Tags Posts tagged with "plantas termosolares"

plantas termosolares

TSK es una compañía global especializada en la ejecución de proyectos llave en mano y en el suministro de soluciones tecnológicas para diferentes sectores industriales: infraestructuras eléctricas, plantas industriales, centrales de generación de energía (convencional o renovable), plantas de tratamiento de agua, oil&gas o instalaciones de almacenamiento y manejo de materias primas; aportando tecnología propia, ingeniería y capacidad de gestión de proyectos complejos.

Acumula una dilatada experiencia en ingeniería, construcción, montaje y puesta en marcha de centrales eléctricas de diferentes tecnologías como: ciclo abierto y combinado, cogeneración, eólica, termosolar, fotovoltaica, hidráulica y biomasa; con la participación en proyectos que en conjunto superan los 12.000 MW instalados. TSK cerró el ejercicio 2017 con una cifra de negocio cercana a 1.000 M€ y una plantilla de 1.050 empleados. El sector de la energía concentra el grueso de su actividad, representando la energía convencional el 30% de las ventas y las renovables el 35%.

Disponer de tecnología propia es un objetivo estratégico, y en ese sentido ha potenciado su perfil tecnológico para posicionarse como empresa EPCista con tecnología propia en diferentes campos, así como con elevadas capacidades internas para desarrollo de ingeniería, tanto básica como de detalle, diferenciándose claramente de sus competidores al aportar mayor valor a sus clientes, asegurando el coste y el plazo de ejecución de las inversiones. Leer más…

Artículo publicado en: FuturENERGY Marzo 2018

Camión de limpieza del socio Ecilimp Termosolar. Imagen: Planta termosolar Gemasolar, propiedad de Torresol Energy © Sener, tecnología de limpieza propiedad de Ecilimp | Cleaning truck owned by Ecilimp Termosolar. Picture: Gemasolar CSP Plant, property of Torresol Energy©Sener, cleaning technology property of Ecilimp

Las plantas termosolares se instalan a menudo en zonas áridas, donde la irradiación solar es alta y los recursos hídricos escasos. Esta es una importante barrera medioambiental en regiones áridas y soleadas como el Norte de África, Oriente Medio, el sudoeste de EE.UU. y Chile. En las plantas termosolares el agua se utiliza principalmente para la limpieza de espejos y para los procesos de refrigeración, especialmente en éstos, las plantas termosolares que utilizan sistemas tradicionales de refrigeración húmeda consumen una gran cantidad de agua, a causa de las pérdidas de evaporación en el sistema de refrigeración. El proyecto MinWaterCSP aborda el reto de reducir significativamente el consumo de agua en plantas termosolares, manteniendo el rendimiento total. Su objetivo es reducir las pérdidas de evaporación y el consumo de agua en la limpieza de espejos en plantas termosolares de pequeño y gran tamaño, a través de una combinación holística de tecnologías de última generación.

MinWaterCSP es un proyecto de I+D que pretende reducir el consumo de agua y mejorar el rendimiento total del ciclo térmico de las plantas termosolares. Ha recibido fondos del programa de investigación y desarrollo Horizon 2020 de la EU. Comenzó en enero de 2016 y concluirá en diciembre de este año.

El consorcio del proyecto MinWaterCSP está formado por 13 socios de seis países diferentes, tanto pertenecientes como no a la UE. Está coordinado por Kelvion Holding GmbH (Coordinador del Proyecto, Alemania) y Enexio Management GmbH (Coordinador Técnico, Alemania). Otros socios del consorcio son: Kelvion Thermal Solutions (Pty) Ltd. (Sudáfrica), Fraunhofer ISE (Alemania), Sapienza University of Rome (Italia), ECILIMP Termosolar SL (España), Stellenbosch University (Sudáfrica), Notus Fan Engineering (Sudáfrica), Laterizi Gambettola SRL – Soltigua (Italia), Enexio Germany GmbH (Alemania), Institut de Recherches en Energie Solaire et Energy Nouvelles – IRESEN (Marruecos), Steinbeis 2i GmbH (Alemania) y Waterleau Group NV (Bélgica). Leer más…

