Tags Posts tagged with "rehabilitación energética"

rehabilitación energética

Nuestro mapa inmobiliario, sobre todo en el sector residencial y terciario, sigue suspendiendo en materia de eficiencia energética, tras más de cuatro años de la entrada en vigor de la normativa de la certificación CE del 1 de junio de 2013. Lo que supone una gran pérdida de energía para nuestro país y por tanto económica. La rehabilitación energética de la fachada del edificio es clave para revertir esta situación y conseguir minimizar el derroche de energía y con este objetivo se promueven distintos Plan Renove, como el de la Comunidad de Madrid, que ha ampliado su plazo hasta el 30 de septiembre. Un Plan Renove que no sólo se centra en el vidrio, ya que en la ventana juegan un papel fundamental la persiana y el cajón de persiana que pueden hacer disminuir la factura de la luz de una forma considerable.

El Plan Renove de la Comunidad de Madrid se amplía hasta el 30 de septiembre, donde las persianas y cajones de persiana de Persax, líder en el sector de las persianas y fabricante de elementos de cerramiento desde el 1976, se convierten en los mejores sistemas para aumentar la eficiencia energética de los hogares.

Las pérdidas de energía que se producen a través de los huecos de las paredes son responsables de gran parte del consumo en la factura de la luz. En un intento de revertir esta situación y cumplir con la normativa de Certificación Energética impuesta por la Unión Europea, las Comunidades autónomas informan de la importancia de la rehabilitación y aislamiento de la fachada y apoyan con Planes Renove, como el Plan Renove de la Comunidad de Madrid.

La rehabilitación de las ventanas con capialzado (persiana) trae consigo un ahorro directo en la economía del hogar a través de la factura de la luz: reduce las entradas no deseadas de aire a través del cerramiento y por tanto la factura energética de cada usuario. Hasta un 50% de fugas se pueden evitar a través de ventanas, marcos, molduras, persianas y cajón de persiana. Además, optar por este tipo de sistemas como los de Persax, aumenta el confort térmico sin gastar más, ayuda a la reducción de emisiones de CO2 contribuyendo a la reducción de efecto invernadero y a la conservación del medio ambiente, así como a las condensaciones superficiales, interiores a la vivienda. Pero también suponen una mejora en la seguridad ya que se aumentan los puntos de cierre.

Según asegura el IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía), entre el 25 y el 30% de la energía que se produce en los hogares se destina enteramente a cubrir lo que se pierde por las ventanas. “Cifras para tener en cuenta y preguntarse cómo se reflejan en el gasto real de nuestra factura de la luz. Los sistemas de Persax están pensados para reducir el consumo energético y minimizar el uso de climatizadores en el hogar,que suponen una reducción de entre el 30 y el 50% del consumo eléctrico en la climatización de las estancias. El consumidor debe interiorizar esto, o la certificación energética no pasará de la letra ‘G’, lo que supondrá un gasto mayor”, explica Lorenzo Herrero, director adjunto de Persax.

El Plan Renove de rehabilitación de ventanas o fachadas tiene como objetivo aumentar el ahorro energético y mejorar el aislamiento térmico de los edificios, a través de ayudas para la sustitución de las ventanas convencionales existentes por otras que permiten reducir las pérdidas de calefacción y aire acondicionado, mejorar el confort térmico de los edificios y conseguir así una mejor calificación energética de las viviendas. Pero no todos los materiales ni fabricantes son aptos, en el Plan Renove de la Comunidad de Madrid es necesario cumplir ciertos requerimientos y sobre todo contar con materiales que cumplan las características técnicas solicitadas: a la hora de sustituir la ventana con capialzado (persiana), es fundamental que el cajón de persiana tenga al menos permeabilidad al aire clase 4 e incorpore aislante térmico, de forma que el cajón tenga una transmitancia (U) menor o igual a 1,8 W/m2 • K, especifica la Comunidad de Madrid.

