Monthly Archives: diciembre 2018

Green Building Council España (GBCe), CARTIF, Tecnalia y el Ayuntamiento de León son los socios españoles del nuevo proyecto europeo Making-City que acaba de iniciar su andadura. Este proyecto, financiado con fondos Horizon 2020, está orientado hacia el desarrollo de nuevas estrategias que ayuden a la transformación del sistema energético urbano hacia ciudades bajas en carbono.

Making-City se desarrollará a lo largo de los próximos 60 meses y contará con un presupuesto de 20 M€. El proyecto reúne a 34 socios de 9 países y está coordinado por el Centro Tecnológico CARTIF. El proyecto involucra 2 “ciudades faro”, Groningen (Holanda) y Oulu (Finlandia), para la demostración de sus objetivos. Ambas ciudades han sido elegidas debido a su trabajo actual y su compromiso con la transición energética, y el trabajo con ellas ayudará las seis “ciudades seguidoras”: León en España, Bassano del Grappa (Italia), Kadiköy (Turquía), Poprad (Eslovaquia), Vidin (Bulgaria) y Lublin (Polonia), para replicar las soluciones propuestas.

El consorcio se completa con la representación de actores clave dentro de la cadena de valor de las ciudades inteligentes: entidades académicas y de investigación, grandes compañías, PYMEs, organismos públicos y asociaciones que, como GBCe son expertas en edificación sostenible.

El nombre completo de esta convocatoria H2020 se denomina “Construyendo un futuro bajo en carbono y de clima resiliente: energía limpia, eficiente y segura”. Making-City va a ser un proyecto demostrativo a gran escala orientado hacia el desarrollo de nuevas estrategias integradas para acometer la transformación del sistema energético urbano, hacia ciudades bajas en carbono. Para ello contará con el enfoque de los Distritos de Balance Energético Positivo (PED) como pieza clave en el camino de la transición energética urbana.

Este enfoque será la base de un plan altamente eficiente y sostenible y se utilizará para implementar un camino de eficiencia energética para la transformación de la ciudad. En un contexto de la COP 24 y el Acuerdo de París de 2015, Making-City brindará una visión a largo plazo (la “Visión de la ciudad 2050”) que considera un cambio en los sistemas energéticos y la estructura organizativa de las ciudades.

El proyecto desarrollará procedimientos avanzados y metodologías basadas en los barrios de energía positiva: Un Distrito de Energía Positiva es un distrito con una importación de energía neta anual nula y emisiones de CO2 netas nulas, trabajando para lograr un excedente local anual de producción de energía renovable.

Making-City dibuja un futuro positivo para las ciudades. Sea cual sea su tamaño, las ciudades serán actores esenciales en la lucha contra el cambio climático. En 2016, el informe “Fecha límite 2020” indicó que las ciudades por si solas, pueden reducir el 5% de las emisiones mundiales, contribuyendo al cumplimiento del Acuerdo de París COP 21. Junto con otras administraciones y empresas con, y en concierto con otros niveles del gobierno y el sector privado, pueden potencialmente contribuir a la reducción 46% de las emisiones.

Las actividades y los resultados realizados en el proyecto Making-City beneficiarán a muchas ciudades, teniendo en cuenta que casi 9.000 ya se han comprometido públicamente a participar en el Pacto Mundial de Alcaldes por el Clima y la Energía. Esta coalición internacional de ciudades y gobiernos locales comparten la misma visión de acción a largo plazo para “combatir el cambio climático y avanzar hacia una sociedad con bajas emisiones y resilientes”.

Para una empresa mediana, con un consumo de 5 GW anuales, el incremento extra provocado por el CO2 en el mercado mayorista de electricidad supone un sobrecoste de 25.000 euros brutos en 2018. Sin el coste añadido de las emisiones contaminantes, la luz hubiera sido un 9% más barata. Por eso, los expertos de Grupo ASE recomiendan a los consumidores industriales diversificar y flexibilizar la compra de energía a través de nuevos modelos que se adapten a las circunstancias asociadas a la transición energética.

