Monthly Archives: febrero 2018

Aguas Chañar  ha adjudicado a Acciona Energía el suministro eléctrico para sus principales instalaciones, que será atendido con energía 100% renovable generada por la propia compañía en el país.

Según los términos del acuerdo suscrito entre ambas partes (PPA por sus siglas en inglés), el contrato empieza a regir a partir del 1 de febrero de 2018, con un horizonte de largo plazo, y cubrirá más del 70%  de los requerimientos de Aguas Chañar en la Región de Atacama para sus consumos en diversas instalaciones.

Este suministro 100% renovable evitará la emisión a la atmósfera de 26.500 toneladas anuales de CO2 en centrales térmicas, según el mix de generación de Chile.

Toda la energía aportada por Acciona procederá de instalaciones renovables de la compañía en territorio chileno, donde actualmente cuenta en operación con una planta fotovoltaica de 246 MWp, El Romero Solar, en el desierto de Atacama, y un parque eólico de 45 MW –Punta Palmeras- en la región de Coquimbo. En la actualidad construye un segundo parque eólico, de 183 MW, en la Araucanía.

Aguas Chañar, concesionaria en exclusiva de los servicios del ciclo integral del agua en la Región de Atacama, está dedicada a la producción y distribución de agua potable, y a la recolección, tratamiento y disposición de aguas residuales en la región. Atiende a más de 270.000 personas en nueve comunas de la Región y  cuenta en la misma con 13 plantas de tratamiento de agua potable y 9 plantas de aguas residuales.

“Es para nosotros una gran satisfacción colaborar con Aguas Chañar, entregándoles un suministro eléctrico 100% sustentable, sin huella de carbono, garantizado por nuestros activos renovables en Chile”, ha declarado José Ignacio Escobar, Gerente General de Acciona Energía en Chile. “Agradecemos su confianza, que se suma a la de otras grandes empresas chilenas, ya que nos permite reforzar nuestro negocio de clientes corporativos en el país”, ha añadido.

Claudio Bitran, Gerente General de Aguas Chañar, ha destacado el hito de ser la primera empresa dedicada a la producción y distribución de agua potable en Chile en abastecer más del 70% de su consumo eléctrico con ERNC. “Este acuerdo asegura que nuestros principales procesos funcionen con energías limpias y podamos dar un paso importante en el cuidado medioambiental, reduciendo nuestra huella de carbono por litro producido. Desde ahora podemos decir que estamos no solo contribuyendo con producir agua en el desierto más árido del mundo, sino que también lo hacemos con energía limpia, gracias al sol permanente que tenemos en la región de Atacama”, ha declarado.

Renault anuncia el lanzamiento del R110, su nuevo motor eléctrico. La versión 2018 de ZOE, el vehículo eléctrico más vendido en Europa, estrena esta nueva motorización de 80 kW que ofrece más potencia y aún más placer de conducción. De hecho, el R110 desarrolla 12 kW más, aunque ocupa el mismo espacio que su antecesor, el motor R90, y pesa lo mismo. El conductor cuenta así con una mayor capacidad de aceleración en vías rápidas y autopistas, y gana alrededor de 2 segundos en la franja 80-120 km/h. Esta mejora significativa de las aceleraciones incrementa el confort de conducción a velocidad sostenida y permite disfrutar de la amplia autonomía de ZOE que alcanza 300 kilómetros en uso real, lo que confirma el ciclo de homologación WLTP*. El R110 conserva el dinamismo a bajo régimen del R90 y suministra un par máximo de 225 Nm en una fracción de segundo, haciendo que ZOE siga siendo igual de dinámico en ciudad.

«Gracias a esta mayor potencia, ZOE gana brío y versatilidad en el uso extraurbano. De este modo, el conductor disfruta plenamente del placer de conducción y de la autonomía de ZOE, la mayor del mercado de los vehículos eléctricos destinados al gran público», comenta Elisabeth Delval, directora adjunta de Programa Renault ZOE.

El R110 se beneficia de la experiencia de Renault en el ámbito eléctrico

Renault, líder del vehículo eléctrico en Europa, revalida su estrategia de desarrollo y fabricación de motorizaciones eléctricas y ratifica su saber hacer en la materia. El R110, una evolución del motor R90, es un motor 100 % Renault que se fabrica en Francia. Ha sido diseñado por los ingenieros del Tecnocentro y de la fábrica de Cléon, donde se fabrica. La puesta a punto del R110 se ha realizado en tan sólo dos años y el motor se beneficia de una combinación de innovaciones en el motor eléctrico y en la electrónica de potencia, que permite al motor suministrar 12 kW adicionales al cliente sin cambiar ni sus dimensiones ni su peso. Conserva además las excelentes prestaciones del R90 en términos de eficiencia energética.