Valores que los cajones de pvc de Persax sobrepasan desde hace años. Productos como el cajón Energy de Persax superan las especificaciones impuestas por las Comunidades para los distintos Plan Renove. Con valores de aislamiento térmico y acústico de los más altos que existen en el mercado actual (1,20 W/m2k), una clase 4 de permeabilidad al aire, su gran resistencia al viento: 3.000 Pa, además del alto índice de aislamiento acústico, hace que el Cajón Energy sea una de las mejores opciones para aumentar la certificación energética y optimizar el consumo, ya que son los que mejor aislante térmico poseen. “Para la consecución de este coeficiente y de esta calidad en los productos, en Persax estamos en constante investigación con nuevos materiales que supongan una mejora térmica y aislante, consiguiendo así un mayor ahorro energético y de consumo”, finaliza Lorenzo Herrero, director adjunto de Persax.

La cumbre mundial sobre el clima celebrada el pasado año en Marrakech, COP 22, fue el escenario elegido para el anuncio de los ganadores internacionales de la cuarta edición del concurso de edificios y ciudades sostenibles Green Building & City Solutions Awards 2016, en los que siete edificios y tres eco-distritos fueron premiados por sus soluciones innovadoras. España tuvo una presencia importante en esta edición, el proyecto Smart City Pamplona recibió un segundo premio en la categoría de Ciudad Inteligente y el proyecto del Edificio Zaramaga de Vitoria recibió el Gran Premio a la Rehabilitación Sostenible. La rehabilitación energética del Edificio Zaramaga, un proyecto de los estudios Luz Espacio¡ Arquitectos e IMV Arquitectos, es un proyecto orientado a reducir el consumo energético de este conjunto residencial, garantizando el confort de sus habitantes.

La finalidad del proyecto de rehabilitación energética del conjunto residencial, situado en la calle Cuadrilla de Laguardia nº 2, 4 y 6, de Vitoria-Gasteiz, perseguía la actuación global en tres bloques de edificios, para dotarles de la eficiencia energética y de la accesibilidad de las que carecían, desde la cota de calle hasta las plantas superiores de los edificios; actuando sólo en elementos comunes y desde el exterior de las viviendas. Para ello, se realizó el revestimiento térmico de toda la envolvente de los edificios, tanto fachadas, cubiertas y cámaras sanitarias de plantas bajas, para reducir los consumos de energía y las emisiones de CO2, además de eliminar puentes térmicos. Con estas actuaciones, y con una correcta ventilación, se evitarían las condensaciones detectadas.

 

Una vez rehabilitado, el conjunto residencial reúne las características necesarias de aislamiento e inercia, control de la permeabilidad al aire, exposición regulada a la radiación solar y ventilación individual por vivienda, con recuperación de calor, para alcanzar el confort térmico teniendo en cuenta el clima, el uso previsto y el régimen de verano y de invierno, con un reducido coste económico de utilización. En definitiva, una alta eficiencia energética que ha dado como resultado una clasificación energética A. Leer más…

Construction21 ESPAÑA

Artículo publicado en: FuturENERGY Marzo 2017

Javier García Breva en su nuevo Informe IPM confirma que los mercados con más desarrollo son el almacenamiento y las infraestructuras de recarga vinculados al autoconsumo en los edificios. El Informe IPM aporta datos reveladores de la eficiencia energética, un potencial de ahorro energético del 70% en calefacción y refrigeración, la creación de 400.000 empleos y ahorro de 8.200 M€ en costes para la salud

Responder a la pregunta qué actuaciones son innovadoras en la edificación, puesto que la aplicación de los fondos europeos para el periodo 2014-2020 tiene en la eficiencia energética de edificios una de sus prioridades, ha sido el objeto del nuevo Informe IPM Ecoinnovación y Rehabilitación a escala de ciudad de Javier García Breva. Editado por IMEDIA, en él este experto subraya que el almacenamiento y las infraestructuras de recarga del vehículo eléctrico en los edificios son los mercados con más desarrollo a nivel mundial y cambiarán el actual diseño de las ciudades.

Así mismo, en el nuevo Informe IPM, que ha sido presentado a los medios de comunicación, Javier García Breva señala la importante creación de empleo y ahorro de costes para la salud que supone la alta eficiencia energética en la edificación y transporte que la Comisión Europea ha cifrado en 400.000 empleos y más de 8.200 millones de euros.

