Una red inteligente pionera a escala real en los municipios franceses de Lyon y Grenoble

Un consumo energético en aumento y una dependencia energética también creciente de hogares, empresas y servicios imponen la necesidad de contar con un sistema de distribución fiable y robusto. En este sentido, Schneider Electric participa en el proyecto GreenLys, la primera red inteligente a escala real en Francia. La compañía ha desarrollado juntamente con los principales actores del panorama energético francés dos plataformas experimentales a escala real en las ciudades de Lyon y Grenoble, involucrando en el proyecto a 1.000 hogares y 40 edificios. El objetivo es estandarizar y exhibir una red inteligente completamente funcional hacia el 2015, preparando el escenario para un despliegue generalizado.

El proyecto está testeando soluciones innovadoras desde la generación de la energía hasta su consumo. A nivel de la red, esto incluye nuevas herramientas de análisis, equipamiento de automatización de subestaciones de nueva generación y comunicación con sensores inteligentes instalados en las áreas de consumo. Más allá, la red incorporará también generación de energía basada en renovables o en gas natural, así como la capacidad de utilizar energía almacenada en vehículos eléctricos.

FuturENERGY
Destaca especialmente la contribución de Schneider Electric en dotar a la red inteligente de la capacidad de reconfigurarse automáticamente en caso de corte de servicio. Es lo que se conoce como self-healing: la habilidad del sistema para detectar que no está operando correctamente y, sin necesitar intervención humana, hacer los ajustes necesarios para volver a la normalidad. En este sentido, el proyecto GreenLys es seguro y robusto, minimizando los cortes y la duración de los mismos. En menos de 20 segundos, es capaz de localizar la incidencia, aislarla y reconectar a los consumidores.

Artículo publicado en: FuturENERGY Abril 2015