Telecomunicaciones con energías renovables

Enair en su estrategia de expansión internacional, envía más de 30 aerogeneradores a Chile para alimentar sistemas de telecomunicaciones

Las antenas de telecomunicaciones son cada vez más frecuentes y necesarias en la era actual, estando el mercado en crecimiento, enfocado a cubrir cada vez más espacios y a incrementar la tecnología de las mismas a 4G o incluso a otras más avanzadas.

El crecimiento es tal que las compañías de la red eléctrica tradicional, no llegan a todos los lugares necesarios para la ubicación de las antenas, las cuales suelen estar en cimas de montañas o lugares elevados para ampliar así su radio de acción.

FuturENERGY
 

Cada vez son más las compañías de telefonía móvil que están optando por hacer instalaciones de energías renovables en estos lugares y a su vez completar su imagen de Responsabilidad Social Corporativa difundiendo que son renovables. Pero el principal interés de las mismas es sin duda el ahorro de costes que supone este tipo de instalaciones, las cuales tienen un periodo de amortización de 2 años.

Enair actualmente está envuelta en varios proyectos internacionales concretamente en Chile donde en el mes de Diciembre ha suministrado más de 30 aerogeneradores de pequeña potencia de 3 y 5 kW. A parte de suministrar estos equipos, se participa en el diseño y dimensionamiento de cada punto y paralelamente se está trabajando en el desarrollo de microrredes Smart Grid para varias islas del país.

La ejecución y suministro de materiales, suele realizarse a través de concursos bien públicos o privados donde normalmente se hace un análisis de las tecnologías disponibles en el mercado en cuanto a minieólica y se adjudican en base al desarrollo tecnológico, dado que los aerogeneradores Enair están homologados en el país y han demostrado su rendimiento con anterioridad, son de las primeras opciones. Concretamente, los nuevos modelos PRO por sus nuevas características permiten disminuir los tiempos de amortización de las instalaciones además de disponer de sistemas de instalación manuales sin la  necesidad de utilizar grúas ni maquinaria pesada.