Tags Posts tagged with "valorización energética"

valorización energética

Informe anual del Observatorio de la Biomasa (AVEBIOM)

El sector de la biomasa generó en Galicia un negocio de 77,2 M€ en 2017, como consecuencia del importante incremento registrado en la instalación de nuevas estufas y calderas tecnológicamente avanzadas, de acuerdo con los datos manejados por la Asociación Española de Valorización Energética de Biomasa, Avebiom.

Al cierre de 2017 operaban en Galicia un total de 15.028 estufas y calderas de biomasa de calefacción ‘tecnificadas’, el 24,5% más que el año anterior, incremento que se sitúa 1,5 puntos por encima de la media nacional (23%). Este aumento se ha trasladado a la cifra de negocio generado, que se elevó casi un 6% en 2017, a pesar de los crecimientos negativos, en comparación con el ejercicio anterior, registrados en A Coruña y Pontevedra, claramente compensados en el cómputo autonómico por los datos de Lugo (6,3%) y sobre todo de Ourense (34%).

Más de 600 empleos

La actividad productiva que despliega el sector en torno a los equipos de biomasa tecnológicamente más avanzados se estima que emplea a 602 personas en Galicia, sobre todo en la venta e instalación de estufas y calderas de mayor eficiencia, mantenimiento de equipos y suministro de combustibles (astilla de madera, pellet y otros tipos de biomasa).

La cifra de empleo alcanzada a finales de 2017 representa un incremento anual del 13,5%, lo que se sitúa ligeramente por debajo de la media estatal de los últimos años, que crece a tasas del 15% (más de mil nuevos puestos de trabajo cada año).

Según las estimaciones del informe elaborado por Avebiom, el sector de la biomasa emplea en Galicia a unas 600 personas más, vinculadas a la actividad tradicional (aprovechamiento de la leña) y a la generación eléctrica con biomasa de origen forestal o agroalimentario.

Lucha contra el cambio climático

En cuanto a la potencia instalada total, en Galicia se elevó hasta los 673,3 MW en 2017, un 12% más que el año anterior, lo que está permitiendo generar un volumen de energía térmica estimado en 95,6 kTEP, un 9,3% más.

Esta mayor sustitución de la biomasa por el consumo gasóleo de calefacción (111,4 millones de litros) ha permitido también una menor emisión de gases de efecto invernadero, que se estima en 295.607 de toneladas de CO2, contribuyendo así a la lucha contra el cambio climático evitando la contaminación que producen 197.072 vehículos durante un año.

“Una realidad imparable”

El presidente de Avebiom, Javier Díaz, ha asegurado que “la evolución del sector durante los últimos años pone de manifiesto que la biomasa térmica es ya una realidad imparable en Galicia y prácticamente en toda España”.

Y es una realidad imparable —añadió— por un conjunto de factores, entre los cuales quiero destacar dos. Por un lado, los importantes avances tecnológicos que se han producido, en respuesta a la demanda de confortabilidad que reclama el consumidor de nuestro tiempo. Y por otro, la oferta tan competitiva de la biomasa en precios, ya que una familia puede ahorrarse actualmente hasta un 66% del coste anual en calefacción con respecto a los precios del gasóleo”.

Además, dijo, “no podemos pasar por alto el valor añadido del empleo que genera el sector, no solamente por el número de puestos de trabajo que se crea año tras año, lo cual es importante en sí mismo, sino porque se trata de nuevos empleos en el ámbito rural, que permiten fijar población y dinamizar economías en declive desde hace muchos años”.

Más de 855 M€ en España

En el conjunto de España, el sector de la biomasa de calefacción tecnológicamente más avanzado generó en 2017 un negocio de 855,5 M€, un 9% más que el año anterior, así como la creación de más de mil empleos, un 15% más.

Al cierre de 2017 operaban en España 244.197 instalaciones de calefacción alimentadas con biomasa, 46.027 más que el año anterior (23%). El mayor incremento de las instalaciones de calefacción con biomasa se ha visto impulsado por la venta de las modernas estufas de pellet, que solo en 2017 se elevó hasta las 42.728 unidades. Esta cifra de ventas, que supone un nuevo récord, representa un incremento anual del 19%.

