Tags Posts tagged with "sistema eléctrico"

sistema eléctrico

El pasado 2 de noviembre el Gobierno chileno realizó el Acto de Comunicación de la Adjudicación de la Licitación Pública Nacional e Internacional para el Suministro de Potencia y Energía Eléctrica 2017/01, que ofreció 2.200 GWh/año de energía, que abastecerá las necesidades de electricidad de clientes regulados (hogares y pymes) del Sistema Eléctrico Nacional durante 20 años a partir de 2024.

El programa de esta “Licitación Pública Nacional e Internacional para el Suministro de Potencia y Energía Eléctrica para abastecer los consumos de clientes sometidos a regulación de precios (Licitación de Suministro 2017/01)” comenzó en diciembre del pasado año con el envío de las bases preliminares a las empresas distribuidoras de electricidad y continuó con la publicación de las bases definitivas de este proceso en enero de este año.

A esta subasta se presentaron 24 empresas generadoras nacionales y extranjeras, principalmente con energías renovables. Según la CNE aproximadamente un total de 20.700 GWh de energía fue presentada en esta licitación, casi 9 veces la energía solicitada. Las empresas presentaron precios que partieron en los 21,48 $/MWh y finalmente se adjudicó a un precio promedio de 32,5 $/MWh, incorporándose nuevos actores al mercado eléctrico, de los cuales la mayoría pertenece al mundo de las energías renovables.

Esta licitación es la tercera que realiza el Gobierno con la Ley de Licitaciones N°20.805 y considera siete bloques de suministro, compuesto por bloques horarios que suman 1.700 GWh, y por bloques trimestrales que suman 500 GWh de energía, todos vigentes desde el 1 de enero de 2024 hasta el 31 de diciembre de 2043.

En esta oportunidad, el 100% de la energía adjudicada fue energía renovable, limpia, equivalente a aproximadamente 600 MW de potencia instalada en nuevos proyectos renovables, y que, de acuerdo con fuentes gubernamentales podría atraer cerca de 1.000 M$ en inversión en nueva infraestructura para el país.

El actual gobierno ha realizado ya otras dos licitaciones. La primera subasta fue en octubre de 2015 por 1.200 GWh/año, donde se presentaron 30 ofertas, todas de energías renovables, logrando un precio promedio de 79,3 $/MWh, monto 40% menor al de la licitación de 2013, que había alcanzado 129 $/MWh. En la segunda subasta, de 2016, por 12.430 GWh/año, se recibieron 84 ofertas y se adjudicó a un precio promedio de 47,6 $/MWh.

El precio de la energía alcanzado en esta licitación es un hito en el sector, ya que es el precio más bajo que se ha dado en Chile. Gracias a las subastas el precio de la energía para los hogares chilenos se ha reducido en un 75% en los últimos tres años. Actualemente el precio de la energía que están pagando los hogares es de 90 $/MWh, producto de contratos celebrados hasta 2014. Ahora, con esta licitación, se espera que los nuevos contratos vayan bajando paulatinamente a precios en torno a 50 $/MWh, lo que irá en directo beneficio de los hogares.

Los adjudicatarios

Enel Generación Chile S.A, Energía Renovable Verano Tres Spa, Atacama Solar S.A., Cox Energía Spa y Atacama Energy Holdings S.A. son las cinco empresas adjudicatarias de este nuevo y exitoso proceso que ofertó 2.200 GWh/año de energía, y que permitirá abastecer a miles de hogares y pymes a partir del año 2024.

tabla4

APPA Renovables ha presentado el Estudio del Impacto Macroeconómico de las Energías Renovables en España. En 2016, el sector contribuyó con 8.511 M€ al PIB nacional, aportando 1.000 M€ en fiscalidad neta y mejorando nuestra balanza comercial con un saldo exportador neto de 2.793 M€. El sector empleó a 74.566 trabajadores y produjo ahorros en importaciones energéticas de 5.989 M€. Los ahorros producidos en el mercado eléctrico (5.370 M€), superiores a la retribución específica percibida, confirman que las renovables abaratan nuestra factura eléctrica.