Con la llegada del R110, el motor eléctrico Renault cuenta ahora con cinco versiones (44kW, 57 kW, 60 kW, 68 kW y 80 kW) y equipa a cuatro modelos: Kangoo Z.E., Master Z.E. y ZOE para Renault, y el Smart Electric Drive para Daimler.

Android Auto, disponible en ZOE

R-LINK Evolution es ahora compatible con Android Auto en ZOE. Gracias a Android Auto, el conductor puede proyectar fácilmente en la pantalla multimedia de ZOE las aplicaciones de su teléfono móvil Android compatibles con la conducción como Waze, Deezer, Spotify, TuneIn, Skype, Messenger, Audible y otros cientos más disponibles en Google Play Store

Un nuevo look, más expresivo

La versión 2018 de ZOE ofrece además un look refinado y moderno, con un nuevo color de carrocería: el «Violeta Blueberry», un violeta oscuro metalizado. En el nivel «INTENS», gama alta, el coche urbano eléctrico amplía su oferta y propone un nuevo pack, el Pack Violet Blueberry. Este pack exclusivo de ZOE ofrece el color Violet Blueberry tanto en el exterior como en el interior (molduras del salpicadero, cursores de los aireadores, junquillo de la base de la palanca de velocidades, embellecedor de los altavoces y pespuntes de la tapicería de los asientos).

Los pedidos para el motor R110, Android Auto y el color Violet Blueberry podrán realizarse a partir de marzo de 2018 en la red Francia.

 

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, destacó hoy, en la rueda de prensa del Consello, la apuesta del Gobierno gallego por las energías renovables con una planta de biomasa en Curtis y tres nuevos proyectos eólicos que supondrán una inversión total de cerca de 207 millones de euros.

En lo que respecta a la planta de biomasa, Feijóo aseveró que la empresa implicada tramitó la solicitud de puesta en marcha de la nueva infraestructura a través de la oficina Doing Business, para llevar a cabo un proyecto que, con una inversión de 113,7 millones de euros, entrará en funcionamiento en el primer trimestre de 2020, tendrá una potencia de 49 MW y permitirá la creación de 550 puestos de trabajo durante su construcción y alrededor de 130 con su puesta en marcha.

“Este proyecto se encuadra en la apuesta que estamos haciendo por la biomasa, un combustible autóctono, renovable y con capacidad para generar empleo”, aseveró, recordando que desde 2014 se está desarrollando la Estrategia integral de impulso de la biomasa con fines térmicos.

Asimismo, hace falta destacar que las órdenes de ayudas de este año para particulares, administraciones locales, empresas y asociaciones sin ánimo de lucro destinan 8 millones de euros para la implantación de equipaciones de biomasa, lo que se traducirá en inversiones finales por cerca de 15 millones.

Tres nuevos proyectos eólicos

Por otra parte, el presidente de la Xunta anunció hoy que, tras la declaración el pasado mes de diciembre de 18 parques y 14 infraestructuras de evacuación de interés especial, la Xunta sumará otras tres iniciativas más, lo que supondrá una inversión global de 543 millones de euros, la implantación de cerca de 500 MW en la Comunidad y más de 7.000 empleos durante su construcción y más de un centenar tras su puesta en funcionamiento. Además de establecer un canon eólico de casi 17 millones de euros durante toda su explotación.

En relación a los tres parques, Feijóo explicó que, en concreto, se trata del parque eólico Picato y su infraestructura de evacuación, situado en los ayuntamientos de Guntín, Lugo y Friol que, con 21 aerogeneradores y una potencia de 42 MW, tendrá una producción anual de 120 GWh. Los otros dos proyectos declarados de interés especial son repotenciaciones a realizar en la provincia de A Coruña: el parque eólico de Zas (en los ayuntamientos de Zas, Santa Comba y Tordoia), con una reducción de 80 a 10 aerogeneradores, un incremento de la potencia de los 24 a los 26,25 MW y una producción anual de 100,27 GWh; y el de Corme (situado en Ponteceso), que pasa de 61 a 7 aerogeneradores, con un ligero aumento de la potencia (de 18,3 a 18,375 MW) y manteniendo una producción anual de 77,40 GWh.

Estos tres proyectos, con una inversión asociada de cerca de 93,3 millones de euros, permitirán la creación de cerca de 800 puestos de trabajo durante su ejecución y más de 30 empleos estables durante su funcionamiento.