El precio de la luz se ha elevado considerablemente en el último año. En concreto, en noviembre el precio cerró a 61,97 €/MWh, un 21,4% más caro que la media de los últimos cinco años de su serie (51,03 €/MWh). La principal causa ha sido el encarecimiento de los derechos de emisión de CO2. Este factor, que ha irrumpido con fuerza en 2018, es, de acuerdo a los analistas de Grupo ASE, responsable de un incremento extra del precio de la luz del 9%. Es decir, sin el impacto del CO2, el precio de la luz, en lugar de rondar los 57 €/MW, como actualmente, estaría en 52 €/MWh, es decir 5 €/MWh más barata.

España cuenta con un mix eléctrico diversificado, pero no todas las tecnologías tienen el mismo peso específico. Más del 90% de la electricidad generada a lo largo de 2018 (hasta noviembre) se ha basado en solo seis: nuclear, eólica, hidráulica, carbón, cogeneración y ciclos combinados (gas). El resto, menos de un 10%, corresponde a solar fotovoltaica, solar térmica, otras renovables y residuos.

A pesar del todavía escaso desarrollo de las tecnologías renovables en España, la suma de la hidráulica, la eólica, la solar y otras renovables alcanza una media mensual del 40,65% del mix eléctrico español en el acumulado hasta noviembre de este año. Si añadimos la aportación nuclear, la electricidad generada con fuentes que no emiten CO2 es del 62,13%. Sin embargo, aunque la mayor parte de la producción de electricidad no genera CO2, su efecto alcanza también al resto de tecnologías.

El CO2 impacta también en el precio de las renovables

El encarecimiento de los derechos de emisión de CO2 ha elevado los costes de producción de electricidad vía carbón y gas. En concreto, por cada 1€/TCo2 de incremento del precio del CO2, los ciclos combinados (gas) aumentan sus ofertas en el mercado diario en 0,45 €/MWh. Y esto tiene un efecto directo sobre el precio de la luz porque el precio del POOL está indexado a las ofertas de casación del gas (ver gráfico).

Esto ocurre porque, según explican los analistas de Grupo ASE, el coste de oportunidad con el que calculan el resto de las tecnologías del mix sus ofertas es la más cara (el gas), de manera que el aumento del precio de los ciclos combinados repercute directamente en el precio del POOL.

El sistema de fijación de precios de electricidad que utilizamos en España, como en casi toda Europa, es marginalista. Es decir, las ofertas de electricidad entran en el mercado por orden. Primero la más barata. A continuación, la siguiente mejor oferta. Y así, hasta que ha pasado una hora y se fija un precio, el de la última tecnología que ha entrado en el mercado durante esa hora. Es decir, otras tecnologías a las que no afecta el precio de los derechos de emisión de CO2 se han beneficiado de la coyuntura puesto que, a mayores precios, han obtenido mejores márgenes. En la actualidad, sólo cuando la energía eólica logra un volumen importante, como ocurrió en noviembre, es capaz de neutralizar este efecto.

¿Cuánto le ha costado a una mediana empresa española el impacto del CO2?

El sobrecoste extra de la electricidad debido al efecto del encarecimiento del CO2 se traslada a la factura. Una empresa mediana, como podría ser una fábrica de cartón, que consumiera 5 GW de electricidad al año, habrá abonado en 2018 25.000 euros más, solo por el encarecimiento del pool directamente asociado al coste del CO2, que se sitúa en el 9% o, dicho en términos monetarios, en 5 €/MWh. Si tenemos en cuenta los impuestos, la cifra rondaría los 30.000 euros.

Una transición energética larga e incierta

Los mercados mayoristas en los que se compra y vende la electricidad en España: el diario o pool (OMIE) y los de futuros (OMIC y OTC), se han encarecido a lo largo de 2018. Y el impacto del CO2 continuará afectándoles durante los próximos años porque, según explican los analistas de Grupo ASE, el desarrollo de los parques renovables hasta alcanzar un nivel adecuado para compensarlo llevará años.

