Monthly Archives: junio 2017

El ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, acudió ayer 26 de junio al Consejo de Ministros de Energía de la Unión Europea celebrado en Luxemburgo, donde los Estados Miembros adoptaron una posición común sobre las dos propuestas de Directivas en materia de eficiencia energética y repasaron la situación del resto de propuestas del llamado Paquete de Invierno. A petición de España y Portugal, se incluyó un debate específico sobre el estado de las interconexiones en el mercado interior y su papel en el Paquete de Invierno.

En cuanto a la propuesta de Directiva de Eficiencia Energética, Álvaro Nadal se refirió al potencial de la eficiencia energética para alcanzar los objetivos de energía y clima, señalando que este potencial no está siendo plenamente explotado y que para ello deben eliminarse todas las barreras normativas y contables que actualmente frenan las inversiones a largo plazo en eficiencia energética.

 

Nadal defendió la necesidad de que la propuesta no desincentive la adopción de programas de eficiencia energética y las inversiones a largo plazo, como las necesarias en el ámbito de la renovación de edificios en el periodo 2018 a 2021, un punto que fue apoyado por un número importante de Estados Miembros.

Como resultado de las negociaciones, la posición común finalmente adoptada en el Consejo, tras un intenso debate, permite un reconocimiento más justo a las inversiones en eficiencia acometidas en el periodo 2018-2021, lo que facilita nuevas inversiones a largo plazo de aquí a 2021.

Interconexiones energéticas

En cuanto al punto de interconexiones introducido a instancias de España y Portugal, el ministro Nadal se refirió a la necesidad de adoptar medidas urgentes dentro de este paquete para potenciar las interconexiones, de modo que el objetivo de interconexiones se sitúe en posición de igualdad con el resto de objetivos de energía y clima. Se remitió a las conclusiones del Consejo Europeo de 2014, que afirman que la transición energética hace imprescindible aumentar el grado de interconexión con el resto de la Unión Europea para permitir la integración de un nivel creciente de energías renovables en el sistema eléctrico.

El ministro señaló también que un verdadero mercado interior de la energía solo resultará posible si existe un nivel elevado de interconexiones con los países vecinos. Y defendió, por último, la adopción de medidas urgentes y vinculante con un tratamiento específico y prioritario de los proyectos necesarios para aumentar el nivel de interconexión de los países que se encuentran por debajo del objetivo de interconexiones del 10%, como es el caso de España.

La edición de 2017 del informe BP Statistical Review of World Energy, publicada el 13 de junio, muestra que los mercados energéticos mundiales continúan sufriendo cambios a largo plazo, mientras también se adaptan a los desafíos de precio a corto plazo. Los datos publicados en el informe – la 66ª edición anual – muestran claramente las transiciones a largo plazo en curso en los mercados, con un cambio hacia un crecimiento más lento de la demanda de energía mundial, la demanda moviéndose hacia las economías en rápido crecimiento de Asia y una marcado cambio hacia combustibles con menores niveles de carbono ya que las energías renovables continúan creciendo fuertemente y el uso del carbón cae.

Al mismo tiempo, los mercados energéticos se están adaptando eficazmente a los desafíos a corto plazo, con el mercado del petróleo, en particular, ajustándose en 2016 a la sobreoferta que ha dominado el mercado en los últimos años.

 

En 2016, la demanda mundial de energía fue débil por tercer año consecutivo, creciendo sólo un 1%, alrededor de la mitad de la tasa de crecimiento promedio de la década pasada. Una vez más, casi todo este crecimiento provino de economías en desarrollo de rápido crecimiento, con China y e India juntas representando la mitad de todo el crecimiento.

Los bajos precios del año impulsaron la demanda de petróleo en un 1,6%, mientras que el crecimiento en la producción se limitó a sólo el 0,5%. Como resultado, el mercado del petróleo recuperó ampliamente el equilibrio hacia mediados de año, pero los precios continuaron deprimidos por el gran exceso de existencias acumuladas. La producción de gas natural también se vio afectada por los bajos precios, que crecieron sólo un 0,3%. La producción de gas estadounidense cayó en 2016, la primera reducción desde el advenimiento de la revolución del gas de esquisto a mediados de los 2000.

Las energías renovables volvieron a ser la fuente de energía de crecimiento más rápido, con un aumento del 12%. Aunque en 2016 sólo proporcionaron todavía el 4% de la energía primaria, el crecimiento de las energías renovables representó casi un tercio del crecimiento total de la demanda de energía. Por el contrario, el carbón – el combustible fósil de mayor contenido en carbono – descendió por segundo año consecutivo, un 1,7%, debido principalmente a la caída de la demanda tanto en EE.UU. como en China.