“Hemos llevado a cabo un exhaustivo análisis de los documentos aprobados por Bruselas en los últimos dos años, que constituyen una auténtica guía de lo que ha de entenderse por actuaciones innovadoras en la edificación y la rehabilitación. La definición de Ecoinnovación energética va unida a la medición del resultado ambiental antes y después de las actuaciones”, explica Javier García Breva, reconocido experto en políticas energéticas y Presidente de N2E.

Desde el documento de buenas prácticas de autoconsumo, las directrices para los edificios de consumo de energía casi nulo (EECN), obligatorios a partir de enero de 2021 (2019 para los edificios públicos), la estrategia de calefacción y refrigeración y la revisión de las directivas que ha propuesto la Comisión Europea se puede concluir que Europa avanza hacia un modelo energético de gestión de la demanda que pretende facilitar al consumidor instrumentos que le permitan gestionar su propia energía.

¿Qué es la innovación en la edificación?

La respuesta se encuentra en las directrices de la Comisión Europea para las ayudas estatales sobre medio ambiente y energía, en las que relaciona la Ecoinnovación con la protección ambiental y la eficiencia energética, incluyendo las medidas destinadas al ahorro de energía y uso de energías renovables.
La innovación, por tanto, es un valor añadido que convierte la eficiencia energética en un factor de competitividad y supone una alternativa de financiación más atractiva, para modificar la percepción negativa de los bancos hacia el ahorro de energía, basada en la revalorización del medio urbano y de los beneficios que aportará a la economía.

Igualmente, la innovación energética es la gestión de la demanda. Las propuestas de Bruselas exigen un cambio de la regulación eléctrica y de las normas de construcción actuales unido a un cambio del comportamiento de los consumidores en el uso de la energía. “No olvidemos que la innovación energética es también innovación social”, remarca el experto.

En 2021 entre el 50 y el 100% de energía primaria en los edificios se cubrirá con renovables

La edificación, nueva y rehabilitada, está experimentando una fuerte transformación provocada por los conceptos que incorpora el edificio de consumo de energía casi nulo (EECN), como es la arquitectura bioclimática, los nuevos materiales eficientes de construcción o la integración de tecnologías inteligentes (TIC) para la automatización y contabilización de consumos.
Como consecuencia, la alta eficiencia de los edificios se debe complementar con el autoconsumo y las energías renovables. En este sentido, Bruselas plantea la revisión de las normas de construcción y de las estrategias de rehabilitación para introducir estos cambios con nuevos conceptos como la calificación energética A++ y la energía primaria neta que resulta de restar a la energía primaria que necesita el edificio la parte que se cubre con renovables para determinar los valores para el EECN en las distintas zonas geográficas. El resultado a conseguir es que a partir de 2021, entre el 50% y el 100% de la energía primaria de los edificios se cubra con energías renovables.

El paquete de invierno impulsa la rehabilitación y el vehículo eléctrico

La revisión de las directivas que recoge el “paquete de invierno” propone incrementar el mercado de rehabilitación y del vehículo eléctrico a través de diferentes medidas. Su objetivo es elevar al 2% la tasa anual de rehabilitación y triplicar la inversión hasta 120.000 M€ anuales.Se extiende hasta 2030 la obligación de ahorro del 1,5% a las empresas que venden energía. La cuota de renovables en los sistemas de calefacción y refrigeración crecerá un 1% cada año. Y, finalmente, en todos los nuevos edificios, en los que se rehabiliten y en todos los aparcamientos serán obligatorios puntos de recarga para el vehículo eléctrico.
No obstante, el principal cambio que proponen las nuevas directivas es la consideración de la eficiencia energética como un valor económico y no solo ambiental. Así, Bruselas reconoce los impactos del objetivo vinculante del 30% de eficiencia energética en la creación de 400.000 empleos, un ahorro de 70.000 M€ en combustibles fósiles, un 12% de ahorro en importaciones de gas, y 8.200 millones de euros en costes para la salud.

En definitiva, Bruselas reconoce que la eficiencia energética va a ser determinante en el desarrollo de la economía europea, en la creación de empleo y en el abaratamiento de los costes de la energía. La innovación energética hará posible desconectar la calidad de vida del consumo de energía y cumplir así el compromiso de eliminar las emisiones contaminantes.

