Un proyecto español permite fabricar vidrios de menor impacto medioambiental

El centro de investigación CIRCE, la Universidad de Zaragoza y el fabricante de vidrio VERALLIA han desarrollado nuevas herramientas para reducir el consumo energético de los hornos industriales

Durante cuatro años estas tres entidades han unido sus esfuerzos en el proyecto Tecnologías Avanzadas para la Supervisión de la Combustión y Eficiencia de Intercambiadores Regenerativos en Hornos de Vidrio (e-GLASS) que ha contado con el apoyo financiero del Ministerio de Economía y Competitividad dentro del programa Retos Colaboración 2014.

Dentro del proyecto e-GLASS, que acaba de finalizar,se ha llevado a cabo el desarrollo de un conjunto de tecnologías dirigidas a reducir el consumo de combustible, y en consecuencia el volumen de emisiones a la atmósfera en hornos de fusión de vidrio. Los resultados obtenidos han mostrado que con estas tecnologías es posible reducir los consumos de energía (combustible) y emisiones de agentes contaminantes entre un 3 y un 5%.

Todo esto permite al mismo tiempo reducir los costes de operación y mantenimiento, implicando una notable mejoría de la competitividad en este tipo de industrias. Además, las nuevas tecnologías y herramientas desarrolladas son escalables en otras plantas, no solo del sector vidriero sino de otras industrias de alto consumo energético, por lo que el impacto económico y ambiental del proyecto alcanzaría más sectores del tejido productivo.

Nuevas soluciones para controlar la combustión

Las tecnologías desarrolladas por CIRCE buscan mejorar el rendimiento y la operación del proceso de combustión, actuando sobre distintos ejes. Por un lado, se han centrado en la monitorización más detallada dela combustión y de la llama dentro del horno mediante el tratamiento digital de imágenes, permitiendo detectar malfunciones y crear modelos predictivos que permiten identificar nuevos y mejorados puntos de operación.

En segundo lugar, se ha desarrollado un sistema para medir de forma continua las emisiones de los gases a la salida del horno de fusión, y controlar así la eficiencia del mismo de una forma fiable.
Por último, se han conseguido una serie de tecnologías y metodologías avanzadas de limpieza de escorias en los intercambiadores regenerativos, que al mantenerlos limpios mejoran su eficiencia de intercambio y permiten ahorrar combustible y reducir las emisiones contaminantes.

Un gran potencial en Europa

El 25,3% del consumo de combustibles en la Unión Europea se produce a nivel industrial, con una eficiencia típica de la combustión que se sitúa alrededor del 75-85%. Alrededor de 1.700 compañías en la Unión Europea cuentan con plantas de combustión de potencia superior a 50 MW. Por su parte, solamente en España existen un total de 4.000 plantas de combustión registradas en el Registro Estatal de Emisiones y Fuentes Contaminantes. En este contexto, la introducción de medidas que permitan mejorar la monitorización y control de los sistemas de combustión puede dar lugar a impactos muy beneficiosos tanto a nivel de eficiencia y reducción de consumos de combustibles, como de reducción de emisiones de gases contaminantes.