Monthly Archives: noviembre 2017

Global solar irradiation and Wärtsilä's installed base

El grupo tecnológico Wärtsilä ha recibido la carta de adjudicación para el suministro de una planta solar fotovoltaica de 95,3 MWp (75 MWac) en Nigeria. La adjudicación fue otorgada por Pan Africa Solar Ltd, un desarrollador de plantas solares fotovoltaicas cuya actividad se centra en África. Este será el primer proyecto solar fotovoltaico a gran escala de Wärtsilä para el suministro exclusivo a la red eléctrica.

Cuando esté operativa, la planta solar fotovoltaica será la mayor de Nigeria y una de las mayores del continente africano. Se espera que los 75MWac suministrados a la red proporcionen electricidad a 1,1 millones de hogares aproximadamente. Será uno de los agentes con una mayor contribución al desarrollo económico de las comunidades locales en el estado de Katsina, en el norte de Nigeria. La tecnología de la planta incluye módulos fotovoltaicos con un sistema de seguimiento de un eje, que optimizan el rendimiento de la producción energética. La planta tendrá también un importante efecto estabilizador en la red eléctrica del país.

Marcus Heal, CEO de Pan Africa Solar dice: “Con Wärtsilä hemos elegido un socio para el diseño, suministro y ejecución del proyecto (EPC), con un exitoso historial de ejecución de proyectos energéticos EPC en Nigeria. Wärtsilä tiene la capacidad técnica, el conocimiento de la industria solar fotovoltaica y la presencia local que cumplen nuestros requisitos.

Nuestra propuesta ha tenido éxito porque hemos sido capaces de aportar valor al proyecto en varias áreas, incluyendo el soporte local y los servicios de asesoramiento técnico. Pan Africa Solar y Wärtsilä están finalizando ahora el contrato EPC, y mientras tanto esta adjudicación es un hito muy significativo,” dice Javier Cavada, President, Wärtsilä Energy Solutions.

Este es uno de los 14 proyectos fotovoltaicos firmados por productores de electricidad independientes en julio de 2016 con el Nigerian Bulk Electricity Trader (NBET), parte del Ministerio Federal de Energía de Nigeria. La potencia total generada por estos proyectos una vez completados será de 1.2 GW, todos ellos suministrados a la red eléctrica nacional.

En el marco de la feria WindEurope 2017, que se celebra en Ámsterdam del 28 al 30 de noviembre, Vestas y Gas Natural Fenosa han sellado un acuerdo para construir cinco nuevos parques eólicos en España que sumarán un total de 86 MW de capacidad instalada.

El pedido para un total de 30 aerogeneradores de diferentes modelos Vestas (V110-2.0 MW, V117-3.45 MW y V126-3.45 MW) pone de manifiesto la versatilidad y flexibilidad que ofrecen las plataformas de 2 MW y 4 MW de Vestas para maximizar el rendimiento energético de los parques eólicos sea cual sea su emplazamiento y el régimen de viento.

Estos cinco proyectos eólicos, derivados de la subasta de energía celebrada en mayo, serán de los primeros parques eólicos en poner en marcha su ejecución. La instalación y puesta en marcha de los aerogeneradores está planificada para la segunda mitad de 2018.

Juan Araluce, Vicepresidente y responsable de Ventas de Vestas, estuvo presente durante la firma y afirmó que: “Este contrato es una muestra más de la capacidad de Vestas de generar valor a sus clientes, proporcionando soluciones competitivas y personalizadas que den respuesta a sus necesidades específicas. En este caso, cada parque eólico ha requerido un modelo diferente de aerogenerador para optimizar su rendimiento al menor coste. Nos enorgullece que, una vez más, Gas Natural Fenosa Renovables haya depositado su confianza en nuestros productos y experiencia.”

La rama de renovables de Gas Natural Fenosa, una de las compañías de servicios líderes a nivel mundial, ha instalado más de 400 MW de aerogeneradores Vestas en España; el último de ellos en 2016.