La presentación del Estudio del Impacto Macroeconómico de las Energías Renovables en España congregó en Madrid a más de 150 profesionales del sector energético. El estudio, que alcanza su novena edición, fue presentado por el presidente de APPA Renovables, José Miguel Villarig, y el director general de la Asociación, José María González Moya, que estuvieron acompañados por el director general del Club Español de la Energía, Arcadio Gutiérrez.

El Estudio trata de arrojar luz sobre los costes y beneficios que las energías renovables aportan a nuestra economía en un momento en el que se está debatiendo la velocidad de adopción de las mismas dentro de la nueva Ley de Cambio Climático y Transición Energética.

Leve repunte del PIB y descenso del empleo

En 2016, el sector renovable contribuyó con 8.511 M€ al PIB nacional. El leve crecimiento no se ha producido por un aumento en el aporte energético, dado que la potencia permanece prácticamente estancada, con solo 43 nuevos MW, y la energía vendida ha disminuido. Esta recuperación obedece más a la reactivación de algunos sectores tecnológicos fruto de la subasta de nueva capacidad renovable registrada en 2016 (500 MW de eólica y 200 de biomasa) y el anuncio de nuevas subastas previstas para 2017.

El empleo, al contrario que el PIB, sufrió un retroceso y se situó en 74.566 puestos de trabajo, 2.760 menos que el año anterior. Se trata del nivel más bajo de empleos de toda la serie analizada, con un descenso cercano al 50% respecto al año 2008, cuando el sector empleaba a 142.940 trabajadores. Este descenso se ha debido a un fuerte ajuste de los empleos de las instalaciones en funcionamiento, derivado de la reforma eléctrica y, en particular, en las tecnologías asociadas a la bioenergía, más intensivas en empleos.

Año 2016, fin del primer semiperiodo regulatorio

El año 2016 ha supuesto la finalización del primer semiperiodo regulatorio (2014-2016). Un semiperiodo en el que las renovables han dejado de ingresar 930 M€, de los cuales 356 se prevé́ que sean percibidos por las instalaciones a lo largo de su vida útil y el resto, 574 M€, no los recuperará nunca el sector renovable. Esta cifra podría ampliarse con 664 M€ adicionales en el segundo semiperiodo (2017-2019) por una irreal estimación del precio de la electricidad a futuro. Una estimación de precios que perjudica gravemente al sector renovable y que no es consistente con otras previsiones que maneja el Ministerio para otros fines. Esta situación ha sido criticada por la CNMC que ha denunciado la “inconsistencia” y “abierta contradicción” del Ministerio al utilizar distintas estimaciones según conveniencia.

Ahorros en importaciones, descenso de las tecnologías térmicas

Las tecnologías renovables térmicas aumentaron ligeramente su contribución energética un 1,6% respecto al año previo, a pesar del descenso que experimentaron estas tecnologías en términos de PIB, lastradas por la fuerte caída de la actividad en solar térmica. El uso combinado de renovables en generación eléctrica, energía térmica y biocarburantes, permitió evitar la importación de 19.945.081 toneladas equivalentes de petróleo, lo que supuso unos ahorros en importaciones energéticas equivalente a 5.989 millones de euros.

Este efecto sobre las importaciones es fundamental para nuestra economía. Del déficit de la balanza comercial española (18.753 M€ de déficit en 2016), el 87% es consecuencia de las masivas importaciones de combustibles fósiles. Las energías renovables, por el contrario, tienen un comportamiento netamente exportador, con un saldo positivo para nuestra economía de 2.793 M€. Como todos los años analizados, las renovables fueron contribuidor fiscal neto a las arcas del Estado, contabilizándose un saldo positivo para la economía de 1.000 millones de euros en 2016.

