Monthly Archives: octubre 2018

Las estructuras y seguidores solares de PVH (PVHardware) han demostrado ser lo suficientemente sólidos como para resistir ante un desastre natural como el Huracán Florence, que causó numerosas desgracias este mes de septiembre en los estados de Carolina (Estados Unidos). La planta fotovoltaica IS31, ubicada en Carolina del Norte, tiene una potencia de 43,2 MWp y utiliza seguidores solares a un eje Monoline de PVH. El Huracán Florence alcanzó la categoría 4 en la escala en la misma zona de la planta, con unos vientos máximos sostenidos de 215 km/h, lo que causó la trágica muerte de al menos 45 personas y daños por valor de 38.000 millones de dólares. En estas circunstancias, un incidente en la planta IS31 también podría haber sido muy peligroso y desastroso, pero fue todo lo contrario: el personal está a salvo, y la producción de energía no ha sido interrumpida.

PVH siempre se ha tomado muy en serio la seguridad y fiabilidad de sus productos, y desde hace años ha llevado a cabo rigurosos ensayos de túnel de viento en universidades de Ontario y de Madrid. Gracias a ello, las estructuras de PVH están preparadas para reducir al máximo los fenómenos de inestabilidad aeroelástica conocidos como “fluttering”, que se producen en posición de defensa para velocidades de viento muy elevadas, y para soportar fenómenos naturales de este tipo.

Además, los ingenieros de la compañía siempre estudian a fondo el terreno y la climatología de cada zona para adaptar la cimentación y los materiales a las necesidades de cada planta. Por todo ello, y pese a la preocupación que inevitablemente suscita un desastre natural de estas características, el personal de PVH siempre tuvo plena confianza en que las estructuras de la planta IS31 resistirían, y en que su producción no se vería afectada. Además, los costes de mantenimiento tras un evento como este han sido mínimos, y los trabajadores han retomado la actividad con total seguridad.

Un tifón en Filipinas

En Filipinas, el Tifón Mangkhut (también conocido como Tifón Ompong) ha sido aún más devastador, también este mismo mes. Provocó sus mayores daños en el norte del país, pero también pudo sentirse en la planta fotovoltaica de Leyte, donde PVH proporcionó estructura fija. Todos los trabajadores de esta planta también están a salvo, y las estructuras solares no han sufrido ningún daño. No es la primera vez que la planta de Leyte se enfrenta a este tipo de adversidades, siempre de manera exitosa, pues la época de tifones tiene lugar cada año en Filipinas por estas fechas, en mayor o menor intensidad.

Las estructuras y seguidores solares de PVH son capaces de adaptarse a las localizaciones más complicadas y hacer frente a condiciones extremas, ofreciendo soluciones a largo plazo eficaces y rentables para cada situación. Desde fuertes vientos y entornos húmedos y salinos, a la arena, polvo y altas temperaturas del desierto.

PV Hardware (PVH) es un proveedor español de innovadores servicios de seguimiento solar para proyectos fotovoltaicos en todo el mundo, incluyendo seguidores, estructuras fijas y sistema SCADA. La compañía fabrica sus componentes en Cheste (Valencia), y produce una capacidad anual de 3,5 GW en grandes proyectos de los cinco continentes.

El Centro de Innovación Norvento Energxía (CIne), actual sede de Norvento, ha obtenido el Premio de Arquitectura y Rehabilitación de la Comunidad Autónoma de Galicia que otorga la Xunta en la categoría de Premio Especial a la Sostenibilidad.

El objetivo de estos premios de Arquitectura que organiza la Xunta es el impulso a la excelencia de nuestra arquitectura y la rehabilitación reconociendo la calidad de las edificaciones. El Premio Especial de Sostenibilidad busca destacar la implementación de una arquitectura responsable y comprometida con el medio ambiente, los recursos y la generaciones futuras en consonancia con los programas europeos y el Horizonte Europa 2020.

El presidente y fundador de Norvento Pablo Fernández Castro se ha mostrado “orgulloso de este reconocimiento. Nuestra intención con este proyecto era aunar sostenibilidad y tecnología de vanguardia, este galardón reconoce el esfuerzo de varios años por alcanzar esa meta”.

Un edificio desconectado

El edificio CIne, ubicado en el parque empresarial As Gándaras de Lugo, ha sido concebido desde su fase más inicial de diseño para ser un edificio de energía cero, orientado a promover un nuevo modelo energético más eficiente y respetuoso con el medio ambiente. El diseño arquitectónico del CIne ha sido obra del reconocido arquitecto navarro Patxi Mangado, y es el fruto de décadas de I+D+i por parte de Norvento.

Cuenta con capacidad para albergar hasta 200 trabajadores y es el centro principal de operaciones y de monitorización de parques eólicos de Norvento. Las instalaciones incluyen también un laboratorio para experimentación con tecnologías renovables. El CIne abastece la totalidad de sus necesidades energéticas – tanto de electricidad como de calor/frio – a través de diferentes fuentes renovables presentes in situ, lo que permite al edificio funcionar de manera autónoma desconectado por completo de la red eléctrica y de gas. Esto es posible en parte gracias a la integración de baterías, que permiten almacenar energía en los momentos de alta producción para así utilizarla cuando la producción cae. La microrred eléctrica que abastece al edificio combina energía eólica, fotovoltaica, y grupo de cogeneración que emplea aceite vegetal reciclado. De media, el 35% de la energía proviene del viento, el 60% del sol, y el 5% del aceite vegetal.

Este centro de innovación es un claro exponente de cómo la tecnología de Norvento puede ayudar al sector industrial a dotarse de plena capacidad de autoabastecimiento y autogestión energética mediante renovables.