El líder en seguimiento fotovoltaico alcanza así 909 MW en Brasil y 1,7 GW en Latinoamérica

Soltec, fabricante líder en Europa de seguidores solares, suministrará su equipamiento a la planta solar fotovoltaica Apodi, localizada en el estado brasileño de Ceará. El proyecto está siendo desarrollado por Scatec Solar, proveedor noruego de energía solar. Scatec Solar ha adquirido 5.368 unidades del innovador seguidor a un eje SF7.

La nueva generación de seguidores solares de Soltec fue presentada este verano con la máxima optimización del espacio disponible. SF7 elimina los espacios vacíos cubriendo completamente la parte superior del seguidor con módulos fotovoltaicos, lo que supone hasta un 5% más de potencia por hectárea que su principal competidor.

Con 909 MW ya suministrados o en curso en Brasil, Soltec demuestra ser un socio de confianza para proyectos a gran escala. La sólida capacidad de fabricación y suministro de Soltec en Brasil asegura el éxito del cliente”, afirmó Carlos Mena, Country Manager de Brasil.

Soltec fabrica su equipamiento localmente, cumpliendo con las condiciones del sello FINAME del Banco Nacional de Desarrollo de Brasil. Este certificado permite que los seguidores solares de Soltec puedan ser suministrados bajo mejores acuerdos de financiación a la vez que se ayuda al desarrollo de las economías locales.

Una vez en operación comercial, Apodi generará 350 GWh de energía limpia al año, evitando la emisión de 203.500 toneladas de CO2. La planta, ubicada en el municipio de Quixeré, en el noreste de Brasil, proporcionará la energía equivalente a la demanda anual de 171,000 hogares brasileños.

Las características de nuestro seguidor SF7 que más ha valorado Scatec Solar a la hora de escogernos son el menor número de hincas por MW y el mayor rango de tolerancias de instalación en pendientes pronunciadas y en terrenos irregulares”, dijo Raúl Morales, CEO de Soltec.

Las operaciones globales de Soltec y una fuerza de trabajo de más de 500 personas combinan experiencia e innovación. Soltec fabrica desde Brasil, China y España; y tiene oficinas en Australia, Dinamarca, Chile, Estados Unidos, India, Israel, Italia, México y Perú. Con un decidido compromiso con las energías renovables y el medio ambiente, Soltec apuesta por la estandarización de producto y el éxito de sus clientes.

El Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital, a través del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), ha ampliado en 104,4 millones de euros el presupuesto del Programa de Ayudas a la Eficiencia Energética para actuaciones en pymes y grandes empresas del sector industrial.

Esta segunda convocatoria de ayudas, vigente desde el pasado mes de julio, contaba con un presupuesto inicial de 63,7 millones de euros que ya se han agotado. Del total de 168,1 millones de euros, un 40% irá a pymes y el resto a grandes empresas.

Además, con el objeto de cubrir un mayor rango de proyectos, a partir de ahora se aumenta la inversión máxima por expediente de 6 millones de euros a 50 millones de euros. Como novedad, igualmente, los beneficiarios podrán contar con un anticipo, de hasta el 40% de la ayuda concedida, que podrán solicitar conforme se establece en el procedimiento de ayudas.

El objetivo de la convocatoria es la reducción del consumo de energía final y las emisiones de dióxido de carbono mediante la mejora de la eficiencia energética a través de mejoras tecnológicas y de sistemas de gestión energética.

Ferrocarriles y Desalación

En otro orden de cosas, el IDAE ha ampliado hasta el 30 de abril de 2018 el plazo para solicitar ayudas en eficiencia energética en el sector ferroviario y en desalación, por no haberse agotado la cuantía presupuestada. Para el sector ferroviario se reservaron 13 millones de euros y para la desalación, 12 millones.

Origen de los fondos

El presupuesto de todos estos programas proviene del Fondo Nacional de Eficiencia Energética, pudiendo ser cofinanciados con el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER). La gestión del mismo está asignada al IDAE.

Los programas de ayudas se inscriben dentro del Plan Nacional de Acción de Eficiencia Energética 2014-2020, que recoge las recomendaciones europeas para fomentar la eficiencia energética en la UE.

