Toulouse Business School premia el Plan de Movilidad Urbana de Barcelona

La ciudad de Barcelona ha conseguido el Gran Premio del Jurado en la categoría de Colectividades Responsables en los Eco-Awards 2015 celebrados recientemente en Toulouse Business School (TBS). En el marco de la novena edición de los ANEDD (Conferencia Nacional de Estudiantes sobre Desarrollo Sostenible, por sus siglas en francés) organizados por TBS, se celebraron tres concursos bajo la denominación de Eco-Awards, que recompensaban los proyectos más innovadores y solidarios en las categorías de Estudiantes, Empresas y Asociaciones Responsables. TBS, que incluye en sus programas formativos el estudio de aspectos medioambientales y sociales globales para integrar en la gestión empresarial criterios éticos y de desarrollo sostenible, organiza estos premios todos los años para promover el debate sobre el Desarrollo Sostenible entre los estudiantes.

De un total de 48 candidaturas presentadas y compitiendo directamente con siete proyectos de movilidad importantes como el de Burdeos, Toulouse o Bolonia, Barcelona fue elegida por el jurado de Toulouse Business School por su conjunto de medidas a favor de una mejora de la movilidad urbana y ciclista, además de promover el transporte público. Todo ello con el objetivo de reducir el uso del vehículo privado y de los ruidos además de mejorar la calidad del aire, la seguridad de las personas y la eficacia del conjunto del sistema de movilidad urbana.

FuturENERGY
Este premio otorgado por TBS valora el trabajo que ha hecho Barcelona en los últimos años en materia de movilidad y que se ha concretado en un Plan de Movilidad Urbano innovador, con unos objetivos claros y con la voluntad de conseguir una movilidad más sostenible y segura.

El jurado también ha considerado que se trata de un plan que ya se está ejecutando en el entorno complejo que es la ciudad de Barcelona. Toulouse Business School ha tenido en cuenta la apuesta del Ayuntamiento de Barcelona por el peatón en todos los proyectos de movilidad y de urbanismo, así como por la infraestructura ciclista disponible, que permite tener una red de 116 km de carriles bici y la incorporación de la bicicleta eléctrica. Asimismo, el jurado ha señalado a la Nueva Red de Bus como un proyecto relevante para el concepto de movilidad, con autobuses más veloces y menos contaminantes (apuesta por los autobuses híbridos). Finalmente, también se ha destacado la aplicación de la tecnología en la gestión del tráfico, con ejemplos como el proyecto para el ÀreaDUM, que colocan a Barcelona en la vía rápida hacia las Smart Cities.