Además, en su construcción se han utilizados materiales sostenibles y locales para integrarlo en el entorno y minimizar su impacto ambiental. Estos criterios han sido muy valorados por la Xunta a la hora de otorgarle el Premio Especial de Sostenibilidad.

Soltec, fabricante y suministrador líder de seguidores solares horizontales a un solo eje, presenta Dy-WIND, un método innovador para un análisis dinámico integral del viento en el diseño del seguidor solar. La razón por la cual Soltec ha decidido emprender este proyecto es que varios estudios han demostrado que los actuales estándares de diseño de carga de viento aplicados a seguidores solares son insuficientes para evitar que se vean afectados por fuertes rachas, ya que no se toman en consideración las fuerzas de segundo orden producidas por la acción del viento.

Los estudios en túneles de viento convencionales utilizan maquetas rígidas para obtener las fuerzas por acción del viento, también llamadas cargas estáticas. Sin embargo, estas cargas no incluyen valores causados por efectos dinámicos y tampoco reflejan la interacción fluido-estructura o efectos aeroelásticos.

Además, la turbulencia y la fluctuación del viento, así como la respuesta dinámica de la estructura (vibración por resonancia y giro producido por la acción del viento) no se tiene en cuenta. Estos fenómenos causan inestabilidades que pueden producir fallos mecánicos y el colapso de la estructura. Por lo tanto, los seguidores y sus componentes deben diseñarse más rígidos y más robustos de lo que estima la normativa actual.

Soltec se convierte así en el único fabricante de seguidores solares que aplica el análisis Dy-WIND al diseño de seguidores solares”, afirma el CEO de Soltec, Raúl Morales. “Esto es esencial a la hora de hacer los cálculos económicos para la rentabilidad y durabilidad de una planta solar”.

Con Dy-WIND se llevan a cabo dos tipos de pruebas de túnel de viento para obtener los parámetros aerodinámicos necesarios de maquetas a escala y resultados preciosos para la implementación de métodos de cálculo que proporcionen una respuesta realista del comportamiento de los seguidores solares bajo la acción del viento.

  • Pruebas de presión del túnel de viento: Se usan maquetas rígidas y se obtienen coeficientes de carga de viento estático para diferentes filas de seguidores. Estos coeficientes se combinan con Factores de Amplificación Dinámica (DAF) para considerar la carga resonante (vibración). Sin embargo, no se consideran las cargas inerciales y las fuerzas autoexcitantes.
  • Pruebas dinámicas de túnel de viento: Se usan maquetas seccionales que pueden moverse por acción del viento y se obtienen las derivadas aerodinámicas (inercia y amortiguación) que permiten obtener un conocimiento preciso de las fluctuaciones de turbulencia y el movimiento del seguidor. Estos datos se combinan con modelos numéricos para obtener Métodos de Análisis de Fluttering (FAM) y Buffeting (BAM).

Para desarrollar Dy-WIND, Soltec ha contado con la reconocida consultora de ingeniería Rowan Williams Davies & Irwin Inc (RWDI). Matthew T. L. Browne, director técnico en RWDI, afirma que “el enfoque híbrido experimental-numérico desarrollado a través del trabajo con Soltec ha dado como resultado una metodología innovadora que estima con precisión el comportamiento del seguidor bajo la acción del viento en instalaciones de fila múltiple y da una flexibilidad en el proceso de diseño no conseguido con pruebas de modelos aeroelásticos tradicionales”.

Además de experiencia, RWDI cuenta con túneles de viento que utilizan tecnología de estereolitografía, adquisición integrada de datos, sistemas de almacenamiento y procesamiento, redacción asistida por ordenador y una amplia base de instrumentación especializada. Algunos de los proyectos más destacables en los que la firma ha participado son las Torres Petronas en Malasia, el rascacielos Burj Khalifa en Dubái o el puente del Estrecho de Mesina en Italia.

Las operaciones globales de Soltec y una fuerza de trabajo de más de 750 personas combinan experiencia e innovación. Soltec fabrica desde Argentina, Brasil, China y España; y tiene oficinas en Australia, Dinamarca, Chile, Egipto, Estados Unidos, India, Israel, Italia, México y Perú. Con un decidido compromiso con las energías renovables y el medio ambiente, Soltec apuesta por la estandarización de producto y el éxito de sus clientes.

EDP Renováveis S.A. (EDPR) ha inaugurado una instalación pionera para el almacenamiento de energía eólica en baterías procedente del Parque Eólico de Cobadin, en Rumanía. El Stocare Project, denominación que ha recibido el proyecto de EDPR, constituye un avance tecnológico relevante para el almacenamiento de energía. El sistema permitirá que cuando haya un exceso de producción las baterías se carguen, y cuando la generación se encuentre por debajo de lo esperado utilicen la energía almacenada para proveer a los consumidores.

Este tipo de plantas de almacenamiento de energía podrán ser disruptivas en el mercado energético en los próximos años, ya que convertirán a las energías renovables como la eólica o la solar fotovoltaica en fuentes de energía constantes, y, por extensión, más eficientes y predecibles.

EDPR pone en marcha así, el primer proyecto de almacenamiento de energía de Rumanía, un mercado en el que está presente desde 2008. Actualmente la compañía cuenta en el país con una capacidad instalada total de 521 MW en su mayor parte eólica y, en menor medida, de generación solar. La producción de EDPR se distribuye en las instalaciones situadas en Dobrogea y Moldavia (generación eólica) y Oltenia (generación solar).

La innovación técnica para una mayor producción y un mejor aprovechamiento de los recursos son una constante en EDPR, que trabaja e invierte a través de este y otros proyectos pioneros en el mundo, para seguir abanderando la vanguardia del sector de la generación de energía limpia.

COMEVAL