El Informe IPM “Ecoinnovación y Rehabilitación a escala de ciudad”ya está disponible. Pincha aquí para reservar tu ejemplar.

El balance del programa PAREER CRECE de ayudas a la rehabilitación energética de edificios, gestionado por el IDAE, ha puesto de manifiesto la existencia de una fuerte demanda de rehabilitación energética. El programa se ha cerrado ocho meses antes de lo previsto al agotar el presupuesto de 200 M€ con que se dotó. Son más de 2.200 las solicitudes tramitadas que han generado una inversión de 454 M€, quedando 67 M€ de ayudas a proyectos en lista de espera para futuras convocatorias.

Más del 80% de las solicitudes han sido de comunidades de vecinos para actuaciones de mejora de la envolvente térmica. Pero la demanda es mayor si se tiene en cuenta que la tasa de rehabilitación del sector terciario es más elevada que la del residencial y que se ejecuta, en gran parte, con recursos propios. El terciario ha introducido la calificación energética en el posicionamiento en el mercado de sus edificios y requiere un tratamiento específico en el actual marco de ayudas.

La demanda es mayor aún si se tiene en cuenta que la rehabilitación en las administraciones públicas está casi paralizada, pendiente de que Bruselas modifique el criterio para que las inversiones en eficiencia no computen como déficit público. Se podría cumplir así la obligación de la Directiva de eficiencia energética para que la administración rehabilite cada año el 3% de la superficie de sus edificios.

A la evidencia de la fuerte demanda de rehabilitación debería corresponder un incremento de los apoyos financieros, orientados a la maduración del mercado y a extender los beneficios de la eficiencia energética al conjunto de los consumidores por su potencial de creación de empleo de calidad, ahorro de costes energéticos, sostenibilidad ambiental, integración de tecnologías inteligentes y renovables y actividad empresarial innovadora.

Los excelentes resultados del PAREER CRECE han coincidido con las conclusiones del proyecto europeo Zebra 2020 que ha evaluado el impacto de la certificación energética de edificios. Tanto para la mayoría de profesionales inmobiliarios como compradores o arrendadores, no se vincula la certificación energética con la mejora de la eficiencia energética. Es más grave en la vivienda de nueva construcción. Más del 61% en 2015 obtuvieron la letra D, E, F o G, cuando la letra mínima en España es la C y la A o B en Europa.

A la luz de estos datos y de la obligación a partir de 2020 de que la nueva edificación y la rehabilitada sea de consumo de energía casi nulo (2018 para los edificios públicos), se desprende la urgencia de romper las barreras que impiden el desarrollo del mercado de rehabilitación con las siguientes medidas:

1. Una regulación que de más peso a la energía consumida sobre la contratada en la facturación eléctrica para hacer viables los contratos de servicios energéticos.
2. Los Ayuntamientos han de ejercer sus competencias para incluir la alta eficiencia energética en sus ordenanzas fiscales y de edificación y en los instrumentos de ordenación del territorio. Los Ayuntamientos deben determinar las condiciones energéticas de los edificios.
3. Incorporar una escala en los impuestos sobre edificios, como el IBI, que incentive el ahorro de energía y emisiones. El mercado ha de valorar la diferencia entre la calificación energética A y G a través de la fiscalidad.
4. Control riguroso por las Comunidades Autónomas del régimen de registro, inspecciones y sanciones de las certificaciones energéticas, de acuerdo con la Ley 8/2013 de rehabilitación y el texto refundido del RDL 7/2015. Los Ayuntamientos han de establecer el ámbito de la obligatoriedad de la certificación energética y las actuaciones de mejora.
5. Incrementar los recursos destinados a rehabilitación del Fondo Nacional de Eficiencia Energética mediante el sistema nacional de obligaciones de eficiencia energética, fondos FEDER y los Presupuestos Generales del Estado, tal como establece la Directiva 2012/27/UE de eficiencia energética y la Ley 18/2014.
6. La función ejemplarizante de las administraciones públicas debe concretarse en estrategias de colaboración público-privada de rehabilitación y en el ejercicio pleno de las competencias que ostentan las administraciones locales. Los proyectos de Desarrollo Urbano Integrado y Sostenible (DUIS) son una oportunidad para aplicar los fondos europeos a la rehabilitación a escala de ciudad.