Los últimos informes publicados por la CNMC sobre el proceso de sustitución de contadores analógicos por digitales (Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia) constata que el número de equipos con capacidad de medida y telegestión efectivamente integrados en la red superó los 21 millones a finales de 2016. (INF/DE/063/17) (IS/DE/002/17)

Esta cifra representa el 74,5% del total de los contadores con una potencia contratada igual o inferior a 15 kW (equipos de medida denominados de tipo 5). La CNMC publica informes periódicos para analizar el grado integración de los nuevos contadores (ver informes al final de la NP), de acuerdo con el Plan de Sustitución de Contadores.

Al tratarse de un proceso técnicamente complicado, la normativa estableció que las compañías podrían sustituir los contadores analógicos por contadores digitales de forma gradual. Así a fecha 31 de diciembre de 2014, un 35% del total del parque de contadores de hasta 15 kW de potencia contratada debían estar sustituidos. Entre el 1 de enero de 2015 y el 31 de diciembre de 2016, debía cambiarse un 35% adicional, y entre el 1 de enero de 2017 y el 31 de diciembre de 2018, el 30% restante.

En el informe recién publicado, la CNMC constata que se ha sobrepasado en casi 5 puntos porcentuales el hito exigido para el 31 de diciembre de 2016.

Implantación desigual por provincias

Por provincias, Cuenca y Melilla fueron las zonas donde se sustituyó un menor número de contadores, mientras que Salamanca y Castellón fueron las provincias con mayor grado de implantación del Plan de Sustitución. A finales de 2016, Cuenca fue la única provincia española que no alcanzó el 70% de contadores sustituidos, con sólo un 61%. En esta provincia distribuyen energía eléctrica 7 empresas diferentes, aunque el 95% del mercado se concentra en tres de ellas.

Lecturas de consumo con los nuevos contadores

A medida que se van sustituyendo los contadores tradicionales, la facturación debe realizarse considerando los valores horarios de consumo. Los consumidores con este tipo de contadores pueden acceder a su curva de consumo horario consultando el siguiente enlace en la web de la CNMC (listado completo de distribuidores) y accediendo la página web de la distribuidora donde está ubicado el punto de suministro.

Las curvas de carga horarias emitidas por las distribuidoras de más de 100.000 clientes cuentan con un 93% de datos reales, siendo estimados el 7% restante. Las distribuidoras con menos de 100.000 clientes siguen siendo las que más problemas tienen para obtener lecturas reales, consiguiendo una media del 81% en el segundo semestre de 2016.

En términos medios semestrales, el porcentaje de facturas emitidas con curva de carga horaria (CCH) a lo largo del segundo semestre se mantuvo en valores similares a los del semestre anterior (del 96%).

La CNMC recuerda que las distribuidoras deben facilitar al consumidor los datos de la medida horaria para la facturación y hacerlos accesibles a través de su web, asimismo recuerda que las comercializadoras deben explicar en las facturas emitidas al cliente la posibilidad de acceder a esta información.

A pesar de ser un año de caída de la inversión en energía limpia, el despliegue de potencia fotovoltaica 2016 escaló hasta nuevas cotas en los países menos desarrollados

La nueva capacidad de generación con energía solar fotovoltaica está creciendo a un ritmo vertiginoso en los mercados emergentes. El crecimiento está impulsado por equipos de bajo precio y nuevas e innovadoras aplicaciones que están expandiendo el acceso a la energía para millones, así lo ha descubierto Bloomberg New Energy Finance (BNEF) en un nuevo estudio exhaustivo de la actividad en energía limpia en los principales países en desarrollo.

Un total de 34 GW de nueva capacidad de generación de energía solar entraron en funcionamiento en 2016 en 71 países de mercados emergentes estudiados por BNEF como parte de su encuesta anual Climatescope, que fue lanzada en su evento Future of Energy Summit en Shanghai. Por encima de los 22 GW de 2015 y de los 3 GW de una fecha tan cercana como 2011. La potencia solar fotovoltaica total acumulada creció un 54% respecto al año anterior y se ha más que triplicado en tres años. La potencia agregada solo en 2016 satisfaría la demanda anual total de electricidad de 45 millones de hogares en India, o de cada hogar en Perú o Nigeria.