Artículo publicado en: FuturENERGY Marzo 2018

En 2017, la termosolar alcanzó una potencia instalada a nivel mundial de 5,1 GW. De acuerdo con la AIE, se espera que esta cifra aumente a 10 GW para 2022, con casi toda la nueva potencia incorporando almacenamiento. Actualmente, en todo el mundo 23 países tienen proyectos termosolares, mientras que las mayores potencias instaladas están en EE.UU. y España, hay plantas termosolares en operación o en desarrollo en muchos otros países, incluidos Emiratos Árabes Unidos, Egipto, Israel, India, China, Sudáfrica, Chile, México, Australia, Kuwait y Arabia Saudí. En septiembre de 2016, China lanzó su primer lote de proyectos termosolares piloto, y aunque este lote avanza más lento de lo esperado, como informó CSP Focus a principios de este año, la Administración Nacional de Energía de China ha indicado que de acuerdo con el estado de construcción del primer lote de proyectos termosolares piloto, China lanzará un segundo lote de proyectos piloto en el futuro.

En los últimos años, la industria termosolar china ha avanzado mucho y se están produciendo algunos cambios positivos. A través de años de estudio y práctica, China ha construido con éxito plantas termosolares comerciales como la planta termosolar de torre SUPCON de 10 MW y la planta termosolar de torre y sales fundidas Shouhang de 10 MW. La cadena de valor local está madurando y haciendo una gran contribución a varias industrias tradicionales, como la industria química, la del hierro y acero, la ingeniería y la construcción.

111 proyectos termosolares con una potencia total de 9 GW participaron en la solicitud del primer lote de 1.349 GW de 20 proyectos termosolares piloto en China, en septiembre de 2016. Hasta ahora, han pasado casi 18 meses, pero de hecho, los proyectos de este primer lote progresan más lentamente de lo esperado, y solo unos pocos se podrán completar para finales de 2018. Sin embargo, no se debería juzgar y predecir el futuro de la industria termosolar china simplemente por la finalización del primer lote de proyectos piloto. La razón por la cual el gobierno fomenta el desarrollo y la construcción de estos 20 primeros proyectos termosolares piloto es verificar la tecnología y la viabilidad de implementación de proyectos termosolares y cultivar una cadena de valor termosolar industrial local, así como explorar y formar un me¬canismo regulatorio de apoyo a esta tecnología. Leer más…

Artículo publicado en: FuturENERGY Marzo 2018

Grupo T-Solar ha firmado un acuerdo para adquirir dos plantas termosolares en España con una potencia total instalada de 100 MW pertenecientes a varios vendedores. La cartera de plantas utiliza tecnología de colectores cilindro-parabólicos (sin almacenamiento en sales fundidas) y está compuesta por el proyecto Morón en Sevilla de 50 MW y el proyecto Olivenza de 50 MW en Badajoz. Desde el inicio de su operación en 2012, las dos plantas han aportado más de 200 GWh por año a la red, lo que equivale al consumo anual de aproximadamente 160.320 habitantes.

Marta Martínez Queimadelos, Consejera Delegada de Grupo T-Solar, comentó: “Esta es una importante adquisición para Grupo T-Solar ya que incorpora una tecnología solar diferente a nuestra cartera, al tiempo que se aprovechan las sinergias con nuestra plataforma actual y fortalece aún más nuestra posición de liderazgo en el sector solar español.” La cartera de activos de Grupo T-Solar alcanza una capacidad en operación de 386 MW que genera más de 634 GWh de electricidad limpia por año, evitando 155.370 toneladas de CO2 a la atmósfera.

La transacción está sujeta a las condiciones de cierre habituales. Grupo T- Solar fue asesorado en esta transacción por Banco Santander (asesor financiero), Ernst & Young (asesor financiero y fiscal), Enzen (asesor técnico) y Pérez-Llorca (asesor legal).

 Acciona ha llegado a un acuerdo para la venta de sus cinco plantas termosolares en España (con una capacidad conjunta de 250MW) a ContourGlobal plc. El valor de la operación asciende a €1.093 millones. Esta cantidad podría incrementarse en €27 millones, hasta €1.120 millones, en función de la consecución de ciertos hitos.