La combinación de un débil crecimiento de la demanda de energía y la mezcla cambiante de combustibles significó que las emisiones globales de carbono se estima que crecieron sólo un 0,1% – haciendo que 2016 sea el tercer año consecutivo de emisiones planas o decrecientes. Esto representa el promedio más bajo de tres años para el crecimiento de emisiones desde 1981-83.

Conclusiones principales

Energía primaria

• La demanda energética mundial creció un 1% en 2016, similar a los incrementos del 0,9% y el 1% observados en 2015 y 2014, respectivamente, y significativamente inferior a la tasa media de crecimiento a 10 años del 1,8%.
• Casi todo el crecimiento provino de economías en desarrollo de rápido crecimiento; China e India representaron en conjunto alrededor de la mitad de todo el crecimiento.
• La demanda energética de India creció un 5,4%, tasa similar a la observada en los últimos años.
• Sin embargo, la demanda de energía en China creció un 1,3%. Esto se aproxima al aumento del 1,2% en la demanda de energía en 2015 y alrededor de un cuarto de su crecimiento promedio a 10 años. El crecimiento promedio durante 2015 y 2016 fue el más bajo en un período de dos años desde 1997-98. A pesar de esta desaceleración, el aumento incremental de la demanda en China lo convirtió en el mercado energético de mayor crecimiento del mundo por decimosexto año consecutivo.
• La demanda de los países desarrollados de la OCDE se mantuvo prácticamente plana (aumentando sólo el 0,2%).

Petróleo

• El Brent cotizó en promedio a 44 $/barril en 2016, menos de los 52 $ de 2015 y el precio medio anual más bajo desde 2004.
• El consumo mundial de petróleo creció fuertemente, aumentando un 1,6%, o 1,6 millones de barriles diarios (mmb/d), por encima de la tasa promedio a 10 años por segundo año consecutivo. Se observaron fuertes aumentos de la demanda en India (0,3 mmb/d) y Europa (0,3 mmb/d), mientras que aunque la demanda de China siguió creciendo (0,4 mmb/d), fue inferior a la de los últimos años.
• Los precios bajos afectaron el crecimiento de la producción global de petróleo, que aumentó apenas un 0,5% o 0,4 mmb/d, el menor incremento desde 2009.
• En este total, la producción de la OPEP aumentó 1,2 mmb/d, con aumentos significativos de Irán (0,7 mmb/d), Irak (0,4 mmb/d) y Arabia Saudí (0,4 mmb/d).
• Por el contrario, la producción de petróleo no OPEP se redujo en 0,8 mmb/d, el mayor descenso anual en alrededor de 25 años. Las caídas más grandes fueron en EE.UU. (0,4 mmb/d), China y de Nigeria (0,3 mmb/d cada una).

Gas natural

• El consumo mundial de gas natural aumentó un 1,5% en 2016, más lento que el promedio de 10 años del 2,3%. Sin embargo, hubo fuertes aumentos en el consumo de gas en Europa (6%), Oriente Medio (3,5%) y China (7,7%).
• La producción mundial de gas natural aumentó sólo un 0,3% – el crecimiento más débil de la producción de gas en 34 años, fuera de la crisis financiera. Con los menores precios del gas, la producción de gas en EE.UU. cayó por primera vez desde que empezó la revolución del gas de esquisto. La producción de gas australiano aumentó significativamente a medida que las nuevas instalaciones de GNL entraron en funcionamiento.
• Las importaciones/exportaciones mundiales de GNL crecieron un 6,2%, impulsadas por la nueva producción australiana. Se prevé que la producción de GNL crecerá alrededor de un 30% en los próximos tres años, a medida que vayan entrando en funcionamiento nuevos proyectos.
• El aumento del comercio de GNL refleja un cambio continuo en curso fundamental en los mercados mundiales de gas hacia una mayor integración, pero también hacia mercados más competitivos y flexibles -con volúmenes crecientes de GNL bajo contratos más cortos o más pequeños o no contratados.