China representó la gran mayoría de esto con 27 GW agregados, con mucho, la mayor cantidad de cualquier país. Pero otras naciones también vieron un fuerte crecimiento. India agregó 4,2 GW. Mientras tanto, Brasil, Chile, Jordania, México y Pakistán y otras nueve naciones vieron duplicar o más que duplicar la potencia instalada en 2016. En general, la energía solar fotovoltaica representó el 19% de toda la nueva capacidad de generación agregada en los países del Climatescope el año pasado, frente al 10,6 % en 2015 y el 2% en 2011.

El uso de energía fotovoltaica en micro-redes, en sistemas de baterías/iluminación de pago por uso, en sistemas de bombeo de agua e incluso en torres de telefonía móvil; está proliferando. A menudo, estos esfuerzos han florecido de manera orgánica, sin obstáculos por parte de los gobiernos y a menudo impulsados por empresarios y por el capital de riesgo. Muy a menudo, las nuevas empresas han tomado la iniciativa, asegurando la financiación de fuentes privadas y forjando alianzas con grandes corporaciones como proveedores de telecomunicaciones. Más de 1,5 millones de hogares en África ahora usan sistemas solares, creciendo desde solo 600.000 a fines de 2015, y por ejemplo, el número de bombas de riego solar instaladas en India llegó a 128.000 en mayo, frente a solo 12.000 en abril de 2014.

Climatescope es una evaluación cuantitativa detallada país por país de las condiciones del mercado de la energía limpia y las oportunidades de países de Latinoamérica, Europa, África, Medio Oriente y Asia. Los 71 países representan el 32,5% del PIB mundial y el 72,4% de la población mundial, así como la gran mayoría de la actividad económica en todos los países que no pertenecen a la OCDE. (La potencia solar desplegada en total en todos los países que no pertenecen a la OCDE en 2016 fue de 34,6 GW).

Con base en 43 indicadores de datos y 179 sub-indicadores, BNEF determina puntaciones para cada nación en una base de 0 a 5 y luego los clasifica. A pesar del aumento de energía solar, la encuesta de este año incluyó algunos hallazgos preocupantes:

• Por primera vez desde que se lanzó Climatescope hace cuatro años, la puntuación promedio de los países cayó respecto al año pasado. Los países muestreados obtuvieron colectivamente 1,35 en la encuesta del año pasado (de 5). Ese promedio cayó a 1,19 este año, aunque la cifra fue un tanto sesgada por la incorporación a la encuesta de 13 nuevos países de Asia Central y Europa, muchos de las cuales obtuvieron una puntuación baja.
• Las puntaciones más bajas se atribuyeron a una menor inversión en energía limpia y un progreso mediocre en la formulación de políticas. El total de nuevas inversiones en energía limpia en países no pertenecientes a la OCDE disminuyó en 40.200 M$ hasta 111.400 M$ en 2016 desde 151.600 M$ en 2015. Mientras que China representó tres cuartos del descenso, la nueva inversión en energía limpia en todos los países no pertenecientes a la OCDE también cayó un 25% a partir de los niveles de 2015.
• En términos de política, de las naciones investigadas por BNEF, el 76% ha establecido objetivos nacionales de contención de CO2. Sin embargo, solo dos tercios (67%) han introducido tarifas de inyección a red o subastas para apoyar proyectos de energía limpia, y solo el 18% ha establecido políticas nacionales de reducción de emisiones de GEIs. Estas regulaciones técnicas detalladas han demostrado ser críticas para atraer capital privado en los países en desarrollo y facilitar el aumento de escala.
• China encabezó la encuesta una vez más. El país sigue siendo el mercado más grande del mundo para el desarrollo de energía limpia, pero la inversión de nuevos activos (proyectos) cayó en 36.600 M$ respecto al año anterior. Siete de los 10 países mejor clasificados obtuvieron calificaciones más bajas este año que en la encuesta anterior. Brasil, Jordania, México, India, Sudáfrica, Chile, Kenia, Uruguay y Vietnam componen el resto de los 10 principales.