El sector de la biomasa emplea en España a 17.360 personas, según los datos del Observatorio de la Biomasa. De ellos, aproximadamente el 50% (8.650) corresponde a los puestos de trabajo que ha generado la actividad en calefacción tecnológicamente más avanzada y la venta de equipos de mayor eficiencia. El resto, 8.710 empleos, se sitúan en la actividad más tradicional, vinculada al aprovechamiento de la leña, así como a la generación eléctrica con biomasa de origen forestal o agroalimentario.

El Gobierno de Navarra apoya las instalaciones térmicas de biomasa con deducciones fiscales del 15%

La utilización de biomasa como combustible de calefacción, cuyas instalaciones se elevaron en 2017 hasta casi 245.000, evitó la emisión de 3,85 millones de toneladas de dióxido de carbono, el equivalente a lo que contaminan 2,6 millones de vehículos durante un año, según el informe elaborado por el Observatorio de la Biomasa, de la Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa (Avebiom), con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente.

El Observatorio de la Biomasa de Avebiom hace un seguimiento de la evolución de las estufas y calderas tecnológicamente avanzadas que se instalan anualmente en España. Por lo tanto, los datos que ofrece no incluyen la actividad de los equipos tradicionales alimentados por leña, como son las antiguas estufas, barbacoas y otros de menor eficiencia.

Contrariamente al efecto que produce el consumo de combustibles fósiles en España, que en 2017 elevaron las emisiones de CO2 en más de 100.000 toneladas, la mayor aportación de la biomasa a la lucha contra el cambio climático es consecuencia del importante aumento de las instalaciones —sobre todo estufas y calderas— que entraron en funcionamiento durante el ejercicio pasado, un 23% más.

En opinión de Javier Díaz, presidente de Avebiom, “la biomasa térmica se ha convertido ya en uno de los instrumentos estratégicos de la política nacional contra el cambio climático, cuyo protagonismo crece año tras año, si bien debemos ser conscientes de que tiene aún un largo recorrido por delante”.

Incentivos fiscales

En España —añadió— podríamos avanzar mucho más rápidamente en el aprovechamiento de la biomasa que atesoran nuestros bosques, actividad que repercutiría muy directamente en la mejora de su conservación, generando empleo y riqueza, además de evitar incendios fortuitos o de facilitar las tareas de extinción, en el caso de que se produzcan”.

Según Javier Díaz, “para impulsar esta actividad, cuyos efectos tienen un gran impacto en la dinamización de las economías de ámbito rural, Avebiom viene reclamando medidas concretas, sobre todo de carácter fiscal, como es la rebaja del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), de carácter municipal, o la aplicación de un IVA reducido a la biomasa, al igual que ya han hecho distintos países de nuestro entorno europeo: Reino Unido (5%), Bélgica y Luxemburgo (6%), Alemania (7%), Francia (10%), Letonia (12%), Austria (13%), Irlanda (13,5%) y República Checa (15%)”.

Energía térmica

Durante 2017, la potencia instalada ha aumentado en 1.106 MW, lo que ha hecho posible generar una considerable cifra de energía térmica, que se estima en 1.245 kTEP, equivalente a un menor consumo de 1.470 millones de litros de gasóleo de calefacción.

La potencia instalada se ha multiplicado por cinco en los últimos diez años, al pasar de los 1.510 MW de 2008 a los 9.404 MW registrados a finales de 2017. Por comunidades autónomas, el ranking lo lideran Andalucía, Castilla y León y Cataluña, que superan los mil de megavatios instalados.

La estabilidad de los precios de la biomasa, en claro contraste con el progresivo incremento del coste del gasóleo de calefacción, que se ha elevado un 35% en los dos últimos años, ha propiciado un significativo aumento del ahorro que supone el uso de la biomasa como combustible de calefacción, que en estos momentos puede ser de hasta un 66% frente a los costes del gasóleo.