Carbón

• El consumo mundial de carbón cayó por segundo año consecutivo, con un descenso del 1,7% o 53 millones de toneladas de petróleo equivalente (Mtep). Esta disminución llevó la participación del carbón en la producción de energía primaria al 28,1%, su menor participación desde 2004.
• El descenso del consumo fue impulsado principalmente por EE.UU. (-8,8%, 33 Mtep) y China (-6,6%, 26 Mtep).
• La producción mundial de carbón cayó un 6,2% o 231Mtep, la mayor disminución anual registrada. Las caídas de la producción fueron nuevamente impulsadas por China (-7,9% ó 140 Mtep) y EE.UU. (-19% o 85 Mtep).
• En Reino Unido, el consumo de carbón se redujo a la mitad (-52,5%). El consumo de carbón en Reino Unido ha caído ahora a los niveles vistos por última vez al inicio de la Revolución Industrial hace unos 200 años. El sector energético de Reino Unido registró su primer día sin carbón en abril de 2017.

Renovables

• Una vez más, las energías renovables fueron la fuente de energía de más rápido crecimiento en 2016. Sin incluir la energía hidroeléctrica, las energías renovables crecieron un 12%. Si bien la tasa media de crecimiento de las energías renovables a 10 años fue del 15,7%, esto siguió representando el aumento incremental anual más alto de la producción registrada (un aumento de 55 Mtep, más que la disminución del consumo de carbón).
• Las energías renovables ahora proporcionan una proporción de poco menos del 4% de la energía primaria.
• Más de la mitad del crecimiento de la energía renovable provino de la energía eólica, que aumentó un 16% en el año. La energía solar creció un 30%. A pesar de que la energía solar representa sólo el 18% de la producción de energía renovable, el crecimiento de la energía solar representó alrededor de un tercio del crecimiento global de la energía renovable.
• En 2016, China se convirtió en el mayor productor de energía renovable del mundo, superando a EE.UU. y la región Asia-Pacífico superó a Europa y Eurasia para convertirse en la mayor región productora de energía renovable.

Otros combustibles

• La generación de energía nuclear creció un 1,3%, o 9,3 Mtep, en 2016. Un aumento anual del 24,5% de la producción nuclear china representó todo el crecimiento neto de la energía nuclear. El aumento incremental de China de 9.6 Mtoe fue el más grande de cualquier país desde 2004.
• La generación de energía hidroeléctrica aumentó un 2,8% en 2016, aumentando en 27,1 Mtep. El crecimiento incremental más grande vino otra vez de China y después de EE.UU.

IRENA, la Agencia Internacional de las Energías Renovables, ha actualizado recientemente su mapa mundial de recursos renovables, generando el Global Atlas 3.0 para Energías Renovables. Esta versión ha sido desarrollada en colaboración con el servicio de Computación y Desarrollo de Software de CENER (Centro Nacional de Energías Renovables), y mejora notablemente la usabilidad por parte del usuario de la versión anterior, incorporando nuevas funcionalidades y capacidades para el mapeo de recursos de diferentes fuentes de energía renovable. IRENA presentó públicamente el Global Atlas 3.0 durante un webinar celebrado el pasado 15 de mayo.

El nuevo Global Atlas 3.0 de IRENA es una plataforma geoespacial que es capaz de realizar un análisis rápido de los recursos renovables y su potencial para la generación de energía en cualquier lugar del mundo. Por esta razón se trata de una herramienta especialmente útil para utilizarla en aquellos mercados que están mal prospectados, donde las mediciones del recurso solar o eólico por ejemplo son escasas, y en las que habitualmente además son difíciles de conseguir otra serie de datos que resultan esenciales a la hora de planificar proyectos energéticos.

 

El Atlas Global 3.0 ha sido desarrollado para que, de una manera sencilla y dinámica, diferentes grupos de usuarios puedan buscar información entre los mapas y herramientas disponibles, y gestionar posteriormente los resultados. Una de las características añadidas más importantes es la posibilidad que ofrece la plataforma de editarlas y compartirlas. La idea subyacente ha sido la de proporcionar una interfaz útil y atractiva para el desarrollo dinámico de proyectos.

Una visión global de las capacidades que ofrecen las fuentes de energía renovable permite que resulten viables nuevas tecnologías y modelos de negocio, como los sistemas híbridos, las microrredes, servicios de almacenamiento de energía, etc., al mismo tiempo que contribuyen positivamente a construir sistemas energéticos equilibrados.