Abaratamiento del sector eléctrico

En lo referente al sector eléctrico, el efecto depresor en los precios del mercado diario supuso un ahorro medio de 21,50 € por cada MWh adquirido. En total, las energías renovables redujeron el precio del mercado en 5.370 M€. Si tenemos en cuenta que la retribución específica – antiguas primas- de las energías renovables fue de 5.360 M€, se constata que un mix eléctrico con renovables es más barato que sin ellas. Todo ello sin contabilizar los grandes beneficios que estas energías aportan a nuestra economía. En 2016 el precio medio del mercado eléctrico se situó en 39,67 €/MWh, en caso de no haber tenido la aportación renovable el mercado hubiera registrado un valor medio de 61,17 €/MWh.

Grandes beneficios para nuestra economía

Las energías renovables evitaron la emisión de 52,2 millones de toneladas de CO2 lo que, independientemente de sus beneficios medioambientales y sobre la salud, supuso ahorros en derechos de emisión por valor de 279 M€. Este valor es anormalmente bajo debido al descenso del 30% en el precio de la tonelada de CO2.

Otros beneficios como la reducción de la dependencia energética, la fijación de población en entornos rurales o la valorización de residuos agrícolas, ganaderos y urbanos son difícilmente cuantificables. Otro efecto difícilmente medible es el componente innovador que este sector representa, las energías renovables destinan al I+D+i un 3,39% de su contribución al PIB lo que supone casi el triple que la media nacional y muy por encima de la media europea. Es importante mencionar que España es el segundo país del mundo en porcentaje de patentes renovables, un magnífico indicador del esfuerzo y los frutos de esta inversión.

Esperanza en la futura Ley de Cambio Climático y Transición Energética

José Miguel Villarig, presidente de APPA Renovables, destacó la importancia de estos beneficios para nuestra economía durante la presentación del Estudio: “es importante que se reflejen los beneficios económicos, medioambientales y sociales que las energías renovables aportan a nuestra sociedad, porque si no los conocemos, no entenderemos por qué en el mundo el 55% de la nueva potencia ya es renovable y no podremos acometer con convencimiento el reto de la transición energética y la descarbonización”.

El presidente de la Asociación también ha mencionado la futura Ley de Cambio Climático y Transición Energética, “el sector empresarial necesita contar con un marco estable y predecible para acometer sus inversiones. Esperamos que la futura ley (de Cambio Climático y Transición Energética) contemple los beneficios de las renovables, proporcione predictibilidad al sector y establezca una fiscalidad ambiental de que “quien contamina, paga”, dando señales claras al mercado de hacia dónde nos dirigimos”.

AES Dominicana anunció que puso en línea 20 MW de nuevos sistemas de almacenamiento de energía basados en baterías en dos sitios de la República Dominicana, que desempeñaron un papel clave en el mantenimiento de la fiabilidad de la red en septiembre cuando los huracanes Irma y María azotaron la isla. Los dos sistemas de 10 MW, que fueron suministrados por AES Energy Storage, son los primeros de su tipo en América Central y el Caribe. Ubicados en sitios en la región de Santo Domingo, ambos sistemas están brindando servicios críticos de fiabilidad de la red para la isla al mejorar la eficiencia y contribuir a la estabilidad del Sistema Eléctrico Nacional interconectado de la República Dominicana (SENI).

AES Dominicana está utilizando sus sistemas de almacenamiento de energía DDP Advancion de Andrés y Los Mina para proporcionar un control de frecuencia rápido y preciso a la red dominicana, equilibrando las variaciones segundo a segundo entre la electricidad consumida y la producida. Al agregar almacenamiento de energía en lugar de utilizar las centrales térmicas existentes para mantener la frecuencia, el operador de la red dominicana puede habilitar las centrales eléctricas de la isla para que funcionen a su nivel de generación más eficiente, mientras los sistemas de baterías absorben y descargan energía en la red según sea necesario. Los 20 MW de almacenamiento de energía de AES Dominicana brindan servicios de respuesta crítica y fiabilidad crítica que de otra manera serían ejecutados por una central eléctrica térmica tradicional de un tamaño tres veces mayor.