La demanda de rehabilitación detectada en el PAREER CRECE debería impulsar una mayor disponibilidad de recursos, tanto para residencial como para terciario. Las administraciones públicas están obligadas a realizar un balance de los beneficios que la eficiencia energética aporta a la sociedad. La mejora de la calidad de vida y de la competitividad no depende del derroche de recursos energéticos sino de cómo se determine su uso más racional.

Por Javier García Breva

BUILD2LC, proyecto que lidera la Agencia Andaluza de la Energía, está enmarcado en el programa Interreg Europe y con un presupuesto de 1.658.987 €, y su objetivo es incrementar la rehabilitación energética innovadora de edificios para reducir el consumo de energía y consolidar un mercado de empresas especializadas vinculado a este sector.

Entre los socios del proyecto se encuentran la Agencia de Desarrollo e Inversiones Públicas de Lituania, la Agencia de Energía del Sureste de Inglaterra y Gales, la Agencia de Desarrollo Regional de Polonia, la Agencia Energética del Noroeste de Croacia, la Región de Jämtland Härjedalen de Suecia y la Agencia Energética de Gorenjska, en Eslovenia, además del Instituto Andaluz de Tecnología, que desarrollará la metodología de trabajo. El consejero ha insistido en que Andalucía quiere “compartir la experiencia de cada uno de los socios para posicionar la construcción sostenible como un sector prioritario en el desarrollo de nuestras respectivas regiones reforzando la competitividad del tejido empresarial, mejorando las capacidades de los trabajadores del sector y apostando por la innovación como elemento fundamental”.

Durante la reunión de lanzamiento se definieron los diferentes ejes temáticos sobre los que se va a trabajar a lo largo del proyecto, como son la profesionalización del sector de la construcción, la innovación, la activación de la demanda y la búsqueda de nuevos instrumentos financieros.

El proyecto europeo BUILD2LC, financiado por la Comisión Europea, surge de la experiencia del gobierno andaluz en el ámbito de la construcción sostenible a través de la puesta en marcha del Programa de Impulso a la Construcción Sostenible, gestionado por la Agencia Andaluza de la Energía, que ha sido la encargada de conformar el consorcio y coordinar la propuesta, que finalizará en septiembre de 2020.

En el caso de Andalucía, BUILD2LC está perfectamente alineado con la Estrategia Energética de Andalucía 2020, el instrumento de planificación del Gobierno andaluz dirigido a provocar el cambio hacia un nuevo modelo energético suficiente, bajo en carbono, inteligente y de calidad, donde la energía esté al servicio de la sociedad andaluza y de la competitividad de los sectores productivos; así como con el Plan Integral de Fomento para la Construcción y Rehabilitación Sostenible de Andalucía HORIZONTE 2020, en el que se recogen las medidas necesarias, consensuadas con el conjunto del sector, para un cambio de modelo productivo, para la transición del actual modelo de la construcción hacia uno sostenible, en términos económicos, sociales y medioambientales.

Acciona Infraestructuras, Zaragoza Vivienda y CIRCE participan en un proyecto financiado por la Comisión Europea que desarrollará un nuevo pack de soluciones de rehabilitación que permitirán obtener una reducción del consumo energético del 80%. Según la Comisión Europea, el sector de la construcción representa en torno al 40% del consumo total de energía en la Unión Europea, y es uno de los principales contribuyentes a las emisiones de gases de efecto invernadero, con un 36% del total de emisiones de CO2 de todos los Estados Miembros.

Además de las posibilidades que ofrece la eficiencia energética aplicada al diseño de los nuevos edificios, la operación de los mismos durante su vida útil también plantea oportunidades excepcionales para descarbonizar la economía europea, especialmente en
los consumos para calefacción y refrigeración. Sin embargo, el ratio de sustitución del stock actual de los equipos de estos sistemas es muy bajo (1-1,5% anual), por lo que al mismo tiempo que representa una excelente oportunidad (medioambiental y económica), evidencia la necesidad de ser impulsada y promovida mediante medidas de investigación y apoyo administrativo y económico.

