Tags Posts tagged with "pobreza energética"

pobreza energética

0

El pasado 29 de enero vio la luz el Observatorio Europeo de la Pobreza Energética (EU Energy Poverty Observatory – EPOV). Un nuevo organismo destinado a fomentar el conocimiento y la repercusión de la pobreza energética en Europa.

El Observatorio tiene la misión de concienciar sobre esta lacra social e investigar respecto a las políticas y buenas prácticas necesarias para combatir la pobreza energética en la Unión Europea. Entre los objetivos del EPOV están una serie de actuaciones para mejorar la transparencia mediante los informes de los diferentes países de la UE. Pero también impulsar el trabajo colaborativo entre los distintos actores implicados mediante el intercambio de conocimiento. Finalmente, este organismo deberá concienciar y promover la información entre todos los estados miembros implicados en combatir esta problemática.

La principal herramienta del Observatorio será su plataforma web, la cual informa sobre nuevas publicaciones, medidas, políticas, buenas prácticas, foros y eventos, guías, materiales pedagógicos y noticias, relativos a cómo paliar la pobreza energética

Pobreza energética: una situación preocupante

Según la Comisión Europea, 50 millones de hogares europeos se encuentran en alguna situación de vulnerabilidad energética, según se desprende de un informe del Observatorio Europeo de Pobreza Energética, un proyecto y plataforma online desarrollados por la Comisión Europea cuya finalidad es hace frente a esta lacra social que afecta a más de 50 millones de hogares sólo en Europa.

La pobreza energética es la incapacidad de un hogar para alcanzar una cantidad mínima de servicios basados en la energía que cubran las necesidades básicas. Entre ellas, destacamos mantener la vivienda en unas condiciones de temperatura adecuadas para la salud (entre 18ºC y 21ºC en invierno y 25ºC en verano. Estos requisitos y definición vienen establecidos por la Organización Mundial de la Salud y la Asociación de Ciencias Ambientales.

Y, ¿cómo afecta eso al ciudadano español? Pues bien, según esta definición, podemos concluir que el 11% de los hogares en España no cumplen estos requisitos. Es decir, españoles, es decir, alrededor de 5 millones de ciudadanos, no pueden mantener su vivienda a una temperatura óptima durante la estación fría.

Tal y como indican los responsables del Observatorio EPOV, la pobreza energética es un término multidimensional sobre el que influyen diversos factores. Principalmente viene dado por las dificultades económicas de muchas familias para hacer frente a la factura energética en sus hogares.

Razones para la pobreza energética.

No hace falta pensar mucho para determinar qué factores influyen en la pobreza energética. Para empezar, los elevados precios de la energía y el bajo poder adquisitivo o ingresos de las familias españolas. Se une a ello la falta de acondicionamiento o la calidad insuficiente de las viviendas españolas. Estos son los principales motivos generadores de pobreza energética.

En cualquier caso, la concienciación sobre la necesidad de modelos de eficiencia energética es patente entre muchos sectores sociales. Desde los públicos, como es el caso de este nuevo observatorio, hasta las soluciones aportadas por empresas privadas que buscan la eficiencia y el ahorro del consumidor final. Ya sea en el ámbito doméstico o empresarial, empresas como Linkener, ofrecen soluciones tecnológicas que permiten no solo el ahorro en nuestras facturas, sino también aportan valores de sostenibilidad medio ambiental

observatorio2

Soluciones contra la pobreza energética

Desde el EPOV se plantean políticas y medidas para luchar contra la pobreza energética. Obviamente existe una pluralidad de contextos que exigen medidas concretas en cada situación específica y región de Europa. Como ejes transversales, debemos potenciar la formación y el asesoramiento energético para reducir pobreza energética en los estados de la Unión Europea.

Pero, además, el Observatorio propone una serie de medidas que abarcarían los siguientes ámbitos de actuación.