WindEurope ha felicitado al Comité de Industria del Parlamento Europeo por respaldar un objetivo vinculante de al menos el 35% de energía renovable para 2030 y leyes de energía renovable más estrictas.

Los miembros del Parlamento Europeo votaron sobre la posición del Comité sobre la Directiva de Energías Renovables post-2020, dirigida por el eurodiputado español José Blanco López. El Comité realizó importantes mejoras en la propuesta original de la Comisión Europea. Éstas también incluyen: visibilidad para los inversores sobre el apoyo público para el despliegue de energías renovables; una cláusula reforzada de protección de inversiones; y un marco mejorado para Garantías de Origen y Acuerdos Corporativos de Compra de Energía Renovable (PPA).

El consejero delegado de WindEurope, Giles Dickson, dijo: “Felicitamos al eurodiputado Blanco López y a sus colegas por lograr un acuerdo sobre un objetivo de energías renovables del 35%. No solo es asequible sino también económicamente deseable. Pero la ambición en el objetivo solo no es suficiente. La visibilidad de los volúmenes de despliegue hasta 2030 también sigue siendo crucial para sostener la contribución de la energía eólica a la economía de la UE. En este sentido, es muy bueno que el Comité adopte un calendario inicial de cinco años para el apoyo público a las energías renovables. Saber cuál va a ser el volumen, el calendario y el presupuesto de las subastas de energía renovable ayuda a la industria a planificar sus inversiones en la cadena de suministro. Asegura economías de escala y reduce los costos. Ahora esperamos que el comité de ITRE respalde este cronograma con disposiciones ambiciosas sobre Planes Nacionales de Energía y Clima como parte del Reglamento de Gobernabilidad. Las contribuciones justas y progresistas de los Estados miembros al objetivo colectivo de energías renovables 2030 serán cruciales para la seguridad de los inversores y para mantener el empleo y el crecimiento en nuestro mercado nacional“.

El lenguaje sobre la protección de la inversión también es un paso en la dirección correcta. Pondría fin a los cambios retroactivos que han causado miles de pérdidas de empleos en su propio país. La estabilidad regulatoria sigue siendo la base de la confianza de los inversores y la fuerte base industrial de la energía eólica en toda la UE. También felicitamos al Parlamento por aclarar las disposiciones sobre garantías de origen y acuerdos corporativos de compra de energía. El texto preservaría el vínculo directo entre los productores y consumidores de energía eólica y aseguraría que el modelo de negocios de PPA emergente continúe prosperando“.

Tras la votación del Comité de Industria, será entonces el Consejo de la UE el que defina su posición sobre las propuestas de la Comisión para una Directiva sobre energías renovables y un Reglamento de gobernanza en la reunión del Consejo de Energía del 18 de diciembre.

La Comisión de Industria y Energía del Parlamento Europeo ha aprobado un objetivo vinculante para reducir el consumo de energía en un 40% para 2030 a nivel de la UE. Los eurodiputados han querido ser más ambiciosos que la Comisión de la UE, que había propuesto una reducción del 30%.

Cada país de la UE tendrá que establecer sus propios objetivos nacionales de eficiencia energética que son necesarios para alcanzar el objetivo general de una reducción del 40% en el consumo de energía. Estos cubrirían todas las etapas de la cadena energética, incluida la generación, la transmisión, la distribución y el uso final.

El objetivo vinculante del 40% para la eficiencia energética se traduciría en un consumo de energía a nivel de la UE de un máximo de 1.132 Mtep de energía primaria y de 849 Mtep de energía final. Esto significaría una reducción del 34% y 31%, respectivamente, en comparación con los niveles de 2005.