Por encima de todo se da la situación de que el sector cuenta con una extrema fragmentación, ya que más del 50% de los edificios residenciales son propiedad privada individual, y que está predominantemente compuesto por PYMES, con un ratio de más del 95%. Este es el contexto en el que surge el proyecto BuildHeat, una iniciativa financiada por la Comisión Europea a través del programa Horizon2020 que pretende hacer frente a todos estos desafíos para contribuir a la rehabilitación de edificios residenciales en Europa.Leer más…

Artículo publicado en: FuturENERGY Marzo 2016

Sistematizar las principales conclusiones del análisis de las directivas europeas de eficiencia energética que determinan los nuevos modelos de negocio energético ha sido el objetivo del nuevo Cuaderno IPM “La ciudad sostenible y los nuevos modelos de negocio” elaborado por Javier García Breva y editado por IMEDIA. Dichos modelos están orientados a la rehabilitación energética y a la participación activa del consumidor en la gestión de la demanda.

El modelo energético que prescriben las directivas europeas es el del ahorro a través de la generación distribuida, el autoconsumo, los contadores inteligentes con balance neto e interacción de los consumidores, los edificios de consumo de energía casi nulo, las redes eficientes de calefacción y refrigeración y el vehículo eléctrico. Europa ha dispuesto que en 2018 los edificios públicos y en 2020 toda la nueva edificación así como la rehabilitación de la existente se lleve a cabo con criterio de calificación energética “A”.

“El potencial de ahorro de energía entre una edificio de clase A y otro de clase G es de un 80% y en un parque edificatorio como el español, con más del 90% de edificios ineficientes, supone un ahorro de hasta 8.000 millones”, puntualiza Javier García Breva, asesor en políticas energéticas y presidente de N2E.

La calefacción y refrigeración representa el 50% del consumo energético en la UE y acapara el 68% de las importaciones de gas

La Estrategia de calefacción y refrigeración que la Comisión Europea ha presentado el 16 de febrero confirma que la eficiencia energética es la primera política energética al pretender reducir la dependencia de los combustibles fósiles en Europa elevando el consumo de energías renovables, a través de la eficiencia energética de edificios, y electrificando el transporte.

En Europa el 75% de consumo de energía en calefacción y refrigeración procede de combustibles fósiles (el 18% es de origen renovable) y su potencial de ahorro energético alcanza el 70%. Por ello, la Comisión Europea, en la citada estrategia, propone revisar en 2016 las tres directivas de renovables, edificios y eficiencia energética, elevar la cuota de renovables y reducir la de energía fósil en los edificios, aumentar la tasa de rehabilitación por encima del 1% y aprovechar el calor residual de los procesos industriales para redes de calor y frío en residencial y terciario.

“Sin embargo, el modelo energético de España está muy alejado del que propone la UE pues promueve el mayor consumo y hay datos elocuentes que lo prueban. La diferencia entre la potencia contratada y la energía consumida es de 7.000 millones de euros que pagan los consumidores por energía no consumida. Y lo más importante, pese a la caída del precio del crudo, en 2015 nuestro país ha dedicado a las importaciones energéticas 38.605 millones de euros y ha batido el récord de importación de petróleo”, opina García Breva.

Los nuevos modelos de negocio se desarrollarán a partir de la iniciativa local

Según Javier García Breva, el modelo energético que definen las directivas europeas y la aplicación de los fondos estructurales parte de la iniciativa local y su naturaleza es “de abajo arriba” a través de la generación distribuida con autoconsumo y la participación de los consumidores en el sistema eléctrico como generadores y participantes en la gestión de la demanda.

Los conceptos de las directivas europeas pueden aplicarse directamente por las corporaciones locales ya que son las que ejercen las competencias en urbanismo, edificación y planificación urbana.

Por otra parte, el desarrollo de la Ley de rehabilitación, refundida en el RDL 7/2015, facilita la rehabilitación de barrios, la integración de renovables en los edificios y desarrolla la certificación energética dando a los Ayuntamientos la posibilidad de desarrollar sus propios proyectos urbanos  integrales de eficiencia energética. “En definitiva, la escala de rehabilitación ya no es solo de edificio, sino de barrio y de ciudad”.

