Wärtsilä entregará una central a gas de 112 MW en Dakota del Norte

0
La nuevga central eléctrica constará de 12 motores Wärtsilä 34SG de arranque rápido, similar a la central eléctrica Pearsall Power Plant (en la foto), una central eléctrica inteligente de 203 MW en Texas.

Wärtsilä ha conseguido un contrato para suministrar a la compañía Basin Electric Power Cooperative una central inteligente de generación de electricidad que estará situada en Williston, Dakota del Norte (EE.UU.). El contrato se ha firmado en septiembre y la central se entregará en noviembre de 2015. La central de generación inteligente de Wärtsilä será la primera de entre las centrales de Basin Electric que use la tecnología de motores de combustión interna. Tendrá una potencia de 112 MW y estará formada por doce motores de gas natural del tipo Wärtsilä 34SG.

Josh Rossow, director de proyectos de Basin Electric, comenta que “la principal razón es la inherente fiabilidad y flexibilidad de los motores. Son fiables en ambientes fríos y funcionan bien usando un gas natural que sea rico en etano y propano. Tienen también un mejor rendimiento que las turbinas, lo que reduce el consumo de combustible”.


La nueva capacidad de generación es necesaria para satisfacer la creciente demanda eléctrica causada por el boom del petróleo en la cercana zona de Bakken. “Vemos un incremento de la demanda en todos los sectores, incluyendo la agricultura, la industria del petróleo y los hogares. Se necesita nueva capacidad flexible para cubrir los picos de demanda”, añade Rossow.

the business booster

Las claves para lograr flexibilidad de operación son un arranque instantáneo y una rápida subida de potencia. Esto es lo que se requiere cada vez más para seguir la curva de demanda de un modo eficiente y para cubrir las puntas de demanda”, explica Dan Johnson, responsable de desarrollo de negocio de Wärtsilä.

Las inmensas reservas de petróleo en las rocas sedimentarias de la formación geológica de Bakken, junto con el exitoso uso de la perforación horizontal y la fracturación hidráulica, han llevado a un auge económico sin precedentes en Dakota del Norte. El producto interior bruto del estado creció un 9,7% en 2013, cinco veces más que la media nacional. La tasa de paro es la más baja del país. La población de Williston, donde estará la nueva central, creció un 28% entre 2000 y 2011.

La potencia total de las centrales eléctricas equipadas por Wärtsilä en los Estados Unidos asciende a unos 2.400 MW a día de hoy.