En este contexto, desde Grupo ASE se recomienda a las empresas fórmulas flexibles y basadas en la diversificación. No limitarse a los mercados eléctricos tradicionales para poder mantener su competitividad (control de costes de producción) y permitirles planificar a largo plazo.

Tamesol, empresa catalana fabricante de paneles solares fotovoltaicos desde 2005, se prepara para enfocar el 2019 centrando su actividad en el mercado nacional. El real decreto aprobado por el congreso 15/2018 con fecha 6 de octubre, la imparable bajada de precio de la tecnología fotovoltaica y las fuertes subidas de precio de la electricidad han cambiado radicalmente el escenario del mercado español
El cambio de modelo energético es una realidad, el coche eléctrico, el cierre de centrales obsoletas de carbón y la desnuclearización empujan con fuerza. Tras muchos años dormido el sector despierta y lo hace con fuerza.

Con motivo de este nuevo escenario , Tamesol trabaja el 2019 focalizando su actividad en 2 líneas: el autoconsumo industrial y la promoción de plantas solares. Después de varios años, parece que finalmente España reúne los requisitos necesarios para reactivar el mercado fotovoltaico y la inversión, en un sector maltratado durante los últimos 10 años.

El autoconsumo abre las puertas a las empresas y particulares a reducir considerablemente su factura de la luz. Las rentabilidades oscilan entre el 15-20%; estas cifras hacen que el apetito por este tipo de instalaciones se haya disparado en los últimos meses en España.

La promoción de plantas solares es la segunda línea de actuación, con rentabilidades que rondan el 10-15% (varían en función de la ubicación y precio de venta de la energía), consiste en la producción y venta de energía a la red, generada mediante plantas solares (sin ningún tipo de subsidio). Este es el escenario preferido por los inversores, ya que no depende de ningún tipo de subsidio para su rentabilidad, únicamente lo competitiva que sea la tecnología.

Estas dos, juntamente con la actividad propia de Tamesol que ha venido desempeñando durante los últimos 13 años, (producción de paneles y sistemas fotovoltaicos), serán sus líneas maestras para este 2019. Para ello, cuenta con el apoyo del Grupo ISG del que forma parte juntamente con Catwatt (empresa instaladora de parques) e ISG, (empresa matriz del Grupo y promotora de plantas solares).

Acciona Energía ha iniciado un proyecto para implantar, con carácter general, la trazabilidad del origen renovable de su generación eléctrica con tecnología blockchain, de manera que aquellos de sus clientes que lo requieran puedan comprobar en tiempo real que el 100% de la electricidad suministrada es limpia, en cualquier parte del mundo.

Para el desarrollo en sus primeras fases del proyecto, denominado GREENCHAIN, Acciona Energía ha alcanzado un acuerdo con la compañía FlexiDAO, especializada en ofrecer a empresas eléctricas herramientas de software para servicios energéticos digitales. FlexiDAO fue una de las start-ups seleccionadas por Acciona dentro de la segunda edición de su programa de innovación abierta I’MNOVATION el pasado mes de junio, en la que se llegaron a analizar 231 compañías de 16 países.

Desde entonces, la compañía ha colaborado con Acciona Energía en la creación de un demostrador comercial que ha permitido asegurar la trazabilidad de la generación renovable de cinco instalaciones eólicas e hidráulicas situadas en España hasta su suministro a cuatro clientes corporativos en Portugal. Acciona Energía se ha convertido así en la primera entidad en trazar energía renovable con blockchain en España y Portugal. Para este demostrador se ha utilizado Energy Web Blockchain, una plataforma blockchain especializada para el sector eléctrico.

El siguiente paso es continuar la implantación en nuevas áreas, comenzando por aquellos mercados más adecuados para este tipo de servicios, al no contar con sistemas consolidados de acreditación del origen renovable de la energía, como es el caso de varios países latinoamericanos donde Acciona Energía tiene fuerte implantación, como México y Chile.