Según el presidente de la Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa (Avebiom), Javier Díaz, “no estamos hablando de posibilidades teóricas, sino de un ahorro real e inmediato para las familias e instituciones que ya utilizan la biomasa para calentar sus hogares o edificios de uso colectivo; y estamos hablando de una expectativa cierta para aquellos que prevén sustituir el gasóleo por la biomasa a corto plazo, porque las últimas subidas del precio del petróleo ya no se puede considerar como simples repuntes coyunturales”.

De acuerdo con los cálculos que ha realizado Avebiom, el coste de 2,35 kilogramos de astilla de madera suministrada a domicilio, equivalente energético a un litro de gasóleo de calefacción, supone un ahorro del 66%; es decir, 0,486 euros por litro de gasóleo). El precio del gasóleo se ha elevado desde los 0,547 euros por litro de mayo de 2016 a los 0,741 euros registrados el 15 de mayo pasado.

En el caso de que se utilice hueso de aceituna, el precio de 2,19 kilogramos (que es el equivalente energético a un litro de gasóleo), el ahorro es de 0,362 euros por litro de gasóleo (el 49%). Y si la biomasa utilizada es el pellet, el coste equivalente (1,96 kilogramos) representa un ahorro del 38% (0,280 euros por litro de gasóleo).

Los últimos datos del Índice de Precios de Avebiom, referidos al último trimestre de 2017, reflejan la estabilidad del precio del pellet, el hueso de aceituna y la astilla de madera en sus diferentes formatos de venta al consumidor final (en sacos o a granel, servido a domicilio por camiones cisterna). En el caso del pellet, que es el combustible más demandado actualmente, la evolución del precio del saco de 15 kilogramos se ha reducido un 3,37% de media en los tres últimos años.

La Asociación Española de Valorización Energética de Biomasa -AVEBIOM- lanza oficialmente la convocatoria de Expobiomasa (24-26. Septiembre. 2019) con la apertura del período de contratación. Tras once ediciones consecutivas de éxito, AVEBIOM convoca la 12ª edición de la Feria Especializada en Tecnología de la Biomasa en Valladolid, con la ilusión de seguir impulsando el mayor encuentro profesional especializado en el uso energético de la biomasa de referencia para España y Portugal, y puente comercial entre Europa e Iberoamérica. Expobiomasa, que continúa con carácter bienal, refuerza así su destacada posición en el ranking como una de las cinco mejores ferias del sector a nivel mundial y se alternará en el calendario de eventos internacionales con la celebración de importantes ferias, como Progetto Fuoco en Verona.

¿Qué atrae a los profesionales de Expobiomasa?

Expobiomasa es un encuentro profesional: el 78% de los visitantes ya trabajan en proyectos de biomasa. El evento se ha convertido en el punto de encuentro de los distintos profesionales que componen toda su cadena de valor, aunque son dos los grupos de profesionales que acuden a Expobiomasa a sentarse con proveedores y encontrar soluciones tecnológicas.

  • Por un lado, interesados en soluciones de climatización y calefacción con biomasa: instaladores, distribuidores comerciales, decoradores, constructores, ingenieros, responsables municipales, grupos de distribución, grandes consumidores de energía,…
  • Y por otro lado, interesados en la producción de biocombustibles: profesionales del sector agroforestal y su industria dedicados al suministro de astilla, leña, hueso de aceituna, pellet y otros subproductos, ingenierías, profesionales del sector del reciclado, inversores, empresas de distribución y logística de biomasa,…

Para la mayoría, tanto de visitantes como de expositores, Expobiomasa es la mejor feria profesional a la que acuden, razón principal por la que el 90% de los profesionales asegura que asistirá a la próxima edición. El 89% de los profesionales que asistieron en la última edición, asegura que asistió para encontrar “novedades, ofertas y oportunidades de negocio”, y el 90% no duda en calificar de “satisfactoria su visita”.

Un sector en crecimiento

Expobiomasa es reflejo de un sector en constante evolución año tras año. La feria evoluciona en paralelo a la revitalización del sector,  que está viendo nuevos proyectos de generación eléctrica y biogás, y sobretodo un aumento en la demanda de la instalación de equipos de biomasa térmica.