Durante el seminario técnico que se retransmitió vía web se explicó cómo el usuario puede encontrar en esta plataforma mapas con información sobre diferentes recursos energéticos (eólico, solar, geotermal, biomasa), cómo es posible añadir comentarios, o también la manera en la que se puede trabajar localmente con ellos. Asimismo se realizaron demostraciones sobre las diferentes herramientas disponibles para el análisis de las capacidades energéticas, incluyendo varios simuladores, de producción bioenergética, de baterías fotovoltaicas y de un sistema fotovoltaico conectado a red. CENER también fue socio tecnológico y participó en el desarrollo de las dos versiones anteriores del Global Atlas de IRENA.

Accede aquí a la presentación webinar, en la que participaron técnicos de IRENA y de CENER.

La volatilidad y los aumentos bruscos de los precios de los combustibles fósiles (en particular el petróleo y el gas) son actualmente los mayores factores de riesgo económico en relación con la seguridad energética en España. Es la principal conclusión del último informe del Centro de Investigación Economics for Energy, presentado recientemente por sus directores, Pedro Linares y Xavier Labandeira, en el Club Español de la Energía (Enerclub), en Madrid.

En un contexto de muy elevada garantía de suministro físico de energía –debida a la actual regulación y gestión de los sistemas–, el informe destaca que, en cambio, los factores relacionados con los precios suponen un coste para la economía española de hasta un 1% del Producto Interior Bruto (PIB), equiparable en ocasiones al 100% del precio de la propia energía, lo que indica su relevancia. Según los autores, las soluciones a esta problemática en España no solamente hay que buscarlas en la diversificación de las fuentes energéticas, sino también en flexibilizar la economía.

 

El trabajo analiza las evidencias existentes sobre el coste que supone para la economía española el estado actual de seguridad energética, entendida ésta como la capacidad de disponer de un suministro de energía ininterrumpido a costes accesibles. En este sentido, los expertos insisten en la importancia de no confundir, como sucede habitualmente, este concepto con el de dependencia energética, que mide el porcentaje de energía que tiene que importar un país.

Los investigadores de Economics for Energy han establecido unos baremos para medir las consecuencias de la inseguridad energética, por una parte, con base en el coste causado por una eventual falta de suministro multiplicado por el riesgo de que esta llegue a ocurrir y, por otro, en el coste de ajuste para la economía de la volatilidad de los precios de la energía multiplicado por la magnitud de esa volatilidad (la desviación con respecto a un precio medio estable). La volatilidad por encima del riesgo de falta de suministro A pesar de que el coste de una falta de suministro eléctrico es muy alto por unidad energética (cercano a los 6.000 euros por MWh), su baja probabilidad, debida a la regulación y a la gestión del sistema, hace que su relevancia en términos absolutos se reduzca a menos de un 1% del coste de la electricidad en España. En el cálculo de este coste se contemplan los impactos económicos y sociales de un corte en el suministro, como la pérdida de producción y los daños en equipos en las empresas o la falta de confort en el hogar y los riesgos para la salud de las personas.

Sin embargo, no existen estudios que midan el coste económico o la probabilidad de una interrupción de suministro de gas o petróleo, por lo que una de las recomendaciones de los expertos es promover la realización de estos análisis para tener una panorámica completa sobre este factor. En todo caso, los autores del informe precisan que debe recibir mucha más atención la variabilidad de los precios que la probabilidad de que se produzca una falta de suministro. Los continuos costes de ajuste que debe afrontar la economía para adaptarse a la volatilidad de los precios son los protagonistas de la ecuación, sobre todo teniendo en cuenta que los reequilibrios de la economía española son complejos dadas sus numerosas rigideces. En este sentido, se plantea la necesidad de flexibilizar el sistema económico español para que sea capaz de absorber cambios en los precios de la energía minimizando las consecuencias negativas.

Los costes derivados de las variaciones en los precios de la energía tienen que ver con pérdidas de bienestar de los consumidores y de competitividad de la industria, por su aversión al riesgo y por la consecuente desincentivación de las inversiones causada por la incertidumbre, entre otros factores.

Recomendación de políticas eficientes

A la vista de los elevados costes estimados, si bien en el informe se aconseja mantener las estrategias que permiten mantener el bajo riesgo actual de falta de suministro, la principal recomendación es progresar significativamente en las políticas que aumentan la flexibilidad del consumo de energía y de la economía y reducen la dependencia de combustibles con precios volátiles. Dado que los costes de ajuste suponen el principal factor de riesgo para la economía española en términos de inseguridad energética, es importante tomar medidas destinadas a reducir el impacto de los vaivenes en los precios. Además, los expertos subrayan la necesidad de que estas políticas sean eficientes, es decir, la garantía de que sus costes sean inferiores a los beneficios que pretenden lograr.