“Trazar el origen renovable de la energía es una demanda cada vez más extendida, asociada al crecimiento del mercado de contratación corporativa de energía verde, y la tecnología blockchain puede facilitar mucho ese servicio al cliente en cualquier parte del mundo. Estamos muy satisfechos de haber dado este primer paso en un camino que con seguridad marcará tendencia en los próximos años”, ha declarado Belén Linares, directora de Innovación de ACCIONA Energía.

Por su parte, Simone Accornero, co-fundador y CEO de FlexiDAO ha manifestado que “estamos demostrando que la trazabilidad de energía renovable es un caso de uso viable a día de hoy que genera valor real para el consumidor. De la mano de Acciona queremos ser pioneros en enseñar que este servicio basado en blockchain es viable a nivel comercial a gran escala”.

Las ventajas del sistema implantado radican en su sencilla integración con los sistemas de información tanto de Acciona como del cliente; su accesibilidad, su escalabilidad y la absoluta seguridad y privacidad de los datos que garantiza blockchain.

Acciona ha sido pionera también en aplicar trazabilidad mediante blockchain en las dos plantas renovables con almacenamiento en baterías con que cuenta en España: la de Barásoain (con energía eólica) y la de Tudela (con fotovoltaica), ambas en Navarra, bajo el proyecto STORECHAIN.

aventron ha firmado con Solarpack Corporacion Tecnologica un acuerdo para la construcción llave en mano de dos plantas de energía solar fotovoltaica en España con una capacidad de 50 MW cada una. Ambos proyectos ya han recibido aprobación para sus evaluaciones de impacto ambiental requeridas y los permisos de construcción se esperan a principios de 2019. La empresa española Synergia Energy Solutions SL. se encargará del desarrollo.

Los dos parques en Toledo y Murcia se encuentran entre los primeros proyectos solares importantes en Europa que se implementarán y operarán sin subsidios u otros apoyos directos del gobierno. Cada planta abarcará una superficie de 90 hectáreas aproximadamente y se espera que genere alrededor de 95 millones de kilovatios hora de electricidad al año. La cantidad total de energía generada corresponde, por lo tanto, a los requisitos anuales de una ciudad con alrededor de 55.000 habitantes.

aventron se encuentra actualmente en negociaciones avanzadas sobre los acuerdos de venta de energía de la electricidad generada por los proyectos y está estructurando la financiación externa necesaria. El cierre financiero y el inicio de la construcción se esperan para el segundo trimestre de 2019.

Estos dos parques solares, Bargas y Algibicos, son un hito para la estrategia de crecimiento de aventron. Por un lado, aventron supera el objetivo a corto plazo de 500 MW para la ampliación de su cartera antes de lo previsto y, por otro lado, su segmento de producción solar se verá sustancialmente fortalecido. El siguiente objetivo de aventron es alcanzar una capacidad instalada de 600 MW de energía eólica, hidráulica y solar para finales de 2020.

A la izquierda de la imagen, el consejero delegado de Endesa, José Bogas, junto a Emma Navarro, vicepresidenta del BEI.

El Banco Europeo de Inversiones (BEI) ha otorgado a Endesa el primer Préstamo Verde BEI (EIB Green Loan) que concede, una financiación destinada a facilitar inversiones en materia de eficiencia energética o que fomenten la producción de energía a partir de fuentes renovables. Aunque el BEI ha financiado numerosos proyectos de esta naturaleza en su larga trayectoria de lucha contra el cambio climático, esta es la primera vez que otorga esta calificación a un préstamo, facilitando así que promotores como Endesa desarrollen su estrategia en materia de descarbonización.

La operación formalizada supone una financiación de 335 M€ para la construcción de 15 parques eólicos, con una capacidad de 446 MW, y tres plantas solares fotovoltaicas, con una potencia de 339 MW.