En septiembre de 2017, el operador de la red dominicana puso a prueba las dos sistemas de almacenamiento de energía: pidiendo a AES Dominicana que las mantuviera en línea y operativas para garantizar la fiabilidad de la red, ya que dos huracanes, Irma y María, se acercaron a la isla. Ambos sistemas de almacenamiento de energía realizaron más del doble de la cantidad de trabajo durante las tormentas que de forma normal, ayudando a mantener la red dominicana operando durante las condiciones de huracanes categoría 3 y 4, incluso cuando casi el 40% y el 55% de las centrales eléctricas de la isla se desconectaron durante los huracanes Irma y Maria, respectivamente.

Desde el suministro diario de servicios de equilibrio y de potencia pico flexible hasta hacer que las redes insulares sean más resistentes frente a fenómenos meteorológicos extremos, el almacenamiento de energía avanzado puede proporcionar a las empresas insulares el recurso flexible crítico y rentable que necesitan para proporcionar energía fiable a sus comunidades.

Endesa ha adjudicado a la empresa Electro Power Systems (EPS) la construcción de una batería de ión de litio de 20 MW de potencia y 11,7 MWh de capacidad. Comienza así el proceso de construcción de la que será la mayor batería instalada de España, que permitirá a la Central de Carboneras (Almería) adaptarse a las necesidades del sistema eléctrico sin alterar su ritmo de generación. Está previsto que el proyecto esté listo en junio de 2018.

Endesa invertirá más de 11,5 millones de euros en el proyecto, el cual incluye el suministro e instalación del banco de baterías, inversores y transformadores elevadores de tensión, y dos transformadores auxiliares para la conexión con la central adjudicados a la empresa ABB.

 

La central de Carboneras está diseñada para operar en base, es decir, para generar electricidad constantemente, algo que ha llevado a cabo desde la puesta en marcha del primer grupo en 1985. El diseño original de la central está adaptado al sistema eléctrico de los últimos 30 años y tiene que adaptarse al sistema actual, con una notable penetración de energías renovables intermitentes (principalmente eólica) que le obligan a modular su producción y aplicar funciones de respaldo para cubrir la demanda en todo momento.

La instalación de un gran sistema de almacenamiento de energía que se conectará a la red auxiliar de la central, dotará a la planta de flexibilidad y mejorará su respuesta ante fluctuaciones de carga en el sistema de electricidad actual derivadas de la intermitencia producida por el aumento de la penetración de las renovables. Además, también se espera que la batería reduzca los costes de mantenimiento de los principales componentes de la central y alargue su vida útil.

Asimismo, la central de Carboneras se encuentra en proceso de adaptación de sus sistemas a la normativa medioambiental europea, la cual obliga a reducir las emisiones de NOx y SO2. Se espera que Endesa invierta unos 240 millones de euro en este proceso.

El proyecto forma parte del conjunto de iniciativas que está desarrollando el Grupo Enel, matriz de Endesa, para posicionarse en esta nueva tecnología, la cual cuenta con grandes perspectivas de crecimiento dentro del segmento de los servicios públicos gracias a sus características técnicas y su rápida velocidad de respuesta, así como a la reducción de costes que se está produciendo en esta tecnología.

El pasado mes de mayo, Enel adquirió el sistema de almacenamiento de energía de baterías (BESS, por su sigla en inglés) de Tynemouth (Newcastle, Reino Unido), una batería de iones de litio con una capacidad de 25 MW (12,5 MWh) que estará terminada a principios de 2018.

Tras el éxito de la subasta celebrada la semana pasada, el Gobierno llevará a cabo una nueva subasta de hasta 3.000 MW antes del verano para introducir nueva energía renovable en el sistema eléctrico. Así lo ha anunciado el Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante la inauguración de las jornadas de debate para la elaboración del anteproyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética. En la pasada subasta, las solicitudes presentadas superaron en más de tres veces la potencia adjudicada y los adjudicatarios ofrecieron el máximo descuento permitido.