En este sentido, las recomendaciones para diseñar el sector energético del futuro se centran en fomentar el uso de fuentes menos volátiles en sus precios y estimular el ahorro energético, además de aumentar las opciones de suministro y flexibilizar la demanda en la medida de lo posible. Todo ello, combinado con la garantía de continuidad del bajo riesgo de falta de suministro actual.

Según los expertos de Economics for Energy, con la aplicación de estas medidas, coincidentes en gran medida con las que se derivan de la necesidad de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y adaptarse al cambio climático, la economía española reduciría sus costes de inseguridad energética. Su perfil estaría marcado por una transición de los combustibles fósiles a favor de las fuentes renovables (siempre garantizando la seguridad de suministro), con un mayor grado de interconexión y coordinación en las políticas de seguridad con los países de su entorno y una economía mucho menos intensiva en el uso de energía.

0 0

Siemens Gamesa ya ha ensamblado los cinco aerogeneradores flotantes que forman parte del parque Hywind Scotland de 30 MW, el mayor proyecto eólico flotante del mundo. Ahora, los aerogeneradores serán remolcados desde el fiordo cercano a Stord, en la costa occidental de Noruega, hasta las aguas escocesas donde se ubica el parque eólico marino flotante Hywind Scotland, a 25 km de la costa de Peterhead, en Aberdeenshire, a una profundidad de entre 90 y 120 m.

En este proyecto escocés pionero, Siemens Gamesa y Statoil han colaborado estrechamente para desarrollar un concepto de parque eólico marino comercial a gran escala y eficiente en términos de coste. El proyecto Hywind entrará en funcionamiento previsiblemente en el cuarto trimestre de 2017.

 

Las cimentaciones flotantes del proyecto Hywind se estabilizarán mediante un sistema de lastre y se anclarán al fondo marino a través líneas de amarre.

Siemens Gamesa cuenta con una amplia experiencia sobre los requerimientos específicos de los parámetros de control en aerogeneradores marinos flotantes. Uno de los principales factores que determinarán el éxito de los aerogeneradores flotantes es que sean capaces de alcanzar la misma competitividad en términos de coste de la energía que las turbinas offshore con cimentaciones fijas.

En 2009, Statoil y Siemens Wind Power ya instalaron con éxito un aerogenerador de Siemens Wind Power de 2,3 MW en el primer proyecto de turbina eólica flotante a gran escala, Hywind Demo.

La mayoría de los parques eólicos flotantes operativos actualmente se encuentran en Europa, aunque California, Hawai, Japón y Taiwán son zonas atractivas para la instalación de aerogeneradores marinos flotantes en el futuro.

Edificio de El Corte Inglés e Hipercor en Guadalajara

El Corte Inglés ha reforzado su política medioambiental con medidas para racionalizar los consumos (materiales, agua, energía), disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero y mejorar la gestión de residuos. La compañía mantiene una preocupación constante por el medio ambiente y esto le ha llevado a mejorar de forma permanente aquellos impactos relacionados con la actividad comercial. El factor de mayor incidencia en el cálculo de la huella de carbono lo constituyen las emisiones indirectas asociadas al consumo energético. En el último año, la compañía ha reducido el consumo eléctrico y ha evitado la emisión de más de 14.000 t de CO2 equivalente.

Por todo ello, la compañía trabaja para reducir el impacto de los materiales que utiliza, prestando especial atención a la reutilización y minimización de los embalajes. Por este motivo, se ha reforzado el plan de sustitución de bolsas de un solo uso, ofreciendo al cliente otras alternativas según la norma UNE 53942, o hechas de otros materiales, como las bolsas de papel.

 

El Corte Inglés participa en los Planes Empresariales de Prevención de Ecoembalajes España. Desde hace ya varios años la compañía trabaja mano a mano con sus proveedores para que los materiales de embalaje que se utilizan sean los más adecuados desde el punto de vista medioambiental. Se han realizado acciones de sustitución de determinados envases por otros de menor impacto ambiental y se ha potenciado la introducción de materiales retornables.