Feijóo recordó que la declaración de interés especial de estos proyectos es una nueva figura introducida por la Ley de implantación empresarial, que permite la tramitación prioritaria de estas actuaciones, manteniendo siempre todas las garantías urbanísticas, técnicas y medioambientales, con el objetivo de que se ejecuten en Galicia proyectos de energías renovables en el marco de las subastas del Estado, toda vez que deben estar en funcionamiento antes de 1 de enero de 2020.

Un nuevo informe de IRENA describe cómo aumentar la proporción de energías renovables al 34% puede impulsar la economía y ayudar a cumplir los objetivos de reducción de emisiones

La UE puede aumentar la cuota de renovables en su mix energético al 34% para 2030, el doble de la cuota en 2016, con un impacto económico positivo neto, de acuerdo con un informe de IRENA, lanzado en Bruselas.

Al presentar los hallazgos durante un evento de lanzamiento, “Perspectivas de Energía Renovable para la Unión Europea”, desarrollado a petición de la Comisión Europea, el Director General de IRENA, Adnan Z. Amin, destacó que es posible lograr mayores porcentajes de energía renovable con la tecnología actual, y que se generarían inversiones adicionales de alrededor de 368 000 M€ hasta 2030, lo que equivale a una contribución media anual del 0,3% del PIB de la UE. El número de personas empleadas en el sector en toda la UE -actualmente 1,2 millones- crecerá significativamente con una estrategia revisada.

Aumentar la proporción de energía renovable ayudaría a reducir las emisiones en un 15% adicional para 2030, una cantidad equivalente a las emisiones totales de Italia. Estas reducciones pondrían a la UE en línea con su objetivo de reducir las emisiones en un 40% en comparación con los niveles de 1990, y la situarían en una ruta positiva hacia la descarbonización a más largo plazo. El aumento supondría un ahorro de entre 44 000 y 113 000 M€ anuales para 2030, al contabilizar los ahorros relacionados con el coste de la energía y evitar los costes medioambientales y sanitarios.

“Desde hace décadas, a través de objetivos ambiciosos a largo plazo y fuertes medidas de política, Europa ha estado a la vanguardia del despliegue mundial de energías renovables”, dijo el Director General de IRENA, Adnan Z. Amin. “Con una nueva estrategia de energías renovables ambiciosa y alcanzable, la UE puede ofrecer certidumbre de mercado a los inversores y promotores, fortalecer la actividad económica, crear empleos, mejorar la salud y poner a la UE en una ruta de descarbonización más sólida en línea con sus objetivos climáticos.”

Acogiendo con satisfacción la puntualidad del informe, Miguel Arias Cañete, Comisario Europeo de Energía y Acción Climática, dijo: “El informe confirma nuestras propias evaluaciones de que los costes de las energías renovables han disminuido significativamente en los últimos años, y que necesitamos considerar estas nuevas realidades en nuestros niveles de ambición para las próximas negociaciones para concretar las políticas de energía renovable de Europa.”

El informe destaca que todos los Estados miembros de la UE tienen un potencial de energía renovable rentable adicional, y señala que las opciones de calefacción y refrigeración renovable representan más de un tercio del potencial renovable adicional de la UE. Además, todas las opciones de transporte renovable serán necesarias para cumplir los objetivos de descarbonización a largo plazo de la UE.

Entre los hallazgos clave adicionales del informe se incluyen:

•Alcanzar un 34% de cuota renovable para 2030 requeriría una inversión promedio estimada en energía renovable de alrededor de 62.000 ME anuales.
•El potencial de energía renovable identificado daría como resultado 327 GW de potencia eólica instalada, 97 GW adicionales en comparación con el negocio habitual, y 270 GW de energía solar, un aumento de 86 GW respecto a un escenario Business as Usual.
•La adopción acelerada de bombas de calor y vehículos eléctricos aumentaría la electricidad al 27% del consumo total de energía final, en comparación con el 24% en el escenario habitual.
•La proporción de energía renovable en el sector energético aumentaría al 50% para 2030, en comparación con el 29% en 2015.
•En los sectores de uso final, la energía renovable representaría el 42% de la energía en los edificios, el 36% en la industria y el 17% en el transporte.
•Se necesitan todas las opciones de transporte renovable, incluidos los vehículos eléctricos, tanto los avanzados como los convencionales, y los biocombustibles para alcanzar los objetivos de descarbonatación a largo plazo de la UE.

El informe es una contribución a las discusiones en curso sobre el paquete ‘Energía limpia para todos los europeos’ de la Comisión Europea, presentado en noviembre de 2016, que propuso un marco para apoyar el despliegue de energías renovables.