En una votación por separado, los eurodiputados del Comité de Industria y Energía han acordado que para 2030, un mínimo del 35% de toda la energía consumida en la UE deberá provenir de fuentes renovables y más limpias. Para el sector del transporte, al menos el 12% de la energía consumida en cada estado miembro deberá producirse a partir de fuentes renovables, como la solar o la eólica.

La resolución sobre eficiencia energética fue aprobada por 33 votos a favor, 30 en contra y 2 abstenciones. La resolución sobre energías renovables fue aprobada por 43 votos a favor, 14 en contra y 7 abstenciones.

Esquemas de apoyo a la electricidad de fuentes renovables

Las autoridades nacionales deben asegurarse de que los programas financieros y las medidas de apoyo que aumenten la participación de la electricidad producida a partir de fuentes renovables, sean estables y predecibles. Deben abstenerse de realizar cambios frecuentes y evitar todos los cambios retroactivos.

Autoconsumidores renovables

Los eurodiputados modificaron las propuestas legislativas para garantizar que los consumidores que producen electricidad en sus instalaciones tengan derecho a consumirla e instalar sistemas de almacenamiento sin tener que pagar ningún cargo, tarifa o impuesto. También piden a los estados miembros que evalúen las barreras existentes para consumir energía producida en sus propias instalaciones, para promover un autoconsumo renovable que se desarrolle más.

Comunidades de energía

Los eurodiputados quieren ayudar a las personas a establecer cooperativas de energía renovable en sus comunidades, donde pueden instalar paneles solares, aerogeneradores o energía hidroeléctrica en forma conjunta. Por lo tanto, solicitan a los Estados miembros que garanticen que los consumidores, especialmente los hogares, puedan unirse a dichas comunidades de energía renovable sin estar sujetos a condiciones o procedimientos injustificados.

José Blanco López (S&D, ES), ponente por las energías renovables, dijo: “Europa necesita hacer más, Europa necesita más ambición en energías renovables para cumplir los compromisos de París, combatir el cambio climático y liderar la transición energética. El Comité de Industria y Energía, por amplia mayoría, defiende aumentar el objetivo vinculante para las energías renovables a nivel de la UE del 27% al 35%, consagrar el autoconsumo como un derecho, dar seguridad y certidumbre a los inversores y aumentar la ambición en la descarbonización de los sectores de transporte y calefacción y refrigeración“.

Próximos pasos

Las dos resoluciones legislativas serán votadas por el pleno del Parlamento durante el pleno de enero para dar a los diputados al Parlamento Europeo el mandato de iniciar negociaciones con los gobiernos de la UE.

La Comisión de Industria, Investigación y Energía del Parlamento Europeo ha aprobado hoy la propuesta de directiva europea de renovables, aumentando los objetivos del 27% al 35% para 2030. Este objetivo del 35% de renovables pierde fuerza al existir un margen del 10% para los Estados Miembros. La Asociación de Empresas de Energías Renovables-APPA solicita al Gobierno que incluya el objetivo del 35% en la futura Ley de Cambio Climático y Transición Energética para garantizar el desarrollo renovable español. Aspectos como el refuerzo de la seguridad jurídica o el blindaje del derecho al autoconsumo contrastan con la política energética nacional en materia de renovables.

El Parlamento Europeo ha dado hoy un importante paso hacia la nueva Directiva que marcará el desarrollo de las energías renovables durante la próxima década. La decisión de ampliar el objetivo del 27% – ya adelantada en Madrid por el europarlamentario José Blanco, ponente de la Directiva, y el comisario europeo de Acción por el Clima y Energía, Miguel Arias Cañete – se ha consolidado tras el paso por la Comisión de Industria, Investigación y Energía que ha elevado el objetivo de 2030 al 35%.

Incertidumbre sobre los objetivos nacionales

La buena noticia del aumento del objetivo europeo ha quedado empañada por su relación con los objetivos nacionales ya que al permitir una flexibilidad del 10% para los países, en la práctica se ha marcado un objetivo mínimo del 31,5%. La forma en la que se obligará a los Estados Miembros a cumplir el objetivo será fundamental para marcar el desarrollo renovable de éstos.

