Vehículo eléctrico. ¿Hacia una industria bajo demanda?

Estamos avanzando hacia una nueva era en la que la tecnología cambia el transporte de personas y mercancías de forma radical y exponencial. Los ciudadanos no sólo tenemos más opciones para elegir cuando viajamos de un punto A, a un punto B, sino que también, nuestros viajes están cada vez más ligados a soluciones inteligentes y digitales. Hoy más que nunca, podemos constatar ese mantra que reza que el sector de la Automoción cambiará en el próximo lustro tanto o más de lo que lo ha hecho en los últimos 50 años.

Esta tendencia muestra una (R)evolución que no solo se evidencia en nuevas tecnologías de propulsión desde una perspectiva industrial, como el vehículo eléctrico, sino también desde una vertiente tecnológica, con estrategias dirigidas al vehículo conectado, compartido y autónomo.

En lo industrial, la producción en cadena (o producción en serie), supuso un claro avance en la era industrial del Siglo XX. El modelo de línea de montaje en masa para ensamblar automóviles a gran escala revolucionó en aquel entonces el sector, abaratando los costes para hacer los coches más accesibles a la clase media del momento, que unos años atrás no se podría haber permitido comprar un vehículo en propiedad. Leer más…

Arturo Pérez de Lucia
Director General de AEDIVE

Artículo publicado en: FuturENERGY Abril 2018