El Préstamo Verde BEI financiará operaciones que cumplen íntegramente con los requisitos definidos en su programa de Bonos Climáticamente Responsables (Climate Awareness Bonds) y es, por tanto, susceptible de asignarse a su cartera de operaciones de préstamo financiadas mediante la emisión de dichos Bonos.
La financiación facilitada por el BEI contribuirá, asimismo, a cumplir los objetivos marcados por el Plan Nacional de Acción de Energías Renovables que establece que el 20% de la energía consumida en España en 2020 debe proceder de fuentes renovables.

Endesa se adjudicó 540 MW eólicos y 339 MW fotovoltaicos en las subastas de nuevas instalaciones de producción de energía eléctrica a partir de fuentes renovables realizadas en España en mayo y julio de 2017, lo que supondrá una inversión de más de 800 millones de euros hasta 2020.

Los parques eólicos y las plantas solares de Endesa se construirán en diferentes localidades situadas en 6 comunidades autónomas: Aragón, Castilla-La Mancha, Castilla-León, Extremadura, Galicia y Murcia. El proyecto contribuirá también a la generación de empleo: la construcción de los parques
eólicos y las plantas fotovoltaicas está permitiendo la contratación de 1.700 personas que trabajarán en el proyecto durante la fase de inversión y hasta la puesta en marcha.

Vestas y Network Steel Resources (NSR) firmaron el pasado viernes 21 de diciembre el contrato de compraventa por el que NSR adquiere la fábrica de Vestas en Villadangos del Páramo, León. La firma de este contrato ratifica el preacuerdo alcanzado entre ambas compañías el pasado 26 de noviembre, a través del cual el grupo siderúrgico relanzará la factoría con un nuevo proyecto industrial. Este proyecto supondrá una inversión de hasta 110 M€ y la creación de unos 350 nuevos puestos de trabajo directos y otros 900 directos.

Durante el primer trimestre de 2019 se llevará a cabo la salida efectiva de Vestas y la transmisión de los equipos remanentes a NSR, que será propietario de la fábrica a partir del próximo mes de enero. Las nuevas instalaciones, con las que el grupo siderúrgico completará y reforzará su presencia en Castilla y León y Cantabria, ocuparán un total de 35.000 m2, más de tres cuartas partes de los cuales serán de nueva construcción. El resto procederán de la reforma de las actuales instalaciones.

El empleo, prioridad del acuerdo

El contrato de compraventa contempla la creación de una bolsa de empleo que permitirá a los trabajadores acceder a en torno a 350 puestos de trabajo directos que ofrecerá la compañía siderúrgica de aquí a 2020.

Gracias al acuerdo, los trabajadores de la fábrica han podido participar en una bolsa de trabajo exclusiva (sin candidatos externos) y operativa hasta el 31 de diciembre de 2018 para la cobertura de vacantes en 2019 y 2020, percibiendo de Vestas una indemnización equivalente al despido improcedente más el equivalente a 15 días de salario por año trabajado y 1.000 € brutos si llegan a aceptar una oferta firme por parte de NSR en este periodo.

En caso de no ser seleccionados o de no aceptar la oferta de Network Steel antes de final de año, los empleados recibirán de Vestas, además de todo lo anterior, un lineal de 1.000 € por año de servicio, al igual que los trabajadores que no deseen participar.

Por otra parte, Vestas continúa desarrollando el plan de recolocación pactado con los sindicatos por el que se busca recolocar al 80% de la plantilla en un plazo de dos años y que ya ha ofertado más de 120 puestos de trabajo en España y más de 1.000 a nivel mundial. Próximamente, también se pondrá en marcha un plan de formación para facilitar a los empleados de la fábrica Vestas sus recolocaciones.