La certificación energética, los contadores inteligentes, la generación distribuida, la calificación energética “A” y la movilidad eléctrica entran de lleno en las competencias de los ayuntamientos y como tal han de considerarse en las ordenanzas municipales.

Esos son los nuevos modelos de negocio energético que ya están desarrollándose por todo el mundo reflejando la tendencia global de que la eficiencia energética es el futuro de las ciudades y que la mejora de la calidad de vida solo es posible desconectándola del mayor consumo de energía.

Las ordenanzas municipales y la gestión energética

En el último año, La Oficina de Javier García Breva ha elaborado una estrategia de rehabilitación energética de edificios a escala de ciudad para introducir en las ordenanzas municipales y en el planeamiento urbano la gestión energética y los conceptos de las directivas europeas. “Se trata de un nuevo concepto de Ordenación del territorio que incluya la energía como un factor decisivo de cohesión social, desarrollo local y sostenibilidad ambiental”, concluye el asesor.

El Resumen ejecutivo del Cuaderno IPM “La ciudad sostenible y los nuevos modelos de negocio energético” ya está disponible. Pincha aquí para reservar tu ejemplar.

Buildheat cuenta con una financiación de 9 millones de euros para desarrollar nuevas medidas de rehabilitación que mejoren las condiciones energéticas de los edificios. Se pondrá a prueba simultáneamente en Zaragoza, Roma y Manchester.

Zaragoza es una de las tres ciudades europeas, junto a Roma y Manchester,que participa en un proyecto para mejorar las condiciones de rehabilitaciónenergética de edificios residenciales, en concreto, un complejo de 50 viviendas, compuesto por cinco bloques de tres plantas de altura. BuildHeat está financiado por la Comisión Europea con nueve millones de euros y cuenta con la participación de18 socios de seis países, entre los que se encuentran, en representación española, Zaragoza Vivienda, el Centro de Investigación de Recursos y Consumos Energéticos (CIRCE) de la Universidad de Zaragoza y Acciona Infraestructuras.

El proyecto va a desarrollar un pack integral de medidas de rehabilitación, que contempla nuevos sistemas de monitorización inteligente de consumos, fuentes de energías renovables y medidas pasivas y activas de eficiencia energética. Todo ello permitirá conseguir una reducción energética en calefacción y agua caliente sanitaria de un 80%.

Para poder extender estas actuaciones a toda Europa, los distintos paquetes de medidas se pondrán a prueba en edificios residenciales de Roma, Manchester y Zaragoza. En la ciudad española, el pack de rehabilitación se aplicará en un complejo de 50 viviendas.

Uno de sus puntos más innovadores consiste en una fachada estandarizadacuya estructura permite la instalación de distintos paneles de revestimiento, módulos solares y nuevas ventanas; dejando una cámara de aire entre la fachada existente y la nueva para el paso de instalaciones. También se desarrollará una pintura reflectante innovadora que permita mejorar el comportamiento térmico tanto enverano como invierno

El pack contempla la instalación de bombas de calor en las viviendas, que reaprovecharán los excedentes energéticos del propio sistema para mejorar su eficiencia, así como un sistema de almacenamiento de energía térmica que, entre otras cosas, permitiría eliminar los radiadores y mejorar la sensación de confort.

Adicionalmente se contemplan otra serie de medidas que actualmente ya se emplean en la rehabilitación energética, como la sustitución de ventanas o la mejora del aislamiento en paredes y suelos.
Con todo ello, BuildHeat pretende crear una solución integral, poco intrusiva y de fácil y rápida instalación. En cuanto a los aspectos económicos, el proyecto creará herramientas de financiación y estandarización para promover la inversión tanto pública como privada en el sector de la rehabilitación en toda Europa.

En estas tareas los socios españoles desempeñan un papel fundamental. CIRCE será el encargado de realizar las auditorías energéticas así como el análisis de ciclo de vida a lo largo de todo el proyecto en los tres edificios piloto. También tendrá un gran peso en el diseño y desarrollo de los sistemas de monitorización y control. En el lado administrativo y financiero, contará con el apoyo de Zaragoza Vivienda, que tomará parte, entre otras cosas, en prestar asistencia legal a los socios técnicos, y en el diseño de los modelos de negocio, promoviendo la inversión de los actores del sector hacia estas medidas.