A su cierre, la operación permitirá al grupo Acciona reducir este año su deuda en €760 millones.

La enajenación de los activos termosolares españoles (Palma del Río I y II en Córdoba, Majadas en Cáceres, y Alvarado y Orellana en Badajoz) reequilibra la cartera de Acciona hacia el negocio internacional, hasta alcanzar el 50% del EBITDA de generación.

La venta está sujeta a la aprobación por parte de las autoridades de la Comisión Nacional de Mercados y Competencia (CNMC) y a la aprobación por la Junta General de Accionistas de ContourGlobal plc. El accionista de control de ContourGlobal plc, ContourGlobal L.P., con una participación del 71%, se ha comprometido de manera irrevocable a votar a favor de la transacción.

La energía termosolar ha aumentado su producción de energía eléctrica en 2017 hasta alcanzar una generación de 5.347 GWh en el acumulado del año, lo que representa un incremento del 5,5% sobre 2016 y récord histórico de generación de electricidad por parte de las plantas termosolares. En el desglose por provincias, Badajoz es la provincia que más energía termosolar ha generado, con más de 1.570.000 MWh, seguida de Sevilla (con casi 919.000 MWh) y Ciudad Real (743.000 MWh).

Otro de los récords que ha batido el pasado año la termosolar es la contribución al mix energético, que ha alcanzado el 2,2% del total de generación eléctrica de España, con puntas de cobertura de demanda por encima del 10% en escenarios puntuales, lo que muestra el aumento significativo de la eficiencia de las centrales termosolares.

Para Protermosolar, estas cifras demuestran que con 2.300MW instalados en España, que suponen el 2,1% de la potencia total instalada en nuestro país, el parque termosolar ha operado de media más de 2.300 horas equivalentes en 2017.

Luis Crespo, presidente de Protermosolar y ESTELA, considera que “estos datos constatan la necesidad de apoyar a la industria solar termoeléctrica, por fiabilidad y contribución a la estabilidad de la red, gracias a su aportación inercial, que junto con su gestionabilidad, la diferencian de otras tecnologías de generación renovable fluyente”. Y añade: “La sustitución del parque de carbón por centrales termosolares, junto con la incorporación de las centrales eólicas y fotovoltaicas aprobadas en las recientes subastas, no implicaría un sobrecoste de la generación en nuestro país y tendría efectos muy beneficiosos para nuestra economía”.

Por tecnologías, según datos estimados por REE, en el año 2017, el 22,6% de la producción eléctrica provino de la nuclear, el 17,4% del carbón, el 13,8% del ciclo combinado, el 19,2% de la eólica, el 11,5% procedió de la cogeneración, un 7,3% hidráulica, un 3,2% de la solar fotovoltaica, un 2,2% de la termosolar, un 1,3% de residuos y un 1,5% de otras energías renovables.

Contribución a la economía española

El sector termosolar tuvo un impacto positivo en la economía española en 2016 de 1.400 millones de euros en el PIB, con una contribución directa de 1.092 millones de euros y una contribución indirecta de 308 millones de euros. El sector da empleo a 5.216 trabajadores y ha solicitado 948 patentes en 2016, según los datos recogidos en el Estudio del Impacto Macroeconómico de las Energías Renovables en España 2016, elaborado por la Asociación Españolas de Empresas Renovables (APPA).

En la junta general de ESTELA, Luis Crespo destacó en su discurso de aceptación del cargo, “el momento histórico que están viviendo las centrales termosolares al ofrecer en la actualidad su electricidad en países soleados a precios competitivos con tecnologías convencionales, como por ejemplo los ciclos combinados de gas natural, lo que perfila a la termosolar como la tecnología renovable que proveerá el respaldo a otras tecnologías renovables fluyentes e, incluso, suministrará buena parte de la carga base de los sistemas eléctricos en el futuro”.  