“Perspectivas de Energía Renovable para la Unión Europea”, forma parte de la hoja de ruta de energía renovable de IRENA, REmap, que determina el potencial de los países, regiones y el mundo para aumentar las energías renovables para garantizar un futuro energético asequible y sostenible. La hoja de ruta se centra en las opciones de tecnologías energéticas renovables, así como en calefacción, refrigeración y transporte. El estudio REmap para la UE se basa en un análisis profundo de los estudios REmap existentes para 10 Estados miembros de la UE (que representan el 73% del uso de energía de la UE), complementado y agregado con análisis de alto nivel para los otros 18 Estados miembros de la UE.

0 0

La Agencia Federal de Redes de Alemania (Bundesnetzagentur) ha anunciado los ganadores de la primera subasta eólica terrestre de 2018. 83 proyectos con una potencia total de 709 MW se adjudicaron contratos. 132 proyectos con una potencia total de 989 MW participaron en la subasta.

Los precios de las ofertas ganadoras variaron de 38 €/MWh a 52,80 €/MWh. El promedio fue de 47,3 €/MWh. Esto es algo más alto que en la última subasta de noviembre de 2017, cuando los precios variaron entre 22 €/MWh y 38.20 €/MWh. Este aumento se debe al bienvenido cambio en la regulación de proyectos comunitarios. Esto lleva a que los proyectos se presenten con un precio de mercado más realista. 19 de las 83 ofertas ganadoras fueron proyectos comunitarios.

Baja Sajonia tuvo las ofertas más exitosas con 17 (154 MW) seguida por Brandeburgo (13 proyectos, 106 MW), Renania del Norte-Westfalia (12 proyectos, 61 MW) y Renania-Palatinado (11 proyectos, 124 MW). Los estados del sur de Baden-Württemberg y Bavaria nuevamente fracasaron en ganar un número adecuado de proyectos.

Esta subasta terrestre tuvo reglas diferentes a las de 2017. Estas últimas otorgaron ventajas a los denominados proyectos comunitarios. Se les permitió hacer una oferta sin un permiso. Y se beneficiaron de un plazo de entrega más prolongado para construir el proyecto. Las reglas aplicadas en esta primera subasta de 2018 se aplicarán a la próxima subasta en mayo.

El consejero delegado de WindEurope, Giles Dickson, dijo: “El nuevo Gobierno alemán debe aplicar normas uniformes a todos los proyectos en las subsiguientes rondas de subastas, incluidos los 4 GW adicionales que se prevén en el acuerdo de coalición. Las subastas del año pasado pueden causar una desaceleración en las nuevas instalaciones, y algunos de los proyectos pueden no proposperar. Esto afectará a fabricantes y otros actores de la cadena de suministro. Es inquietante ver eso en el principal mercado eólico de Europa. Se deben aprender las lecciones.

Alemania también necesita ver un equilibrio regional en la eólica terrestre. Sería bueno ver que el sur de Bundesländer contribuye más a la expansión de la energía eólica y se beneficia de los beneficios económicos y sociales que la energía eólica aporta a las comunidades. También sería útil desde el punto de vista de la transmisión. El diseño de las subastas debería facilitar una expansión más equilibrada la eólica terrestre.

La integración de las crecientes proporciones de energía renovable en las redes eléctricas es cada vez más fácil y más barata. Las redes inteligentes, la respuesta a la demanda, los aerogeneradores flexibles y el almacenamiento están ayudando a hacer esto. Pero hay que actualizar y expandir la red para asegurar el importante ahorro de costes que podría ofrecer un mercado energético interconectado.

Si las energías renovables cumplen con el 35% de las necesidades energéticas de Europa para 2030, entonces las inversiones en redes eléctricas deben ser más estratégicas. Esto es lo que la Iniciativa Renewables Grid y WindEurope dirán a los participantes en la conferencia Grids Today’s Renewables en Bruselas.

Para ofrecer una red europea adecuada y reducir aún más los costes del sistema, la extensión de la infraestructura eléctrica debe hacerse de una manera más inteligente. Para ello son necesarias tres cosas.