Por su parte Acciona Infraestructuras liderará las acciones encaminadas a desarrollar el sistema de fachada, y proporcionará soporte técnico durante su instalación en los tres edificios demostradores.

Los centros comerciales son edificios con unas necesidades energéticas particulares. Se trata de espacios amplios muy frecuentados que necesitan un adecuado confort térmico y, dependiendo de su actividad (como es el caso de los supermercados), también otros requerimientos por ejemplo en materia de refrigeración. Esto supone un importante gasto energético que, a nivel europeo, se estima en 157 Mtep (según los datos del Plan de Acción de Eficiencia energética de la Unión Europea en 2005). Con el objetivo de desarrollar una metodología para la rehabilitación energética de centros comerciales, que permita reducir la demanda energética en estos edificios en un 75%, 23 socios de diez países (España, Italia, Noruega, Suecia, Austria, Bélgica, Reino Unido, Grecia, Polonia y Alemania) han puesto en marcha el proyecto CommONEnergy.

CommONEnergy es un proyecto cofinanciado por la Unión Europea a través del VII Programa Marco, que comenzó en octubre de 2013 y que actualmente se encuentra en su ecuador tras dos años de andadura. Hasta el momento se han realizado las tareas de análisis y diagnóstico energético. A partir de ahora y hasta septiembre de 2017, fecha de cierre del proyecto, se implantarán las medidas acordadas en los demostradores reales para probar su eficacia. El consorcio del proyecto reúne a 23 socios de diversos países europeos, entre los que están tres socios españoles: el Centro Tecnológico CARTIF, el Ayuntamiento de Valladolid y Acciona.

A lo largo de toda Europa, hay cerca de 5.700 espacios comerciales que representan casi el 30% del conjunto de edificios no residenciales. Estos edificios son en muchas ocasiones percibidos como iconos de la sociedad consumista, con una alta demanda ener­gética, altas emisiones de CO2 y una elevada generación de residuos. Precisamente por esto, el objetivo principal del proyecto CommONEnergy es facilitar soluciones y herramientas de soporte prácticas para transformar esos espacios en edificios de referencia por su arquitectura y sistemas de energía eficientes, reduciendo su factura energética, y a la vez minimizando las emisiones de gases de efecto invernadero y mejorando la imagen de los centros atrayendo nuevos clientes. Leer más…

Javier Antolín
Investigador del Centro Tecnológico CARTIF

Artículo publicado en: FuturENERGY Diciembre 2015

El sector terciario es el sector que más redes de calor y frío ha registrado en nuestro país con un 63% de las 247 instaladas. Además, la tasa de rehabilitación del sector terciario supera la del residencial. Son las principales conclusiones de Javier García Breva como asesor energético de ASIPA en la Cumbre de la Rehabilitación celebrada recientemente en Madrid.

En su intervención “El sector terciario y los objetivos de eficiencia energética”, Javier García Breva consideró que el sector terciario representa el 35% del consumo total de la edificación en España y su potencial de ahorro se estima entre el 25% y el 50%, según el uso de los edificios.

El experto añade: “El mercado impondrá la eficiencia energética de los edificios. Así lo han visto en ASIPA, asociación que representa a las inmobiliarias patrimonialistas con más de 5.500.000 men régimen de alquiler, que han decidido invertir en eficiencia energética para revalorizar sus edificios reduciendo los costes energéticos con una calificación energética alta”.

Los esfuerzos de ASIPA se orientan a lograr que el sector terciario alcance un tratamiento específico en los planes y programas de las administraciones públicas para impulsar la inversión en rehabilitación energética del parque de edificios en alquiler, compatibilizar las actuaciones parciales con las de rehabilitación profunda, regular la inversión en eficiencia energética en el régimen de alquiler y crear fórmulas de financiación específicas dado el alto grado de ejemplaridad y replicabilidad del sector.

Javier García Breva concluyó su charla con un mensaje claramente esperanzador: “Existe un mercado de rehabilitación que lo único que necesita es crear demanda de proyectos. La Unión Energética ha situado la eficiencia energética como una prioridad en los presupuestos de la UE”.

SEDICAL
COMEVAL