En palabras del presidente de APPA Renovables, José Miguel Villarig: “los objetivos vinculantes europeos son los que han motivado en España los últimos pasos a favor de las energías renovables”. Villarig ha defendido la importancia de los países en el cumplimiento del objetivo, “no podemos olvidar que, al final, son los Estados Miembros los que, en definitiva, se encargan de desarrollar las renovables y es fundamental conocer cuál es el objetivo específico para España”.

Dado el potencial del recurso renovable de nuestro país y nuestra altísima dependencia energética, deberíamos fijar un objetivo mínimo nacional en línea con lo aprobado hoy en Europa si queremos volver a tener un puesto de liderazgo en la industria renovable mundial.

Más importancia para los ciudadanos y pequeños productores

En contraste con el resultado de las subastas españolas de renovables que, al priorizar los proyectos grandes y exigir grandes avales, favorecieron a las grandes empresas, el Parlamento Europeo ha dado señales claras de una mayor socialización de la energía.

El texto aprobado blinda el derecho al autoconsumo energético y sienta las bases para simplificar en la Unión Europea los procedimientos administrativos para los proyectos inferiores a 1 MW de potencia. Estos pasos facilitan la implicación de consumidores y empresas en la gestión energética de una forma más responsable, dotándoles de mayor libertad para producir su propia energía.

Sectores difusos y blindaje ante cambios regulatorios

En el caso de los sectores difusos, cabe resaltar el transporte, donde la obligación para los combustibles aumenta del 6,8% al 10% y se fija en un 12% el objetivo de renovables en el transporte. De esta forma, los grandes protagonistas en el transporte durante la próxima década seguirán siendo los biocombustibles. En el caso calefacción y refrigeración, se duplica el porcentaje de energías renovables en estos sectores, con un aumento de dos puntos porcentuales anuales.

El Parlamento Europeo ha sido muy explícito en su apoyo a la estabilidad regulatoria, garantizando la seguridad de las inversiones en la propuesta de Directiva y obligando al pago de compensaciones cuando los proyectos se vean afectados por cambios regulatorios. De esta manera, se evitará en el futuro que los Estados Miembros puedan modificar retroactivamente la regulación y salir impunes, evitando circunstancias como la que vivimos en España desde el año 2010.

La industria eólica europea contribuyó con 36.000 M€ al PIB de la UE en 2016, apoyó 263.000 empleos y generó 8.000 M€ en exportaciones fuera de Europa. Estos son los principales hallazgos de un nuevo informe, “Local Impact, Global Leadership” realizado por Deloitte para WindEurope, presentado en el evento WindEurope Conference & Exhibition 2017, en Amsterdam. El informe también describe lo que la industria eólica ahorra a Europa en términos de reducción de importaciones de combustibles fósiles (32.000 M€ en 2011-2016) y emisiones de CO₂ (166 Mt en 2016) y lo que contribuye a los ingresos fiscales gubernamentales (4.900 M€ en 2016).

El informe muestra cómo la energía eólica crea valor no solo para la industria eólica sino también para la economía en general. Cada 1.000 € de facturación de la industria eólica generan 250 € de actividad económica en otros sectores como metales, productos químicos, equipos eléctricos y maquinaria, construcción e ingeniería. Gran parte de la industria y la cadena de suministro se encuentra en áreas económicamente menos favorecidas. Y trae puestos de trabajo de calidad a esas áreas: el 82% de los 263.000 empleos son altamente cualificados.

Los parques eólicos también traen beneficios directos a las comunidades donde se encuentran, ya sea a través de residentes de la zona que comparten los ingresos a través de la propiedad comunitaria o de los operadores que pagan impuestos locales a las autoridades del pueblo o del distrito.

Esa es la buena noticia. La menos buena es que en realidad Europa ha recortado empleo para mantener este éxito. El crecimiento del empleo en la industria se ha estabilizado en los últimos cinco años, ya que muchos países se han vuelto menos ambiciosos en materia de energías renovables: la mitad de los Estados miembros de la UE no invirtieron nada en energía eólica el año pasado. Las exportaciones netas de equipos eólicos están cayendo frente a la fuerte competencia de las economías emergentes: de 3.000 M€ en 2011 a 2.400 M€ en la actualidad. Esto se debe a que los fabricantes europeos de aerogeneradores obtienen más componentes fuera de Europa. La ambición política y la claridad necesarias para sostener la contribución de la energía eólica a la economía europea no están vigentes actualmente.