Cumplimiento del Acuerdo Marco

La firma del contrato cierra un intenso periodo de negociaciones y supone el cumplimiento del
Acuerdo Marco firmado en octubre con el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo y los
sindicatos. “Vestas ha sido flexible en las condiciones de venta. A cambio, NSR ha garantizado
priorizar a los empleados de la planta en sus procesos de contratación. Vestas eligió su propuesta por ser un proyecto que encaja muy bien con los activos existentes y que venía avalado por la Junta de Castilla y León
”, explica Diego Roca, director de la fábrica de Villadangos del Páramo.

Nuevo Hub Logístico y siderúrgico

Con el apoyo de las administraciones públicas, está previsto el desarrollo de un nuevo ramal ferroviario que conectará las nuevas instalaciones siderúrgicas con la red ferroviaria de León. Las infraestructuras ferroviarias permitirán aglutinar en León un “hub” logístico y siderúrgico con acceso a los mercados de España y Portugal y bien conectado con los puertos marítimos. En este sentido, NSR considera que la inversión en León supone una importante apuesta por la industria española y el mercado europeo del acero.

Vestas seguirá manteniendo su actividad en Castilla y León a través de una oficina de representación en la propia fábrica de Villadangos. Además, mantendrá sus actividades de operación y mantenimiento a través de sus más de 200 técnicos en la región, que supervisan más de 2 GW eólicos.

En los últimos años se ha experimentado un gran crecimiento en la oferta de vehículos de movilidad sostenible. La consecuencia positiva para los usuarios es que ahora disponen de una amplia gama de opciones para conducir ese vehículo con cero emisiones o casi nulas que están buscando. Autocasion.com ha realizado un estudio sobre los diferentes modelos de vehículos eléctricos, híbridos y de gas que existen en el mercado español y ha constatado que, desde 2015 a la actualidad, el mercado ha pasado de ofrecer 142 versiones de coches ecológicos a 361, es decir, un aumento del 297% en la oferta de posibilidades.

Es importante destacar que en 2018 se han llegado a comercializar 564 versiones, pero que la llegada del WLTP, la nueva regulación europea de emisiones, ha acabado con el 40% de ellas. Sin embargo, la industria de la automoción se recupera siempre y, en 2019, volverá a lanzar un buen número de novedades ecológicas que se unirán a esas 361 con las que cerramos el año.

Estamos ante modelos que tienen un precio más alto que los de propulsión a gasolina o diésel, lo que supone un freno para que el ciudadano medio los adquiera.

Las opciones de renting a particulares se van consolidando como una manera de conseguir que el vehículo se adapte a las necesidades específicas del usuario pero sin la preocupación por su mantenimiento o su seguro. También puede ser una de las fórmulas para acceder a un vehículo eléctrico, de gas o híbrido por una cuota fija mensual y, de esta manera, controlar el gasto más fácilmente.

Por citar algunas posibilidades, una de las principales empresas de renting en España ofrece en este momento un BMW i3 con hasta 310 km de autonomía por 19€ al día, a través de un contrato de renting a particulares por un periodo de 48 meses y un límite de 40.000 km. Se trata de una manera muy flexible de acceder a un vehículo eléctrico considerado “premium” o de lujo.

Por otro lado, si acudimos a alguna entidad bancaria, también podemos encontrar interesantes propuestas, como el híbrido-gasolina Toyota C-HR 1.8 125H Advance 90kW (122 CV), que podemos utilizar durante 60 meses y realizar 10.000 km al año por 380,52€ mensuales. Un sistema que permite olvidarte de imprevistos, porque están incluidos todos los servicios, incluso los neumáticos.

Las marcas de automoción cuentan también con sus propios planes para este nuevo mercado donde se prefiere el servicio o uso en lugar de la propiedad del coche. Tal es así que puedes disfrutar de un Smart EQ eléctrico por 12€ al día.

Y, si tu preferencia es la propulsión por gas (GLP), también puedes optar por numerosas posibilidades. Si eres una empresa o autónomo, tienes un Dacia Duster Essential 1.6 114 CV, en su versión 4×2 GLP, por 216€ al mes (más IVA).