Luis Crespo recalcó como el pasado año, “en un país como Dubái, con un recurso solar algo inferior al español, la producción termosolar se ofrece a 6 c€/kWh, y lo más positivo es que nuestra tecnología  todavía tiene un importante recorrido de reducción de costes a medida que vaya creciendo su mercado y acercándose a las cifras de implantación de otras tecnologías”.

El producto que ofrecen las centrales termosolares, con su capacidad de almacenamiento, es muy diferente al de otras tecnologías renovables fluyentes y aporta a los sistemas eléctricos un valor superior a la diferencia de costes con las otras tecnologías que está siendo progresivamente entendido y apreciado por los responsables energéticos de muchos países.

Para el presidente de ESTELA, “toda la nueva capacidad futura será renovable en la mayoría de los países, por lo que la incorporación de tecnologías que aporten gestionabilidad al sistema será una necesidad a medida que se vayan retirando las centrales convencionales”. Crespo concluyó su discurso aseverando: “Hoy en día ya podemos afirmar que un escenario mayoritariamente renovable, con adecuado mix de las diferentes tecnologías, es no solo técnicamente posible y más limpio que el actual, sino incluso más barato para los consumidores. Una transición energética más acelerada en nuestro país, nos brindaría una importante palanca para el crecimiento económico y el empleo”.   

Cubico Sustainable Investments Limited (“Cubico”), firma especialista en inversión en energías renovables, ha anunciado la adquisición de dos plantas termosolares en Granada, con una producción total de 99,8 MW. Las plantas eran propiedad de dos fondos internacionales, Antin Infrastructure Partners y la división de inversión en infraestructuras de Deutsche Asset Management, junto con la constructora española Cobra Sistemas y Redes.

Las plantas utilizan tecnología termosolar de colectores cilindro-parabólicos con 7,5 horas de almacenamiento térmico en sales fundidas, lo que, combinado con un campo solar de gran tamaño, permite generar energía durante las horas nocturnas.

 

Desde el inicio su operación comercial en 2008 y 2009, respectivamente, las dos plantas han inyectado a la red más de 2 TWh, lo que equivale al consumo anual de más de 600.000 hogares españoles. Esta energía no contaminante ha evitado la emisión de aproximadamente 1.350.000 t de CO2. En 2016, las plantas Andasol generaron más del 2% de la energía solar total en España y el 5,4% de la energía termosolar total.

El funcionamiento de las plantas ocupa directamente a unas 120 personas y genera una cifra similar de empleos indirectos en la región de Granada. Como parte de la adquisición, Cubico integrará a los 13 empleados actuales de Andasol dentro de su estructura.

Almacenar energía a temperaturas superiores a los 1.000 ºC a través del silicio fundido. Es el objetivo del proyecto AMADEUS el primero de este tipo a nivel europeo, coordinado por investigadores del Instituto de Energía Solar de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM). Los expertos tratarán de crear una nueva generación de dispositivos de almacenamiento energético extremadamente compactos y de menor coste con potencial aplicación en diversos sectores. El almacenamiento directo de energía solar en plantas termosolares, o la integración del almacenamiento eléctrico y la cogeneración en domicilios y distritos son sólo algunas de las aplicaciones que podrían tener los nuevos dispositivos resultantes del proyecto que ha logrado financiación de la convocatoria Future Emnerging Technologies (FET) del programa Horizonte 2020 de la Comisión Europea. Se trata de un logro en sí mismo ya que solo 4 de cada 100 propuestas presentadas han logrado financiación en esta convocatoria, una de las más competitivas de todo el programa.

Con un presupuesto de 3,3 M€ para los próximos tres años, AMADEUS (Next Generation Materials and Solid State Devices for Ultra High Temperature Energy Storage and Conversion) investigará nuevos materiales y dispositivos que permitan almacenar energía a temperaturas en el rango de los 1.000 y 2.000 ºC. De esta forma, se pretende romper con la barrera de los 600 ºC, raramente superada por los sistemas actuales empleados en centrales termosolares.

