Wärtsilä entrega una de las plantas solares híbridas más grandes del mundo, reduciendo las emisiones anuales de CO2 en hasta 18.500 t

Wärtsilä ha anunciado que ha entregado una de las plantas solares híbridas más grandes del mundo. Wärtsilä proporcionará un suministro fiable y sostenible de energía durante todo el día, esencial para operar una mina de oro aislada de la red eléctrica y demostrar el enorme potencial de la integración de las energías renovables como electricidad de carga base.

Wärtsilä fue seleccionada por el productor independiente de energía renovable Total Eren SA y African Energy Management Platform (AEMP) para construir una planta solar fotovoltaica de 15 MWp que generará y entregará energía a Iamgold Essakane SA en su mina de oro ubicada al noreste de Burkina Faso .

Al hibridar una planta de generación diesel existente de 57 MW con la nueva planta solar fotovoltaica y los controles de la planta híbrida relacionados, el rendimiento de la planta se ha mejorado significativamente. La nueva configuración de la planta híbrida solar maximiza la utilización de energía renovable en la mina Essakane. Se estima que esto reducirá el consumo de combustible en unos 6 millones de litros por año, mientras reduce las emisiones anuales de CO2 de la planta en hasta 18.500 toneladas. Este proyecto ha generado más de 200 empleos durante la fase de construcción y se espera que cree 75 empleos permanentes durante la fase de operación.

La inauguración de la nueva central eléctrica, ubicada aproximadamente a 350 km al noreste de la capital de Burkina Faso, Uagadugú, se realizó el 16 de marzo y contó con la presencia de representantes de Iamgold y Wärtsilä, así como del presidente de Burkina Faso, Roch Marc Christian Kaboré. Un tema común durante todo el evento fue el reconocimiento del éxito de este proyecto y el creciente potencial de soluciones híbridas similares, particularmente en el continente africano.

Wärtsilä ha sido contratada para operar y mantener la planta bajo un acuerdo de operación y mantenimiento. Con este proyecto, Wärtsilä tiene más de 7 GW de capacidad instalada en África.