Uso de drones: innovación en la supervisión de la red eléctrica

 

Unión Fenosa Distribución ha incorporado drones a la supervisión de sus instalaciones eléctricas. Su empleo innovador supone una evolución: complementa los vuelos con helicópteros para capturar información y sustituye actividades como la inspección de cubiertas que serán realizadas íntegramente con estos aparatos teledirigidos.

 

¿Cómo funcionan?

Un equipo de trabajo compuesto por un piloto certificado que dirige la aeronave, y un operador que maneja la carga de información, manipulan el dron hasta una altura máxima de 50 metros para enfocar su zoom sobre las zonas más relevantes del apoyo o elementos a inspeccionar. Una vez enfocado el objetivo, capta información desde todos los ángulos y enfoca a los cables eléctricos para visualizar la calle de la línea y su entorno.

Aumentan la seguridad de los operarios, ya que disminuye el número de trabajos que se ejecutan en altura, las inspecciones exhaustivas de los elementos de los apoyos o la revisión de las subestaciones de intemperie. Además, aumenta en un 20% la productividad en la revisión de líneas eléctricas y permiten reducir los costes hasta el 30%.

Los drones revisan más de 235 km de líneas eléctricas en la provincia de León

Desde hace cinco meses, Unión Fenosa Distribución está utilizando drones para revisar los más de 250 km de líneas de alta tensión y 1.000 apoyos que gestiona en la provincia de León. Y en la Comunidad, los drones han recorrido cerca de 350 kilómetros y revisado casi 1.800 apoyos de alta tensión.

Unión Fenosa Distribución suministra electricidad a casi 168.000 puntos de suministro en 117 municipios de la provincia de León a través de una red eléctrica de casi 7.300 kilómetros. En Castilla y León, la compañía gestiona 310.000 puntos de suministro en 325 municipios a través de una red de alta, media y baja tensión de casi 14.300 kilómetros.