En primer lugar, los productores de energía renovable -incluidos los eólicos- y los operadores de red deben trabajar más estrechamente. Definir el paisaje energético del futuro requiere una planificación conjunta en el desarrollo de nuevas líneas de transmisión. Esto debería tomar en consideración la expansión de las energías renovables y la electrificación de otros sectores, así como los impactos ambientales y sociales. Los países pueden ayudar a facilitar esto al detallar los volúmenes de energía renovable que implementarán después de 2020 como parte de sus Planes Nacionales de Energía y Clima. Esto proporcionará una claridad muy necesaria a los operadores de la red sobre dónde invertir en infraestructura adicional. Y, por tanto, ayudará a evitar cuellos de botella en la red que hemos visto a nivel nacional y europeo.

En segundo lugar, para acomodarse al aumento de la electrificación en otros sectores, la UE debe priorizar las redes eléctricas sobre las redes de gas cuando está asignando fondos en el marco del Mecanismo «Conectar Europa». La electrificación de la calefacción, el transporte y los procesos industriales es esencial para la transición hacia una economía baja en carbono. Esto debe venir con una extensión y mejora de las redes eléctricas en toda Europa. Buenos ejemplos son proyectos como Bizkaia Gulf (España) y SuedOstLink (Alemania) para los cuales se ha anunciado recientemente el apoyo de la UE.

En tercer lugar, también se debe fijar el software de los mercados energéticos también. Los servicios de soporte de red -por los cuales los generadores renovables pueden incrementar y disminuir el suministro de acuerdo con la demanda- deben ser cada vez más comoditizados. Los nuevos parques eólicos son técnicamente capaces de proporcionar estos servicios y muchos países ya imponen estas responsabilidades a los parques eólicos. Pero muchos mercados todavía no permiten que los parques eólicos proporcionen y sean compensados por estos servicios.

El consejero delegado de WindEurope, Giles Dickson, dijo: “El sector energético se está transformando rápidamente. Esta transformación necesita una visión común, compartida tanto por las industrias del sector renovable como de la red. Las inversiones en nuevas redes eléctricas son esenciales para garantizar que Europa pueda explotar plenamente sus recursos eólicos. Un enfoque más inteligente de cómo desarrollamos las redes permitirá que la energía eólica proporcione una parte cada vez mayor de las necesidades de energía de los consumidores. Esto será clave para cumplir un objetivo ambicioso de energías renovables para 2030.

La CEO de la Iniciativa Renewables Grid, Antonella Battaglini, dijo: “En la próxima década, es necesario apoyar el crecimiento masivo de las energías renovables y el desarrollo correspondiente de la red. Esto solo se puede realizar si al mismo tiempo protegemos la naturaleza e involucramos a la sociedad en el proceso. Requiere habilidades multidisciplinarias y procesos de colaboración para abordar adecuadamente las inquietudes y los deseos de las personas de un futuro energético más sostenible y al mismo tiempo asequible. Cada día aprendemos cómo integrar mejor las energías renovables y cómo ofrecer mejores proyectos sobre el terreno. Para continuar avanzando por este camino, este ejercicio de aprendizaje también debe continuar y mejorarse.

El sector energético desempeñará un papel crucial en la consecución de los objetivos climáticos europeos, que apuntan a reducir los gases de efecto invernadero en al menos un 40% para 2030, en comparación con 1990. El seguimiento del progreso en el sector energético es, por tanto, de suma importancia. Por cuarto año consecutivo, segundo año consecutivo con Agora Energiewende, Sanbag ha presentado el estado de la transición energética en el sector eléctrico europeo, para actualizar lo que sucedió en 2017, con el informe The EU Power Sector Review 2017, lanzado a finales de enero en Bruselas. Los temas clave incluyen el crecimiento de las energías renovables, la generación de energía convencional, el consumo de energía y las emisiones de CO2.

El informe celebra cómo eólica, solar y biomasa superaron al carbón, en el suministro de electricidad en Europa en 2017, pero también resaltan algunos de los fallos de la actual transición eléctrica y ofrecen una imagen mixta: las energías renovables en la UE dependen cada vez más de la historia de éxito de la eólica en Alemania, Reino Unido y Dinamarca, que ha sido inspiradora. Pero otros países necesitan hacer más. El despliegue solar es sorprendentemente bajo y debe responder a las caídas masivas de costes. Y con el aumento del consumo de electricidad por tercer año, los países deben volver a evaluar sus esfuerzos en materia de eficiencia energética.

Pero para hacer la mayor diferencia con respecto a las emisiones, los países deben retirar sus plantas de carbón. El estudio pronostica que las 258 plantas de carbón operativas en Europa emitieron en 2017 el 38% de todas las emisiones del sistema ETS de la UE, o el 15% del total de gases de efecto invernadero de la UE. En 2017, Holanda, Italia y Portugal agregaron sus nombres a la lista de países que eliminarán el carbón, lo cual es excelente. Necesitamos una eliminación de carbón rápida y completa en Europa: la idea de recargar losa vehículos eléctricos en la década de 2030 con carbón simplemente no cuenta. Un objetivo de energías renovables del 35% haría posible una eliminación gradual del carbón en 2030.