La política medioambiental de El Corte Inglés también ha avanzado especialmente en medidas que hacen que los materiales utilizados sean más sostenibles y respetuosos con el entorno. La certificación FSC, que garantiza la procedencia de bosques sostenibles para papel y cartón ha aumentado y en la actualidad la compañía edita 760.500 ejemplares de catálogos impresos en papel certificado, como los de Navidad, campañas de primavera o verano, pero también guías de hostelería, tiques de aparcamiento, sobres de facturación, folletos etc…

En cuanto al plan de eficiencia energética, El Corte Inglés avanza en las tecnologías de iluminación, frío comercial, climatización y sistemas de control de los centros comerciales buscando alternativas más eficientes. Tras la incorporación de puertas y tapas a los muebles de congelados y refrigerados que permiten ahorrar hasta un 50% del consumo energético, la compañía ha puesto en marcha un proyecto denominado “retrofit”. Esta iniciativa está suponiendo la modernización tecnológica de los muebles existentes, adaptando su rendimiento y mejorando la eficiencia energética.

En cuanto al Plan de Gestión Sostenible del Agua, se está trabajando en mejorar la calidad de los vertidos. Los centros comerciales han incorporado nuevas técnicas de tratamiento de aguas residuales, que consisten en sistemas ecológicos de fermentación microbiana. Esto supone una reducción de los vertidos. La compañía ha hecho también ajustes del régimen de funcionamiento de las torres de refrigeración, sustituyendo el anterior por un sistema de consumo estacional adaptado a cada centro comercial. También se han instalado grifos más eficientes dotados de temporizador y con caudal ajustable.

El Corte Inglés también cuida la correcta gestión de residuos para minimizar el impacto sobre el medioambiente. Una vez segregados, se reciclan, obteniendo así nuevos materiales aptos para los procesos de fabricación.

En cuanto a la información y facilidad que se le da al cliente para que colabore con el medioambiente, hay que destacar la retirada del domicilio del cliente de electrodomésticos usados y la recepción en los centros comerciales de pequeños aparatos eléctricos que ya no se usan,  para que sean entregados a gestores finales y puedan ser reciclados.

Estas iniciativas se enmarcan dentro de la política que El Corte Inglés ha defendido siempre de respeto hacia el medioambiente, ahorro de energía y correcta gestión de los residuos.

La Asociación de Empresas de Energías Renovables-APPA considera que la nueva subasta de renovables, prevista para el 18 de julio, es una muestra más de la precipitación y falta de planificación en el sector energético. La nueva subasta producirá una acumulación de potencia renovable a instalar en un corto espacio de tiempo.

Los 6.000 MW, que tendrán que instalarse antes del 31 de diciembre de 2019, suponen una carga excesiva para un sector que ha estado cinco años paralizado por decreto. Esta acumulación de nueva potencia en dos años y medio encarecerá la ejecución de los proyectos y, en última instancia, pone en riesgo la propia instalación.

 

Falta de planificación energética

En declaraciones efectuadas en marzo, el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital, consideraba que el cambio de modelo energético tenía que ser “lento”, y ligado a interconexiones. También hablaba el Ministerio del consenso necesario para definir el futuro mix energético de nuestro país. Apenas unos meses después de pedir un desarrollo “lento” nos encontramos con una precipitada acumulación de subastas que, solo en 2017, superan los 6.000 MW, potencia que podrá ampliarse sin límite en el caso de que el coste para el sistema sea inferior al que el Gobierno establezca en la cláusula confidencial que se incluirá en la resolución por la que se convoque la subasta.

El hecho cierto de que el legislador desconociera a comienzos de año la capacidad renovable a subastar en mayo y la existencia de una subasta adicional en julio, constata la improvisación y falta de planificación en la incorporación de energías renovables al sistema eléctrico peninsular.
Considerar sólo el coste y llevar a cabo subastas aisladas es actuar con visión de luces cortas. Para llevar a cabo desarrollos razonables y competitivos que pongan en valor nuestra riqueza en recursos renovables y nuestro liderazgo industrial debemos huir de la improvisación y planificar el desarrollo, hecho éste, que nuestro Ministerio de Energía no se ha planteado en las adjudicaciones llevadas a cabo, despreciando todo tipo de interlocución con el sector al respecto.

Excesiva precipitación tras años de parálisis

Las subastas de 2017 tienen como condicionante la puesta en marcha antes del 31 de diciembre de 2019, plazo muy ajustado que encarecerá la ejecución y que hará que no se puedan optimizar costes en compras de maquinaria, instalaciones, transportes y en toda la cadena de montaje e incluso derivar en cierto colapso administrativo.