Es destacable que a la pasada de Expobiomasa asistieran trescientos profesionales procedentes del continente americano, destacando la participación de visitantes procedentes de México, Chile y Argentina, países que impulsan de forma muy activa el uso de biomasa como fuente de energía y en los que está aumentando con gran rapidez la importación de tecnología.

Entre los europeos, Portugal, por cercanía e importancia del sector, sigue siendo el país más representado tras España, tanto en firmas expositoras como en visitantes, la última edición contamos con más de mil visitantes del país luso. Otros países destacados son Italia y Francia.

La “postferia” también es un atractivo para los profesionales que visitan Valladolid, por ejemplo, la iniciativa SABOR A BIOMASA, con menús especiales, rutas de pinchos, catas y degustaciones permite encuentros distendidos e informales que facilitan más oportunidades de negocio.

Pensando en exponer

Expobiomasa será la feria especializada en el sector más importante en Europa en 2019. Así opinan las asociaciones europeas de biomasa y las firmas expositoras, que al ser encuestadas indican en un 94% que Expobiomasa es igual o mejor que otras ferias profesionales del sector energético.

La feria es uno de los pocos eventos capaces de ofrecer cifras sobre el retorno económico de la inversión en participación. Según las encuestas de la organización, se estima que la última edición de Expobiomasa facilitó un incremento de las ventas al conjunto de expositores cercano a los  17,2 millones de euros, un 25% más que en 2015.

Facilidades de participación

AVEBIOM ha establecido tres períodos de contratación con interesantes descuentos para las firmas que realicen la inscripción con mayor antelación:

  • Primer plazo abierto hasta el 31 de octubre de 2018. Descuentos del 40% sobre el suelo contratado, que llega al 60% para asociados de AVEBIOM.
  • Segundo plazo de inscripción con descuento del 15% sobre el suelo contratado, para contrataciones hasta al 31 de marzo de 2019. Éste será del 25% para los asociados.
  • Último plazo de inscripción hasta el 31 de mayo de 2019, en el que únicamente se aplicará un 10% de descuento a los asociados.

Fuente: AVEBIOM

La Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa (Avebiom) mantendrá su representación en la asociación europea del sector (Aebiom), tras la reelección de su representante como ‘director de junta’ en el máximo órgano de dirección de la entidad.

El representante de Avebiom, Pablo Rodero Masdemont, ha sido uno de los ocho directores elegidos para un nuevo mandato de dos años entre los 14 candidatos que se presentaron.

Javier Díaz, presidente de Avebiom, ha manifestado que la presencia del sector español en la asociación europea de la biomasa “es de gran importancia para la defensa de los intereses del sector y responde al progresivo crecimiento que está adquiriendo la biomasa como fuente de energía en España, tanto en términos de negocio, cerca de 4.000 millones de euros, como de empleo, con casi 25.000 trabajadores”.

Avebiom defiende la implantación de sistemas de control de la huella de carbono en las instalaciones de más de 20MW, que representan el 75% del consumo de biomasa, tal y como contempla la nueva Directiva de Sostenibilidad, actualmente en proceso de debate en el Parlamento Europeo. En este sentido, Avebiom aboga por fijar un porcentaje de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero superior al 70% fijado inicialmente por el Parlamento Europeo, el pasado 17 de enero, para las instalaciones que comiencen a funcionar a partir del 1 de enero de 2021.

Además, entre otras medidas, Avebiom promueve la implantación de una tasa específica a las emisiones de CO2, con el fin de contribuir de manera efectiva a paliar las causas que generan el ‘efecto invernadero’.

Según ha manifestado Rodero Masdemont, buena parte de su trabajo como representante español en Aebiom, en este nuevo periodo, se centrará en la formulación de alegaciones y comentarios a las directivas en proceso de elaboración, como son las de ‘energías limpias’; es decir, las directivas de eficiencia energética (EED) y la que se está elaborando específicamente para los edificios (EPBD).