Los hallazgos clave incluyen:

• La nueva generación de energías renovables aumentó drásticamente en 2017, con eólica, solar y biomasa superando al carbón por primera vez. Dado que el potencial hidroeléctrico de Europa se aprovecha en gran medida, el aumento de las energías renovables proviene de la generación eólica, solar y de biomasa. Aumentaron un 12% en 2017 a 679 TWh, por primera vez colocando a eólica, solar y biomasa por encima de la generación con carbón. Este es un progreso increíble, considerando que hace solo cinco años, la generación con carbón era más del doble que la de eólica, solar y biomasa.

• Pero el crecimiento de las energías renovables se ha vuelto aún más desigual. Solo Alemania y Reino Unido contribuyeron al 56% del crecimiento de las energías renovables en los últimos tres años. También hay un sesgo a favor de la eólica: en 2017 tuvo lugar un aumento masivo del 19% en la generación eólica debido a las buenas condiciones de viento y la gran inversión en parques eólicos. Esta es una buena noticia ya que el boom de la biomasa ha terminado, pero la mala noticia es que la energía solar fue responsable de solo el 14% del crecimiento de las energías renovables de 2014 a 2017.

• El consumo de electricidad aumentó en un 0,7% en 2017, marcando el tercer año consecutivo de crecimiento. Con la economía de Europa nuevamente en una senda de crecimiento, la demanda de energía también está aumentando. Esto sugiere que los esfuerzos de eficiencia energética de Europa no son suficientes y, por tanto, la política de eficiencia energética de la UE necesita un mayor fortalecimiento.

• Las emisiones de CO2 del sector eléctrico no se modificaron en 2017, y aumentaron en toda la economía. La baja generación de energía hidroeléctrica y nuclear, junto con el aumento de la demanda, llevaron a una mayor generación de mediante combustibles fósiles. Por tanto, a pesar del gran aumento en la generación eólica, se estima que las emisiones de CO2 del sector energético se mantuvieron sin cambios en 1.019 millones de toneladas. Sin embargo, las emisiones estacionarias globales en los sectores de comercio de emisiones de la UE aumentaron ligeramente de 1.750 a 1.755 millones de toneladas debido a la mayor producción industrial, especialmente por el aumento de la producción de acero. Junto con los aumentos adicionales en la demanda de gas y petróleo no ETS, se estima que las emisiones globales de gases de efecto invernadero en la UE aumentaron alrededor del 1% en 2017.

• Europa occidental está eliminando gradualmente el carbón, pero Europa Oriental se está apegando a él. Otros tres Estados miembros anunciaron la eliminación del carbón en 2017: Holanda, Italia y Portugal, se unen a Francia y Reino Unido para comprometerse a eliminar el carbón, mientras que los países de Europa del Este se quedan con el carbón. El debate en Alemania, el mayor consumidor de carbón y lignito de Europa, está en curso y solo se decidirá en 2019.

Grupo Renault y EEM, Empresa de Electricidade da Madeira, productor, transportista y distribuidor de energía en las islas portuguesas de Madeira y Porto Santo, han anunciado el lanzamiento de un ecosistema eléctrico inteligente en la isla de Porto Santo. Basada en los vehículos eléctricos, las baterías de segunda vida, la recarga inteligente y la recarga reversible, esta primera isla inteligente del mundo pretende reforzar la independencia energética de la isla y favorecer su producción de energía renovable. El Grupo Renault, EEM y sus socios, entre los que se encuentran Bouygues Energies et Services, The Mobility House y ABB y trabajan desde principios de este año en este proyecto que se desarrollará durante 18 meses.

El ecosistema forma parte de un novedoso programa en Porto Santo denominado Smart Fossil Free Island puesto en marcha por el gobierno de Madeira. El objetivo es favorecer la transición energética de la isla. EEM, encargada de los proyectos relacionados con la energía y la movilidad eléctrica de Smart Fossil Free Island, ha elegido a Grupo Renault como socio para las soluciones de movilidad eléctrica.

El proyecto consta de tres apartados. En primer lugar, 20 residentes voluntarios de Porto Santo conducirán 14 ZOE y 6 Kangoo Z.E para un uso diario. Estos vehículos podrán cargarse de forma inteligente gracias a los 40 estaciones de recarga privadas o públicas instaladas por EEM y Renault en la isla.