  • Ayudas económicas para rehabilitación energética de los hogares. Con ello se pretenden fomentar las mejoras como las envolventes, o las instalaciones de refrigeración y calefacción. En este sentido también es relevante la potenciación de las energías renovables o el uso de electrodomésticos de bajo consumo energético.
  • Asesoramiento energético para unidades familiares en riesgo. Lo que permite aportar conocimiento sobre cómo mejorar su situación específica. A veces, el desconocimiento es motivo directo de la pobreza energética.
  • Mayores ayudas financiera que permitan rebajar las facturas energéticas. En muchos países existen tarifas sociales que apoyan la factura de energía de nuestros hogares. La factura de energía necesita medidas efectivas para desahogar a los hogares vulnerables económicamente.
  • Políticas anti desconexión. Aplicables principalmente a los hogares vulnerables, especialmente en los meses más fríos. Nos referimos a aquellas unidades familiares en las que se encuentran discapacitados y pensionistas, entre otros.
  • Aumentar los recursos formativos y pedagógicos de los usuarios. Esto es, aplicar medidas de concienciación que asesoren a los hogares sobre como a mejorar su situación energética/económica..
  • La participación e implicación de todos los actores sociales. Desde instituciones a medios de comunicación que permitan una perspectiva eficiente sobre nuestro consumo energético.

Schneider Electric, especialista global en gestión de la energía y automatización, y el Centro de Políticas Europeas (European Policy Centre), un think tank independiente y sin ánimo de lucro que cuenta con el apoyo de la Fundación Rey Balduino, han anunciado hoy el lanzamiento de un Grupo de Trabajo para luchar contra la pobreza energética en la Unión Europea. El evento de presentación se llevó a cabo el pasado 26 de enero en Bruselas, en presencia de Maroš Šefčovič, Vicepresidente de la Comisión Europea a cargo de energía.

La pobreza energética afecta a las personas en las economías maduras que no tienen acceso a la energía necesaria para cubrir sus necesidades básicas, como la calefacción, la electricidad o el gas. Esto es debido a una combinación de bajos ingresos, los precios de la electricidad y a un desempeño energético deficiente en los edificios. Luchar contra ella en las economías maduras es hoy en día clave para el desarrollo, como lo es el acceso a la energía en los países en desarrollo. Por ello, es necesario mejorar el día a día de las personas, al mismo tiempo que se ofrecen soluciones concretas para combatir el cambio climático.

Como empresa socialmente responsable y especialista global en gestión de la energía, Schneider Electric lanzó en 2013 su programa de lucha contra la pobreza energética en las economías maduras. El Grupo quiere propiciar la creación de un círculo virtuoso, centrándose en tres áreas: educación, inversión y tecnología. Schneider Electric ahora busca cómo ser más eficaz en sus acciones. Es por ello que la compañía se ha asociado con el Centro de Políticas Europeas, concretamente a través del Grupo de Trabajo contra la pobreza energética, que tiene como objetivo combatirla a nivel europeo. A finales de 2015, Schneider Electric ya había publicado un Libro Blanco titulado “Resolviendo la Pobreza Energética en Europa: Comprendiendo las Iniciativas y las Soluciones” (Resolving Energy Poverty in Europe: Understanding the Initiatives and Solutions).

Mientras tanto, Schneider Electric con su Fundación ya desarrolla numerosas iniciativas en el marco del programa de lucha contra la pobreza energética. A finales de noviembre de 2015, la Fundación Schneider Electric, bajo el auspicio de la Fundación de Francia, se unió a la plataforma para la lucha contra la pobreza energética creada en Bélgica por la Fundación Rey Balduino. Schneider Electric y la Fundación Schneider Electric ofrecerán soluciones de gestión de energía para familias en Bélgica. En Francia, en el Solar Decathlon Europe 2014, Schneider Electric presentó un concepto de vivienda social, sostenible e innovadora para el proyecto “Viviendas para todos para hacer frente a la urgencia” (“Emergency housing for all”), para la entidad de viviendas sociales “Habitat et Humanisme”, en asociación con la agencia de empleo La Varappe.

