Wärtsilä suministrará una central eléctrica de respuesta rápida de 40 MW en Argentina

Wärtsilä suministrará una central eléctrica tipo Smart Power Generation de 40 MW a la empresa Methax S.A., compañía del Grupo Galileo, en la ciudad de Mendoza, Argentina. El valor de la orden es de aproximadamente 25 M€. El pedido de ingeniería, adquisición y construcción (EPC) llave en mano incluye motores Wärtsilä 34SG que funcionarán con gas natural.

Argentina viene sufriendo de escasez de energía eléctrica desde hace varios años, y el gobierno está trabajando para atraer inversiones privadas para aumentar su capacidad y eficiencia. Wärtsilä ha asumido una fuerte posición para permitir la transición hacia una infraestructura energética asequible y sostenible en Argentina.

FuturENERGY
 

Methax fue adjudicataria del proyecto en Mendoza, con un contrato por 10 años de tarifa fija y venta de gas, en la licitación realizada por CAMMESA, el operador del sistema de red nacional por parte del Ministerio de Energía en Argentina. El Ministerio tiene el objetivo de seguir desarrollando y fortaleciendo la red nacional con el fin de abastecer de energía fiable a la población y a la industria argentina. Wärtsilä fue seleccionada como proveedor debido a su eficiencia, su capacidad de EPC y el soporte de ciclo de vida.

Methax generará electricidad para 15.000 hogares con la central eléctrica Wärtsilä Smart Power Generation. Otras empresas del Grupo Galileo suministrarán el gas natural para la planta comprándolo a productores que están quemando el gas actualmente en la región de Malargüe. El gas será licuado en la cabeza de pozo por estaciones de producción de Cryobox® LNG móvil y luego transportado por carretera a través de Virtual Pipeline® desde la región de Malargüe hasta Anchoris, donde se regasificará en el sitio.

Al licuar directamente en la cabeza del pozo, transportar y regasificar el GNL, el Grupo Galileo está introduciendo su tecnología Gas 3.0® a escala masiva, lo que permitirá a los productores de la Argentina satisfacer la demanda a través de un extenso sistema de distribución de gas natural sin el uso de tuberías convencionales.

Se trata del séptimo proyecto adjudicado a Wärtsilä en Argentina durante 2016. Estos proyectos tienen un impacto significativo en el empleo y el desarrollo industrial del país. Se crearán varios cientos de puestos de trabajo y se transferirá el conocimiento tecnológico al creciente sector de generación de energía en Argentina.