De aquí a fin de año, algunos vehículos llegarán aún más lejos en su interacción con la red y serán capaces de devolver electricidad durante los picos de consumo. Además de cargarse de forma inteligente, los vehículos eléctricos podrán de este modo servir como unidades de almacenamiento temporal de energía.

Por otro lado, las baterías de segunda vida procedentes de los vehículos eléctricos de Renault sirven para almacenar la energía intermitente producida por las centrales solares y las eólicas de Porto Santo. Esta energía, que se almacena nada más producirla, se inyecta en la red para las necesidades locales. Una parte de estas baterías proceden de la isla de Madeira. De este modo y por primera vez, el Grupo Renault demuestra que es capaz de reutilizar sus baterías de “segunda vida” en un ecosistema local.

Acerca del ecosistema eléctrico inteligente

La recarga inteligente modula la recarga del vehículo en función de las necesidades del usuario y de la oferta de electricidad disponible en la red. La recarga se efectúa al máximo cuando la oferta de electricidad es mayor que las necesidades, sobre todo durante los picos de producción de las energías renovables. La recarga se interrumpe cuando la demanda de electricidad es superior a la oferta dentro de la red. Así pues, la red eléctrica optimiza el suministro de energía renovable local.

Con la recarga reversible, los vehículos son capaces de inyectar electricidad en la red durante los picos de consumo. Además de cargarse de forma inteligente, los vehículos eléctricos podrán de este modo servir de unidades de almacenamiento temporal de energía.

Incluso después de su «vida en el automóvil», la batería del vehículo eléctrico conserva una importante capacidad de almacenamiento. Renault puede reutilizarla en entornos menos exigentes, como por ejemplo el almacenamiento de energía estacionaria. Con esta segunda vida de las baterías, Renault es ahora capaz de responder a todo el abanico de necesidades de almacenamiento de energía: desde la casa individual a los edificios oficinas, factorías, colegios y bloques de apartamentos, e incluso los puntos de carga de vehículos eléctricos.

La automoción está empezando a orientar los modelos hacia vehículos más ecológicos que reduzcan las emisiones de CO2 y NOX, en un momento y en una sociedad en la que aumenta la contaminación y, como consecuencia, se toman medidas como las restricciones de circulación, entre otras cosas. Así, desde el pasado mes de enero, la primera furgoneta eléctrica Nissan eNV200 y su cargador suministrado por IBIL están instalados y disponibles en Sant Boi de Llobregat, en la sucursal de Cataluña Sur de Schindler. A este municipio le han seguido otros dos puntos elegidos, en las ciudades de Girona y Madrid, para activar este vehículo y su proceso de carga desde la casa del empleado.

Las primeras pruebas con coches eléctricos se realizan en varios domicilios de los técnicos de Schindler y han contado con cargadores de IBIL, empresa especializada en servicios de recarga de vehículos eléctricos. “Este es sin duda un paso decisivo para este tipo de iniciativas medioambientales que, a buen seguro, van a ser una línea de actuación continua en nuestra compañía”, declara Sergio Pedros, Director de Compras de Schindler Iberia.

Por su parte, Álvaro García, Gerente Regional de Ventas Norte de IBIL, asegura: “El que los empleados se lleven el vehículo de empresa a casa no es impedimento para dar el salto a la movilidad eléctrica, puesto que IBIL realiza la instalación de la solución de recarga allá donde pase la noche el vehículo, sea garaje comunitario, unifamiliar o aparcamiento de rotación. Siempre, además, con un suministro de energía con certificado de origen 100% renovable”.

Con una flota de 1.500 vehículos disponibles, Schindler también ha instalado en sus oficinas de Alcobendas cargadores eléctricos con los que afirma su compromiso por la sostenibilidad y la protección de nuestro entorno. “El acondicionamiento a los estándares medioambientales debe estar contemplado como objetivo en cualquier empresa y formar parte de su plan estratégico para destacar en el sector y proporcionar una mejor calidad de vida a los ciudadanos”, afirma Pedros. En ese sentido, Schindler asume la responsabilidad de crear las ciudades del mañana con equipos eficientes y responsables con el medio ambiente.

Como continúa Sergio Prados, de Schindler, los adelantos y el compromiso por conquistar nuevas metas en materia de sostenibilidad y eficiencia energética siguen siendo retos importantes: “En la época en la que nos encontramos, es fundamental hacer un uso racional de la energía eléctrica y ayudar a comprender, a nuestros usuarios y clientes, que el ahorro conlleva beneficios para las ciudades del futuro y para la calidad de vida del presente. La seguridad ofrecida por nuestros equipos de transporte vertical va en paralelo al compromiso que demostramos con nuestros avances en tecnología, unidos a la colaboración en eficiencia energética”.