Diseñadas con contenedores, las casas son totalmente reciclables e incorporan la solución Wiser de eficiencia energética para gestionar el consumo de energía. En septiembre de 2015, la Fundación Schneider Electric y Ashoka lanzaron una convocatoria de proyectos titulada Innovación Social para hacer frente a la pobreza energética. El objetivo era fomentar nuevas y emocionantes ideas sociales para mejorar las condiciones de vida de millones de personas en seis países europeos (Bélgica, Francia, Gran Bretaña, Italia, Polonia y la República Checa). El 7 de diciembre, los dos socios anunciaron ya los 14 ganadores.

En el caso de España, el pasado mes de diciembre, Schneider Electric presentó el proyecto Life Is On | The Green Line que nace con el objetivo de ayudar a 100 familias españolas en situación de vulnerabilidad a combatir la pobreza energética. Así, 100 hogares de distintos puntos de territorio español se beneficiarán de actuaciones personalizadas, en función de sus particularidades y necesidades, para reducir su factura eléctrica. La aportación de Schneider Electric se destinará a realizar un estudio personalizado de sus consumos energéticos, al asesoramiento tarifario y a la instalación de elementos de eficiencia energética en los hogares, como por ejemplo leds, temporizadores, monitores de seguimiento de los consumos o elementos para un mejor aislamiento térmico. Además, una parte de los recursos servirá para instalar boletines eléctricos en los hogares de los usuarios que lo requieran.

The Green Line tiene la vocación de convertirse en un reto colectivo en el que la implicación ciudadana es clave no solo para luchar contra la pobreza energética, sino también para promover el bienestar de la personas. Es por esta razón que Schneider Electric invita a todas las personas a sumarse al proyecto como “voluntarios virtuales”, compartiendo en las Redes Sociales sus propios retos personales para transformar el mundo y lograr un modelo de vida más saludable y sostenible.

La iniciativa SE4All tiene ambiciosas metas, y esta asociación es parte de los esfuerzos por sentar las bases para la acción que ayudará a los países a alcanzarlas. Las tres instituciones se proponen crear un plan de trabajo conjunto en el que la tarea de cada una de ellas complemente la misión de las otras, con el fin de dar apoyo a las metas de Energía Sostenible para Todos en la región de América Latina y el Caribe. Los tres objetivos de la iniciativa son: Asegurar el acceso universal a modernos servicios de energía; Duplicar la tasa global de mejoramiento de la eficiencia energética; y Duplicar el porcentaje de energía renovable en la matriz energética global, todo ello para el 2030.

Se espera que esta asociación implemente objetivos estratégicos para la SE4All Américas, incluyendo la creación de productos de conocimiento, asistencia en la planificación del acceso universal a la energía, coordinación con otros socios nacionales e internacionales, monitoreo del estado de la SE4All en los países de la región, análisis de políticas, y un mayor nivel de preparación de proyecto y de acceso a la financiación para los proyectos que apoyen las metas de la SE4All. Un mayor grado de coordinación en materia de energía sostenible contribuirá a catalizar nuevas e importantes oportunidades de inversión que permitirán acelerar la transformación de los sistemas energéticos mundiales, al tiempo que ayudará a eliminar la pobreza energética e incrementar la prosperidad.

Mediante la coordinación de recursos y conocimientos sobre prácticas de energía sostenible, esta asociación aportará a la región las herramientas necesarias para alcanzar las metas de la SE4All en el 2030. Los objetivos potenciales específicos incluyen: 1) proveer los recursos que apoyen las reformas políticas e institucionales y los marcos regulatorios que alienten el desarrollo de la producción y uso de energías sostenibles; 2) impulsar un exhaustivo mapeo de los programas regionales de energía que promueven los actores locales; y 3) determinar los indicadores y datos que serán recolectados por cada uno de los países.

Representantes de Endesa y el Vicepresidente ejecutivo del AMB, Antonio Balmón.