La primera subasta sólo tuvo en cuenta el componente financiero, sin más requisito que la presentación de un aval, sin considerar la existencia o no de proyectos, el recurso renovable disponible o ni siquiera su ubicación.

La segunda subasta, aunque incorporó algunas sugerencias presentadas en fase de alegaciones, siguió siendo una subasta de carácter eminentemente financiero, continuó ignorando la complementariedad entre las distintas tecnologías renovables y priorizó la adjudicación por el tamaño de las ofertas.

La tercera subasta, anunciada en tan corto espacio de tiempo y variando las bases de retribución, sigue incidiendo en los mismos errores que las anteriores y abre una ventana a la especulación.

Según declaraciones de José Miguel Villarig, presidente de APPA: “Que se adjudiquen 3.000, 6.000 o 10.000 MW al máximo descuento no es motivo de celebración. Cuando esos proyectos estén instalados, estén vertiendo electricidad limpia a nuestro mix y su rentabilidad permita mantener industria y generar empleo de calidad y estable, entonces hablaremos de éxito”.

La acumulación de proyectos en un corto espacio de tiempo crea una innecesaria presión para el sector renovable, especialmente si no se producen subastas separadas por tecnologías y se vuelven a concentrar todos los proyectos en una o dos tecnologías renovables. Esa presión se hace extensiva a los proveedores de equipo y toda la industria asociada; además de suponer un riesgo real de colapso de las Administraciones Públicas implicadas en la tramitación, especialmente en las Comunidades Autónomas con mayor número de proyectos.

ANDIMAT, la Asociación Nacional de Fabricantes de Materiales Aislantes, se suma al Instituto Tecnológico Hotelero (ITH), como nuevo asociado en el área de Sostenibilidad y Eficiencia Energética con el objetivo de ofrecer soluciones prácticas que den respuesta a las necesidades de eficiencia energética y confort de los establecimientos hoteleros.

La incorporación de ANDIMAT a ITH es una oportunidad para trasladar hasta el sector hotelero la amplia experiencia con la que cuenta la asociación en el ámbito de la edificación residencial, proponiendo soluciones de aislamiento óptimas, que representen una mejora en la eficiencia energética del establecimiento y garanticen el confort de los huéspedes al mismo tiempo.

 

Firmaron la adhesión Luis Mateo, director general de ANDIMAT, y Álvaro Carrillo de Albornoz, director general de ITH.

Según apuntaba Luis Mateo, “es para nosotros un auténtico placer y un reto la incorporación de ANDIMAT a ITH. Reto en el sentido de poder trabajar con un sector, el hotelero, que está cada vez más involucrado en asuntos como la eficiencia energética, donde el aislamiento térmico es un factor decisivo y quizá no siempre correctamente considerado. Trataremos de trabajar conjuntamente con el ITH en soluciones prácticas y viables que den respuesta a sus asociados desde una perspectiva no sólo energética sino también del confort de sus clientes.

Para Álvaro Carrillo de Albornoz, “la adhesión de ANDIMAT a ITH representa una oportunidad para continuar avanzando en la implementación de medidas de eficiencia energética que mejoren la competitividad económica del sector. Este es uno de los objetivos prioritarios para ITH y consideramos que la colaboración con ANDIMAT puede aportar nuestros socios hoteleros un importante abanico de soluciones óptimas para garantizar la mejora de la eficiencia energética y mantener los niveles de confort necesarios.

0 4

La semana pasada, Vestas lanzó la última versión de su cartera de productos de aerogeneradores, con una nueva plataforma de producto de 4 MW acompañada de un diámetro de rotor de 150 m. A medida que el mercado eólico continúa madurando y volviéndose más competitivo, los fabricantes de equipos originales se ven obligados a innovar continuamente en nuevos aerogeneradores para mantenerse diferenciados de su competencia.

MAKE Consulting ha publicado una nota de investigación sobre este tema, titulada Next Generation Wind Turbine Models, que incluye 35 páginas de análisis y más de 50 gráficos que detallan los nuevos productos y desarrollos tecnológicos esperados de siete principales fabricantes de aerogeneradores y Aaron Barr, Senior Technology Advisor de MAKE Consulting revisa esta nueva tendencia.

 

Se espera que los ciclos de vida de los aerogeneradores se acorten, ya que los nuevos productos desplazarán a los aerogeneradores lanzados hace sólo unos años. Además, a medida que se introduzcan nuevos rotores más grandes en el mercado terrestre, muchos productos existentes se migrarán a la clase de viento conveniente. Esta migración de productos a clases de viento más altas reforzará aún más el ciclo competitivo para la innovación en nuevos productos.