Así mismo, ha añadido, “durante 2018 trabajaremos en la actualización del Sistema de Certificación ENplus, que contará con un nuevo manual, al tiempo que exploraremos la posibilidad de crear sistemas de certificación para la sostenibilidad de la biomasa y para la calidad de la astilla”.

A medida que el coste de las tecnologías limpias sigue cayendo, en 2016 se agregaron en todo el mundo niveles sin precedentes de capacidad de energía renovable, con un nivel de inversión un 23% inferior al del año anterior, según un nuevo informe publicado por UN Environment, el Frankfurt School-UNEP Collaborating Centre y Bloomberg New Energy Finance. “Tendencias Mundiales de la Inversión en Energía Renovable 2017”, muestra que eólica, solar, biomasa y valorización energética de residuos, geotérmica, hidroeléctrica y energía marina agregaron 138,5 GW a la potencia mundial en 2016, un 8% más que los 127,5 GW añadidos el año anterior. La capacidad de generación agregada es aproximadamente igual a la de las 16 mayores instalaciones de generación de energía existentes en el mundo.

La inversión en capacidad renovable fue aproximadamente el doble que en generación mediante combustibles fósiles; la correspondiente nueva potencia renovable equivalió al 55% de toda la nueva potencia, la más alta hasta la fecha. La proporción de electricidad procedente de fuentes renovables, excluyendo la hidroeléctrica de gran tamaño, aumentó del 10,3% al 11,3%. Esto evitó la emisión de aproximadamente 1,7 Gt de CO2.

 

La inversión total, excluyendo la gran hidroeléctrica, fue de 241.600 M$, la menor desde 2013. Esto fue resultado, en gran parte, de la caída de costes: el gasto promedio de capital en $/MW para solar fotovoltaica, eólica terrestre y eólica marina, cayó más de un 10%, mejorando la competitividad de estas tecnologías. Mientras que gran parte de la caída de la financiación se debió a la reducción de los costes de las tecnologías, el informe documentó una desaceleración en China, Japón y algunos mercados emergentes durante el año, por una variedad de razones.

Las nuevas inversiones en energía solar en 2016 totalizaron 113.700 M$, un 34% menos que el máximo histórico de 2015, debido principalmente a las fuertes reducciones de costes y a la ralentización real de la actividad en dos de los mercados más grandes, China y Japón. India vio la construcción del complejo solar de Ramanathapuram en Tamil Nadu, considerado el proyecto fotovoltaico más grande del mundo, con unos 648 MW.

La eólica siguió muy de cerca a la solar, con una inversión global de 112.500 M$, un 9% menos a pesar del auge de los proyectos eólicos marinos. Sin embargo, mientras que las adiciones de potencia solar crecieron en el año hasta un record de 75 GW, muy por encima de 56 GW, las adiciones de potencia eólica cayeron de nuevo a 54 GW en 2016, desde el máximo del año anterior de 63 GW.

Los sectores más pequeños de las energías renovables tuvieron una fortuna variada en términos de inversión el año pasado. Los biocombustibles cayeron un 37% a 2.200 M$, la menor durante al menos 13 años; la biomasa y los residuos se mantuvieron estables en 6.800 M$ y la pequeña hidroeléctrica en 3.500 M$; mientras que la geotérmica se recuperó un 17% con 2.700 M$ y la marina cayó un 7% con 194 M$.

La inversión en energía renovable en 2016 mostró tendencias cambiantes entre las regiones, así como entre los países líderes. Las cuotas relativas de inversión mundial en 2016 las principales regiones fueron las siguientes: China representó el 32% de toda la financiación de energías renovables, excluyendo gran hidroeléctrica, y Europa el 25%. EE.UU. representó otro 19% y Asia-Oceanía, excluyendo China e India, se situó en el 11%. India. El resto de América representó un 4% con Brasil, Oriente Medio y África cada una con un 3%.

 

Las inversiones en energía renovable en los países en desarrollo cayeron un 30% con un total de 117.000 M$, mientras que en las economías desarrolladas la inversión cayó un 14%, con 125.000 M$.