Hasta ahora, acceder a este mercado sostenible se consideraba casi imposible para bolsillos medios por lo prohibitivo de los precios, pero, como vemos, la oferta se adapta cada vez más a las necesidades presentes, de manera que cada día está más al alcance de una mayoría de compradores poder conducir sabiendo que no empeoramos el CO2 de nuestras ciudades ni emitimos otras sustancias peligrosas para la salud.

TFM, empresa de COMSA Renovables especializada en energía solar fotovoltaica, ha puesto en funcionamiento, por valor de 1,5 M€, una planta solar fotvoltaica en la Isla de la Sal (Cabo
Verde) para Aguas de Ponta Preta, compañía proveedora de agua potable y energía eléctrica. Se trata de la primera instalación de estas características que la empresa ejecuta en el país insular africano.

La nueva planta consta de cinco sistemas fotovoltaicos, diseñados e instalados por TFM, los cuales están equipados con 3.880 módulos y poseen una capacidad conjunta de 1,3 MW. En concreto, se trata de un campo en suelo de 0,9 MW, dos sobre pérgolas y dos más en tejados de edificios de la misma parcela.

Adicionalmente, la central cuenta con diversas innovaciones tecnológicas. Por un lado, 400 paneles monocristalinos y bifaciales integrados arquitectónicamente en los techos de las áreas de estacionamiento. Asimismo, las placas del resto del parque están instaladas en serie con el objetivo de obtener un mayor rendimiento en situaciones de baja radiación. Por otro lado, se ha habilitado un software de hibridación con diésel para optimizar la eficiencia de la planta en situaciones de mayor variación solar.

La planta fotovoltaica, que constituye la tercera mayor del país, evitará la combustión de de 486 t de combustibles fósiles por año y la emisión de 1768 t de dióxido de carbono.

La localidad de Talaván, en Cáceres, contará con una de las plantas de energía solar fotovoltaica más grandes de España y también una de las primeras que se pone en marcha en nuestro país financiándose fuera del marco de las subastas de energía renovable. El BEI apoya este proyecto con un préstamo de 70 M€ facilitado bajo el marco del Plan Juncker con el objetivo de contribuir a la lucha contra el cambio climático. Cuando entre en funcionamiento, en el año 2020, esta nueva planta evitará la emisión de 263.000 toneladas CO2 a la atmósfera al año, gracias a la producción de electricidad a partir de energía solar.

El BEI otorga esta financiación de 70 M€ a Talasol Solar a través de una estructura de financiación proyecto que permitirá construir y operar esta nueva instalación. La planta solar tendrá una capacidad de 300 MW.

El proyecto está siendo desarrollado por la empresa Ellomay Capital Ltd. y supone un importante paso en la evolución del sector de las energías renovables en España puesto que se costeará a partir de las tarifas de mercado. El BEI otorga este préstamo bajo el marco del Plan de Inversiones para Europa, conocido como “Plan Juncker”. Su apoyo permite incrementar la capacidad del Grupo BEI para financiar proyectos de inversión que, en línea con los criterios del “Plan Juncker”, desarrollen actividades que por su estructura o naturaleza permiten apoyar objetivos como la lucha contra el cambio climático y el crecimiento económico sostenible.

La nueva planta de solar fotovoltaica de Talaván generará nuevas oportunidades económicas en Extremadura. El proyecto requerirá la contratación de 500 personas durante la fase de implementación y de 15 de forma permanente una vez que la planta esté operativa. El proyecto contribuye también a alcanzar los objetivos marcados por el Plan Nacional de Acción de Energías Renovables que establece que el 20% de la energía consumida en España en 2020 debe proceder de fuentes renovables.

El BEI y la acción contra al cambio climático

El Banco de la UE es la institución multilateral que más financiación facilita en todo el mundo para luchar contra el cambio climático. A esta prioridad el BEI dedica al menos el 25% de su actividad total, un porcentaje que se eleva hasta el 35% en países en vías de desarrollo.

COMEVAL