La penetración de las plataformas de 3 MW ha aumentado constantemente y ahora representan más del 23% de las instalaciones mundiales, frente al 8% de hace apenas 5 años. En 2016 se instalaron aerogeneradores terrestres de 3 MW en más de 38 mercados, lo que indica que incluso los mercados emergentes están pasando rápidamente a la última generación de aerogeneradores de mayor tamaño. Las plataformas de productos de 3 MW se benefician de economías de escala en relación con el BOP, la operación y mantenimiento y los costes logísticos. A medida que estas plataformas aseguran más volumen, las economías de escala se están extendiendo también a la cadena de suministro y resultando aerogeneradores de costes más competitivos.

La tendencia hacia aerogeneradores más grandes se manifestará en la próxima generación de plataformas de 4 MW para el mercado terrestre. El diámetro del rotor de estos productos terrestres de próxima generación superará los 150 m. Surgirán significativos desafíos logísticos para las palas de más de 70 m. Muchos fabricantes responderán con innovaciones en palas modulares y soluciones logísticas avanzadas para evitar las limitaciones de envío.

En el mercado eólico marino, se espera que los principales fabricantes de equipos originales aceleren el crecimiento de los aerogeneradores aún más rápido que en el segmento terrestre. La próxima generación de aerogeneradores de 10-12 MW se espera dentro de los próximos años, ya que la I+D está en pleno apogeo entre los principales fabricantes de aerogeneradores marinos. Se están planificando enormes aerogeneradores de 12 MW con rotores de más de 200 m, ya que el tamaño del aerogeneradores sigue siendo el factor más importante para diferenciarse en el segmento offshore.

MAKE prevé que esta tendencia continuará, y veremos muchos más anuncios de nuevos productos en los próximos meses y años.

0 0
Foto cortesía de/Photo courtesy of: Ingeteam

El mercado mundial de operación y mantenimiento eólico crecerá de poco más de 13.700 M$ en 2016 a alrededor de 27.400 M$ en 2025, lo que representa una tasa de crecimiento anual compuesta del 8%, según GlobalData.

El último informe de la compañía indica que la operación y mantenimiento de un parque eólico es esencial ya que contribuye a la creación de valor, aumenta la disponibilidad del aerogenerador y mejora los retornos. El envejecimiento de los aerogeneradores y el fallo de componentes tales como palas y multiplicadoras son el principal impulsor del creciente mercado.

 

Anchal Agarwal, Analista de Energía para GlobalData, explica: “La eólica marina representó poco más del 8% del mercado total de operación y mantenimiento en 2016, y se espera que contribuya con un 18,4% para 2025. Esto se debe a que la tecnología se está explorando cada vez más en todo el mundo, por su alto rendimiento, debido a los vientos más fuertes y más consistentes en comparación con la eólica terrestre; y el alcance para construir gigantescos proyectos a escala gigavatio.

De hecho, la eólica marina representa mayores costes de O & M que la eólica terrestre debido al mayor mantenimiento de los aerogeneradores, los mayores costes de logística y la escasez de mano de obra cualificada“.

China es el mayor mercado mundial de operación y mantenimiento eólico y representó el 30% del tamaño del mercado mundial en 2016. GlobalData espera que el país mantenga su posición de liderazgo, con una participación del 27,4% en 2025. El aumento de las instalaciones de energía eólica proporcionará oportunidades de operación y mantenimiento en el período de pronóstico. Una gran base de instalación, planes gubernamentales y estrictas leyes ambientales son los principales impulsores del crecimiento del mercado eólico del país.

Estados Unidos es el segundo mayor mercado de operación y mantenimiento eólico, con una cuota del 14,6% en 2016, y también se espera que mantenga su posición en 2025. Alemania – el mayor mercado europeo de de operación y mantenimiento eólico – representó el 14,3% del mercado mundial en 2016, y se espera que tenga una participación de 11,9% en 2025. La razón principal de que los países clave pierdan cuota de mercado es la aparición de nuevos mercados, como India y el Reino Unido. Se espera que la participación de India en el mercado mundial de operación y mantenimiento eólico aumente del 5,6% en 2016 al 6,4% en 2025, mientras que la participación del¡ Reino Unido aumentará del 5,3% al 7,1% durante el mismo período.

COMEVAL
ELT
COFAST-PASCH
AERZEN
IMASA