 

Para conseguirlo, los expertos trabajarán con distintos aleados metálicos de silicio y boro, que funden a temperaturas superiores a los 1.385 ºC y que permitirán almacenar entre 2 y 4 MJ/kg, “un orden de magnitud superior a la de las sales empleadas actualmente”, explica Alejandro Datas, del Instituto de Energía Solar de la UPM y uno de los coordinadores del proyecto.

Además, se estudiarán los materiales necesarios para contener estos metales fundidos durante largos periodos de tiempo y lograr un buen aislamiento térmico, así como los dispositivos para lograr una conversión eficiente del calor almacenado en electricidad.

Dispositivos que toman como base tecnología UPM

Para esto último, el proyecto investigará un nuevo concepto (patentado por investigadores de la UPM) que combina los efectos termiónico y fotovoltaico para lograr la conversión directa del calor en electricidad. A diferencia de las máquinas térmicas convencionales, este sistema no requiere contacto físico con la fuente térmica, ya que se basa en la emisión directa de electrones (efecto termiónico) y de fotones (efecto termofotovoltaico).

Pero, de tener éxito en su desarrollo, estos nuevos dispositivos no sólo podrán trabajar a temperaturas muy elevadas, sino que también permitirán simplificar y abaratar drásticamente el sistema, ya que no requieren de un fluido caloportador, ni de tuberías e intercambiadores de calor, que a día de hoy, suponen gran parte del coste de estas instalaciones.

Además de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), en el proyecto colaboran otros seis socios de cinco países europeos, con experiencia en campos tan diversos como la metalurgia, el aislamiento térmico, la dinámica de fluidos y dispositivos semiconductores.

El consorcio de investigación, coordinado por Alejandro Datas y Antonio Martí, ambos de la Universidad Politécnica de Madrid, contará con la participación del Consejo Nacional de Investigación de Italia, el Instituto de Investigación de la Fundición de Polonia, la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología, el Centro Hellas para la Investigación y la Tecnología de Grecia, la Universidad de Stuttgart de Alemania, y la compañía IONVAC Process SRL de Italia.

Superan los 5 TWh de producción anual en 2015

La curva de aprendizaje de los primeros años de operación de las plantas termosolares está mostrando sus efectos al haber superado los 5 TWH de producción anual agrupada en 2015, según los datos de la Asociación de la Industria Solar Termoeléctrica (Protermosolar) que destaca que con una media de cinco años de operación, las plantas termosolares son cada vez operadas con mayor eficacia al incrementar año tras año su producción.

En los meses de verano de este año, la energía termosolar viene suministrando más del 4% de la demanda, proporcionando cifras de electricidad generada muy similares a las de la fotovoltaica, aunque la potencia instalada de energía fotovoltaica es más del doble que la termosolar.

La energía termosolar cuenta con 2.300 MW de potencia termosolar instalada en España, cuyas plantas se construyeron entre 2007 y 2013, con una mayor concentración de conexión de centrales a red en los años 2010, 2011 y 2012.

Todos estos datos fueron expuestos en un jornada técnica interna para los asociados a Protermosolar sobre La optimización de la operación y el mantenimiento de la plantas termosolares. En dicha jornada se puso de manifiesto como la gestionabilidad de las plantas termosolares empieza a ser analizada y valorada por los responsables energéticos mundiales frente al menor coste de generación de otras tecnologías renovables ‘fluyentes’.

En la sesión también se expuso como las empresas españolas son líderes mundiales en el diseño, tecnología y ‘epcistas’ de plantas termosolares y, gracias a la curva de aprendizaje, ahora en la operación y mantenimiento de las centrales.

Durante la jornada además se presentaron y se debatieron alternativas técnicas y organizativas para la optimización de la operación y el mantenimiento de las centrales instaladas en España.

La experiencia de las empresas españolas en optimización operativa es un valor más a añadir en su liderazgo en diseño y construcción de centrales que ha dado como resultado la activa participación de nuestras empresas en las nuevas centrales que se pondrán en funcionamiento durante los próximos meses en diversas partes del mundo, como Marruecos, Sudáfrica, Oriente Medio, China y Chile, lo que está consolidando el relevante papel de España en la tecnología termosolar a nivel mundial.