La eólica es una opción inteligente para la economía. Es una historia de éxito industrial europeo. Pero está en riesgo. Son esenciales metas y políticas claras y ambiciosas para mantener los empleos y el crecimiento que nuestra industria respalda,” declara Giles Dickson, CEO de WindEurope.”Necesitamos un objetivo de energías renovables de la UE de al menos 35% para 2030. Necesitamos claridad sobre los volúmenes posteriores a 2020, la cadena de suministro sabe qué invertir y dónde. Necesitamos políticas industriales y de I+D que ayuden a Europa a mantener su liderazgo tecnológico y seguir exportando. Si todo esto sucede, la energía eólica podría cubrir el 30% de las necesidades energéticas de Europa en 2030 y generaríamos más empleos y crecimiento para la economía, pero si no lo hace, Europa perderá 92.000 M€ en inversiones y 132.000 empleos: ese es el coste de la no ambición. Además, la ambición cuesta menos que las alternativas: la eólica terrestre es la fuente de nueva potencia más barata en la mayoría de los países de la UE; la energía eólica marina no se queda atrás, con los costes cayendo más del 60% en tres años.

La política de energía renovable significa política industrial: la energía eólica está haciendo importantes contribuciones a las economías a nivel nacional e internacional. El principal requisito para la industria eólica y el crecimiento ecológico y sostenible en Europa es un marco político estable, fiable y de largo plazo posterior a 2020. La visibilidad es crucial para la planificación industrial. Cuando vemos volúmenes significativos en un mercado o región, invertimos en la cadena de suministro, ya que proporciona economías de escala,” declara Hans-Dieter Kettwig, Director General de Enercon

Los desafíos del cambio climático, la seguridad energética y la estabilidad industrial de Europa son más intensos que nunca. La energía eólica es una parte importante de la solución, como ya se ha demostrado, a nivel local y mundial. Nuestras nuevas instalaciones de fabricación para eólica marina en Hull (Reino Unido) y Cuxhaven (Alemania) son un buen ejemplo para devolver el empleo a las regiones costeras y contribuir a la reindustrialización. Para ofrecer continuamente energía eólica al menor coste posible de la energía, nuestra industria necesita una visión a largo plazo, un marco estable y volúmenes suficientes,” declara Markus Tacke, CEO de Siemens Gamesa Renewable Energy.

Sin subsidios no quiere decir sin política. En tiempos de los primeros proyectos de energía eólica sin subsidios, debemos analizar con los responsables políticos europeos cómo el entorno regulatorio para la energía renovable puede respaldar la energía renovable competitiva y las perspectivas sociales y políticas firmes para la transición energética. Ambos están estrechamente vinculados y no pueden discutirse ni implementarse por separado. Estos son los problemas que debemos abordar si queremos aumentar el impacto local y el liderazgo mundial de la energía eólica en Europa,“, dEclara Gunnar Groebler, Vicepresidente Senior y Jefe del Área de Negocio Eólico de Vattenfall.

La industria eólica es clave para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y ha reducido drásticamente el coste de la energía eólica, creando empleos e inversiones y contribuyendo directa e indirectamente a una amplia gama de industrias en Europa. La energía eólica es más barata que muchos combustibles fósiles y es hora de que la UE revise su objetivo de energía renovable 2030 y lo eleve a por lo menos el 35%. Además de eso, tenemos que seguir trabajando en la adaptación de los mercados, las políticas y la infraestructura pública para reflejar un futuro sistema de energía con más recursos renovables. Al hacerlo, el sector continuará creciendo, creando empleos e inversiones, y un mix energético más sostenible,” declara Anders Runevad, Presidente y CEO del Grupo Vestas.