Esto supone que los proyectos adjudicados se llevarán a cabo sin necesidad de primas adicionales a los ingresos que obtienen por el mercado, en el escenario de precios medios de referencia.

 

Así pues, las tecnologías renovables demostraron que son competitivas a precios actuales de mercado.

En la nueva subasta podrán participar instalaciones de tecnología eólica y fotovoltaica en concurrencia competitiva, de tal manera que resulten adjudicadas aquellas más eficientes en costes.

Esta nueva subasta representa un paso más para la consecución de los objetivos de sostenibilidad medioambiental para el 2020.

0
El municipio zaragozano que vió nacer a Goya gana el III Premio Eolo a la integración rural de la eólica

Una vez más, España está demostrando su condición de potencia tecnológica eólica. El pasado sábado 11 de febrero se cumplió un año desde que nuestro país se convirtió en el primero del mundo en el que se permite a las energías renovables participar en los mercados de balance, diseñados para que la generación eléctrica se adapte en todo momento a la demanda y el sistema eléctrico esté siempre equilibrado, de modo que se garantice la seguridad de suministro. Son los conocidos como servicios o mercados de ajuste, en los que las empresas cobran por su participación.

Las energías renovables son fuentes de generación primaria de naturaleza intermitente, por lo que la regulación no permitía que participaran en estos servicios, que gestiona el operador del sistema, Red Eléctrica de España (REE). Pero la madurez y el volumen alcanzados en los últimos años, fundamentalmente por la eólica, han impulsado este importante cambio de regulación en el que España es pionera. En la Unión Europea, la propuesta de Directiva de Balance Eléctrico sobre reglas comunes para el mercado interno de la electricidad establece que las energías renovables tendrán acceso a los servicios de ajuste, por lo que es cuestión de tiempo que otros estados miembros se sumen a España y el país pueda servir, una vez más, de ejemplo.

 

Ya son 5.700 MW eólicos (el 25% del total de potencia eólica instalada) los que pueden participar en los servicios de gestión de desvíos y regulación terciaria, dos de los servicios de ajuste del sistema, tras haber superado con éxito las pruebas de habilitación. Alrededor de la mitad de los 23.000 MW de potencia instalada eólica que hay en el sistema eléctrico peninsular ha solicitado realizar las pruebas de habilitación para poder hacerlo. Algunas de las empresas eólicas que están participando con éxito en estos servicios son Acciona, EDPR, Enel Green Power España, Gas Natural Fenosa Renovables, Iberdrola, RWE Innogy y Viesgo Renovables, entre otras.

Aunque no es posible atribuirlo a la presencia de la eólica, lo cierto es que los costes de los servicios de ajuste en los que participa se han reducido considerablemente en 2016. En el caso de la regulación terciaria, que tiene por objeto resolver los desvíos entre generación y consumo y restituir la reserva de regulación secundaria utilizada, el precio medio ponderado, en euros por MWh, del servicio de energía a subir ha bajado un 21%; el de energía a bajar, un 22%.

En el caso de la gestión de desvíos, que tiene por objeto resolver los desvíos entre generación y consumo que pudieran identificarse con posterioridad al cierre de cada sesión del mercado intradiario, el precio medio ponderado del servicio de energía a subir ha descendido un 23%; el de energía a bajar, un 21%.

Acciona Energía ha alcanzado la cifra de 2.000 MW eólicos habilitados para prestar servicios de ajuste del sistema eléctrico en España, lo que supone un nuevo hito tecnológico en relación con la participación plena de las energías renovables en el sistema y en su capacidad para alcanzar elevadas cuotas de penetración en el mismo.

Dicha habilitación, que exige a las tecnologías renovables pasar las mismas pruebas que se requieren a las convencionales, es competencia de Red Eléctrica de España como operador técnico del sistema eléctrico y responsable de su funcionamiento en condiciones óptimas de calidad y seguridad.