 

Las “tres grandes” economías en desarrollo, China, India y Brasil experimentaron un retroceso combinado del 28% en la inversión, con 94.700 M$, pero esto disfraza diferentes tendencias en cada una. China fue de nuevo el lugar donde se comprometieron más dólares, pero su total de 78.300 M$ es un 32% inferior al de 2015 y el más bajo desde 2013. Esto rompió una secuencia de 12 años de aumento de la inversión año tras año. China también invirtió 4.100 M$ en energía eólica marina, su cifra más alta hasta la fecha. India registró una inversión de 9.700 M$ en 2016, igualando 2015 y su promedio desde 2010. Brasil contínua año tras año sin mucha señal de una tendencia al alza, y de hecho la cifra del año pasado de 6.800 M$, es un 4% y la segunda más baja desde 2006.

México, Chile, Uruguay, Sudáfrica y Marruecos registraron caídas del 60% o más, debido al crecimiento más lento de lo esperado en la demanda de electricidad y los retrasos en las subastas y la financiación. Jordania fue uno de los pocos mercados nuevos que resistió la tendencia, con una inversión que aumentó un 148%, llegando a 1.200 M$.

Entre las economías desarrolladas, EE.UU. vio caer la inversión un 10%, a $ 46.400 M$, aproximadamente en línea con su promedio desde 2011, aunque un 10% menos que en 2015, ya que los promotores se tomaron su tiempo para construir proyectos para beneficiarse de los cinco años de ampliación del sistema de crédito tributario.

La inversión en Europa se ha estabilizado en los últimos años tras caer de máximos de más de 100.000 M4/año durante los auges de Alemania e Italia de 2010-11. En 2016, alcanzó los 59.800 M$, un 3% más que el año anterior, liderado por Reino Unido (24.000 M$) y Alemania (13.200 M$). Dos de las principales características fueron la financiación de proyectos eólicos marinos y el nuevo capital suscrito por Innogy al cotizar en el mercado de valores de Frankfurt. La eólica marina (25.900 M$) dominó la inversión de Europa, un 53% más gracias a los mega-proyectos, como el proyecto Hornsea de 1,2 GW en el Mar del Norte, que costará unos 5.700 m$.

El signo más esperanzador en 2016 para el futuro verde del sistema eléctrico mundial fue una sucesión de ofertas ganadoras de energía solar y eólica en subastas en todo el mundo, a tarifas que parecerían inconcebiblemente bajas sólo hace unos años. Los registros establecidos el año pasado fueron de 29,10 $/MWh para la energía solar en Chile y 30/$ MWh para la energía eólica terrestre en Marruecos, pero hubo otros resultados llamativos para las subastas de Dubai a India y de Zambia a México y Perú.

COMSA Renovables y Electra Caldense han firmado un acuerdo de colaboración para la producción y comercialización de energía térmica, en el ámbito doméstico e industrial, a partir de biomasa.

En los proyectos que se realicen en el marco del acuerdo, la compañía de energías renovables de COMSA Corporación se encargará del aprovisionamiento de biomasa forestal para su posterior valorización energética y, por su parte, Electra Caldense asumirá la producción y posterior venta de energía térmica.

Mediante este acuerdo de colaboración, ambas compañías, miembros fundadores del Clúster de Biomasa de Cataluña, también ejecutarán proyectos llave en mano que incluirán el diseño, construcción, puesta en marcha, así como operación y mantenimiento de nuevas instalaciones de producción de energía térmica.

Dicha alianza contempla, además, la posibilidad de actuar a través de una Empresa de Servicios Energéticos (ESE). Así, ésta asumiría la inversión inicial, mientras que el pago de los servicios prestados se basaría en los ahorros obtenidos por parte del cliente a partir de las mejoras de eficiencia energética implementadas.

El acuerdo se enmarca en la estrategia de la Generalitat de Cataluña para promover el aprovechamiento energético forestal y agrícola mediante la valorización de la biomasa y su uso como energía térmica en hogares e industrias. Según datos del gobierno catalán, este plan permitirá movilizar 600.000 toneladas por año a partir de 2020, más del doble de las actuales, que se sitúan en las 240.000 t/año.