Aigües de Barcelona, Endesa y Gas Natural Fenosa, que suministran agua, luz y gas a más del 80 % de los consumidores del área metropolitana, se adhirieron ayer al Programa Metropolitano de Medidas contra la Pobreza Energética, un fondo creado por el Área Metropolitana de Barcelona (AMB) el pasado mes de diciembre y dotado con 5 M€ para evitar los cortes de suministro (de luz, gas y agua) debidos a la falta de recursos económicos. El Vicepresidente ejecutivo del AMB, Antonio Balmón; el director general de Aigües de Barcelona, Ignacio Escudero; la directora general de Endesa en Cataluña, Isabel Buesa; y el director de Servicio al Cliente de Gas Natural, Josep Codorniu firmaron ayer el convenio de colaboración, un paso más para combatir un problema que se ha incrementado en el territorio metropolitano en los últimos años como consecuencia de la crisis económica.

Según el acuerdo, las tres grandes compañías se comprometen a no cortar el suministro del servicio a los impagados con perfil de pobreza energética y gestionar estos procedimientos con personal de las empresas mientras los servicios sociales municipales tramitan y valoran, caso por caso y según las pautas consensuadas con el organismo metropolitano, el abono de las facturas impagadas a través del fondo del AMB. “En estos tiempos difíciles hay que ser sensibles con la realidad social. Para Aigües de Barcelona, este programa es un paso más de nuestro compromiso social con las personas que más lo necesitan”, declaró Escudero.

En este sentido, la directora general de Endesa en Cataluña, Isabel Buesa, subrayó la importancia del acuerdo suscrito: “En estos momentos de contexto social difícil, Endesa se muestra sensible con esta realidad y, por ello, está satisfecha de buscar los mecanismos más idóneos para facilitar una solución para aquellas personas que se encuentran en situaciones de vulnerabilidad económica”, señaló durante el acto. Por su parte, el director de Servicio al Cliente de Gas Natural, Josep Codorniu, recalcó la importancia de la colaboración y la coordinación de todos los agentes implicados para buscar vías de solución a este problema. La firma del acuerdo “demuestra la continuidad del compromiso de la compañía, que se ha mostrado sensible a las diferentes realidades de sus clientes y viene aplicando los mecanismos más adecuados para facilitar una solución a las personas que puedan encontrarse en situaciones de vulnerabilidad económica”, explicó.

Por otra parte, las suministradoras también se comprometen a dar apoyo económico al programa de información y formación que liderará el AMB y que está dirigido a las personas en situación o riesgo de pobreza energética, para que conozcan todas las posibilidades que ofrecen los sistemas públicos y las empresas privadas. Este programa también pretende enseñar a interpretar las facturas y las tarifas y conocer las posibilidades y los recursos que existen. “El asesoramiento y la formación también son factores clave y pueden permitir a muchas familias reducir parte de estos gastos fijos”, explicaron.

En este acuerdo, AMB asegura y avala la creación de un circuito de gestión —entre municipios, empresas de suministro y el organismo metropolitano— y ratifica su compromiso y su obligación de liquidar mensualmente el cómputo total de las facturas impagadas por los hogares metropolitanos, siempre por motivos de vulnerabilidad económica y pobreza energética. “El AMB se apoyará en los servicios sociales municipales, que son los que realmente tienen la experiencia para poder decidir”, señaló Antonio Balmón, Vicepresidente ejecutivo del AMB, durante el acto de firma del convenio.

Para activar de manera inmediata el programa metropolitano y que la ayuda llegue lo antes posible a la ciudadanía, el AMB ha decidido asumir la deuda de los impagados de suministros energéticos y de agua de 2014. Según los cálculos del organismo metropolitano, está previsto que este gasto sea, aproximadamente, de un millón de euros (1.000.000 €). El AMB formalizará este pago, que se extraerá del fondo de 5 millones de euros, en los próximos tres meses. “Siempre que los solicitantes se ajusten al perfil de pobreza energética o vulnerabilidad económica y a petición de los servicios sociales municipales de cada ayuntamiento”, recuerdan desde la oficina de gerencia del AMB, de acuerdo con lo establecido en el programa metropolitano.