 

Los denominados “servicios de ajuste” están destinados a garantizar el constante equilibrio entre la generación y la demanda de energía, por lo que son retribuidos. Dicho equilibrio es imprescindible, dado que toda la electricidad que se produce en un momento dado debe consumirse en ese instante. Cualquier desacoplamiento entre oferta y demanda podría, de no corregirse a tiempo, poner en riesgo la calidad del suministro eléctrico.

Objetivo: 3.500 MW

El objetivo de la compañía es alcanzar a corto plazo unos 3.500 MW eólicos autorizados para participar en los servicios de ajuste, – mercados de restricciones técnicas, regulación terciaria y gestión de desvíos, así como cierta potencia para regulación secundaria pendiente de determinar-.

Tradicionalmente, los servicios de ajuste han sido prestados por las tecnologías convencionales, tales como las térmicas o la gran hidráulica, pero la evolución tecnológica de las energías renovables, a la par con el desarrollo de herramientas de predicción y gestión más precisas y sofisticadas, han abierto la puerta a su incorporación a estos mercados.

Acciona utiliza la tecnología más avanzada tanto en la gestión de la energía, que lleva a cabo a través de la filial Acciona Green Energy Developments, como en el telecontrol de la operación de las instalaciones de generación, que realiza el Centro de Control de Energías Renovables de Acciona (CECOER) en permanente coordinación con REE.

La participación de las energías renovables en los servicios de ajuste del sistema eléctrico pone de manifiesto el grado de desarrollo tecnológico alcanzado por estas tecnologías, lo que permite incrementar su integración en la red, que en España ha llegado a superar incluso el 70% de toda la demanda en momentos puntuales, sin merma para la calidad, estabilidad y seguridad del sistema.

Según datos de REE, el volumen de energía gestionada en los servicios de ajuste del sistema español en el año 2015 fue de 18.206 GWh, -el 6,8% de toda la energía generada- con un coste asociado de 1.040 millones de euros. La penetración de las renovables sobre el total de la generación peninsular se situó el pasado año en el 36,9%, con un máximo del 70,4% en cobertura de generación instantánea con energía eólica, que se registró el 21 de noviembre, récord este último todavía no superado. En los once primeros meses de 2016 las renovables han producido el 42,2% de la electricidad generada en España (excluidos los sistemas insulares).

La Asociación de Empresas de Energías Renovables-APPA denuncia que la resolución del déficit de tarifa se haya hecho en gran medida con cargo a la remuneración de las energías renovables, lo que las ha convertido en las grandes damnificadas de la reforma eléctrica puesta en marcha por el Gobierno. Mientras, otros costes del sistema no solo no han visto mermados sus ingresos sino que incluso los han incrementado. 

La previsión de superávit de tarifa para el ejercicio 2015 se ha estimado en unos 1.000 millones de euros, que vienen a sumarse a los más de 550 millones registrados en 2014, con lo que se puede dar por resuelto el desequilibrio de ingresos y gastos que ha venido dando lugar al déficit de tarifa. En esos dos años los recortes a las energías renovables han sido de más de 4.500 millones de euros, lo que supone una reducción en torno al 30% sobre la remuneración prevista. Para APPA, los recortes a las renovables han sido desproporcionados, máxime si se comparan con los aplicados a otras partidas del sistema eléctrico.

Efectivamente, en 2014, según datos de la CNMC, la remuneración de otros costes del sistema eléctrico apenas se vieron afectados por la reforma eléctrica realizada por el Gobierno. Es el caso de la Distribución y el Transporte, que fueron retribuidos con 4.986 millones de euros y 1.673 millones, respectivamente, cifras ambas en línea con lo que venían percibiendo antes de la citada reforma. En 2015, las retribuciones estuvieron en la misma línea, 4.931 millones para la Distribución y 1.690 millones para el Transporte. Ahora, el Gobierno en funciones en sus propuestas de órdenes ministeriales para establecer las retribuciones reguladas del Transporte y la Distribución aprovecha la existencia de superávit y plantea una subida de la Distribución del 3,7% hasta llegar a los 5.114 millones de euros y de un 0,89% para el Transporte hasta alcanzar los 1.705 millones de euros. Ello, a pesar de que en los últimos años ha disminuido la demanda eléctrica y obviando, una vez más, cualquier posible restitución de los derechos cercenados a las renovables.

