segundo semestre 2016. El cambio de una tarifa de alimentación a un proceso de licitación competitiva ha causado incertidumbre en el mercado indio y algunos retrasos en la compra de aerogeneradores, a medida que el mercado cambia al sistema de subastas.

Una vez más, Vestas lideró a todos los proveedores de turbinas con 4.265,9 MW de pedidos de aerogeneradores entre enero y junio de 2017. Esto representó una caída de más de 2 GW respecto al segundo semestre de 2016; y por el contrario, un aumento de más de 700 MW respecto al primer semestre de 2016. Gracias a un par de contratos masivos en España y Vietnam, General Electric subió al segundo lugar con 2.928,1 MW de pedidos de aerogeneradores ganados. Por lo general, este proveedor norteamericano limita la cantidad de pedidos que anuncia, por lo que si se anunciaron casi 3 GW, eso sugiere que se trató de una sólida primera mitad de 2017 para GE. SGRE quedó en tercer lugar con 1.632 MW de pedidos de aerogeneradores. Antes de la fusión, Siemens no informaba de todos los pedidos de aerogeneradores, pero como SGRE es una empresa que cotiza en bolsa, los pedidos de aerogeneradores deben ser mucho más transparentes. Suzlon y Senvion completaron los cinco primeros con 1.024 MW y 850 MW, respectivamente. Nordex quedó justo detrás con 711 MW de pedidos anunciados.

La región Asia-Pacífico volvió a liderar a todas las regiones en capacidad de pedidos de aerogeneradores con 2.775,2 MW firmados en el primer semestre de 2017. Europa ocupó el segundo lugar con 2.645,6 MW, Norteamérica, o más específicamente EE.UU., quedó en tercer lugar con 2.527,1 MW de aerogeneradores pedidos durante el período. No se anunciaron pedidos de aerogeneradores en Canadá en este período, por lo que EE.UU. representó toda la capacidad en Norteamérica. Latinoamérica registró 741,8 MW de pedidos y Oriente Medio y África ocuparon un distante quinto lugar con 198,8 MW. Las cinco regiones experimentaron una disminución significativa en la capacidad de pedidos a partir del segundo semestre de 2016 siendo Asia-Pacífico la que registró la mayor disminución, con más de 1.500 MW. Cabe señalar, sin embargo, que hubo pedidos por valor de 2.682,5 MW que solo se informaron mediante informes trimestrales y, por lo tanto, por lo que no se adjudicaron a ninguna región o país.

Como ha sido la tendencia en los últimos años, la potencia y el diámetro del rotor aumentaron con respecto al anterior informe. La potencia media ponderada de los aerogeneradores aumentó de 2,66 MW a 2,76 MW y el diámetro del rotor medio ponderado pasó de 115 m a poco menos de 120 m. Para los proyectos que proporcionaron información sobre la altura del buje, el promedio fue de 110 m, lo que representa un salto notable respecto de los 97 m reportados en el segundo semestre 2016. El aumento continuo de estos valores indica que los promotores de parques eólicos están tratando de maximizar la producción de energía en áreas de recursos eólicos de moderados a bajos. Los pedidos para proyectos eólicos marinos fueron lentos en este período, con solo dos pedidos conocidos que totalizan solo 48 MW.

NOTA: Aunque este informe es una colección completa de todos los pedidos de aerogeneradores que se han hecho públicos durante el período determinado, sigue habiendo una cantidad significativa de capacidad que no se puede contabilizar. A pesar de ser uno de los principales mercados eólicos del mundo, los fabricantes de equipos originales de aerogeneradores chinos no se contabilizan en este informe debido a la falta de disponibilidad de datos en este mercado. Existen raras excepciones a esto, como cuando se anuncia un pedido de aerogeneradores de un fabricante chino fuera de su mercado nacional.

La Asociación Empresarial Eólica (AEE) ha nombrado a Piluca Núñez como Directora de Comunicación y Relaciones Institucionales, reforzando su equipo directivo ante los crecientes retos a los que se enfrenta la industria eólica en España.

Piluca Núñez es licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense, MBA por el Instituto de Empresa y Diplomada en Comunidades Europeas por la Escuela Diplomática. Su trayectoria profesional ha estado ligada al sector de la energía y la cooperación internacional. Comenzó su carrera profesional en empresas tecnológicas, pasó por el Instituto Cervantes de París y cooperó con el Programa Food Aid ECHO en misiones internacionales.

 

Tras estas experiencias, aterrizó en el sector de la energía desde donde dirigió la comunicación y relaciones institucionales en Foro de la Industria Nuclear Española. Después de un periodo en la multinacional Sodexo como responsable de Comunicación y Marca, regresa al sector de la energía. Su experiencia en el sector energético y su conocimiento del mercado eléctrico español son valores destacables para su nueva función.

Actualmente es profesora del Postgrado de Dirección de Asuntos Públicos (PDAP) y de varias escuelas de Comunicación. Forma parte de la actual Junta Directiva de la Asociación de Profesionales de Relaciones Institucionales (APRI) y colabora en los distintos grupos de trabajo de la asociación Dircom.

La Asociación Empresarial Eólica (AEE) es la voz del sector eólico en España. Con cerca de 200 empresas asociadas, representa a más del 90% del sector en España, promueve el uso de la energía eólica, y defiende los intereses del sector.

COMEVAL