“El programa dará un respiro a las familias más vulnerables del área metropolitana de Barcelona y esperamos que alivie sus dificultades”, declaró el Vicepresidente ejecutivo del AMB, que espera que en los próximos días también se firmen los correspondientes convenios con el resto de empresas que operan en el territorio metropolitano (Repsol Butano, Iberdrola, Aqualia, Sorea y Aigües de Catalunya). El AMB está llegando a un compromiso de adhesión con estas, que representan el 20 % restante del suministro a los consumidores del área metropolitana. El objetivo es lograr que no haya ningún corte de suministro de energía y agua por motivos de pobreza energética o vulnerabilidad económica.

Hoy, jueves 22 de enero, el AMB ha informado a los municipios metropolitanos sobre el procedimiento de adhesión al Programa Metropolitano de Medidas contra la Pobreza Energética, un fondo creado por el AMB el pasado mes de diciembre que quiere evitar los cortes de suministros energéticos y de agua por falta de recursos económicos y las situaciones que estos ocasionan.

El programa, dotado con 5 M€, se articula mediante acuerdos de adhesión voluntaria de los ayuntamientos metropolitanos y las compañías suministradoras de los servicios, que está previsto que se lleven a cabo en los próximos días.

El encuentro de hoy, que ha puesto de relieve la cohesión y coordinación de los municipios que integran la metrópolis para hacer frente a un problema común, ha contado con la presencia de los regidores y técnicos responsables de los servicios sociales de los ayuntamientos metropolitanos. “Los ayuntamientos y las compañías están predispuestos a adecuar los procedimientos internos y a tramitarlo lo más rápido posible para llegar a la ciudadanía que lo necesita”, han señalado fuentes del AMB, que aseguran que los casos de pobreza energética se han incrementado en el territorio metropolitano los últimos años como consecuencia directa de la crisis económica.

Paralelamente, el AMB ha hablado estos últimos días con las direcciones de las principales compañías de suministro que operan en el territorio metropolitano (de agua, Agbar; de gas, Gas Natural Fenosa; de electricidad, Endesa), que abarcan aproximadamente un 90 % de todos los consumos del ámbito metropolitano, y todas han mostrado su voluntad de adherirse al programa y ponerlo en marcha lo más pronto posible.

“Según experiencias similares, hay dos elementos a tener en cuenta: el primero es que cuesta mucho arrancar este tipo de programas. Es decir, cuesta que al principio haya un gran volumen de demanda por desconocimiento de los ciudadanos y que los procedimientos de gestión, municipales y de las compañías de servicios, se adapten rápidamente. En este sentido, todo el mundo ha manifestado su predisposición a dar soluciones de manera inmediata para afrontar los meses de invierno. El segundo es que cuando este tipo de programas comienzan a funcionar, todas las personas-hogares que entran en el sistema repiten, se cronifican y no salen. Por tanto, el número de afiliados crece exponencialmente. La esperanza del AMB es que se produzca un cambio de ciclo económico, que deje de entrar tanta gente y que, poco a poco, algunos vayan saliendo”, explican desde la oficina de gerencia del AMB.

agua
Junto al fondo de 5 M€, que se mantendrá vigente hasta que se agote totalmente su dotación, el AMB creará un programa documental de información y formación dirigido a las personas en situación o riesgo de pobreza energética, que tratará las facturas, tarifas, posibilidades y recursos que ofrecen los sistemas públicos asistenciales y los sistemas de servicios domiciliarios de abastecimiento de agua, gas y electricidad. También incorporará información y servicios sobre estudios de eficiencia energética en los hogares y propuestas de medidas de intervención o rehabilitación.

Apoyo a las políticas sociales municipales

En el ámbito del Plan de Actuación Metropolitano (PAM) 2011-2015, este nuevo programa de pobreza energética es una acción adicional dentro del Plan Metropolitano de Apoyo a las Políticas Sociales Municipales, que entre 2012 y 2015 ha logrado crear más de 3.000 puestos de trabajo en el área metropolitana, y también complementaria al Programa Metropolitano de Rehabilitación de Edificios y Mejora de Barrios. Este último, con una inversión de 30 M€, abre la puerta a los ciudadanos a solicitar subvenciones, entre otras medidas, para aislar la vivienda y reducir los gastos.

COMEVAL