Para paliar la situación crítica que viven las empresas de renovables, APPA plantea una serie de medidas que de alguna manera compensen el esfuerzo exagerado que tienen que soportar con relación a otros costes del sistema. La Asociación propone que se mantenga durante toda la vida útil de la instalación el valor fijado para la rentabilidad razonable, que se elimine la fiscalidad pseudoambiental que soportan las renovables, particularmente el impuesto a la producción eléctrica, y que se compense a las renovables por su efecto depresor en el mercado eléctrico.

Además, APPA reclama que se fijen instrumentos alternativos para la financiación de los desajustes y que se trasladen a los PGE los costes que no tienen nada que ver con la generación eléctrica. Asimismo, la Asociación considera imprescindible poner en valor los efectos positivos de las energías renovables mediante el establecimiento de mecanismos que graven a las energías contaminantes por sus externalidades negativas, bajo el principio de “el que contamina paga”.

0

Acciona Energía ha marcado un hito tecnológico en la integración de las renovables en el sistema eléctrico, al convertirse en la primera compañía en el mundo que presta servicios de ajuste incrementando generación exclusivamente con energía eólica, un campo hasta hace poco reservado exclusivamente a las energías convencionales.

Los denominados “servicios de ajuste” en España, que gestiona el operador del sistema -Red Eléctrica de España (REE)-, están destinados a garantizar el constante equilibrio entre la generación y la demanda de energía, por lo que son retribuidos. Ello es imprescindible para el adecuado funcionamiento del sistema, ya que la electricidad no puede almacenarse masivamente, y por tanto toda la energía que se consume en un momento dado debe producirse en ese instante. Cualquier desacoplamiento entre oferta y demanda podría, de no corregirse a tiempo, poner en riesgo la calidad del suministro eléctrico.

Tradicionalmente, los servicios de ajuste del sistema eléctrico han sido prestados por las tecnologías convencionales, tales como las térmicas o la gran hidráulica, dadas sus características técnicas. Pero la evolución tecnológica de las energías renovables y el desarrollo de sofisticadas herramientas de predicción y gestión han permitido que éstas puedan participar también en este tipo de servicios.

Así lo recoge la nueva regulación de esta materia en España, en concreto la Resolución de 18 de diciembre de 2015 de la Secretaría de Estado de Energía, por la que se establecen los criterios para participar en los servicios de ajuste del sistema, lo que es legalmente posible desde el pasado 10 de febrero.

Dicha participación se materializa a través de un sistema de mercados de ajuste (o mercados de operación), gestionados por el Operador del Sistema (REE ), en el que las compañías generadoras ofertan potencia o energía de reserva (tanto “a subir” como “a bajar” –esto es, incrementado o reduciendo la existente-), para ser utilizada al día siguiente por dicho Operador, con el fin de corregir posibles desviaciones entre la energía programada en el mercado diario y la real en un momento dado (bien por desviaciones entre generación y consumo, o debidas a ‘infactibilidades’ técnicas -no viabilidad- en la red de transporte, denominadas “restricciones técnicas”).

Día histórico

El pasado 28 de febrero fue muy relevante en la gestión del sistema eléctrico español y en la participación de Acciona en el mismo, al ser la primera compañía con una oferta de servicios de ajuste exclusivamente basada en capacidad eólica, que fue requerida por REE para proveer el servicio de solución de restricciones técnicas aportando potencia de generación adicional.