IFEMA convoca ePower&Building, evento que reúne todas las soluciones para el ciclo de vida de la edificación con ferias profesionales especializadas y verticales en sus respectivos canales de distribución: CONSTRUTEC, BIMEXPO, ARCHISTONE, VETECO y MATELEC, y que celebrará del 13 al 16 de noviembre próximos, en la Feria de Madrid. Una convocatoria internacional que reunirá más 1.600 empresas –un 25% más que en la pasada edición- y a más de 80.000 profesionales, procedentes de 100 países, en ocho de los pabellones con que cuenta el recinto ferial de IFEMA.

Las previsiones para la próxima edición superarán ampliamente las cifras de participación de la pasada convocatoria celebrada en octubre de 2016, en que los salones englobados en ePower&Building acogieron a casi 1.300 firmas y a 72.275 visitantes profesionales, de más de 86 países. Un nuevo escenario económico, la innovación en productos y soluciones, un nuevo dinamismo comercial y la necesidad de actualizar contactos comerciales en este nuevo punto de salida para el sector de la edificación, necesitan de una gran plataforma comercial y punto de encuentro que sirva de palanca sectorial. De esta forma, ePower&Building se convierte en el mayor evento del sur de Europa de soluciones para todo el ciclo de vida del edificio, desde la fase de proyecto, pasando por la ejecución y construcción, así como la usabilidad y el mantenimiento, la reforma y rehabilitación, y la demolición, cerrando el círculo de economía circular.

Con el lema “Transforming the way we build a green world”, Sostenibilidad, Innovación y Tecnología, serán los ejes vertebradores de una gran plataforma de conexión comercial para el mercado doméstico e internacional desde la prescripción arquitectónica a la instalación, pasando por constructoras, promotoras, distribución y comercialización, facilities y proyect managers, ingenierías,.. poniendo el foco en potenciar y difundir el mensaje e importancia de la cadena de valor global, transversal y multidisciplinar de la industria de la edificación.

Con el fin de ampliar la cobertura del sector de la edificación, la convocatoria incorpora nuevos sectores. Las novedades, en esta ocasión, son: VETECO GLASS, dirigido a toda la industria del vidrio: desde los fabricantes a las empresas transformadoras, y que acogerá un congreso monográfico sobre el sector del vidrio aplicado a la construcción y edificación. CONSTRUTEC ZERO, donde se potenciará la eficiencia energética, la construcción sostenible, materiales ecológicos, sellos y certificaciones. CONSTRUTIC, enfocado a las tecnologías digitales, IT, automatización y control, lot, servicios, 3D y realidad virtual. Y por último la evolución de la Feria PIEDRA en ARCHISTONE, así como el sector de Iluminación y Alumbrado que tendrá su referente en MATELEC LIGHTING, donde se podrá ver una mayor y más novedosa oferta en LED, iluminación técnica, alumbrado exterior, componentes, electrotecnia, eficiencia, diseño, nuevas soluciones para arquitectura, etc.

Asimismo, se consolida el sector que se creó, en 2016, VETECO SOLAR, dedicado de forma exclusiva a este segmento, y que pone el foco en el canal de la prescripción y la arquitectura, empresas de construcción y reforma; así como en los profesionales, fabricantes, talleres e instaladores propios de la Feria. Además, VETECO SOLAR acogerá nuevamente el Congreso Ibérico de Protección y Control Solar.

Con el fin de ayudar a empresas y profesionales participantes a conseguir la máxima rentabilidad, IFEMA implementará en cada uno de los salones de ePower&Building todas las herramientas comerciales necesarias, como espacios para talleres, demostraciones, salas de formación técnica, programas de compradores invitados nacionales e internacionales, agendas de encuentros B2B, comunicación…

Asimismo, se está trabajando en una intensa agenda de jornadas y encuentros profesionales, incluidos congresos, específicos para cada uno de los certámenes integrantes de ePower&Building 2018. Dentro de esta agenda, volverá a ocupar un lugar destacado Arquitectura con Eñe como punto de encuentro, negocio, difusión de tendencias y conocimiento para estudios de arquitectura, ingenierías, constructoras, promotoras, socimis… un espacio de generación de nexos de unión entre empresas expositoras y prescripción buscando vías de negocio y colaboración, y donde habrán presentaciones de proyectos, concursos de arquitectura, encuentros, rutas guiadas,…

COMEVAL