El presidente de Sacyr y de la Fundación Sacyr, Manuel Manrique, y el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, han firmado un convenio de colaboración con el objetivo de diseñar un modelo de ciudad y administración sostenibles, basados en las nuevas tecnologías, para consolidar a Málaga como referencia y modelo en el contexto de las ciudades inteligentes.

Las principales líneas de trabajo que se desarrollarán en el marco del convenio serán las siguientes:

• Proyectos para mejorar la gestión de los servicios de limpieza urbana y recogida de residuos.
• Proyectos de tratamiento y valorización energética de residuos.
• Proyectos de conservación, mantenimiento y restauración del patrimonio urbano.
• Proyectos de cuadro de mandos y monitorización de la prestación de los servicios.
• Proyectos para la sostenibilidad constructiva y energética de edificios municipales.
• Desarrollo de mejoras tecnológicas para el control de la movilidad urbana.
• Proyectos de rodaduras urbanas sostenibles.
• Investigación de desarrollo de nuevos tratamientos para la mejora de la calidad de las aguas.
• Desarrollo de nuevas tecnologías para la mejora del medio ambiente urbano.
• Investigación y desarrollo de sistemas de iluminación energéticamente eficientes.

Este convenio se enmarca en el compromiso de la Fundación Sacyr de promover la colaboración y patrocinio en proyectos de investigación, desarrollo e innovación con el objetivo de aportar valor a las comunidades donde el grupo desarrolla su actividad; todo ello contemplado dentro del Plan Director de Responsabilidad Corporativa de la compañía.

El objetivo de del Ayuntamiento con este acuerdo es la realización de actividades de promoción, implantación, desarrollo y participación en actividades que puedan contribuyan al desarrollo económico, tecnológico y social de la ciudad de Málaga y su entorno. En este sentido, participa en proyectos innovadores en el ámbito de ciudad inteligente como el actual proyecto Málaga Smart City.
Uno de los objetivos de este proyecto permite experimentar nuevos modelos de ciudad basados en la modernización de los servicios públicos. Además, el Ayuntamiento, a través de Promalaga, gestiona el proyecto de Centro Público Demostrador de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones para Innovación en Ciudades Inteligentes, Tecnologías Ubicuas y Contenidos Digitales que se quiere convertir en punto de encuentro entre la innovación TIC y las necesidades de las pymes.

Apenas acabamos de celebrar los diez años de la constitución de la Asociación Española de Valorización Energética de Biomasa –AVEBIOM-, cuando empezamos a organizar el décimo Congreso Internacional de Bioenergía e idéntica edición de la Feria para los profesionales de la biomasa: Expobiomasa. Una década en la que hemos visto formarse un sector de profesionales que, en el conjunto europeo, suma ya unos 489.000 empleos, de los que algunos miles ya los aportamos desde España.

El consumo de bioenergía en 2012 fue de 102 Mtep (Millones de toneladas equivalentes de petróleo), casi el doble que en el año 2000. La Asociación Europea de la Biomasa –AEBIOM- que representa a 19 asociaciones y engloba a más 4.000 empresas, estima que la bioenergía contribuirá al mix energético europeo con más de 132 Mtep en el año 2020. Otros análisis, como el realizado recientemente por EurObserv’ER recoge que el incremento en la producción de energía a partir de biomasa sólida en la UE ya se está produciendo: entre el año 2012 y el año 2013, fue del 6,1%.

Cuando analizamos el mix energético europeo, observamos que la bioenergía aporta el 13,4% (74 Mtep) del consumo final de calefacción en la UE y el 4,5 % (152 TWh) de la generación bruta de electricidad. Para los europeos, la calefacción nos supone entorno al 47% del coste energético, y la biomasa nos aporta el 89% del calor de origen renovable. Leer mas…

Jorge Herrero
AVEBIOM/Director de Expobiomasa

Artículo publicado en: FuturENERGY Mayo 2015