La Asociación Europea de la Industria Solar Termoeléctrica (ESTELA) y la Organización Internacional de Energía Termosolar (STELA World) han presentado dos informes en los que se argumenta cómo el Valor que aporta las plantas termosolares con almacenamiento es imprescindible para la incorporación de un mayor número de renovables y, por tanto, para alcanzar sistemas eléctricos libres de CO2.

Los dos informes, titulados El valor de la electricidad termosolar y El valor del almacenamiento térmico, determinan que la gestionabilidad es el valor fundamental que necesitan los sistemas energéticos actuales para ser más eficientes y facilitar la integración de las otras tecnologías renovables no gestionables o fluyentes.

Estos estudios han sido elaborados con el objetivo de ofrecer una nueva perspectiva más allá del simple coste/precio en la comparación de las tecnologías renovables de generación eléctrica, poniendo en valor las ventajas del almacenamiento energético que ofrecen los sistemas gestionables.

De esta forma, las nuevas medidas de inversión hacia una transición energética sostenible deberían ser planteadas, no sólo desde la perspectiva del coste en términos Capex/Opex de una central, sino teniendo en cuenta como factor esencial el valor que cada nueva central añade al sistema eléctrico de un país. Sobre esta base, las decisiones estratégicas con visión de futuro se abrirán camino hacia una combinación de energía mejor integrada y optimizada. La cifra del coste de generación, o del concepto académico del LCOE, no deben seguir siendo la base para la planificación del mix de generación futuro.

“Además, más allá del mero impacto técnico en el sistema eléctrico del almacenamiento y la gestionabilidad, las políticas industriales, el empleo y el liderazgo tecnológico también deberían ser debidamente valorados por los responsables políticos, especialmente en nuestro país”, afirma Luis Crespo, presidente de ESTELA y secretario general de Protermosolar.

El valor de la electricidad termosolar destaca que, de continuar dejando de lado el valor añadido de las tecnologías gestionables de cara a lograr los objetivos acordados en la COP 21 de París para los años 2030/2050, no será posible un sistema de energía libre de CO2 para entonces y pronto empezarán a saturarse las inversiones en este tipo de tecnologías.

En un sistema energético, el Valor proviene esencialmente de la capacidad de almacenamiento de una planta y puede ser expresado tanto en términos operativos (despacho a las horas de demanda pico, horas de funcionamiento efectivo, ahorros de reservas rodantes, contribución a los servicios auxiliares del sistema,…), como en términos de capacidad adicional (ahorro en inversiones de nuevas centrales de respaldo).

Según el informe El valor del almacenamiento, el exceso de generación de energía que se está dando en el mercado evidencia una creciente necesidad, tanto en países industrializados como en economías emergentes, de una integración de sistemas y tecnologías con capacidad de almacenamiento. Además del consecuente desaprovechamiento de energía que produce el exceso de generación ‘fluyente’ también puede conducir a bajos rendimientos en inversiones al reducir la retribución del mercado a quienes ofrecen el mismo producto inflexiblemente al mismo tiempo.

Este último informe destaca que las plantas termosolares con almacenamiento parecen ser, hasta la fecha, casi la única opción viable. Además del valor añadido al sistema de energía en términos operacionales y de capacidad, añaden estabilidad inercial a la red y tienen un impacto macroeconómico altamente positivo. La tecnología de almacenamiento puede suministrar electricidad base como hacen las centrales eléctricas alimentadas con combustibles fósiles.

Por ello, Luis Crespo considera que “en lugar de buscar soluciones a la sobrecapacidad puntual es mejor evitar dicha patología con una mayor componente de tecnologías con almacenamiento”. En este sentido, el informe señala que las plantas termosolares con almacenamiento y las plantas híbridas PV-CSP parecen ser, hasta la fecha, casi las únicas opciones viables a gran escala.

ESTELA concluye que los reguladores de los sistemas energéticos de todos los países deben proporcionar un marco eficiente para la industria y los mercados de cara a conseguir una proporción más equilibrada entre tecnologías gestionables y no gestionables, para alcanzar los objetivos de penetración de las energías renovables en todo el mundo.