En lugar de la situación más habitual, en la que los parques eólicos son requeridos por el operador para limitar su producción cuando hay un exceso de generación, en este caso se produjo la situación opuesta, lo que técnicamente resulta mucho más complejo: en apenas unos minutos, un conjunto de parques eólicos gestionados por ACCIONA incrementaron su potencia de generación en más de 150 megavatios (MW), en respuesta a la consigna dada por el operador del sistema.

acciona_grafica

Ello fue posible gracias a la capacidad técnica de la compañía, tanto en la gestión de las ofertas al mercado de estos servicios de ajuste llevada a cabo por la filial Acciona Green Energy Developments, como en el tele-control de la operación que realiza el Centro de Control de Energías Renovables de Acciona (CECOER) en permanente coordinación con REE.

Más de 1.000 MW en proceso de habilitación

Acciona se halla actualmente en fase de pruebas para ser habilitada por REE para la prestación del resto de servicios de ajuste -además del mencionado de restricciones técnicas-, como son los de regulación secundaria, terciaria y gestión de desvíos. Como dato ilustrativo, en dichas pruebas la compañía ha demostrado su capacidad para aportar de forma controlada 400 MW adicionales de potencia eólica en menos de 5 minutos, todo un logro en el campo de la participación de la energía del viento en el sistema eléctrico.

El objetivo de Acciona a corto plazo es contar con 1.000 MW eólicos habilitados para prestar todos los servicios de ajuste, el máximo permitido por la normativa por “unidad de programación” (grupo de instalaciones que participan en el mercado conjuntamente), lo que prevé sea realidad para el mes que viene. La potencia eólica participada por Acciona en España actualmente asciende a 4.735 MW nominales. Más adelante, la compañía prevé habilitar unidades adicionales de programación eólica, y utilizar también otras tecnologías renovables además de la hidráulica, con la que ya viene participando en este tipo de servicios al sistema.

La participación de las energías renovables en los servicios de ajuste del sistema eléctrico aumentará la competencia en dichos mercados, lo que tendrá un efecto favorable en el precio de la electricidad que pagan los consumidores. Pone también de manifiesto el grado de desarrollo tecnológico alcanzado por estas tecnologías, que permite incrementar su participación en la red superando en España incluso el 50% de toda la generación instantánea en algunos momentos, sin merma para la calidad, estabilidad y seguridad del sistema.

En abril de 2014 la planta de generación con biomasa de Ence en Mérida comenzaba a aportar energía al sistema eléctrico, una vez recibida el Acta Definitiva de Puesta en Servicio por parte la Consejería de Agricultura, Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Energía de la Junta de Extremadura. Una vez finalizada la construcción y puesta en marcha de la planta de biomasa, un proyecto llave en mano de Sener para Ence, el grupo de ingeniería y tecnología creo la empresa Biomasa Mérida O&M S.L. para llevar a cabo los trabajos de operación y mantenimiento durante los dos primeros años de operación de la instalación. Biomasa Mérida O&M S.L. asumió su cometido e inicio su andadura el 15 de septiembre de 2014, tras la firma de la recepción provisional de la planta por parte de Ence.

La planta de Mérida es una central de generación eléctrica a partir de biomasa, con una potencia instalada de 20 MWe, y una producción anual de 160 GWh, que incorpora el ciclo termodinámico de alta eficiencia, con recalentamiento y regenerativo, diseñado por Sener cumpliendo con las especificaciones de Ence.

La instalación se compone de una zona de procesado y tratamiento de la biomasa (PTB) y de una zona de caldera e isla de potencia. La PTB está compuesta por un parque de almacenamiento de biomasa en rollo (troncos de madera) para 15.000 toneladas, con una autonomía de un mes de operación, una trituradora con capacidad para procesar 100 t/h, un sistema de cribado y separación de densos y un silo de almacenamiento de biomasa astillada para garantizar el suministro ininterrumpido a la caldera, además de todas las cintas de transporte que interconectan el sistema. Leer más…

Artículo publicado en: FuturENERGY Enero-Febrero 2016

SEDICAL
COMEVAL