Una fábrica de BMW convierte gas de vertedero en hidrógeno

Un trabajador conduce un tren de manejo de materiales alimentado por pila de combustible de hidrógeno en la planta de BMW en Greer, Carolina del Sur. Foto cortesía de BMW Manufacturing.

Con el apoyo de la Oficina de Eficiencia Energética y Energía Renovable (EERE) del Departamento de Energía de Estados Unidos, la planta de fabricación de BMW en Greer, Carolina del Sur, demuestra el uso de una fuente única para impulsar algunas de sus operaciones: gas biometano procedente de la basura en un vertedero cercano, convertido en hidrógeno. Esta fábrica de BMW cuenta con la flota más grande del mundo de carretillas elevadoras propulsadas con pila de combustible, con más de 300 unidades.

Esta es la primera demostración de este tipo, EERE, BMW, y los socios del proyecto Ameresco, el Instituto de Tecnología del Gas, y la Autoridad de Investigación de Carolina del Sur alimentan una pequeña muestra de estas carretillas elevadoras con hidrógeno producido en el lugar a partir del gas biometano procedente de en relleno sanitario cercano a la fábrica. El primer reto a superar fue la conversión del biometano en hidrógeno. Esto requirió el desarrollo y prueba de varios tanques con catalizadores para la eliminación de contaminantes. El segundo desafío fue conseguir un hidrógeno lo suficientemente limpia para ser utilizado en una pila de combustible. Para ello, EERE y BMW tuvieron para purgar la corriente de gas de todas las moléculas que no son hidrógeno, incluyendo las de nitrógeno.

FuturENERGY
Las carretillas elevadoras accionadas por baterías de plomo pueden presentar varios desafíos, especialmente cuando trabajan con altos volúmenes de carga y a múltiples turnos diarios, como ocurre en las instalaciones de BMW. A diferencia de las baterías, las pilas de combustible se pueden reabastecer de combustible rápidamente, aumentando la productividad al eliminar el tiempo y el coste asociado con los cambios y carga de las baterías.

La planta acoge la mayor flota del mundo de carretillas elevadoras de pila de combustible. Foto cortesía de BMW Manufacturing.
La planta acoge la mayor flota del mundo de carretillas elevadoras de pila de combustible. Foto cortesía de BMW Manufacturing.

Las carretillas elevadoras alimentadas por pilas de combustible pueden reducir el coste de reabastecimiento/recarga en hasta un 80% y requieren un 75% menos de espacio en comparación con la infraestructura de recarga de baterías. Además, las pilas de combustible proporcionan energía constante durante todo el turno, a diferencia de las carretillas elevadoras convencionales cuyo rendimiento se degrada a lo largo de un turno.

La Oficina de Pilas de Combustible (FCTO) realiza grandes esfuerzos para superar las barreras tecnológicas, económicas e institucionales para la comercialización generalizada de hidrógeno y las pilas de combustible.